Ahorremos

Nadie se salva de la guadaña racionalizadora de Cambiemos

 

A los 85 años, con un cáncer diseminado en varios órganos y necesitado de diálisis y transfusiones constantes, el histórico dirigente político y sindical revolucionario del Noroeste, Armando Jaime, fue rebajado de categoría por el PAMI de Salta. En consecuencia, su familia fue informada de que se le retiraría la silla de ruedas, el colchón antiescara, el tubo de oxígeno y la enfermera de atención nocturna. El año pasado, la Cámara de Diputados de Salta le rindió homenaje póstumo, sin saber que no había muerto.

Obrero textil y maestro normal, fue uno de los organizadores del peronismo salteño hasta que debió mudarse a Tucumán, donde integró el  Comando 17 de Octubre de la Resistencia. Fue fundador del Frente Revolucionario Peronista de Salta (FRP, conocido como Tendencia Revolucionaria), y de la CGT Clasista. En los 70 impulsó la candidatura a gobernador de Miguel Ragone, asesinado por la Triple A dos semanas antes del golpe de 1976. Exiliado en varios países latinoamericanos y en España, Jaime organizó comités que denunciaron el terrorismo de Estado. De regreso, fue un importante testigo en los juicios por crímenes de lesa humanidad.

Se salvó de la dictadura, pero no de la guadaña racionalizadora de la Alianza Cambiemos.

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. Aída Hidalgo dice

    Este gobierno no respeta nada ni a nadie. Una vergüenza insensible

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.