2019, entre lo Real y lo Imaginario

Vivimos en un universo discursivo financiero en el que lo real simplemente no existe

 

La dominación intelectual del capital financiero sobre buena parte de la sociedad argentina es innegable. Si no, no se podría afirmar sin provocar carcajadas que “la economía se tranquilizó” porque el dólar no está ascendiendo vertiginosamente. O plantear como un objetivo promisorio que “de a poco se podrá ir bajando la tasa de interés”, desde la actual desmesura monetaria.

Federico Pinedo ha señalado que al ir bajando la inflación, bajarán las expectativas de inflación. Que las expectativas mejoren no es malo, si además mejora la realidad. Cosa que sería muy buena, si además subieran los salarios. Pero no es esa la idea. Vivimos en un universo discursivo financiero, que impone sus prioridades al resto de los actores sin incluir ninguna de sus demandas. Simplemente, lo real no existe.

 

Economía real, tema menor

No es una novedad que la visión de la economía del sector financiero ha ido desplazando a la mirada de otros sectores empresariales de la discusión pública, para no hablar de la perspectiva de los asalariados sobre las carencias del actual modelo distributivo.

En los principales medios, la única información económica ronda en torno a la cotización diaria del dólar, a la suerte de las licitaciones y vencimientos de diversos títulos públicos (LELIQs, LEBACs, LETES, BOTES, etc.), a los inextricables avatares del riesgo país, a la evolución posible de la astronómica tasa de interés oficial, o del movimiento de los depósitos en los bancos. Para ampliar el panorama, se incluyen a veces los movimientos de la tasa de interés de los Estados Unidos, los vaivenes de los indicadores bursátiles de Wall Street y eventualmente el último chisme de la “guerra comercial” entre Estados Unidos y China.

Pareciera que con eso alcanza para tener un panorama de la economía y del mundo, y para contar con los principales datos para la toma de decisiones.

Pero lo único que se obtiene es un panorama circunscripto al mundo financiero, a las principales variables que definen las rentabilidades de las distintas opciones financieras y a las piruetas a realizar para capturar los activos que prometen mayores beneficios. Además, esa forma de informar, nos hunde en una visión de hiper corto plazo, que aniquila cualquier posibilidad de razonar sobre el rumbo general en el cual está inmersa la sociedad.

Se perdió de vista nada más y nada menos que el mundo real, que es donde se produce la riqueza. El mundo de la producción de bienes y servicios es donde se define la base del bienestar o malestar de la sociedad, la prosperidad o no de los habitantes, la capacidad del país para intercambiar equilibradamente con el resto del mundo. Se ha vuelto tan irrelevante que se lo ha suprimido prácticamente de la consideración mediática.

 

 

Esa dimensión estructural, clave para la comprensión profunda de los fenómenos sociales, se ha recortado del análisis económico. Aparece como datos sueltos de un panorama “complicado”: por aquí el empleo en descenso, por allí el menguado uso de la capacidad instalada, más allá la quiebra de tres o cuatro empresas. La pobreza como un tema de lamento ético. Pero no son incorporados como datos fundamentales que deberían estar en la primera fila de las preocupaciones económicas públicas.

La secuencia instalada desde el establishment económico es que una vez que se ponga en caja el desorden ocurrido con el dólar, se empezará a alinear la inflación, mejorará la actividad, se sostendrá el empleo y se equilibrará la cuestión fiscal.

El núcleo, el origen y destino de las políticas económicas es calmar al dólar, y todo lo demás vendrá por añadidura.

Puede ser que en una situación de emergencia, como la hiperinflación de 1989, frenar el dólar fuera la llave para detener la corrida de precios y empezar a remendar la economía.

Pero en la Argentina actual, la agenda de lo único que verdaderamente importa incluye sólo la salud del sector financiero, la venia persistente del FMI y el logro de la confianza de los inversores internacionales (que son también locales), para volver a prestarle a la Argentina. A la vuelta de la esquina está el default, y sería un papelón que le ocurra justo a este gobierno, sostenido como asset estratégico por los Estados Unidos.

 

La realidad invertida

Se da por sentado que la reactivación, la inversión, el crecimiento y hasta el desarrollo serán procesos que vendrán espontáneamente, una vez encaminado lo financiero. Pero es al revés.

A la solvencia financiera se llega por haber resuelto satisfactoriamente los problemas productivos y de inserción comercial internacional, y no al revés.

Tanto Estados Unidos como China, pasando por Japón, Alemania o Corea del Sur, aprobaron primero la materia producción, tecnología y exportaciones antes de la materia “confianza de los mercados”. La confianza, aunque los mercados no lo puedan racionalizar así dada su extrema ideologización, sólo se asienta en el potencial productivo y la capacidad para generar dólares propios, y no en la ideología de los dirigentes políticos o empresariales o en sus declaraciones de amor al capital.

 

 

Cuando Arcor, una de la empresas más competitivas internacionalmente del país, acumula pérdidas en los primeros 9 meses del año por 6.200 millones de pesos, pero el banco Macro, un banco irrelevante a escala global, gana 3.800 millones en un sólo trimestre, es imposible hablar de una economía que esté funcionando en la dirección adecuada, sino una que vive en una completa distorsión en materia de negocios y rentabilidades.

Los bancos no son, desde ya, los únicos que ganan. También lo están haciendo las empresas que manejan los peajes y las empresas energéticas. Ninguna de ellas obtiene sus beneficios a través de mecanismos de mercado y competencia, sino por el arbitrario favor oficial. A eso se agregarán, Rodríguez Larreta mediante, las empresas inmobiliarias a las cuales el gobierno de la ciudad les está liberando espacios públicos en los que avanzar la construcción de unidades premium para el grupo ABC1 de la sociedad.

No hay un solo sector exportador novedoso que se esté agregando al elenco tradicional. Los negocios, en un país que requiere desesperadamente dólares propios, no pasan por ahí. Todo está jugado, como a comienzos del siglo XX, a la cosecha agrícola 2019.

Si la política económica real es paupérrima, en lo conceptual no se quedan atrás.

Se minimiza o niega directamente la capacidad del mundo real para afectar las principales variables del actual modelo. Porque en un esquema conceptual en el cual el mundo financiero se ha independizado de la realidad, cerrado sobre si mismo, parece que ninguna variable externa pudiera afectarlo. Debemos decir que esta supuesta aspiración de autonomía del mundo financiero en relación al mundo de la producción no es una exclusividad local, pero que en nuestra realidad su manifestación se presenta casi en estado puro.

Dado que el sector real de la economía no existe, se sigue actuando como si el eventual colapso de la cadena de pagos no pudiera dañar la solidez del sector financiero, en la medida que se siga profundizando el desbarajuste productivo. Como si el derrumbe de la recaudación tributaria provocado por la continua contracción económica no pudiera afectar la capacidad de pagos del estado. Como si la severa contracción del salario real y demás ingresos de los sectores populares no tuviera relevancia alguna en el ritmo de crecimiento económico, y por lo tanto en la salud de las empresas y de las cuentas públicas.

 

 

Hoy el sector financiero presta sólo el 44% de sus activos al sector privado. El resto lo canaliza hacia el sector público, que está sosteniendo —a través de un menú de bonos y letras que pagan una tasa sideral— la colosal rentabilidad que está teniendo el sistema bancario local.

Es así: hoy el Estado está garantizando las enormes ganancias del sector financiero privado.

Si esto ocurriera con empresas productivas, lo llamarían subsidio y provocaría escándalo. El neoliberalismo local vuelve a mostrar explícitamente su marcado sesgo ideológico a favor del sector financiero, lo que lo inhabilita para comandar cualquier proyecto económico-social viable.

 

La producción de excusas, viento en popa

Ya aparecen, cada vez con mayor frecuencia las excusas que tienen que ver con los dos temas favoritos de Mauricio Macri: los factores externos (“pasaron cosas”), y el kirchnerismo, que todo lo daña. Observemos que las excusas encastran perfectamente con la negación completa de la realidad material y de los daños que se verifican como resultado de la política macrista.

En cuanto al panorama externo, es muy probable que en los próximos meses la situación de las bolsas en el mundo se complique seriamente por varias razones: hay amplia coincidencia que están todos los valores muy inflados, lo que los hace sumamente vulnerables a cualquier episodio negativo de cualquier índole; los resultados de las empresas productivas no son tan altos como lo que se esperaba, dado el modesto crecimiento global; y la confrontación judicial-legislativa que se está montando en el corazón del sistema institucional norteamericano entre quienes quieren desplazar a Donald Trump de la Presidencia y su determinación de resistir como sea a su remoción. Alta incertidumbre e imprevisibilidad global en 2019, y no los felices ’90 que tanto añora el macrismo.

 

 

En cuanto al segundo factor que todo lo explica, el kirchnerismo, ya no sólo aparece desde el pasado para perjudicar los esfuerzos de la actual gestión, sino que ahora ataca desde el futuro para afectar los amplios logros gubernamentales.

En la medida en que se está entrando en una etapa política sumamente fluida en la que se evalúa la viabilidad política de la candidatura de Cristina, ya se pudieron observar numerosos títulos y comentarios asignando alzas en el riesgo país y subas del dólar a los supuestos pánicos que desataría tal candidatura.

Nada más oportuno: ahora que estaríamos revirtiendo la situación incomprensible que ocurrió en abril y mayo, y comenzando el ciclo de la prosperidad, aparece el fantasma del populismo para malograrlo todo.

No serían los espantosos números de la realidad económica y social, sino las fantasías que generan en los míticos inversores –de los cuales dependen la vida y hacienda de los argentinos— los que podrían generar un traspié.

En el esquema neoliberal, tampoco se entiende el comportamiento de la gente, especialmente en lo referido a una eventual recaída en el populismo. Esa preferencia electoral en 2019 sería interpretada como una obsesión de gente con capacidades intelectuales limitadas, y no como reflejo de la inutilidad del actual esquema para conquistar una mayoría social.

Nada del descalabro material actual tendría relación alguna con los movimientos que se están observando en la opinión pública y con los valores que prioriza la sociedad.

La mejoría en los porcentajes del malvado populismo no están asociados con la realidad creada por el macrismo, sino con una esencia berreta de la sociedad argentina, una enfermedad casi irrecuperable en el contexto democrático.

 

¿De qué confianza en qué cosa hablan?

Nuevamente reaparece la pregunta, en diversos periodistas económicos, sobre la confianza que se podría perder en caso de que las perspectivas electorales se vuelquen hacia una candidatura favorable a los sectores populares.

¿Qué podría pasar con los “inversores” si aparece en el escenario electoral la posibilidad de que gane Cristina? La pregunta podría tener algún interés si estuviéramos hablando desde un modelo económico capaz de exhibir algunos logros, aunque sea para una minoría, como por ejemplo Chile.

Pero la pregunta se formula en la Argentina 2018, país que a fines de 2015 tenía diversos problemas manejables, ninguno de los cuales ha sido resuelto, y que ha sido puesto al borde del abismo económico y social.

¿De qué confianza en qué cosa se está hablando? Los fantasmáticos inversores, ¿estarían aterrorizados de que cese un gobierno calamitoso para buena parte de la población y del propio empresariado? ¿Se podría perder, acaso, la actual prosperidad generalizada, la actual competitividad global, la eficiencia institucional que se logró en estos tres años? ¿Abandonaríamos la reconversión productiva a la australiana, que jamás comenzó? ¿Dejaríamos de ser el supermercado del mundo que no somos?

¿Cesarían de fluir los capitales globales que en realidad entran brevísimamente prestos a huir en cualquier momento? ¿Pararía la lluvia de inversiones que se transmutó en sequía permanente? ¿Se perderían las prácticas institucionales republicanas como el blanqueo impositivo a los familiares o los perdones a las deudas de los ex gestores de empresas públicas?

¿Habría fuga de capitales, como vino ocurriendo en forma espectacular en estos tres años?

¿Se quedaría la Argentina sin crédito internacional, como ya ocurrió?

 

 

Hoy el país está a tiro de un colapso productivo y de un nuevo evento de deuda impagable. Esa es la realidad, y causan gracia las especulaciones sobre el presunto miedo de los inversores asustados. Los interrogantes sembrados sobre las acechanzas de un alternativa popular parecen más la implantación colectiva de un miedo al cambio —o a “despilfarrar los esfuerzos realizados por todos en estos tres años”—, que resultado de un análisis mínimamente sensato de la situación del país.

Es urgente para el campo que se sitúa en la oposición política al experimento macrista salir de este mundo de fantasía financiera, romper completamente con ese universo conceptual hecho a la medida de la especulación y el endeudamiento y recuperar convicciones propias de los mejores momentos de la economía argentina.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

46 Comentarios
  1. LILIA dice

    Que más se puede agregar a esta realidad que se respira y aspira diariamente…Genial Analisis!! Gracias!!

  2. Leonardo Pistonesi dice

    Hacia mucho tiempo no leía un articulo tan claro y que reflejara el mundo de las ideas/prejuicios y relato simbólico que se le impone a la sociedad a través de la estructura cultural y de las formación del «sentido común». Felicitaciones y gracias

  3. Pablo dice

    Muy buena nota!
    Please, pónganle fecha a las notas. Gracias

  4. Walter dice

    Igualmente por mas q se le muestre la realidad a la gente, prefiere apoyar un sistema neoliberal y tener una vida al borde del abismo son masoquistas, tambien es parte de la envidia al prójimo q lo vio crecer en el pasado y este modelo logro frenar, algunos de ellos quieren mostrar q son superiores con lo q tienen, a veces digo q estamos en un mundo paralelo pero es el malo, demasiada violencia entre nosotros, creo q los resultados para el año q viene de este gobierno va a ser q pierda gracias a la gente q su realidad es mas fuerte q los medios, a los q decepciono y a los q saben q este modelo destruye la Argentina.

  5. Pedro Seguí dice

    ERASE UNA VEZ
    Paco Ibañez

    Erase una vez
    un lobito bueno,
    al que maltrataban
    todos los corderos. (bis)

    Y habia también
    un principe malo
    una bruja hermosa
    y un pirata honrado. (bis)

    Todas estas cosas
    habia una vez
    cuando yo soñaba
    un mundo al revés. (bis)

    ¡ No es la ECON0 mia mia mia, Ni la poli$$$$tica. [email protected] que están » del tomate » ó como pregunta el Pepe » porque hay tanta enfermedad del BALERO » ? son [email protected] [email protected] de salud mental comunitaria.

    Nuestra especie desde que la Abuela LUCY, tan mona ella, ya con INSTINTO GREGARIO desarrollado, bajó del árbol . . . desarrollamos en base a lo gregario . . . el INSTINTO COMUNITARIO x necesidad de sobrevivencia. Y andubo bien la cosa, 2.000.000 de años y cada vez más afirmados sobre la PACHA y el INTI.

    Al nacer nos separamos de nuestra madre y nos sentimos desvalidos, en bolas y sin documentos y de hay armamos Comunidades solidarias,
    dandonos unas manos entre todos. Es biológico y con buena leche las sinapsis nos » bajan del caballo » y aprendemos a ser humildes y [email protected]

    Pero hubo accidentes genéticos CROMAGNON y NEANDHERTHAL que terminaron ENTROPICAMENTE.

    Un accidente genético RECESIVO ¿ x endogamia principalmente ? lleva a DELIRIOS INDIVIDUALISTAS entrópicos.

    Dice el Paisano José Larralde de Huanguelén, al Norte de Tres Picos » dele abrigo al que precisa que su padre precisó, NO OLVIDE QUE SI NACIÓ Y UNA MUJER FUÉ SU MADRE . . . RECUERDE QUE POR SU SANGRE UD. RECIBIÓ CALOR «.

    Desde la panza de la vieja somos comunitarios, [email protected] [email protected] de salud mental LO NIEGAN desde el YO / YO russel de la MALA LECHE.

    Se está poniendo de moda lo NEUROCOACHING PRO selfies sinapticas, propio de [email protected] [email protected] [email protected] Le conocemos el pedigree . . . cognitivismo de Watson, Skinner and Milbrand, apropiación Pi RRATA, saqueo y fuga. Niegan los HUMORES de los savios griegos, sobre los cuales se dan las sinapsis. Siguiendo a Klein bien serían MALA LECHE profetas del ODIO ENVIDIOSO y BUENA LECHE . . . GRATITUD.

    Lo vivo animal ó vegetal ES ANALÓGICO, desde la copia ARN del ADN somos copiones analógicos. Solo los fierros se pueden digitalizar 000110101110 ??? y andan SPEED » UNLIMITED «, como el diseño de Doña Rose Director de CHI . . . cagó, de la PUESTA en VALOR del HIGIENOL USADO, delirio que comercializó Don Milton y COMPRARON lo » virtual delirante burbujeante » Hernan Bucchi y Pinochet y acá Maraño de Hoz y los Chi cagó boy ´s.

    [email protected] [email protected] de salud mental x ESTRUCTURA PORCA MISERIA de la mala leche ( Melanie Klein ) ALUCINAN SE » fetos NO natos » no responsables e IMPUNES totales, como Musolini, Videla ó Ma$$era. De última la responsable es su vieja.

    No lo encuentran parecido al MULO BUFARRON del Campeonato de TETO con el pato donald to marte to pluto . . . n .

    Minka » MARICHIWEU Capuano Martinez » del ANTIGUO PARTIDO de FLORES, desde Curapaligue, Pumacahua, Carabobo, Lautaro y Camacuá hasta el partido de Morón. Entre el Camino del Oeste, ex Baring Bang Rivadavia y el río de la Matanza, x la carneada de nuestros hermanos QUERANDÍES a costa de los maturrangos godos MENDOZA boy s
    _______________________________________________________________________________________________________________________________________________

    1. Hugo Viviani dice

      Esa letra NO ES DEL GENIAL GUITARRISTA Y CANTOR PACO IBAÑEZ.

  6. José Luis Corti dice

    Estoy de acuerdo en un 85 por ciento (o más) en lo expuesto. Sobre todo en el análisis económico y la situación de enfrentamiento entre poder financiero y poder productivo real. La economía debe ser para beneficio de todos. Solo discrepo respecto a la posible alternancia con dirigentes del pasado privadamente corruptos.

    1. Elena Perez de Medina dice

      Estás en el horno. «dirigentes del pasado privadamente corruptos»?!!!

  7. monchi dice

    más claro, echenle agua

  8. Ricardo dice

    Excelente texto! Clarísimo y contundente. Gracias!

  9. Marcelo dice

    Llegué al artículo por recomendación de la mismísima CFK, a sabiendas de que Aroskind siempre «garpa» en términos de profundidad de análisis. La claridad expositiva contrasta con el lenguaje hermético y para iniciados de los economistas del establishment. Me quedo con un breve fragmento: «Arcor, una de la empresas más competitivas internacionalmente del país, acumula pérdidas en los primeros 9 meses del año por 6.200 millones de pesos, pero el banco Macro, un banco irrelevante a escala global, gana 3.800 millones en un sólo trimestre». Si no me equivoco, el grupo Arcor forma parte de AEA, donde está representado el capital mas concentrado de la Argentina y uno de los más importantes soportes corporativos de las políticas de ajuste. Entonces ¿dónde estarían las «capacidades intelectuales limitadas» a la hora de elegir?

  10. Abraham dice

    Vivimos en un universo discursivo financiero en el que la Rural simplemente no existe.

  11. Carlos dice

    De una realidad compleja a una descripcion clara y contundente!

  12. Mario Alcandis dice

    Interesante… falta la segunda parte donde dice como salir de esta trampa, porque es fácil cortar la timba financiera, pero quien levanta los cadáveres?

  13. alberto geraldes dice

    Excelente !!!!!

  14. Norma dice

    No es una trampa menor la abstracción que se hace permanentemente de los motivos por los cuales estamos en esta situación. Se discute hace tres años el menú propuesto por Durán Barba, como si la pobreza y la indigencia, el industricidio y demás calamidades llovieran por una cuestión bíblica. Nadie se responsabiliza de nada. No jodamos.

  15. Carlos Tomei dice

    Me complace poder difundir este excelente artículo.

  16. Carlos Tomei dice

    Muy buen artículo, clarísimo.

  17. josé blanco dice

    El texto da un apunte claro sobre la invrosímil metafisica que el macrismo intenta dibujar…CFK actuaría a negativamente desde el pasado y desde el futuro. Ningún escritor de ciencia ficción se atrevió a concebir un monstruo tal

    1. Pedro José Rodríguez Benítez dice

      De esta manera, convierten al kirchnerismo en un fenómeno totipotente, de un poder solo propio de los dioses, capaz de actuar en el pasado, en el presente y en el futuro al mismo tiempo.

  18. Pedro José Rodríguez Benítez. dice

    Análisis minucioso y esclarecedor.

  19. Delfina Goñi dice

    Me arrimé al texto gracias a la publicación de Cristina. Excelente, clarísimo. Muchas gracias

  20. Mónica dice

    Lamentablemente este gobierno no sabe ni tiene voluntad de gobernar para quienes deben tener prioridad comenzando en la gestación y siguiendo el tránsito hasta llegar a los pobres abuelos que con 2 monedas que reciben después de los años de trabajo aportados, resultan que molestan.
    Esta gente buena para el pueblo, es útil para el entorno y sus apariencias.
    Ruego a Díos llegue el día que dejen de gobernar.

  21. Juan dice

    BRILLANTE

  22. Adriana elisabte di Florio dice

    Excelente análisis, comparto totalmente. Es que instalan un «Relato» que aunque en la vida real , hay pobreza, hambre, desocupación, ajuste, Como los medios masivos de comunicación transmiten continuamente una realidad ficticia, es como que muches están despertando, pero como generan miedo, están totalmente congelados, solos, paralizados, es que en tres años la destrucción fue tan abrupta y brutal, que no hay casi capacidad de reacción. Será como dice en un cuento el viejo Antonio al Sub Comandante Marcos: «Toma, me dice, te la regalo para que nunca te olvides que al león y al miedo se les mata sabiendo a dónde mirar…»

  23. Amilcar Luis Blanco dice

    Un texto con el que estoy completamente de acuerdo. La fantasía ideologizada de una financialidad especulativa que reina en muchos operadores económicos de este neoliberalismo de pocos y para pocos se aleja cada vez más de la realidad contundente, contante y sonante, de la producción, la inversión para producir y el consumo para mantener en movimiento la correa de transmisión de una macroeconomía funcionando en consonancia con los trabajadores, empresarios pymes y agentes que concurren a un mercado interno que ha sido dejado de lado. Lo propio puede decirse de la asimetría en el manejo de importaciones y exportaciones que impide que el Estado pueda apropiarse del excedente externo, estamos en un déficit constante que se acrecienta, y aplicarlo a la distribución equitativa de ese ingreso. También la especulación financiera con altísimas tasas de interés hace inviable cualquier proyecto productivo porque no hay rentabilidad para cualquier plan de producción que pueda superar o competir con dichas tasas. Tampoco, en una economía bimonetaria como la nuestra, se puede descuidar y tener desregulado el tipo de cambio porque los precios del mercado interno dependen constantemente de los precios de exportación para mercaderías que se expenden en ambos mercados. Si a ello le sumamos el odio al kirchnerismo desde el punto de vista político y al populismo y se propala la idea de que el regreso al poder de Cristina provoca pánico en los mercados, como si se tratase de una profecía autocumplida, estamos en el horno. Porque, descaradamente, el macrismo y sus operadores hablan de la pesada herencia del pasado populista y también el peligro de un futuro en el que vuelva a gobernar el kirchnerismo. Con estas ficciones pretenden orientar y disimular su condición delictiva en el manejo de una política económica autorreferencial. Cuando todo esto se derrumbe como fatalmente ocurrirá ellos se exiliarán y nosotros, el pueblo, el populismo pagaremos los platos rotos, lamentablemente.

  24. Cintia dice

    Es increíble cómo trabajaron el sentido común de la gente, llenando el vocabulario de nuevas frases o palabras como emprendedurismo; meritocracia, costo laboral, lluvia de inversiones, competitividad, lucha contra la corrupción…. Lo cierto es que ellos jamás perdieron de vista el mundo real, solo hacen que a nosotros se nos vaya de foco para poder terminar y profundizar aquello que vinieron a hacer.
    Esta excelente Nota es para leerla cada comienzo de semana y así no perder de vista nuestra realidad. Gracias

  25. estela dice

    como siempe de excelencia.

  26. José Angel Rodríguez dice

    Excelente descripción de la realidad económica que estamos viviendo, como así de las perspectivas futuras negativas de sostenerse este plan que solo ha favorecido al capital financiero, y destrozado la economía interna. Irresponsabilidad manifiesta del actual gobierno en cuanto a los resultados de su gestión y sus medidas absolutamente contrarias al sentido común, mirado desde una óptica benévola. Si así no fuera, quedaría en clara evidencia el cumplimiento de propósitos de destruir el aparato productivo interno, generar deuda adrede para reconvertir el perfil exportador de nuestro país en proveedor de productos primarios. Y generar a la par el sometimiento a las potencias externas merced al endeudamiento feroz que nos postergará durante décadas en nuestras posibilidades de desarrollo.

  27. Juan Pablo Herrera dice

    Excelente interpretación y explicación del panorama económico-político del país.

  28. Gabriel dice

    Muy «real» y esclarecedora la nota. Otra forma de conceptualizar acerca de la posverdad.

  29. J I Mendiguren dice

    Es increíble que algo tan claro y evidente los Argentinos no queramos entenderlo

  30. Marcos martinez dice

    Así de fácil y real

  31. Maria Rivas dice

    Valoro su claridad y deseo tanto que sus palabras fueran escuchadas y repetidas por todos . Conocer la verdad tiene que ayudar a planear un futuro distinto, no será maravilloso pero tiene que ser mejor.Creo en esto

  32. rubén fernández lisso dice

    maravilla de texto. gracias.

    1. Tania dice

      Lo terrible de todo esto es que gane otra vez macri mintiendo echándole la culpa a Cristina que si gana vuelve el caos y el pueblo lo crea. De terror.

  33. Juan dice

    Muy buena explicacion.instructiva. ahora se entiende mas muchos viven en un pai de fantasia. No ven? No se dan cuenta? O no quieren saber y reconocer que se eligio mal .cuanto mas podran aguantar?

  34. Eduardo dice

    Excelente….coincido plenamente!!!

  35. Sebastián dice

    Excelente!!!! Análisis de la realidad que se trata de ocultar.

  36. Liliana dice

    La sociedad no es engañada. La sociedad busca reforzar prejuicios con argumentos que acepta, aún conociendo que son falaces. Se convierten en cómplices. Por odio.

    1. Sebas dice

      Aunque considero que parte de la sociedad fue engañada por mentiras electorales, coincido plenamente. Y seré más concreto: cuando el gobierno anterior regalaba a los pobres, ayudaba caritativamente, pero también generaba vagancia y dependencia, esto produjo un odio tan fuerte que muchos aceptaron las promesas electorales de cualquier candigato que supiera aprovechar la situación.

  37. Ernesto dice

    Quiero que en las notas sobre economía se hable de cuánto gana un pibe en el supermercado. Cuánto un albañil, cuánto sale un alquiler en una ciudad chica…

  38. nora merlin dice

    Gracias Ricardo por tu excelente análisis. El neoliberalismo no es posible sin mentiras y posverdad, de ahí que el problema de la verdad se convierte en problema político y forma parte de la batalla cultural pendiente.

  39. Atilio Bianchi dice

    Brillante. Deja reflexionando sobre la miseria intelectual de la clase media argentina. Será q nos debemos un serio replanteo de los programas de estudio de los niveles primario y secundario?

  40. Pablo dice

    Excelente Nota!! Felicitaciones por claridad para explicarlo.

  41. Pablo dice

    Muy buena notas saludos desde el portal NOTICIAS AHORA!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.