El 21 F de las Madres

Crónica del recorrido desde la Casa de las Madres

 

El miércoles 21 F temprano, un grupo de compañerxs de los organismos de derechos humnos nos encontramos en la Casa de las Madres. Queríamos estar juntxs y acompañarlas a la movilización de los y las trabajadoras en defensa de los derechos conquistados. Nos encontramos en nuestra querida casa y ya estaban allí Naty Bermejo y Pascual Guido Spinelli que tenían organizada la entrada de las Madres a la movilzación con los compañerxs de Foetra y Flores Solidario.

Luego llegó Taty en el taxi de un compañero solidario, amigo de Naty, que no sólo la trajo: la llevó a la marcha, la esperó y nuevamente la dejó en su casa. Caminamos las seis cuadras que nos separaban de la cabecera de la marcha rodeando el taxi donde iban Taty, Alicia Herbon y Fabiana Almeida. Las ya clásicas pecheras blancas y las azules rodearon a nuestro grupo y al grito de «¡compañerxs vienen las Madres!», iban despejando el camino. Al llegar y recorrer el último trayecto a pie, la gente se corría para dejarnos pasar y aplaudía gritando el no por conocido menos conmovedor Madres de la Plaza, el Pueblo las Abraza.

Llegamos hasta el costado del escenario y los organizadores de la Marcha, trajeron sillas para que estuviéramos cómodxs. No puedo describir la cantidad de hombres y mujeres, periodistas de todas partes del mundo, hasta de Hong Kong, querían saludar, sacarse fotos o entrevistar a Taty, quien representaba en ese momento a todas las Madres, las que están y no pudieron ir y las que ya no están pero ¡estuvieron!

Al comenzar el acto, se cantó el himno nacional e inmediatamente después, a instancias del Tano Catalano, saludaron y agradecieron la presencia de Madres Línea Fundadora. El nombre fue recibido con aplausos y una multitud que cantó: «…A pesar de las bombas, de los fusilamientos, los compañeros muertos, los desaparecidos, no nos han vencido». Emocionante. Al finalizar, vinieron el Tano Catalano, Baradel, Hugo Yaski, Tito Nena, trabajadores de la CTA, que uno a uno se fundieron en un cariñoso abrazo con Taty y con los que allí estábamos. Baradel les dijo a los periodistas y a todxs los que lo escuchaban, abrazando fuerte a Taty, que todo lo que sabían ellos de la lucha, la habían aprendido de ellas, las Madres.

Fue una jornada importante por la multitud de gente que se movilizó y porque todos los que allí estaban quieren, respetan y toman como ejemplo la lucha de las Madres y de los organismos de derechos humanos. Las Madres, son el ejemplo de lucha, ética, valentía, dignidad y eso lo siente la gran mayoría del pueblo argentino. De esta lucha compañerxs tenemos que estar orgullosos, porque no hay democracia posible en nuestro país, sobre la Mentira, la Impunidad y el Olvido.
Gracias querida Taty, gracias a los queridxs compañerxs Naty, Pascual, Foetra, Flores Solidario. Gracias a todos y todas los que nos juntamos para compartir esta inolvidable jornada porque como varios dijeron: ¡algo nuevo ha nacido!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.