No hay tiempo como el presente

La música que escuché mientras escribía

 

Esta semana volvemos a Bach, de quien es imposible cansarse.

En un aparador de casa hay una frase que alguien desconocido escribió antes de que Bach naciera. La veo todos los días y no deja de fascinarme. Con el inglés y la caligrafía de entonces dice: No hay tiempo como el presente. Alguien conocido y querido la revivió en ese mueble ordinario, ennoblecido por la belleza agregada que lo transformó en algo único. Esa sentencia valió en todo tiempo y lugar y sobrecoge pensar en quienes vivieron en esa sucesión de presentes únicos que es el pasado.

La semana pasada publicamos en El Cohete a la Luna un artículo científico según el cual hacia 2100 la elevada temperatura hará imposible la vida humana en el planeta. La esperanza de que sea un error permite seguir adelante sin tirarse por la ventana mañana mismo. Sólo la confianza en que algo modificará el curso de catástrofe sin que los humanos cambien nada permite seguir ocupándonos de las cosas importantísimas a las que dedicamos nuestros esfuerzos como si la especie fuera eterna. Veo corretear alrededor a mis nietxs y no puedo evitar la congoja. Si la predicción es exacta, ls niets de ells podrían ser la última generación humana.

Y aún así, seguimos atareads cada cual en sus asuntos. La especie reproduce la historia de cada individuo que una vez descubierta la idea de la muerte se pregunta cuál es el sentido de la vida y si vale la pena vivirla, y sin embargo logra olvidar ese destino inexorable y seguir adelante. Ontogenia y filogenia, como aprendimos en el secundario.

Las reacciones ante la compañía musical para la escritura y la lectura de estas notas son diversas. Miles la agradecen y alguns incluso buscan antes la música que el texto. Hay indiferentes, como ante todo, y enojads que se pelean con el resto por razones que sólo ells comprenden. Como se decía cuando yo era joven, cada loco con su tema. Esta sí, con O.

Estos fragmentos me producen placer y son parte fundamental de la alegría de estar vivo, sin ninguna otra pretensión.

Pero también son una celebración del tiempo que nos tocó vivir, aunque no estemos en el mejor momento y lugar. Tiempo terrible en tantas cosas, pero maravilloso en otras. No estoy seguro si lo escribí antes, pero me arriesgo a repetirlo porque no encuentro mejor forma de decirlo. Hace medio siglo el periodista francés Jean-Jacques Servan Schreiber terminó su libro El desafío americano describiendo una fabulosa biblioteca universal, que en el futuro podría consultarse desde el hogar mediante un cable telefónico y un teclado. Las diferencias con la World Wide Web o www. que se inventó dos décadas después son de detalle.

Uno de los detalles es la música. Para quienes conocimos la radio a galena y los discos de pasta, que podían escucharse con púa de madera, de acero o de diamante, las posibilidades actuales son un prodigio. Aprovechando semejante privilegio del que carecieron todos nuestros antepasados, seleccioné distintas versiones de una misma obra, las Variaciones Goldberg, que Bach compuso en 1741 para uno de sus discípulos.

La primera versión que se grabó es la de Rudolf Serkin, en 1928, en rollos de pianola. Su progresión vertiginosa fue tan elogiada como criticada.  Es impactante, pero ¿era necesario hacerlo así?

 

 

Cinco años después lo hizo Wanda Landowska (1933), en clavecín como en la época de Bach.

 

 

También en orden cronológico, el primero que la grabó en un piano fue el chileno Claudio Arrau, en 1942.

 

 

Después vinieron Glenn Gould, en 1954, y Rosalyn Tureck, en 1957.

 

 

La versión de Gould no es la canónica, sino una grabada en vivo en Salzburgo en 1959. Esta es una traición deliberada al talento canadiense que se retiró de las salas de concierto para dedicarse sólo al estudio de grabación, que consentía su perfeccionismo obsesivo. Me pregunto qué diría hoy, a 25 años de su muerte prematura, cuando los robots y la inteligencia artificial pueden lograr mejor que una persona esa precisión que él perseguía, pero son incapaces de la conexión emocional que entablan público e intérprete, aún con errores.

 

 

No sabía en qué fecha las grabó Barenboim, pero por su aspecto pensé que sería a fines de los ’80 o principios de los ’90. Las tocó en el Teatro Colón después de la dictadura, pero no en esta versión, que según los títulos finales se habría registrado en Munich en 1992, a los 50 años de Barenboim. Un tesoro adicional son los comentarios del pianista sobre la música en los primeros diez minutos. Lamentablemente están en inglés y sólo traducidos al francés. Allí dice que para tocar Bach hay que tratar al pianoforte (ese es su nombre original, suave y fuerte) como si fuera una orquesta. Vaya si él lo hace. En la introducción lo ejemplifica con pasajes de distintas variaciones donde el piano remeda la sonoridad de otros instrumentos, el clavecín, el oboe, la trompeta, las cuerdas.

 

 

No encontré la versión de las Variaciones grabada por otro monstruo, Sviatoslav Richter, pero aquí hay fragmentos de otras composiciones de Bach afines con ellas, como para tener un atisbo. El contraste entre las manitos de Barenboim y las manazas de Richter es llamativo, pero está claro que en el amor a la música el tamaño no importa.

 

 https://twitter.com/juan_miceli/status/760224783304953856

 

De yapa, tres curiosidades:

*  Una transcripción para trío de cuerdas, por Mischa Maisky en cello, Dmitry Sitkovetsky en violín y Gerard Causse en viola.

 

 

*  Un fragmento que pude encontrar de la italiana María Tipo (lo tengo completo, pero no a mano).

 

 

* Quince minutos interpretados por el que muchos sitúan en el podio de los mejores pianistas de jazz, John Lewis, y su esposa, la intérprete croata Mirjana Vrbanic (creo que ella en clave).

 

 

Cualquiera sea la fecha de vencimiento del planeta, que nadie diga que mientras duró no fue bueno, gracias a tipos como Bach.

 

 

20 Comentarios
  1. Cecilia Djanikian dice

    Gracias por la nota Es bellisssima . Nos mejora un poco el presente..

  2. Cecilia Djanikian dice

    Gracias por la nota . Nos mejora un poco el presente..

  3. Roberto Carlos dice

    HV, sus comentarios iniciales me recordaron la pelicula Italiana la vida es bella. En el campo de concentracion nazi uno con destino de horno se hacia el gracioso y el chistoso. Una completa imbecilidad.
    Ahora lo cito a ud:

    Estos fragmentos me producen placer y son parte fundamental de la alegría de estar vivo, sin ninguna otra pretensión.

    Pero también son una celebración del tiempo que nos tocó vivir, aunque no estemos en el mejor momento y lugar. Tiempo terrible en tantas cosas, pero maravilloso en otras.

    Esa vision de estamos mal pero claro que por otra parte ….no nos lleva lejos x no decir a ningun lado. Podria ser peor…ya ya claro q si, al final, macri no es tan malo…..

    HV, disfrute de la vida si quiere, pero no pierda de vista q hay millones pasandola como el reverendo culo y no encuentran nada q celebrar , esto de Bach es mas de lo mismo…Que linda es la vida.. parece de la rua: que lindo es dar buenas noticias…De ud se espera mas. Dejese de joder con su disfrute de rico…

  4. Raúl dice

    El intérprete, Carlos Roldán. es joven, morocho, y de Wilde, Partido de Avellaneda. Espero que eso no sea un inconveniente…

  5. Carlos dice

    Genial la nota sobre Bach y el fin del mundo. Gracias

  6. Jaime Sorin dice

    Hay una versión impresionante de las Variaciones Goldberg en viola da gamba por Silke Strauf y Claas Harders. Para algunos es muy dura, a mi me parece sublime. Gracias por esta columna que nos facilita el fin del domingo.
    Un abrazo.

  7. clara dice

    me gusta leerlo,siempre y donde encuentre sus articulos,y he leido alguno de sus libros tambien,es claro en sus conceptos y me permite acceder sin dificultad a temas que me interesan, y claro, es generoso por compartir la musica que escucha mientras escribe, y por su coherencia,gracias
    .atte.Clara

  8. Tom dice

    El más grande compositor de todos los tiempos. Un escalón por encima de los considerados grandes. Genio único e irrepetible. Muchas de sus obras son matrices con las cuales podrían generarse decenas (sino cientos) de temas modernos potencialmente exitosos. Para entenderlo hay que explorarlo pero una vez que se pasa ese umbral no hay palabras. Dispara todas las emociones y es infinito, no se termina nunca.

  9. Gustavo dice

    Estimado Horacio; celebró esta sección desde el primer día, espero tanto su columna de domingo como el pie donde se inserta la musica escuchada (y si; nobleza obliga: tal vez la leo antes). Si Me permite, le hago un aporte al listado de las variaciones , se trata del álbum que grabó Keith Jarrett para el sello alemán ECM en 1989; que es la version que estoy escuchando mientras le escribo, pero sin animo de presentarlo como un acto reivindicatorio por la omision.
    Abrazo.
    Gustavo

  10. pablo dice

    compañero HV… muchas gracias por su generoso convite musical y mas su reflexión vital… Bach y Perón un solo corazón !!!
    (el editorial del hoy es muy pulenta)

  11. Augusto Parma dice

    Con respecto al aumento de temperatura del planeta hacia el 2100, no creo que eso llegue a ser así, a menos que se deba a fenómenos extraplanetarios. La iluminación LED esta creando una revolución mundial en cuanto a baja de consumo eléctrico. Y dicha baja puede prescindir de generación eléctrica de origen térmico (es decir, los generadores que utilizan combustibles fósiles para mover turbinas de vapor o turbinas de gas). Hay mucha mayor cantidad de vehículos en circulación que en 1950, pero al día de hoy, el 99% de los vehículos llevan catalaizador. Un elemento que convierte el monóxido de carbono de los escapes en vapor de agua. Los camiones (motor diesel) han optimizado el tema de la inyección de combustible (inyección multipunto electrónica ). Si algún día se terminara de desarrollar los vehículos a hidrógeno, el problema de la contaminación vehicular estaría solucionado (la combustión de hidrógeno genera vapor de agua).
    Tengo 44 años, y personalmente he sido testigo del cambio climático, principalmente desde mediados de los ’90 a mediados de los 2000. Pero desde hace más de 10 años (2007) noto que el clima se está estabilizando. Los inviernos (y específicamente el de esta año 2018) es prácticamente igual a cuando iba a la escuela primaria. Esos inviernos crudos en donde el frío duraba 3 meses o más. El año 2007 (el año que nevó en Bs As, puedo asegurarte que fue el año en que más frío sentí en mi vida en la ciudad de San Nicolás (la nevada anterior había sido en 1973, antes de que yo naciera). El tema de la basura no debiera ser un problema tampoco. Suecia es receptor de basura de países Europeos. La basura la utilizan como combustible para generar energía. Disponiendo de adecuados filtros para evitar emanaciones, la basura más que un problema debería ser un alivio. Saludos.

    1. Augusto Parma dice

      Ah, olvidé comentar que gracias a la iluminación LED, se prescinde de las lámpras de vapor de mercurio halogenado y de sodio de alta presión (las de luz ámbar). Esas lámparas son un veneno pues contienen vapores de mercurio, metal altamente contaminante y deben ser tratadas como residuos especiales.

  12. David Thomson dice

    Qué versiones! Le agregaría la de Keith Jarret para completar el podio.
    Abrazo y el agradecimiento de siempre, por la fina sensibilidad de unir conciencia y belleza.

  13. Maria Ines dice

    Me encanta la gente que sabe de musica cuando habla de musica. Thank you.

  14. Sergio dice

    En esa extraña comunión de los que pensamos parecido se ve, además, que sentimos y vibramos y oímos parecido. Variaciones Goldberg es liturgia de algún momento de la mañana de muchos de mis días. Glenn Gould, misterio en mano, me conmueve particularmente. Abrazo y gracias!

  15. Laura dice

    Mi compañero o yo, quien primero entra a El Cohete, le dice al otrx la música de Verbisty del día, y después el tema de la nota central. Hay músicas que conocía y no escuchaba hace tiempo, versiones que desconocía, música que conocí gracias a la generosidad de Verbitsky. Conocida, desconocida o recuperada, La música que escuché me trae siempre sorpresas, curiosidades, emociones que se transformaron en cuestiones familiares. Escuchando unos tangos, alguien más grande de la familia reconoce “¡Es Vargas!” o “¡Fiorentino”!, “lo escuché en la costanera/en un carnaval/en la asociación tal…”, y los de menor edad nos enteramos de parte de la vida cultural que tuvimos. Otrx consulta con qué orquesta está tocando Baremboim, que le gusta tal filarmónica o aquel director, que lo bien que se escucha el audio, no como en la radio ni tanto como en un teatro. ¿Música clásica en la radio?, se asombra alguien más chicx, y surge la aclaración sobre el artefacto radio, solito, sólo para escuchar radio. Mientras disfrutamos la música, sin que haya forma de no sufrir tantos dolores.
    Hoy, por la mención de Richter, me entero de que el hombre también pintaba (pueden verse algunos pasteles en el site del Museo estatal Pushkin: http://www.sviatoslav-richter.ru/artist/?lang=en). Dicen que sobre la amplitud de sus intereses dijo Sviatoslav Richter: “Soy una criatura omnívora”, pero en ruso.
    ¡Tremenda selección de Variaciones de Goldberg! Muchas gracias.

  16. Pablo dice

    Gracias Horacio por este generoso derrame de Variaciones Goldberg; ahora mismo estoy escuchando la hermosa versión del trío de cuerdas; viene a mi memoria las tantas veces que las escuché en mi niñez, sentado al pié del aquel viejo armonio Mustel, en la calle Carlos Spegazzini.
    “Seamos felices mientras estamos aquí” es un libro encantador de relatos que escribió Carlos Ulanovsky en su exilio mexicano, título que resuena con el “No hay tiempo como el presente”, de tu inquietante, erudita y bella nota. abrazo.

  17. pablo dice

    Gracias Horacio por esta generosa y variada entrega de las Variaciones; ahora mismo estoy escuchando la hermosa versión del trío de cuerdas; mi recuerdo agrega también las versiones tantas veces escuchadas en aquel armonio de Carlos Spegazzini .
    “Vivamos felices mientras estamos aquí”, título de las encantadoras memorias de Carlos Ulanovsky sobre su exilio mexicano, tan cercano al “No hay tiempo como el presente” con que vos encabezás esta hermosa nota. abrazote.

  18. Roberto Carlos dice

    Muchacho, si le da alegria este espacio, entonces disfrutelo. No vale la pena enroscarse si el titulo del espacio es apropiado o no, o xq hace falta publicar lo q a ud le gusta. Con el mismo criterio podria escribir sobre lo que ceno esta semana y adjuntar las recetas de cocina. En fin, asumo que en el entre cada locs con su tema que menciona arriba, tambien se incluye ud. Un abrazo.
    K vuelve
    Un abrazo, K vuelve

  19. Koko dice

    No podia ser de otra manera.. el Perro es el mejor animal. En letra y música. Vamos que se va el Gato! Aguante el Perro!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.