¡A comer!

La mesa familiar tiene prioridad sobre la Mesa de Enlace.

Así como los médicos no son la salud, el poder judicial no es la justicia, los medios de comunicación no son la verdad, la Mesa de Enlace no es el campo. Representa a un sector como patronales del agro, pero no son el campo-palabra vasta si las hay-, con la que fueron presentados e instalados por el duopolio Clarín y La Nación durante el conflicto por la Resolución 125 de retenciones móviles en 2008, haciendo que no sean pocos los que utilicen -hasta hoy- la palabra campo como sinónimo de entidades agropecuarias. El Presidente recibió el lunes a la Mesa de Enlace y a través de su cuenta en Twitter anunció la reunión. “Para analizar los problemas del sector, las retenciones y los desafíos que enfrentamos”, dijo. “El campo es un actor central”, señaló sin acotar el término a quienes lo visitaban. “Vamos a trabajar para crecer preservando a los pequeños productores y favoreciendo el desarrollo de todos”, indicó.

Alberto Fernández junto a su jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca Luis Basterra, recibieron a Daniel Pelegrina de la Sociedad Rural Argentina; Jorge Chemes de Confederaciones Rurales Agropecuarias, Carlos Iannizzotto de Coninagro y Carlos Achetoni de Federación Agraria Argentina. Luego de la reunión el ministro Luis Basterra recibió a la prensa junto a los representantes de las entidades agropecuarias. En la reunión “se analizó la dificultad de la situación en la que está el país, la aguda crisis de déficit que hay que abordar y que en función de ello, en el marco de los esfuerzos que están haciendo los distintos sectores, se ha llevado adelante este encuentro para profundizar el análisis de las medidas que representan la Ley de Emergencia y consecuentemente generar un canal de trabajo y de diálogo conjunto”, expresó Basterra.

Carlos Achetoni, Carlos Iannizzotto, el ministro Basterra, Jorge Chemes  y Daniel Pelegrina

Las cuatro entidades le solicitaron al Gobierno que no se aplique el incremental del 3% de retenciones. El artículo 52 de la Ley aprobada expresa la prohibición “que la alícuota de los derechos de exportación supere el treinta y tres por ciento (33%) del valor imponible o del precio oficial FOB para las habas (porotos) de soja”. La Mesa de Enlace está en desacuerdo con el porcentaje del 30% para la soja, peor aún con el 33%. Sí estuvieron de acuerdo en que deben hacer menor esfuerzo los pequeños productores.

“El Presidente con absoluta responsabilidad plantea que las retenciones tienen que ir disminuyendo, que no son un instrumento deseable para el desarrollo de una economía pero que la responsabilidad que le cabe hace que tenga que ser analizado en detalle el pedido que han hecho las entidades que fue básicamente mantener el 30% en soja y el 12% en el resto de los productos”, dijo el Ministro de Agricultura Ganadería y Pesca. Ese es otro pedido de las patronales ya que la Ley establece también “el quince por ciento (15%) para aquellas mercancías que no estaban sujetas a derechos de exportación al 2 de septiembre de 2018 o que tenían una alícuota de cero por ciento (0%) a esa fecha”.

“Nosotros tenemos experiencia en segmentaciones- dijo Basterra- a veces han funcionado bien. a veces han funcionado de manera regular. Lo que nosotros creemos es que explícitamente el Presidente propuso la modificación de la Ley de Emergencia para que se incluya el tratamiento segmentado de los pequeños productores y el tratamiento específico para aquellas regiones que están lejos de los puertos”. La segmentación será evaluada y se aplicarán las debidas compensaciones, reintegros, para pequeños productores que generarán “equidad social y equidad territorial”, señaló. No está exento el sector cooperativo.

Diferencias

El Presidente de Coninagro remarcó que en la reunión solicitaron “que las retenciones tengan fecha de finalización, cuestión que el Presidente va a estudiar y nos va a hacer alguna propuesta para ver cómo se puede implementar”, dijo Carlos Iannizzotto. “Repasamos con el Presidente lo que fue la reunión que tuvimos cuando lo fuimos a ver como candidato, lo que fue luego, indudablemente revisamos el impacto que tiene la medida para la economía del campo y del interior. Un impacto que está valuado”, expresó Daniel Pelegrina de la Sociedad Rural. “Cuando se habla de morigerarlo referido a los pequeños productores y los productores cooperativos está muy bien, pero el impacto es general para toda la producción y allí de lo que hablamos es de cómo recuperar de alguna manera la rentabilidad y el futuro, porque efectivamente todos tenemos que contribuir a ese crecimiento: pequeños, medianos, grandes productores”.

El Presidente de la Sociedad Rural señaló lo que para él significaba una “pequeña diferencia de semántica”, con el Ministro. “Porque nosotros no convalidamos ningún nivel de 30% de retenciones. Por supuesto criticamos esa medida y sí se comprometió el Presidente a analizar el incremental propuesto luego en la ley. Pero nosotros no hemos solicitado ni pedido que quede en ese nivel, la solicitud como bien se dijo acá, es avanzar en un cronograma- y como el Ministro dijo-, de fin de las retenciones”.

Daniel Pelegrina destacó que “al Presidente le parece que no es un impuesto que sirva para las exportaciones, pero fue claro en la necesidad fiscal y la imposibilidad en este momento tal cual lo había dicho. Nosotros no hemos convalidado nada respecto a esto, el camino sigue siendo la propuesta de la Mesa de Enlace: éste mal impuesto debe ser eliminado”, reiteró.

-Me hablas del chico, yo te lloro en grande

Certezas

Luis Basterra habló de la importancia de dar certezas al sector. Cuando le preguntaron a qué se refería con certezas respondió.

Fijar niveles de retenciones para una campaña y que eso no se modifique.

El tratamiento que va a tener el Banco Nación con las deudas que tienen los productores agropecuarios.

Líneas de crédito y asistencia para que pueda expandirse la producción.

Instrumentos para la agregación de valor en los lugares donde la materia prima se produce.

Una política agropecuaria que comience a dar claras señales es la que se trazará. Pero como el gobierno de Alberto Fernández ha venido para que lleguen todos, es necesario que algunos de los integrantes de las patronales del agro se den cuenta que hay otros actores que forman parte de lo que comúnmente se llama “campo”. Son aquellos trabajadores de la tierra, nucleados en la agricultura familiar que aseguran nuestra soberanía alimentaria. Sector compuesto por más de 200 mil familias y que forman parte del Foro Agrario Soberano y Popular que el miércoles 18 de diciembre presentaron 21 puntos para fortalecer las economías regionales y la soberanía alimentaria en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

En ese acto donde el Foro Agrario Soberano y Popular realizó aportes concretos estuvieron presentes el ministro Basterra, como también el ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, Javier Rodríguez. Si el gobierno de Alberto Fernández en sus primeras semanas tomó medidas favoreciendo a lxs más postergados, sin duda que las políticas agrarias tanto del Gobierno Nacional como  del bonaerense estarán alineadas en la búsqueda del desarrollo de todos. Para que eso suceda no se puede pensar al campo como un único sector representado solamente por las patronales del agro, sino como lo ven en su totalidad tanto Basterra como Rodríguez. El Ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires señaló en el foro que “en los últimos 4 años cerraron más de 500 tambos y salieron de la producción más de 4.000 productores porcinos. En ese transcurso se redujo la asistencia técnica a la agricultura familiar en más de un 60%, en la Provincia de Buenos Aires”.

Javier Rodríguez señaló también que durante el gobierno de Vidal “se cerraron las puertas por completo a todos los agricultores familiares, a todos los cooperativistas, a los productores pequeños y medianos y a todos los trabajadores”. En referencia a la cantidad de trabajadores rurales registrados expresó que cayó el 3%. El Ministro de Desarrollo Agrario bonaerense le dijo a El Cohete “que en primer lugar la tarea está en sostener a los pequeños y medianos productores para que dejen de cerrar las explotaciones más chicas, ese es el objetivo inmediato por eso la idea a nivel nacional que el esquema de exportación sea segmentado”.

Medianos productores, cooperativas, se vieron afectados por las políticas de Cambiemos. Recuperar el Banco Provincia para la producción y el empleo será la tarea. “Una de las demandas es que la tasa de interés es impagable”, dice Rodríguez sobre una política bancaria a favor de la timba financiera que reinó en los cuatro años de Macri y Vidal. El Cohete accedió a través de Soledad Vogliano- trabajadora de prensa de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT)-, al audio de la disertación de Javier Rodríguez en el Foro Agrario Soberano y Popular.

“Alberto fue muy claro, acá hay una prioridad. La prioridad es la lucha contra el hambre y el rol que le cabe a la agricultura familiar es determinante para que ese objetivo pueda cumplirse y en la Argentina no haya una sola familia con hambre”, destacó Basterra. Recordó también lo que trabajó como diputado nacional para que se apruebe el proyecto de ley de agricultura familiar sin éxito durante el gobierno de Macri y anticipó que esa trayectoria obliga a que sea agenda dentro de su Ministerio.

Las prioridades están marcadas. El Gobierno se encontró con tierra arrasada. Y ante la calamitosa situación es necesario incluir a los excluidos de los cuatro penosos años de Cambiemos. El primer paso es la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública, aprobada en el Congreso. “El sesenta y siete por ciento (67%) del valor incremental de los derechos de exportación previstos en esta ley, será destinado al financiamiento de los programas a cargo de la Administración Nacional de la Seguridad Social y a las prestaciones del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados”, señala el texto mientras “el tres por ciento (3%) se destinará a la creación de un Fondo solidario de competitividad agroindustrial para estimular la actividad de pequeños productores y cooperativas a través de créditos para la producción, innovación, agregado de valor y costos logísticos”, que administrará el ministerio.  Saciar el hambre es lo primero. Más allá de cualquier encuentro con la Mesa es la otra mesa- la de todos los argentinos-, la que tiene prioridad para el Presidente y es su objetivo central asegurar el alimento para que la democracia recobre su verdadero valor y no sea indiferente al hambre de la gente.

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí