A su andar rendida una leona

Lo que encontrará Axel Kicillof cuando, el 27 de octubre, se convierta en el Gobernador electo

 

Mientras Axel Kicillof sigue recorriendo los distritos bonaerenses demostrando que es un fenómeno difícil de dimensionar, el oficialismo bonaerense no encuentra otra manera de hacer campaña que tomar una frase del candidato y tergiversarla para que disminuya su popularidad. En su afán inútil recuerdan a los africanos locos de la novela de Osvaldo Soriano A sus plantas rendido un león, que quieren hacer una revolución del desorden. Pero acá el verdadero desorden es el que deja Vidal.

 

 

Endeudar para no obrar

“Si vos nunca te rendiste, yo tampoco me voy a rendir. Como desde el primer día, hoy nos seguimos escuchando. Porque nos sigue importando cambiar lo que nos hace daño. Logramos cosas que parecían imposibles y eso nos tiene que dar fuerza para no darnos por vencidos. Porque solo se pierde lo que no se pelea. Voy a seguir peleando por vos y por nuestra Provincia. Igual que desde el primer día”, dice en su spot de campaña María Eugenia Vidal. Es cierto que el gobierno del Hada Buena logró cosas que parecían imposibles, como que el mayor porcentaje de la deuda que contrajo esté en dólares cuando todos sus ingresos son en pesos. Lejos estuvo su gobierno de “cambiar lo que nos hace daño”, cuando más bien fue generador del daño del endeudamiento. “El mayor endeudamiento se hizo en dólares. El 80% del total de la deuda está en dólares con la particularidad de que todos los ingresos de la provincia son en pesos”, expresa Javier Rodríguez, del equipo económico de Axel Kicillof.

“El endeudamiento que tomó nominalmente para la obra pública ascendió a los 3.000 millones de dólares. Pero la obra pública creció en 300 millones de dólares, apenas un 10%”, expresa Rodríguez, doctor en economía de la Universidad de Buenos Aires. Datos que derrumban la afirmación de la gobernadora de que la deuda se contrajo para hacer obra pública. “En los años 2016 y 2017 colocó deuda por 5.000 millones de dólares, cuando en realidad si uno se ajusta a lo que tenía necesidad o a los vencimientos que afrontaba en ese momento, eran de apenas 500 millones de dólares”. Director de la Licenciatura en Economía Política de la Universidad Nacional de Lanús, Rodríguez dice que “el monto total de la deuda de la Provincia pasó de 9.360 millones de dólares a 11.960 millones de dólares en junio de 2019. Aumentó en dólares un 34% desde diciembre de 2015 a la fecha. Pero sabemos que el dólar pasó de 9 pesos a 60, por lo que la deuda se incrementó muchísimo más que ese porcentaje”.

El peso de la deuda contraída y el pago de intereses están afectando el presupuesto 2019 con respecto al del año pasado. “Ascendió un 100% nominalmente. Cuando uno mira lo que ocurrió con la devaluación después de las PASO, eso le costó a la Provincia un incremento en 110.000 millones de pesos en los vencimientos en los próximos cuatros años. Equivale aproximadamente un 17% del presupuesto 2019 y cuatro veces el presupuesto para obra pública de este mismo año”, manifiesta el ex subsecretario de planificación económica del Ministerio de Economía en el período 2008-2013 y ex secretario de coordinación del Ministerio de Agricultura,  Ganadería y Pesca de la Nación del 2013 al 2015. Rodríguez también señala otro elemento que observa con preocupación: la situación del Banco Provincia. “Estamos observando retraso en pagos en los distintos organismos descentralizados. Es una deuda no tan visible que está quedando en los distintos organismos y unidades del gobierno provincial”. La preocupación se basa en el deterioro del patrimonio, “pero también por un cambio de orientación del Banco, que está dejando de prestarle al sector productivo para dedicarse directamente a la bicicleta financiera”, señala.

 

 

El Banco que no banca

Javier Rodríguez viene militando junto a Axel Kicillof desde su tiempo de estudiantes en la Universidad de Buenos Aires en la agrupación estudiantil TNT (Tontos pero no Tanto).  “La participación del BAPRO hacia el sector privado de todos sus activos —explica— pasó del 62% al 40% en la actualidad, en apenas dos años. Esto equivale a unos 110.000 millones de pesos en crédito. El Banco dejó de darle este monto al sector privado”. El aumento de colocación en LELIQs del Banco “pasó a tener del 4,7% de títulos de su total de activos que tenía en 2015 al 22,4% en junio de 2019. Es decir que hoy lo que está haciendo el Banco es canalizar los ahorros del sector privado a colocar LELIQs y no hacia el sector productivo y fomentar la producción, el comercio, la economía en general”. La producción primaria del crédito otorgado “cayó y perdió un 5,6%  de su participación. Un 4,2 en la industria y un 11,1% en el área de servicios eléctricos de gas y agua. El Banco se achica en relación al conjunto del sistema financiero”.

Por el lado del patrimonio, lo que más pesa es que por un lado, con la reforma que impuso Vidal, “el déficit de la caja de jubilados fue absorbido por el Banco Provincia por un costo aproximado de 9.000 millones de pesos durante 2019. Todas las ofertas que el Banco está lanzando de los SÚPER 50% (descuentos del 50% del Banco Provincia),  se hace en detrimento del patrimonio del Banco cuando tal vez debiera pensarse en una política pública desde el Estado”.

«Estos fenómenos —agrega— ponen en riesgo la situación económico financiera del Banco Provincia que nosotros entendemos tiene que ser una herramienta fundamental para impulsar a nivel provincial la producción, el empleo y en definitiva a mejorar las condiciones de vida de la población”.

 

 

Campo, industria y producción

“Se está viviendo lo que llamamos un industricidio, con el cierre de unas 140 pymes y muchas empresas grandes. En el sector agropecuario la producción de cereales y oleaginosas creció en volumen —aunque a una tasa menor que la etapa previa—, pero cuando hablamos de la totalidad de los productores la mayoría está en una peor situación que la de 2015”, señala Rodríguez. “Cuando hablamos del sector agropecuario tenemos que pensar en las enormes heterogeneidades que hay. La dinámica para el caso de los productores lecheros, porcinos, aviares, apícolas y hortícolas ha sido francamente negativa. Y cuando hablamos de cereales y oleaginosas, la producción está aumentando con lentitud cinco veces mayor que en la etapa previa”.

Todo esto es resultado por un lado de políticas macroeconómicas que van contra la producción y, por otro lado, “de la ausencia de políticas productivas a nivel provincial. Cuando echamos un vistazo general a la situación de las políticas públicas, lo que se observa es que en materia productiva hubo un absoluto retiro del Estado”. El economista explica además que los presupuestos destinados a las áreas productivas cayeron marcadamente. “Para el Ministerio de Producción, en términos reales hay una reducción del 30% del presupuesto. Pero además hay una falta total de programas productivos de apoyo a pequeñas y medianas empresas, que se ve en cada una de las distintas entidades del gobierno”. Uno de los elementos que señala para dar muestra de ello fue la falta del Ministro de la Producción durante 7 meses de noviembre de 2016 a mayo de 2017, donde la cartera estuvo acéfala. Se detuvo por completo el auge y el impulso a los parques industriales. “Durante la gestión de Vidal sólo se firmaron siete decretos de creación de agrupamientos, pero ninguno de estos se inicio bajo su propia gestión. Algo que venía siendo una política de Estado exitosa, como la creación de parques industriales en las distintas localidades, fue frenado por el gobierno provincial”.

Con Cecilia Nahón, Augusto Costa y otros formó la agrupación TNT en los ’90, cuando existía un fuerte ataque a la universidad pública. “Era innovadora, bastante disruptiva con respecto a lo que había y en la forma de hacer política. De hablar con cada una y uno de los estudiantes y eso con el transcurrir del tiempo fue teniendo el reconocimiento de esa agrupación en particular”, dice Rodríguez sobre aquella militancia. De esa política disruptiva que emprendieron y aprendieron como militantes, se estrechó un sólido lazo que los lleva a afrontar hoy el desafío de hacer que la provincia de Buenos Aires recobre su carácter productivo e industrial.

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.