Abril clave para el hidrógeno verde

Sorpresiva licitación de tierras fiscales en Río Negro

 

El gobierno de Río Negro busca obtener en las próximas semanas el aval de la Legislatura local al proyecto de producción de hidrógeno verde que presentó Argentina Fortescue Future Industries S.A., firma de capitales australianos. Con acuerdo general de ministros, el Ejecutivo envió el proyecto de ley que incluye la oferta pública de hasta 650.000 hectáreas de tierras fiscales para su concesión por 50 años para el desarrollo de distintas etapas y fases del proceso industrial de hidrógeno y derivados, así como su transporte y comercialización. Una comisión especial con presencia de la oposición ya aprobó el proyecto propio de Fortescue formulado en los términos del Régimen de la Iniciativa Privada. Así, se descuenta que el oficialismo logrará que se trate y apruebe esa ley después de Semana Santa, aunque antes de que la gobernadora Arabela Carreras viaje a Israel junto al ministro del Interior Wado De Pedro para visitar obras de la empresa estatal de aguas.

Por el decreto 1423, en noviembre del año pasado el gobierno provincial ya otorgó aproximadamente 400.000 hectáreas de tierras fiscales a Fortescue en concesión por un año para realizar los estudios de prefactibilidad vinculados al proyecto. Ni en ese decreto, ni en el proyecto ingresado la última semana a la Legislatura el gobierno indicó que esas tierras están comprendidas por la Ley General de Tierras Públicas 279 y, en muchos casos, alcanzadas por la Ley Integral del Indígena 2287 y el plan de manejo del Área Natural Protegida Meseta de Somuncurá, por mencionar algunas normas vigentes.

Al sur del paralelo 42°, en Chubut, el impacto ya está sobre la tierra rural privada. Entre octubre y enero, la australiana compró una decena de establecimientos rurales que suman aproximadamente 150.000 hectáreas en el departamento Viedma para el futuro parque eólico. Un importante vaciamiento del stock de ganado ovino en la zona alertó sobre los alcances de las operaciones de compra-venta de campos realizadas poco después del anuncio del proyecto hecho por el Presidente Alberto Fernández desde la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP 26 en Glasgow, Escocia. Las inversiones extranjeras en tierras rurales no estarían autorizadas a mantener la ganadería tradicional con la generación de energía eólica, lo que produce un alto impacto negativo, advirtió Ricardo Irianni, presidente de la Sociedad Rural del Valle de Chubut. La cartera de Desarrollo Productivo se comprometió a zanjar esa presunta incompatibilidad de uso del suelo rural por parte de capitales extranjeros que preocupa a los ganaderos de la zona. Se estima que las compras de inmuebles continuarán, de acuerdo a lo que plantearon en enero los directivos de la empresa que se reunieron con los ruralistas de Chubut.

 

Agustín Pichot, la cara argentina de los capitales australianos del hidrógeno.

 

 

 

El desierto

El proyecto de ley busca declarar de interés público el proyecto técnico de las obras de infraestructura necesarias para la generación de energía eléctrica de fuente renovable con destino a la producción de hidrógeno verde y sus derivados, así como reconocer la autoría e iniciativa de la firma australiana. Esa decisión institucional podría haberse hecho por decreto.

La mayor parte de la infraestructura se concentrará en la futura zona franca Punta Colorada, sobre la costa Atlántica, a unos kilómetros al oeste de Sierra Grande: las plantas desalinizadora de agua de mar, la de electrólisis y la de amoníaco, así como el puerto de aguas profundas. Pero la generación de energía eólica necesita mucha superficie en áreas de vientos intensos y constantes. Para eso la provincia cuenta con un activo invalorable, la tierra fiscal, uno de los núcleos centrales del conflicto contemporáneo por las formas de vida de los pueblos en el territorio.

Esta ley puede entenderse como la salida del gobierno de Juntos Somos Río Negro para sortear impedimentos legales a la entrega de tierra pública con fines industriales, sumando al peronismo rionegrino a la jugada institucional. Por eso incluyó la autorización de un llamado a licitación pública para concesionar el uso de tierras fiscales provinciales para la ejecución del proyecto objeto de la iniciativa privada. Una especie de per-saltum para disponer de hasta 650.000 hectáreas libres de ocupantes con derechos sobre el territorio o con ocupantes que no se opondrán a la modificación de su espacio de vida. En ese sentido, el decreto de noviembre fue una prueba piloto para disponer de unas 400.000 hectáreas por fuera de la Ley de Tierras. Además, el texto oficial no explica si el paquete a licitar incluye (o no) las tierras ya cedidas por decreto.

La licitación que se pretende hubiera requerido una reforma de la actual Ley de Tierras, que no pudo hacer el gobierno de Horacio Massaccesi en 1994 para alquilar millones de hectáreas a una forestadora italiana, ni el del actual senador Alberto Weretilneck.

A la vez, Carreras impulsa una reforma al plan de manejo del área natural protegida meseta de Somuncurá, el que tampoco permite desarrollos industriales en su espacio de 1.600.000 hectáreas. Aun cuando reformaran el plan de manejo a la medida del inversor para la eventual futura licitación, el decreto de noviembre no se ajusta al plan vigente ni respetó los derechos colectivos del pueblo mapuche-tehuelche sobre esa fracción del territorio tradicional. Al menos una universidad pública está colaborando con la reformulación del plan de manejo.

Los últimos meses, funcionarios del entorno más estrecho de Carreras realizaron minuciosas inspecciones del área rural, desafectando al menos diez unidades productivas que figuraban con ocupantes en Somuncurá. A la vez, hicieron numerosas reuniones con referentes sociales y políticos de las localidades que rodean la meseta y los parajes cercanos, generando adhesiones y pacto de silencio sobre los movimientos en el terreno. Ya se están ensanchando algunos de los caminos de acceso sobre la piedra en el borde oriental de la meseta, cuyas características medioambientales son extremadamente difíciles, sobre todo en invierno. El cerro Corona y el Puntudo, íconos de la belleza extrema y la soledad, están en la mira de los inversores. En esta formación los hidrocarburos brotan en forma espontánea en varios puntos; el acuífero subterráneo es de agua fósil.

El hermetismo sobre los alcances territoriales del proyecto jaquea a las comunidades mapuche-tehuelche, a sus organizaciones y a los pobladores dispersos, ya que el frío acentúa las dificultades de trasladarse a localidades más cercanas, así como de visitarlxs. En esta meseta se registraron operaciones de compra-venta fraudulenta de tierras rurales con fines especulativos realizadas desde el Estado para capitales privados entre 2004 y 2007, al mismo tiempo que los casos en la zona andina que relatamos en otras ediciones.

 

 

 

Terceros

El interés del capital estatal de Israel sobre la provincia volvió a aparecer, aunque en el anuncio oficial no se menciona el pasado en que ex embajadores hacían negocios con tierras de la mano de Franco Macri e hijo.

A fin de mes la gobernadora será parte de la comitiva oficial a Israel que visitará obras de agua de la estatal Mekorot Water Company Limitada, con la que la provincia firmó en 2007 un convenio marco de cooperación e intención. En aquel momento hubo recorridas técnicas en vistas a montar una planta de desalinización de agua para abastecer a Sierra Grande y el complejo de hierro, históricamente dependiente del agua tomada del arroyo Los Berros que nace en la meseta de Somuncura. Ahora surge el mismo cuello de botella para el hidrógeno verde, cuyo consumo de agua es fundamental en las plantas industriales que se emplazarán en la zona franca Punta Colorada, sin agua dulce.

Otros jugadores de la energía eólica buscarán reacomodarse ante la futura licitación. Entre ellos INVAP, que conformó Eólica Rionegrina S.A. (ERSA) con Transcomahue S.A. Esa firma hizo un acuerdo con la china Powerchina Resources Limited para la experiencia en Cerro Policía, zona de estepa ubicada al noroeste de la provincia. Ahora, legisladores de la línea sur impulsan la instalación de la planta productiva de ERSA en la localidad de Los Menucos, ubicada en el borde norte de Somuncurá, para fabricar aerogeneradores.

En agosto del año pasado, Nación y Provincia firmaron un acuerdo marco con Fortescue Future Industries Pty Ltd, la matriz radicada en Australia. A partir de ahí, la estrategia empresaria se deduce de algunos movimientos políticos que todavía son muy de las elites. Ahora, con movimiento en el terreno e involucrando directamente a parte del territorio, tal vez aparezcan otros actores con otros intereses.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí