Al gran pueblo argentino, pianos

La música que escuché mientras escribía

 

La frase del título la pronunció Enrique Villegas durante un recital y dio título a uno de sus discos. Unir el piano con una consigna patriótica es un gran hallazgo. El piano es una orquesta en sí mismo, el rey de los instrumentos. El de Villegas me parece todo un manifiesto, al que adhiero sin reservas. Si por cada consola de video juego se entregara un piano, el país sería otro.  El Mono Villegas cumplió su parte en grado sumo. Y aquí tenés una muestra de su talento.

 

 

El piano formó parte de mi vida desde que tengo memoria, porque mi vieja tocaba los tangos de la guardia vieja que no estaban bien vistos para una señorita de la década de 1920, hija de la portera del conventillo. No tengo registros de esa época, pero te podés dar una idea con este, cuando la ingeniera Jana Altschuler ya pasaba de los 90, de memoria y con un piano de cuarta, con algunas teclas mudas. En esa movilidad social consiste el peronismo, como cree Sergio Massa si lo apuran por una definición, aunque esto ocurrió antes del ’45.

 

 

 

La selección que sigue es muy ecléctica, con algunas de las cosas que me acompañaron a lo largo de mi vida.

En la lista de mis admiraciones al piano nadie ocupa un lugar tan destacado como Horacio Salgán. Por eso repito aquí una grabación que ya publiqué, sin nadie que haga ruido a su lado, Salgán solo, puro, único. Grabado en vivo en los lagos de Palermo en 1991 por el Mono Fontana y que llegó a mí por la generosidad de Daniel Godfrid, que es el pianista de la gran Lidia Borda.

 

 

Otro infaltable en esa selección es Lucio Demare. Tuve el privilegio de tratar a los tres, más distintos entre ellos imposible. El Mono fue un chico travieso hasta la vejez, de meterse abajo de las mesas y tocarle las piernas a las chicas, delante de todo el mundo. Demare era un señor argentino, correcto y tierno. Salgan también se vestía formal, pero su pelo enrulado y sus ojitos brillantes delataban otro mundo, que está en su música.

Además de intérprete exquisito, Lucio fue un gran compositor, como lo ejemplifican los temas que siguen.

 

 

En el folklore, Adolfo Ábalos es un tesoro incomparable. Después de medio siglo de cantar con sus hermanos en el conjunto que llevó el apellido familiar, grabó varios discos solo al piano. Aquí tenés una muestra.

 

 

Mi infancia tuvo como música de fondo el piano de Carlos García, que tanto tocaba folklore como tango, y todo lo hacía de maravilla.

 

 

 

Emilio de la Peña trabajó toda su vida como ingeniero y recién después de jubilarse asumió su hobby como un desafío profesional.

 

 

Remo Pignoni es uno de esos valores fundamentales que pocos conocen. Este disco del maestro rosarino fue una recomendación de la querida Liliana Herrero.

 

 

También es raro encontrar temas de piano solo grabados por Osvaldo Pugliese, que dedicó todo los esfuerzos a su impar orquesta. Pero mirá cómo sonaba, aun en una grabación casera y un piano defectuoso.

 

 

Admirado como intérprete y director y por sus posiciones políticas que lo llevaron a organizar una orquesta mixta árabe-israelí, como manifiesto en favor de la convivencia entre dos pueblos hermanos y como denuncia de la opresión del más débil de ellos, Barenboim grabó hace más de un cuarto siglo, las variaciones Goldberg, de Bach. No es la versión más reconocida, pero a mí me parece bella e inteligente.

 

 

En semejante nómina no puede faltar Marthita Argerich (así se la llamó durante muchos años, desde su irrupción como niña prodigio). Aquí interpreta cuatro nocturnos de Chopin, con los que ganó el concurso famoso de Polonia que la instaló entre las mejores del mundo.

 

 

Año más o menos, los dos tienen la misma edad que yo, se fueron al mismo tiempo del país y vuelven con regularidad en busca de los sabores, los olores y los sonidos de esa infancia perdida en las calles de Buenos Aires. Baremboim extraña el sabor del limón en el aliño de la ensalada, que parece que sólo se usa entre nosotros.

En una de esas visitas, tocaron en el Colón esta sonata de Mozart para dos pianos.

 

 

Entre los que me gustan está Adrian Iaies, que tómó del tango los temas clásicos que todos conocemos, para improvisar sobre ellos, tal como si fueran los standards del jazz. Muchos lo intentaron antes (y después) pero para mi gusto nadie lo logró con tal perfección. Aquí, en el dúo impresionante que hace con Horacio Fumero, el gran bajista que llegó con León Gieco de Cañada Rosquín, en el norte santafesino. Las cosas que hace con el bajo son de otro planeta, y su conexión con Adrián, tan intensa como lúdica.

 

 

 

Adrián me hizo conocer hace ya veinte años a Sonia Possetti, una discípula de Salgán, a quien aquí escuchamos en dúo con su compañero de la vida, Damián Bolotín, con quien si no me acuerdo mal se conocieron en la orquesta de Leopoldo Federico, que siempre promovió a músicos jóvenes. Esta Bullanguera es una milonga escrita por la propia Sonia, que además de intérprete es una compositora notable y una persona adorable. Metete en YouTube y vas a encontrar varias cosas de ella que valen la pena.

 

 

Del Mono venimos y con el Mono terminamos esta travesía musical rumbo a la luna. Otro compositor e intérprete admirable, El Cuchi Leguizamón, compuso esta balada dedicada a Villegas y nos cuenta su historia.

 

 

Me sonaba conocido ese tema, y se me superponía la voz de Liliana Herrero, que es la mayor fanática del Cuchi. La consulté y me contestó:

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

32 Comentarios
  1. Maria dice

    ¡Qué belleza su madre, querido Horacio!

  2. luis dice

    El video de tu vieja lo tenia (en un fragmento minúsculo) del documental de Encuentro… Las sincronías son tan raras como oportunas: recordaba hace poco que la mía también decía que el piano era una orquesta (y que la guitarra le parecia un rompecabezas 🙂 )
    Hace unos días recuperé una viejisima revista El Musiquero donde Lito Vitale recordaba con cariño y respeto al Mono, considerando que el era el único que «estuvo bastante cerca de haber inventado una forma de tocar jazz argentino»

  3. Norma Goicoechea dice

    Me resultó, como siempre que entro a Cohete a la Luna , sorprendente lo que publican y muy emotivo lo de la Madre de Horacio y los demas pianistas. Muchas gracias Horacio por tanto talento y por compartirlo

  4. Augusto Parma dice

    Hablando de consolas de videojuegos y planos, hay un tal Scott Bradlee que tiene en youtube un tema llamado «Levels of Tetris». Un rag . El pibe no toca este tema en un piano acústico, sino en un sampler Nord, Pero así y todo lo exprime al MÁXIMO. Desmientan si pueden…..

  5. Martin dice

    Muy buena selección sólo agregaría a la inmensa Hilda Herrera! Saludos

  6. Eduardo Blanco dice

    Horacio:unavez tuve e gusto de saludarte en un recital de Emilio de la Peña la cantante Lola estubo cantando Operas en mi casa de Chivilcoy,ella es de Bragado.has elejido una selecio de músicos y temas fscinante e inigualables.Felicitaciones.
    Eduardo

  7. stella paz dice

    Soy nueva en la lectura de su excelente diario, aunque no en la escucha de sus diferentes incursiones periodisticas y por supuesto en pagina. Quiero agradecerle la bella musica que comparte en El cohete a la luna. Por supuesto agradecerle tambien su profesionalismo y coherencia.

  8. Mario dice

    Y agrego ,estimado maestro Maier (de paso, qué lección de derecho su nota) , creo que el tango del maestro no es A Don Agustín Bardi sino Don Agustín Bardi. Corrija tranquilo a este atrevido si la he pifiado

  9. Mario dice

    Excelente nota. Cuánta gente de mérito musical, geniales pianistas y compositores. He tenido la suerte de escuchar personalmente a Pugliese, Baremboim, Argerich, y al MAS GRANDE DE TODOS cualquiera sea la categoría melódica de que se trate: el incomparable, único, irrepetible, el Negro Salgán. De la Peña, módico, acotado, tal como Demare en lo interpretativo, decía que su esposa le reprochaba que siempre estuviera hablando de Salgán y él le respondía que sí, claro, obviamente- Ah el tango !!! Y también dio nenes como Maderna, Colángelo, Berlingieri, Goñi, Basso, Carlitos García, (quien le decía a Montes, gran bandonenista rosarino cuando se juntaban a improvisar «toquemos chiquito»). De nuevo: Don Horacio andará desvelando a todos en el Paraíso con La llamo silbando, Grillito, A fuego lento, Aquellos tangos camperos, y hasta con algunas obras suyas de jazz, folklore o bossa nova. Salud maestro, Dios lo tenga en la gloria.

  10. Eduardo Mendizabal dice

    Que suerte Horacio que haces el Cohete lo espera toda mi familia, yo no sabia que esperaba mas si lo que escribias o lo que escuchabas, pero hoy no tengo dudas, escuchando y viendo a tu vieja, me emocione hasta las lagrimas, que ganas de abrazarla fuerte, es paara comersela, que suerte que tenes en tener ese documento, muchas gracias por compartirlo. y lo demás no tiene desperdicio.

  11. Miriam dice

    ¡Qué lindo suena la música de tu mamá! Gracias por compartir con nosotres ese recuerdo.

  12. Carlos Alberto Reig dice

    Verbitsky, vea si puede hacerles escuchar algo de esta música a sus colegas del programa en que participa de lunes a viernes por la mañana, o al que selecciona la música. A ver si se enteran que existe algo más que el rock en inglés, porque parece que es lo único que conocen.

  13. Edgardo dice

    Remo Pignoni fue rafaelino, NO rosarino.

    1. Horacio Verbitsky dice

      Gracias.

  14. Guillermo dice

    Cual es el problema que usted tiene con que Verbitsky nos cuente como valora la música que escucha?
    A mi no me interesan sus opiniones como no le deben importar usted las mias.
    Entonces por que no nos deja vivir un poco?
    Y que los lectores podanos evaluar sin necesidad de leer sus descalificaciones gratuitas a una aportación que nos ofrece Horacio Verbitsky!

  15. susana estevez dice

    Que energia tu vieja!!!! Y que parecido que sos! También parece de un caracter y una lucidez que se ve que heredaste. La última Cita,,,tango difícil y mas de cantar. Con la letra maravillosa de García Gimenez. Me emocioné pues mi vieja también tocaba tangos hasta casi su muerte a los 89. El Halcón negro de Canaro….dificilísimo. Y la familia alrededor del piano cantando. Gracias por compartirlo

  16. pablo dice

    muchas y muchas gracias por compartinos esta bella selección y mas por su viejita al piano !

  17. Paola dice

    Te admiro por tantas cosas…y ahora por una más.
    Gracias Perro querido

  18. Roberto Kegel dice

    Una selccion exquicita de musica univresal, esa que nunca morira y que estos creadores e interpretes maravillosos tampoco.

    1. Gerardo dice

      Una dulzura tu vieja Horacio, que documento!!! El resto de los pianistas uno mejor que el otro, impresionante selección. Gracias maestro una vez mas.

  19. marcelo dice

    como bonus track le dejo este link donde un guitarrista excelso tambien rafaelino interpreta temas del gran Remo
    https://youtu.be/6v8tzZCQcNE

  20. marcelo dice

    Permitame una ligera correccion ,el gran maestro REMO PIGNONI es rafaelino de pura cepa

    1. Horacio Verbitsky dice

      Gracias

  21. Pedro Baez dice

    Desde aquel domingo de la primera aparición de el Cohete después de recorrer rápidamente los títulos voy a “la música que escuche…”. No conocía esa faceta de tamaña cultura musical de Horacio. Si el fino manejo del humor le da plasticidad a sus imprescindibles editoriales, la sensibilidad y esa amplísima didáctica musical lo agiganta mucho más de lo conocido. Muchas gracias por tanto!!!

  22. Ivo Tolosa dice

    Gracias Horacio por esta fantástica compilación de grandes maestros.
    En tu opinión, Osvaldo Tarantino podría estar entre ellos?
    Saludos,

  23. Julio Maier dice

    Esperaba esto. Tenrás la culpa de que yo no duerma los sábados a la Noche. He repetido por enésima vez «a don Agustín Bardi» por tu tocayo Salgán. Pero seguiré hasta que me duema de consancio. Julio

    1. Eduardo saiegh dice

      Don Julio Maier, Excelente su comentario acerca de Horacio, y le cuento que me pasa lo mismo. Me alegro mucho de aun por este motivo tan emotivo poder escribirle estas lineas, yaz que mantyengo por Ud. un recuerdo imborrable por lo que hizo por mi alli por el año 1982 cuando iniciamos la querella penal contra los civiles de la dicdura, cuando todavia la padeciamos !! Un gran abrazo. Eduardo Saiegh.

  24. Sergio Rubén Rossi dice

    Que más puedo decir, tres de la madrugada y un cuarto de hora más en jornada electoral en mi Provincia, la Invencible de Santa Fe, y desde Rosario y para todo el país, como reza la presentación de la revista De puño y Letra, editada desde Rosario (y ahora, gracias al cohete a la luna para todo el Mundo…) No encuentro palabras para explicitar tanto beneplácito para todos los temas subidos abarcando gran cantidad de genero y con una excelencia increíble en cada interpretación. Total acuerdo con Horacio. Viva la Música y los benditos Pianos…

  25. Augusto Parma dice

    Fabuloso…. el video de tu madre al piano, Horacio, es conmovedor. Pareciera que ese piano tiene un sonido quejoso, arrabalaero… en fin, no sé como describirlo. Al igual que le ocurre a la estimada Victoria, estas notas son una excusa para estar despierto hasta tarde. Nos enriquecen. Como también lo hacen el trabajo, la música, y la cultura en general. Tres aspectos que al que el nuevo gobierno deberá darle mucha bola.

  26. Eduardo Mario Marino dice

    Lo mas grande que hay es la vieja de uno y la tuya un lujo envidiable para todos los que amamos el tango y nuestras raíces. Qué divina.. Qué tanguera.. Qué ternura de persona.. Ser peronista, que te guste la buena música y tener una madre pianista y tanguera te hace ver la vida desde una perspectiva superior. Es maravilloso. Sin haberla conocido me derrito por esa señora. Gracias por compartir su arte con nosotros.
    Te leo y comparto tus opiniones e información con mis amigos peronchos. Y por supuesto de acuerdo con tu línea.
    De todos los demás me gusta mucho Carlitos García. Su versión de Galleguita que grabó en el estudio de Litto Nebbia es monumental.
    Pero hoy para mí, en este espacio, la número uno es tu vieja Horacio. Abrazo

  27. Victoria dice

    Esta sección nunca falla en darme una excusa para el insomnio. Maravilloso. Gracias.

    1. Eduardo Mario Marino dice

      Somos dos…jajaja

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.