Algo más que buenos vecinos

Joe Lewis y el emir de Qatar comparten inversiones inmobiliarias en Europa

 

Joseph Lewis y el jefe del estado de Qatar son propietarios de campos vecinos en Río Negro, según el anuncio realizado por el presidente Macri en junio, antesala del proyecto de ley de mayor apertura a los capitales trasnacionales para la compra de tierra rural en la Argentina, que el oficialismo formalizó al mes siguiente. Lewis y el emir Tamin Bin Hamad Al Thani comparten inversiones inmobiliarias en España, lo que permite suponer que son algo más que buenos vecinos y que estaríamos frente a una recomposición de la presencia del Tavistock Group en el país.

En los últimos meses varios movimientos políticos, institucionales y empresarios se produjeron en forma concurrente con epicentro en lago Escondido, junto a la cordillera de los Andes, donde además debemos monitorear la actividad de los volcanes. Todo acompañado por la morosidad del Poder Judicial que no se ha expedido sobre ocho amparos presentados contra el decreto de flexibilización de la ley nacional que pone restricciones a la compra de tierras por parte de personas físicas y jurídicas de origen extranjero, incluídos los argentinos en firmas offshore.

El último mes y medio, la administración de Hidden Like SA, una de las firmas con las que opera Lewis en Argentina, despidió e indemnizó a por lo menos una parte del personal de planta que realizaba tareas de mantenimiento general de los campos ubicados a unos 50 kilómetros al sur de Bariloche. Al mismo tiempo, Macri anunció que el emir de Qatar compró 28.000 hectáreas de tierras linderas a las de Hidden Like, las que además están en conflicto con el pueblo mapuche, según aseguró.

El anuncio presidencial fue hecho en junio. El 27 de julio, las máximas autoridades del Registro Nacional de Tierras Rurales creado por una ley en vigencia aseguraron que no existía a ese momento ninguna operación de compra-venta registrada a nombre de Tamin Bin Hamad Al Thani, tal como exige la legislación vigente. Los jefes de estado extranjeros tienen expresamente prohibido comprar tierras en la Argentina, lo que lo excluiría de plano.

 

El Registro Nacional de Tierras Rurales es el último en enterarse

 

En tanto, la dirección general de Catastro de la provincia de Río Negro dejó de actualizar su base de datos al 4 de julio alegando razones técnicas, lo que dificulta un poco más las posibilidades de precisar el anuncio oficioso de Macri.

En junio también, Qatar Petroleum firmó un acuerdo con Exxon Mobil y se hizo con el 30 por ciento de dos de las filiales de Exxon en la Argentina, desembarcando en el yacimiento Vaca Muerta, donde también Lewis tiene participación a través de Pampa Energía.

La cercanía entre estos dos flujos de capitales, el de Tavistock Group y el árabe, tienen otros antecedentes que permiten suponer que estamos ante una recomposición de la propiedad del área lago Escondido en particular, con un seguro impacto en el mercado de la tierra rural en general.

 

Itinerarios y confluencias

Estos flujos de capital expresan dos momentos del neoliberalismo. Lewis llega en 1994; el emir de Qatar en 2016. Entre junio y diciembre de 2016 se concentraron las negociaciones entre el estado árabe y la administración Macri, que se expresaron en  controvertidos acuerdos bilaterales.

A fines de 2015, la prensa económica española registró el desembarco del fondo de inversión estatal qatarí en la Inmobiliaria Colonial SA, de Barcelona. En 2016 Joseph Charles Lewis tenía el 4,94% del paquete accionario de esta firma a través de Labmex International S.A.R.L y Qatar Investment Authority (QIA) el 11,66% a través de Qatar Holding Luxebourg II, S.À.R.L, según información pública. Al año siguiente, según esos mismos registros empresarios públicos, Lewis descendió al 3% y QIA al 9,56 a través ahora de QH Netherlands.

El arribo a Colonial fue motorizado personalmente por el emir, siendo sus hombres en la firma el sheikh Ali Jassim M. J. Al-Thani y Adnane Moussanif. Los informes anuales de gobierno corporativo de las sociedades anónimas cotizadas de España confirman los nombres que primero circularon por la prensa.

Por otra parte, Labmex International S.A.R.L., con domicilio legal en Luxemburgo, junto con Pampa F&F LLC (de Marcelo Mindlin) controlan el paquete accionario de Pampa Energía SA a través de Pampa Holdings LLC, como consta en la documentación pública emitida por la Comisión Nacional de Valores.

Los hermanos Marcelo y Marcos Mindlin son, además, otros buenos vecinos de Hidden Lake; el primero con 14.000 hectáreas sobre el curso superior del río Alto Chubut, el segundo con un campo ubicado antes que el río Escondido ingrese al de Lewis, cuyo curso se modificó para favorecer el proyecto de producción de energía hidroeléctrica. Las propiedades a nombre de los Mindlin, sumadas a las de Lewis, conforman un bloque de varias hectáreas con valiosos cursos de agua que corren hacia el Pacífico.

 

Muchos rumores, algunas confirmaciones

Para la escasa población de El Bolsón, localidad sobre la que Lago Escondido ejerce un poder paraestatal fundamental, los despidos e indemnizaciones realizados por la administración de Hidden Lake el último mes y medio confirman el fin de un ciclo. Resta saber las características del ciclo que está emergiendo. Distintas fuentes, todas vinculadas a los indemnizados, confirman los despidos al amparo de un rumor de venta, que no se condice con el fortalecimiento del papel de Lewis y mejores condiciones para el capital transnacional.

Magdalena Odarda, senadora nacional por Río Negro, solicitó al Registro Nacional de tierras rurales en manos extranjeras precisiones sobre la compra del jefe de estado qatarí. Cristina Brunet, abogada, titular del organismo creado por la ley que su partido quiere eliminar, le aseguró que al 27 de julio no existía ninguna presentación formal de compra a su nombre en ningún lugar del país. A la vez le propuso que verifique en el Registro de la Propiedad Inmueble de Río Negro, donde una eventual compra de tierra debería inscribirse.

De todos modos la funcionaria pública macrista sabe, y dejó por escrito en su respuesta, que la ley nacional 26.737 está en plena vigencia. De acuerdo al “artículo 1º de la Ley de Tierras, la presente rige en todo el territorio de la Nación argentina, con carácter de orden público y debe ser observada según las respectivas jurisdicciones, por las autoridades del gobierno federal, provincial y municipal consecuente con ello el artículo 7º determina que todos los actos jurídicos que se celebren en violación a lo establecido en la presente ley serán de nulidad total, absoluta e insanable, sin derecho a reclamo indemnizatorio en beneficio de los autores y partícipes del acto antijurídico. (…)  Cuando una persona de las previstas dentro de la normativa de la Ley 26737, va a adquirir una tierra catastrada como “Rural” en la región, en principio, debe tramitar por ante esta Dirección Nacional de Registro de Tierras Rurales, el respectivo Certificado de Habilitación”, reconoce Brunet.

Mientras se desconocen los alcances y aplicación concreta que tuvo desde junio de 2016 el decreto de flexibilización de esa ley, están sin resolverse ocho amparos presentados en el fuero federal por la inconstitucionalidad del decreto 820/16. Recién el 9 de agosto salió una cédula del juzgado Contencioso Administrativo Federal 5 de la Capital Federal, disponiendo un plazo de cinco días para que el Ejecutivo nacional ofrezca prueba en el expediente. En ese juzgado quedaron unificados todos los amparos identificados por el presentado por el Instituto Enrique Arturo Sampay.

Desde Río Negro impulsaron un amparo Martín Doñate, diputado nacional, un legislador provincial, dos concejales de Bariloche y otros tantos de El Bolsón, todos del Frente para la Victoria, quienes nos actualizaron el estado actual del expediente para este informe.

 

Mutaciones en lago Escondido

Este año Hidden Lake formalizó algunos cambios que podemos leer en relación a los despidos de personal recientes y al nuevo vecino qatarí, lo que en principio hace pensar en una recomposición de alianzas de capitales más que en una supuesta venta del paquete de cinco predios reconocidos como propios por Lewis en Río Negro, lo que no incluye los valiosísimos que dan al océano Atlántico en Sierra Grande. En marzo la firma amplió su objeto social, incluyendo más explícitamente y en forma genérica el “uso de los recursos naturales”, así como una ramificación para operar en el mercado financiero al incluir “inversiones en acciones, aportes irrevocables a cuenta de futuras emisiones, obligaciones negociables y cualquier otro tipo de valores negociables, ya sea con oferta pública o en forma privada, nacionales o extranjeros y otorgar créditos con fondos propios, otorgar préstamos, otorgar garantías por obligaciones de terceros, ya sea afianzando obligaciones y/u otorgando bienes en garantía (prenda, hipoteca, etc.)”. Todo muy preocupante para una firma propietaria de suelo con control real de bienes de la naturaleza.

En junio también, Hidden Lake designó a Nicolás B. Van Ditmar como presidente del directorio; Héctor A. Vera, vicepresidente, hombre de Mindlin; Walter D. Lucero, director titular, y Jefferson Voss, director suplente, de Tavistock. Van Ditmar y Voss intervinieron en la construcción y habilitación de la pista de aterrizaje en propiedades de Bahía Dorada, las que Lewis no reconoció como propias en el registro de tierras rurales.

 

 

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.