Ana y su voz

Los audios originales, ya sin filtros, con la voz de Ana Juarez Orieta y Pablo Baca

 

Ana Juárez Orieta es la voz de los diálogos con el presidente del Superior de Justicia de Jujuy, Pablo Baca, difundidos en enero por El Cohete a la Luna. Y quien denunció al magistrado por un sometimiento sexual violento y amenazas. Los audios corresponden a tres conversaciones mantenidas en noviembre de 2016, abril de 2018 y enero de 2019. Los datos temporales que surgen de sus contenidos son abundantes y prueban que concluyen en 2018. El Cohete difundió hasta ahora las escuchas con la voz de Juárez Orieta distorsionada, para proteger su identidad. Tras la denuncia que radicó en la Comisaría de la Mujer de Jujuy, repitió luego en este medio y ratificará mañana en la Justicia, El Cohete decide revelarlos sin la distorsión original. La revelación es importante porque es el único argumento con que se defiende Baca para sostener que una de las conversaciones amorosas se extendió hasta octubre de 2019, con posterioridad a la violación. El juez toma un error del Cohete en la fecha de la publicación de los audios, pero a partir de ese dato –que además cita de forma inexacta— siembra una teoría retorcida con supuestos inserts de contenidos que es demolida por las propias grabaciones.

Pero también lo dice Ana: “Nunca más hablé con él después de agosto”, dice. “Ni por teléfono, ni nada. Es un mentiroso, una mala persona».

El viernes a la tarde la jueza de Violencia de Género, Mónica Isabel Cruz Martínez, dictó la prohibición de acercamiento del juez a la denunciante de violación «teniendo en cuenta la gravedad de los hechos denunciados» es necesaria «la adopción de medidas urgentes tendientes a resguardar la salud física y psíquica de la señora Ana Noemí Juárez Orieta». Baca aún sigue en su cargo. Y de licencia. El bloque de diputados del PJ de Jujuy y la Asociación de Abogados y Abogadas de la provincia pidieron la renuncia. La Asociación Justicia Legítima llamó a una urgente investigación. Y la Multisectorial de Mujeres y Disidencias de Jujuy exigió una rápida pesquisa penal con perspectiva de género, amplia producción de pruebas y absoluta abstención de actos de revictimización como el que Ana padeció en la comisaría cuando debió repetir tres veces la denuncia.

 

Los antecedentes

Ana Júarez Orieta fue directora provincial de Estadísticas y Censos de Jujuy (DIPEC) entre diciembre de 2015 y enero de 2019. Durante su función tuvo tres amenazas y atentados y un fiscal le recomendó instalar un sistema de grabación de llamadas permanente para probar las amenazas. Ella grababa todas las llamadas entrantes y salientes de su teléfono, incluso las de su hijo. Entre 2016 y 2018 mantuvo una relación amorosa con Baca, quien por entonces era vocal del Superior Tribunal de Justicia. Baca estaba casado pero le dijo que era un vínculo formal y aparente, por su función. Ella sostiene que comenzó a notar cambios a mediados de 2018, debido a ciertos episodios de violencia que la llevaron a alejarse lentamente. En mayo de 2019 inició otra relación de pareja. Se cruzaba con Baca en la Legislatura. Él tomaba exámenes a quienes aspiraban a cargos de juez y ella colaboraba con su hermana, la diputada Débora Júarez Orieta. El 23 de agosto de 2019 Pablo Baca la citó en su estudio jurídico para darle unos papeles importantes. En ese marco, ella describe la violación. Los audios transcurren durante el tiempo en el que ellos todavía mantenían una relación.

 

 

Audio 1

El primer audio es de noviembre de 2016, probablemente del día 10. Dura 28 minutos y 53 segundos y es el discutido por Baca. Se escucha una conversación perfectamente hilada y situada temporalmente a través de diversos datos. La conversación comienza con un saludo amoroso, hasta ahora suprimido para no exponer la intimidad de la denunciante. Luego, ella le dice a Baca que al día siguiente debía estar presente en el lanzamiento del Registro Único de Casos de Violencia contra la Mujer (RUCVUM), por su rol de funcionaria de la DIPEC. Menciona que ese mismo día había recibido a autoridades de Buenos Aires e inmediatamente él dice que no va a poder asistir al lanzamiento del Registro porque tiene un acuerdo por el caso Milagro Sala.

En el audio hablan de Milagro Sala y el rol del Ministerio Público de la Acusación y de su titular, el jefe de fiscales Sergio Lello Sánchez. Baca dice aquello de que Milagro me tiene secas las bolas y por qué no la sueltan. Cuando su interlocutora dice entre risas que no la sueltan porque su jefe no quiere —en referencia implícita a Gerardo Morales—, él admite que es así.

 

 

Noviembre 2016

 

(…)
Baca: Por qué trabajás tanto, mi vida.

Ana: Porque estoy con gente…. Estamos lanzando el RUVCUM, que es el Registro Único de Víctimas…

Baca: ¡Sí! –la interrumpe–. Yo iba a ir mañana…

Ana: Mañana, sí, amor.

Baca: A las 11.30.

Ana: 11.30.

Baca: Pero vos sabés, que me han puesto… Con este quilombo de la Milagro que ya me tiene secas las bolas la Milagro, han puesto una reunión de Acuerdo para las diez. Y es a las 11.30, che, y no creo que termine porque eso va para largo.

Ana: Y, es re importante eso.

Baca: Ya sé… Si iba a ir. Le dije a Pablo Moldes que vayamos (…), pero no creo que pueda, porque voy a estar metido en el quilombo con los…, porque no la sueltan ya a la Milagro y la dejan de joder tanto.

Ana: Porque… porque tu jefe no quiere.

Baca: Porque no la quiere soltar –dice él, y ríe también—. No la quiere soltar. Además es como que los jueces, que no se ubican que ya no es lo que era. ¿Has visto? Dice una jueza del Superior: yo (no), soy la responsable de que salga esta y tengamos que volver al quilombo permanente, a los cortes, quema de gomas, que la suelten las Naciones Unidas, la Corte, yo no la suelto.

 

Inmediatamente surgen otros datos temporales: una mención de la cárcel de Milagro y la liberación de dos mujeres de la Túpac. El diálogo y esos datos son importantes. La charla ocurre a días del 28 de octubre de 2016, cuando la Cancillería recibió el primer Informe del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias (GTDA) de Naciones Unidas que caracterizaba la detención de Milagro Sala como arbitraria y exigía la inmediata libertad. En ese contexto, la Justicia jujeña comenzó a ordenar las primeras liberaciones. Ana dice que si la gente aún apoyara a Milagro marcharía alrededor de la cárcel. Y cuenta que el juez Gastón Mercau acababa de soltar a dos laderas de Milagro con una falta de mérito. No recuerda los nombres, pero dice que no era Shakira.

La memoria de la web permite confirmar que todo eso ocurría efectivamente en paralelo. Milagro efectivamente aún estaba en el Penal del Alto Comedero. Y el día 10 de noviembre de 2016, el juez Mercau ordenó las primeras libertades para dos mujeres de la organización, con una falta de mérito: María Molina y Elba Jesús Galarza.

 

María Molina y Elba Jesús Galarza, 10 de noviembre de 2016

 

 

Todo esto muestra, entonces, que la charla que comienza con el lanzamiento del Registro Unico de Víctimas y continúa con la noticia de la libertad de María Molina y Elba Jesús Galarza es de noviembre de 2016. Y que es un mismo audio —un punto que discute Pablo Baca.

 

10 de noviembre 2016

 

 

El engaño del magistrado

Baca señala, con razón, un error en la primera publicación de El Cohete que situó el audio en agosto de 2019. Explica que eso no es así porque el audio menciona el lanzamiento del RUCVUM. Hasta allí todo es correcto. Pero el problema es que después dice que el audio son dos audios, manipulados y falsos, con una primera parte de 2016 con el RUCVUM. Y otra parte de 2019.

 

Descargo de Baca ante la Legislatura.

 

Para sostenerlo construye una historia distina al audio. Dice que su interlocutora señala que la tal Pachila es la persona liberada y que eso debió suceder en octubre de 2019 porque a Pachila la liberaron en ese momento. Sin embargo, no es así. En el audio, sólo él menciona a la tal Pachila; su interlocutora sólo habla de dos mujeres. Y ella tampoco dice que a Pachila la liberaron, lo que tampoco es cierto, pero le sirve para correr las fechas porque a Pachila en realidad la liberaron dos veces: el 24 de noviembre de 2016 y luego de ser detenida nuevamente la liberaron por segunda vez en octubre de 2019.

Como sea, las publicaciones, el nombre del juez, la cárcel y la falta de mérito confirman que el diálogo no se extiende a 2019 sino que es de 2016.

 

 

 

Pachila deja por primera vez la cárcel. 24 de noviembre de 2016.

 

 

Otros ejes del mismo audio

El Audio 1 también contiene, sobre el minuto siete, el caso de Lello Sánchez. Y aquella afirmación en la que Baca dice que la Ley de creación del Ministerio Público de la Acusación es excesiva. Sostiene que Lello presiona a los jueces con llamados y que aunque otros jueces del Superior quieren ponerlo en caja, él no quiere hacerlo porque es parte de su equipo. Tanto es el posicionamiento de Baca en la tercera persona del plural con los radicales, que se queja de sus colegas radicales del Superior (“hasta los nuestros”, dice) porque sí quieren poner en caja al fiscal abusivo.

(…)
Baca: La ley que crea el Ministerio de la Acusación es Excesiva, vos sabés, porque la creó Lello, la hizo a medida de sí mismo. Lello, que es el jefe de la Acusación, es amigo de Gastón Morales.

Ana: Claro…

Baca: Crearon la Ley entre los dos, y la hizo Lello para sí mismo. ¿Has visto cuando hay una ley dándote todo?

Ana: Con nombre y apellido.

(…)

Baca: Hay un exceso en la ley –dice—. Hay un exceso. Hay que ponerlo en caja con el Superior. Yo no me quiero… Todos quieren, has visto, poner en caja a Lello. Como parte del Poder Judicial y sometido al Superior que es la cabeza del poder, pero yo no quiero dejar que lo maltraten mucho porque bueno, es del equipo. Así que bueno, tengo un expediente demorado. Hasta los nuestros, ¿no? (NdR: ¿La Pachi?) La Laura Lamas, lo quiere poner en caja.

 

Audio 2

El segundo audio tiene una extensión de 11:50. Comienza con el sonido de lo que parece un microondas. Ana está metiendo algo en el aparato, y Baca oye el ruido y pregunta. La conversación aparece completamente hilada. El dato temporal lo ancla en una fecha cercana al 18 de abril de 2018, porque mencionan como papelón el episodio de la detención y liberación del ex gobernador Eduardo Fellner. Hacia el final, programan un encuentro en Buenos Aires por el feriado del 1° de mayo. Lo que vuelve a confirmar la temporalidad en el mes de abril de 2018.

Este audio contiene la descripción del mecanismo del que habla Baca: la plata, según él, venía de Buenos Aires, pasaba por la provincia y se la daban a Milagro Sala. Es el audio en el que su interlocutora, Ana, le pregunta: ¿Pero vos viste la firma de Milagro? No es cosa de firma, dice él, es cosa de realidad social. Y es el audio en el que menciona a la entonces presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Clara Langhe de Falcone, como una vieja que no sabe nada pero a la que Morales escucha.

 

 

Abril 2018

 

 

 

 

Audio 3

El último audio difundido tiene una extensión de 33:03 minutos. Y es de fines de diciembre de 2018, o primeros días de enero de 2019. Igual que los anteriores, los datos temporales surgen de la conversación. Un eje es el amorío entre Gerardo Morales y Tulia Snopek. Baca está preocupado por la caída de la imagen del gobernador y le sugiere a Ana que le haga llegar los números de las encuestas de la DIPEC a Morales para que olvide el amor y se ponga a trabajar. El otro dato temporal es la DIPEC. Ana dejó el organismo en enero de 2019. En la conversación aún estaba trabajando allí pero se observa una situación tensa con Casa de Gobierno. Un último dato es la feria. Ella le pregunta a Baca si está de feria, el juez dice que sí, lo cual hace suponer que el audio es del mes de enero.

 

Diciembre 2018/Enero 2019

 

 

 

La violación

El jueves a la noche, Ana recibió una notificación de la fiscalía de Jujuy. Fue citada a declarar mañana lunes a las 9 de la mañana para ratificar la denuncia. Desde que habló está más liberada, pero sigue aterrada y en estado de tensión. El jueves a la noche, cuando llegaron agentes de policía a su casa con la notificación, ella estaba trabajando. Atendió su hijo y una sobrina. Los agentes se fueron sin dejar el papel. Cuando le avisaron, ella quedó congelada pensando que esos policías podían estar ahí como producto de la denuncia que le hizo Baca por la difusión de los audios. Esa sensación de acoso cambió durante la semana. Sus compañeras de escuela la recibieron con abrazos. En cambio, su nombre apareció en los carteles que agitó el gobierno radical entre la tropa movilizada el miércoles contra el proyecto de intervención al Poder Judicial.

 

 

Traidores, les dicen ahora.

 

 

Pablo Baca reaccionó a la denuncia el mismo domingo. Escribió un breve texto que circuló por las redes y colgó la UCR de Jujuy en su muro de Facebook, con un breve comunicado en el que dijo que iba a defenderse. “Ana Juárez Orieta luego grabarme en forma clandestina durante años y entregar el material para su manipulación y publicación, ahora ha efectuado una denuncia en mi contra por un supuesto hecho aberrante que habría sucedido el 23 de agosto de 2019. La prueba de que la denuncia es falsa proviene de las mismas grabaciones que ella entregó. En los audios que se publicaron en la primera nota del portal digital Cohete a la Luna, llamada ‘Limpiar el sótano’, aparece una conversación amistosa que mantuvimos el 11 de octubre de 2019. No podríamos haber conversado en esos términos si unos días antes se hubiera producido un ataque como el que denuncia”.

Como se dijo, el dato del 11 de octubre de 2019 no surge de las conversaciones publicadas en este medio. Pero el argumento también le sirvió a Gerardo Morales: lo usó para defender al juez y a su provincia.

 

 

 

 

 

La denuncia a Baca se dio en un contexto complicado para el gobierno local. El martes, la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado se dispone a tratar el proyecto de intervención al Poder Judicial de Jujuy presentado por el cuñado del gobernador, Guillermo Snopek. Gerardo Morales y el bloque de diputados de Cambia Jujuy están en llamas. Sin el bloque del PJ y con la abstención de la izquierda, el martes pasado votó en la Legislatura una declaración de rechazo a la intervención federal. Y un día después movilizaron a la provincia con preparativos que incluyeron fotos de Milagro animalizada en las lunetas de los colectivos.

 

 

El milagro de la Libertad.

 

 

Pero pese al esfuerzo, algo no salió bien.

 

 

 

 

Ana pide peritajes para el juez

El martes pasado, el bloque del PJ jujeño convocó a conferencia de prensa y decidió no entrar a la sesión impulsada por los radicales destinada a repudiar el proyecto de intervención judicial. Difundió, además, un comunicado de consenso que habla de una profunda crisis institucional en la provincia.

“El proyecto de intervención del Poder Judicial de Jujuy debe debatirse en el ámbito del Senado de la Nación y es allí donde deben manifestarse todas las situaciones que han sucedido en la provincia y que al día de hoy siguen provocando un desgaste institucional, deteriorando el estado de derecho y las garantías individuales. Nosotros y el pueblo jujeño sabemos los graves acontecimientos que se han sucedido en la Justicia y la evidente injerencia del poder político sobre determinados actores judiciales que han dado claras muestras de parcialidad e injusticia, provocando la grave crisis institucional que vive hoy ese poder por la actuación de algunos jueces y fiscales que al día de hoy siguen sin asumir responsabilidades”.

Sobre el caso Baca, el bloque recordó que está en curso el juicio político por las filtración. Y por el caso específico de la denuncia le pidió la renuncia no sólo al cargo de presidente del STJ, sino de juez. Un juez, sostuvieron, “con precedentes nunca antes vistos en nuestra provincia, con graves acusaciones de parcialidad y mal desempeño de sus funciones. Este magistrado, además ha sido recientemente denunciado en el fuero penal por abuso sexual a una ciudadana jujeña. En relación a ello, expresamos nuestra más profunda solidaridad con la denunciante y solicitamos a las autoridades competentes la contención y protección que el caso requiere. Así también exigimos la RENUNCIA del Dr. Baca al cargo de juez del STJ y la urgente investigación de los hechos denunciados”.

En la discusión también participó el presidente del PJ local, Rubén Rivarola, propietario del diario El Tribuno. Quien ese mismo día hizo unas declaraciones en su periódico. Y el viernes a la tarde publicaba la primera noticia sobre la causa: a solicitud del fiscal actuante Carlos Ariel Gil Urquiola, la jueza Especializada en Violencia de Género Mónica Isabel Cruz Martínez dispuso que el acusado no pueda acercarse a la denunciante.

Cruz Martínez rechazó que a la denunciante se le realicen peritajes psicológicos a cargo del departamento Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Un pedido que habría realizado el fiscal, según señala la nota, para garantizar imparcialidad.

Ana quiere que también le hagan peritajes al juez Pablo Baca. Y le pedirá al abogado que la acompañó a hacer la denuncia que lo haga.

—¿Por qué?

—Porque es un sádico. Un violento. Y un violador —dice—. Y va a salir en una peritaje psicológico. Eso es lo que es: el peritaje tiene que ser también para él.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. Carla dice

    No es la 1° ni la 2° vez que pasa: ¿las popes del feminismo respecto de esta violación? Tampoco..?
    Frente a las tremendas agresiones a Cristina siendo presidenta, no.
    Frente a la persecución ilegal y la prision política de Milagro y a las otras tupaqueras, tampoco.
    Contra el ABERRANTE MACHISMO EN JUJUY TAMPOCO… Y CONTRA UNA VIOLACIÓN TAMPOCO?
    ESO MAS QUE FEMINISMO TIENE OLOR A SOROS y combina con un poder judicial pútrido y la corrupción tan apestosamente machista.
    Feliz día a todas las honestas LUCHADORAS POR UN MUNDO DE IGUALDAD SOCIAL… FELÍZ PORQUE HOY ES LUCHA CONMEMORACIÓN Y RECONOCIMIENTO.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.