En la tierra, en el mar y en el aire

Los amigos presidenciales Joseph Lewis y Mindlin suman propiedades en Río Negro

 

Desde las dos primeras compras de campos en la cordillera en 1994, Joseph Lewis y su constelación de empresas en la Argentina, sus hombres todoterreno y la trama político-institucional que privilegia fueron plasmando un modo de construir poder al que se subordinaron las dirigencias partidarias y burocracias estatales, con escasas excepciones. En la provincia de Río Negro, ese poder debió reconocer en el territorio el límite de comunidades mapuche, pobladores criollos, movimientos ambientalistas, sectores gremiales, organizaciones políticas y algunos pocos dirigentes de los partidos con base electoral.

Las resistencias opositoras planteadas desde la mayor desigualdad son o fueron puntuales, por el libre acceso al lago Escondido, para impedir operaciones de compra-venta fraudulentas y/o compulsivas o el aeropuerto privado en la zona de El Bolsón, entre otros conflictos. De todos modos, cuando distintos sectores de la sociedad se autoconvocan a una nueva marcha al lago Escondido (aproximadamente 140 kilómetros al sur de Bariloche) para el 9 de febrero próximo, queda claro que es un conflicto de largo plazo, estructural, contra las nuevas modalidades del capital trasnacional por el control y la renta de los bienes de la naturaleza.

En Río Negro la presencia territorial de Lewis se acumula en dos ejes documentados: el andino y el atlántico, atravesados por actividades económicas ligadas a la propiedad de tierras rurales, la generación de energía(s) e infraestructura y transporte aéreo. Los movimientos de las empresas reconocidas como propias y las vinculadas las entendemos en relación al proceso de desarrollo material y simbólico de esos ejes, sabiendo de su articulación subordinada a la estrategia global de Tavistock Group con sede en Las Bahamas.

El jefe de gabinete Marcos Peña confirmó el año pasado dos operaciones de tierras en áreas de Seguridad de Frontera por parte de NVD Inversiones Inmobiliarias SA, firma de la constelación Lewis que se suma con tierras rurales a los bloques andino y atlántico.

En 2013 Hidden Lake Holdings SA, una de las firmas que concentra inversiones de Tavistock en la Argentina, mutó a Grupo HL SA. Designó como autoridades a Nicolás Van Ditmar (presidente, de la inmobiliaria Van Ditmar que concretó todas las operaciones de tierras desde los ’90), Héctor Alejandro Vera (vicepresidente del grupo Pampa Energía) y Walter Lucero. Dos años después ingresó como cara visible en esa firma Jefferson Voss, vicepresidente del grupo asentado en Bahamas e histórico hombre de Lewis en Argentina.

HL SA incluye Hidden Lake, Patagonia Energía y Helitransporte servicios aéreos, marca de Westwind Aviation SA (sucesora de Tavistock Aviation Argentina SA). Por fuera opera Bahía Dorada SAU y el paquete de acciones en Pampa Energía de los hermanos Marcelo y Damián Mindlin.

En 2014 se formalizó una nueva firma que, por sus integrantes y presencia en el territorio, es del grupo: NVD Inversiones Inmobiliarias SA con Van Ditmar (presidente y director titular) y Vera. En respuesta a un pedido de informes al Senado, Peña confirmó que NVD tramitó y obtuvo del gobierno nacional la autorización para comprar dos fracciones de tierras rurales en áreas de seguridad de frontera:

  • 4727 hectáreas en Colonia Chilavert, departamento San Antonio, vecino al bloque de tres campos sobre la costa Atlántica de Bahía Dorada SAU; y,
  • 1505 hectáreas en departamento Bariloche, donde Hidden Lake tiene a su nombre al menos cinco predios y otros a nombre de Van Ditmar.

 

Mar abierto

 

 

El amplio litoral marítimo del que goza el estado rionegrino es tan valioso como desconocido, prácticamente ausente en todo debate y en los imaginarios colectivos. La escasa población ubicada sobre sus costas y el poder local concentrado en el Alto Valle y Bariloche pueden ser razones para ese olvido estratégico que, en los hechos, favorece la presencia y expansión de capitales como el de Lewis y estatales chinos en la zona de Sierra Grande.

En noviembre de 2015 NVD obtuvo la autorización para comprar un campo que Catastro ya había inscripto a nombre de  Van Ditmar en abril de 2013, según la documentación oficial verificada para este informe. Surge, además, que el plano de mensura que rige para esa operación fue aprobado en 1969 para Federico Guzmán en su carácter de ocupante de tierra fiscal, quien nunca accedió a la propiedad, por lo que no podría haberle revendido tierra pública a  Van Ditmar, de acuerdo a la legislación vigente en Río Negro.

 

 

Esta operación de 2013 durante la actual administración de Alberto Weretilneck adolece de los mismos vicios de origen de docenas de casos denunciados penalmente por transacciones realizadas en la zona andina en favor del grupo belga BURCO y el empresario Marcelo Mindlin, entre otros. Las modalidades para forzar ventas por parte de ocupantes de tierras fiscales y los dispositivos de blanqueo simultáneos fueron también analizados por una comisión investigadora de la Legislatura y la Fiscalía de Estado provincial. El caso muestra que, cualquiera sea el gobierno, se mantiene la voluntad de flexibilizar toda norma en favor de estos capitales.

Este campo de 4.725 hectáreas está ubicado al norte del bloque de tres propiedades rurales contiguas de Bahía Dorada: 13.307 hectáreas con un aérodromo no controlado de 2.300 metros y acceso libre a unos 14 kilómetros de costa marítima sin intervención urbana. El área tiene las mismas características medioambientales de Península Valdez, pero sin la presión pública ni económica de los vecinos de Chubut.

En julio del año pasado Bahía Dorada SAU confirmó su directorio: Van Ditmar (presidente) y directora suplente Gloria Vanessa Mazza, su ex esposa.

Tierra / aire

 

 

Lewis concretó en Bahía Dorada lo que la movilización popular le impidió en El Bolsón. Durante años y con el respaldo activo del entonces gobernador Pablo Verani (y la pléyade de legisladores e intendentes) intentó construir la pista en inmediaciones de Lago Escondido, en la pampa de Lüden o recta de El Foyel. Se apropió vía Van Ditmar y la pareja de abogados de Bariloche José Luis Martínez Pérez y Ana María Trianes de las fracciones de tierras fiscales de la zona, pero no pudo concretar el aeropuerto a pesar de haber obtenido la aprobación correspondiente de las autoridades nacionales. Tampoco prosperaron alternativas ad hoc de hacerlo asociado al plan de combate contra incendios forestales.

Los alcances de las resistencias locales se ven y valoran mejor con el paso del tiempo.

El aeródromo de Bahía Dorada está a 35 kilómetros al sur-este de Sierra Grande, en zona identificada como Puerto Lobo. Es privado no controlado inscripto a nombre de Van Ditmar, según un informe de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) girado al Senado en respuesta a un planteo de Magdalena Odarda (partido RIO). Hasta 2017 estaban autorizadas a operar tres aeronaves.

En 2005 Lewis consiguió la aprobación técnica nacional para el aeropuerto de El Foyel, pero el ministerio de Economía de la Nación le retiró a Tavistock Aviation Argentina SA la autorización para explotar servicios no regulares internos (de 1999) e internacionales (de 2000) de transporte aéreo de pasajeros, correo y carga usando equipos de reducido porte. El escollo se resolvió con la conformación ese mismo año de Westwind Aviation SA con Van Ditmar y Vivienne Clare Silverton Lewis, ciudadana del Reino Unido con domicilio en Florida, Estados Unidos, como socios.

En los últimos años, esta empresa de transporte aéreo opera directamente desde estancia Lago Escondido, hecho que de tanto en tanto salta a la prensa cuando alguno de sus helicópteros traslada a algún Presidente de visita en Bariloche.

 

Lo que no (a)parece

Las políticas de reforma estructural del Estado para las provincias que se implementaron desde la primera mitad de los ’90 tuvieron, entre otros objetivos declarados, la modernización de los catastros y de los dispositivos de rentas; buena información actualizada constantemente al servicio de mejorar la recaudación, según la receta neoliberal. Río Negro realizó esas reformas a través de los programas Provincias I y II con financiamiento del Banco Mundial.

Cuando todavía no estaba finalizada la operación de compra-venta del campo que contiene al lago Escondido, Catastro empezó en 1995 a registrar las obras de infraestructura que en conjunto tienen importantes omisiones y subregistro, según las copias de documentación pública consultadas a noviembre pasado. Javier Grosso realizó el análisis de imágenes y la cartografía que acompaña este informe que nos permite sostener que:

  • para el área Lago Escondido oficialmente se declaran 7.965 m2 de construcción, cuando nuestro registro y cotejo de imágenes satelitales arroja 12.864 m2 en 22 unidades de distinto tamaño;
  • no está registrada la central hidroeléctrica sobre el río Escondido, con superficie e ocupación del espacio diferente a este grupo de 22 unidades;
  • no está registrado el helipuerto desde donde operan las unidades de Helitransporte ni el hangar; y,
  • por ahora dejamos pasar los muelles.

 

 

En el caso de las obras de infraestructura declaradas por Bahía Dorada y aceptadas por Catastro, en 2010 se registraron 8 unidades que incluyen las viviendas con techo de paja prensada a 35 metros de la línea del océano Atlántico, el aeropuerto y el hangar. Según el ANAC en informe de 2017, la pista tiene 1871 metros por 30 de ancho. Hay que sumarle 150 metros de carreteo. El hangar medido hoy es de 1.400 m2; en el registro de Catastro no consta el ítem hangar, por lo que deducimos que se lo incluyó como tinglado de 233m2.

Escribanía General de Gobierno, Registro de la Propiedad Inmueble, Rentas, Catastro, son algunos de los dispositivos del Poder Ejecutivo que intervienen en la materialización del despojo. Analizar el papel de largo plazo de las burocracias estatales es fundamental para confrontar, en cada conflicto, con el andamiaje del estado al servicio de los capitales en esta etapa del neoliberalismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

4 Comentarios
  1. Héctor de Troya dice

    Por fin un artículo serio sobre este peligro para la seguridad nacional: un aeropuerto preparado para recibir aviones de gran porte y militares a centenares de Km de Malvinas y muy cerca de Sierra Grande, el mayor reservorio de uranio de Argentina (36.000Tn) socios de la tríada usa/GB/Israel. Argentina está en riesgo de invasión si no se elimina este aeropuerto y se nacionalizan los campos adyacentes.

  2. lujan dice

    Esta columna, Susana Lara, debería ser materia obligatoria por lo menos en el último año primario. Para quienes creemos entenderlo la explicación posible es que tanto el FMI, Banco Mundial, otros organismos-buitres- internacionales, nunca desde su existencia -tal el caso como máximo referente :FMI-hayan concentrado niveles de créditos con la consiguiente inédita deuda en un solo país. La garantía es el suelo y los tan codiciados recursos hídricos hipotecados. Es el objetivo de un plan sistemático desarrollado en el tiempo…

  3. oscar balestieri dice

    Quizas no sean ilegales estas compras y construcciones, seguramente son ilegitimas! hay un solo camino futuro: expropiarlas, por vicios anteriores.
    este magnifico informe, es la base para ese futuro de recuperar para la Nacion y el Pueblo, bienes que nunca debieron salir de su propiedad.

  4. Alicia M dice

    Excelente! Exhaustivo análisis del despojo que debiera avergonzar a los responsables de nuestra soberania territorial y por el contrario, son parte. Se incluyen toda clase de responsables politicos y de gobierno. Bayer mostro este proceso tanto como le permitio su vida. Verlo! a la hora de votar.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.