Conectate con nosotros

El Cohete en Ecuador

Ganó el sí en Ecuador, perdió la revolución ciudadana

Cynthia García

Publicado

en

Concluyó el referéndum para reemplazar al Consejo de Participación Ciudadana y evitar una candidatura de Rafael Correa. “37 puntos no son pocos, vamos a recuperar el país”, dijo el ex presidente.

 

El “Sí ganó en las siete preguntas de la encuesta. Correa se quedó con un 37 por ciento de los votos. Recibió los resultado en total silencio, justo había llegado la comida. Escuchó las cifras oficiales que emitía el Consejo Nacional Electoral mientras cenaba carne en unos platos plásticos blancos. Luego de tragar bocados rápidos, se levantó, aplaudió, agradeció a su equipo y les dijo que en las condiciones de desigualdad en las que se desarrolló la campaña, 37 puntos de votación no eran poco para volver a empezar: “Vamos a recuperar el país”,  fueron sus palabras finales y recuperó el gesto de acción que lo caracteriza.

 

You reached the view limit for this month.
Please get the advanced iframe pro version.
Go to the administration for details.

Hoy se realizó en Ecuador una consulta popular propuesta por el presidente Lenín Moreno. Fue en realidad una consulta para romper definitivamente con el correísmo y terminar con la Revolución Ciudadana. Lo que estaba en juego era el proyecto político que lideró Rafael Correa durante los diez años en los que fue presidente y que el 2 de abril de 2017 llevó a la presidencia a la fórmula Lenin Moreno – Jorge Glas.  A diez meses de gobierno, Glas está preso y Alianza País, el partido que triunfó en las urnas, no existe.

Durante el día y antes de los resultados, Correa analizó con El Cohete a la Luna parte el presente local, la región, la avanzada regional del poder judicial y también las fórmulas  para pensar un camino de esperanza. “Los medios de comunicación son el arma más fuerte contra nuestros pueblos”, dijo.

 

You reached the view limit for this month.
Please get the advanced iframe pro version.
Go to the administration for details.

 

Análisis
Desde hace tiempo, Ecuador cambió. Moreno da signos inequívocos de su alianza con la derecha: le entregó el control del sector eléctrico a la familia Bucaram, hecho que fue denunciado en una carta pública por el vicepresidente Jorge Glas, y avaló el regreso al país de Abdalá Bucaram, sinónimo de neoliberalismo, presidente de Ecuador entre 1996 y 1997, destituido por el Congreso de aquel momento, en medio de escándalos de corrupción, manifestaciones populares y una declaración de “incapacidad mental” para gobernar. Estuvo 20 años prófugo en Panamá y cuando El Diario.ec le preguntó por Rafael Correa, respondió: “Bueno, ese es un muerto que apesta”.

Pero hay otros signos de ese cambio. Lenin Moreno perdió el control de su propuesta de diálogo con la banca privada. Les permitió el acceso al dinero electrónico, algo que manejaba la banca pública y la Comisión Financiera de la Asamblea se lo negó. Tuvo que recurrir al veto y obligó a la Asamblea a aprobar una medida que favorecía a los banqueros.

Comenzó así a generar un esquema en el que cede a las corporaciones y obtiene el apoyo de los que quieren atacar a Correa.

La consulta del domingo 4 destinada constó de 7 preguntas donde cada una contiene anexos aclaratorios y argumentativos y admitió como respuesta Sí o NO.  Cada una contenía la posibilidad de una reforma constitucional y estaba formulada de manera engañosa para inducir al Sí.

La pregunta 1 interrogaba sobre la corrupción y propuso la inhabilitación para participar en política:
– ¿Está usted de acuerdo con que se enmiende la Constitución de la República del Ecuador, para que se sancione a toda persona condenada por actos de corrupción con su inhabilitación para participar en la vida política del país, y con la pérdida de sus bienes?

La pregunta 4 establecía la imprescriptibilidad de los delitos sexuales en contra de niñas, niños y adolescentes; la 5 propuso la prohibición de la minería en áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos.

Todos estos planteos encierran discusiones que podrían haberse dirimido en el ámbito legislativo; están dirigidas al consenso sobre el sentido común: corrupción, delitos sexuales y protección del ambiente. Sin embargo, la razón de ser de esta interpelación a la ciudadanía es dirimir lo que se vocea en la calle: Lenin vs. Correa.

El corazón de la contienda estaba puesto  en las preguntas 2 y 3 de la Consulta popular: la pregunta 2 decía: ¿Para garantizar el principio de alternabilidad, está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que todas las autoridades de elección popular puedan ser reelectas por una sola vez para el mismo cargo, recuperando el mandato de la Constitución de Montecristi y dejando sin efecto la reelección indefinida aprobada mediante enmienda por la Asamblea Nacional el 3 de diciembre de 2015?

Este punto de la Consulta tenía por objetivo principal imposibilitar una futura candidatura de Rafael Correa. Lo grave, es que si ganaba el Sí en este interrogante como ocurrió, podrán ser candidatos cualquiera de los otros ex presidentes, excepto Correa porque le están dando validez a esta prohibición desde 2008, desde que está Correa.

Fausto Jarrín es abogado penalista, analista constitucional y ex funcionario del gobierno de Correa. “La Corte Costitucional que ahora se negó a hacer el control previo que exige nuestra legislación para una consulta de estas características –dice–, en 2015 estableció que la ampliación de las enmiendas para permitir la reelección indefinida, era una forma de ampliar derechos”.

El otro núcleo de esta votación fue la pregunta 3: ¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para reestructurar al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, asi como dar por terminado el período constitucional de sus actuales miembros, y que el Consejo que asuma transitoriamente sus funciones tenga la potestad de evaluar el desempeño de las autoridades cuya designación le corresponde, pudiendo, de ser el caso, anticipar la terminación de sus períodos? La traducción es que le permitía a Lenín Moreno el control de la justicia.

En Ecuador, el Consejo de participación ciudadana equivale a lo que sería una suma de nuestro Consejo de la Magistratura y el Senado para la designación de jueces, fiscales, procuradores y autoridades de contralor. Esto significa que alrededor de 150 autoridades de distinto nivel, al menos unas 25 del más alto nivel, podrían ser sometidas a una evaluación que en estricto derecho debería ser facultad exclusiva de la Asamblea legislativa. Así, fiscal general de la Nación, Contralor general de la Nación, Procurador General de la Nación, Superintendentes (organismos de contralor) miembros del Consejo de la judicatura e inclusive a jueces de Corte Nacional y jueces de Corte Constitucional quedarían en manos de la designación a dedo del poder ejecutivo.

El abogado Jarrín amplía: “La pregunta 3 reviste una gravedad jurídica, social y administrativa. Ecuador quedará en una situación de absoluta inseguridad jurídica que con seguridad en muy poco tiempo, nuestro país será pasible de serias sanciones por el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Los especialistas veedores de la OEA que vinieron al país están muy preocupados. De ganar el Sí, esta reforma va a facilitar abusos al Estado de Derecho”.

Hoy Ecuador decidió su futuro político institucional. La posibilidad de una reforma constitucional con consecuencias directas en el futuro del proyecto progresista por el que ganó Lenin Moreno, pero que traicionó apenas comenzó su gobierno. Las decisiones no las tomó Moreno, se toman en otro lado. Estamos ante elementos conocidos de una receta continental. “En algunos países de la región están usando el sistema penal, aquí están usando el vulgarismo: ‘el pueblo es la voz de Dios’, el tema es que eso es lo que ratificó el tercer Reich”, agrega Fausto Jarrin.

Moreno habla mucho de la física cuántica, usa una idea coloquial de las partículas que se atraen; entonces la energía positiva atrae lo positivo, explica como si no tuviera real dimensión de la realidad.  Correa le dice: “el presidente cuántico”. Cualquier similitud con un mandatario que usa la parábola del fútbol para todo, es pura coincidencia regional.

Además, imágenes del día:

You reached the view limit for this month.
Please get the advanced iframe pro version.
Go to the administration for details.

 

3 Comentarios

3 Comments

  1. Pingback: Rafael Correa: “El arma más mortal que tiene el grupo de poder se llama medios de comunicación” – Cronologías

  2. Ricardo Alberto Comeglio

    5 febrero, 2018 en 12:36 pm

    La real crítica debe ir dirigida a quien vota. ¿Por qué vota lo que vota? es la pregunta real, no quien le dice que vote lo que vota. El tema es sencillo, la falta de logros reales y verificables de los gobiernos progresistas que no hacen más que empoderar a las personas en derechos pero no en dinero, que es lo que cuenta para quien vota. Cuando nos demos cuenta que las cosas son como son, no como pensamos que son y que eso es ni más ni menos que plata en el bolsillo de las personas y por mucho tiempo, con trabajo estable y condiciones dignas de vida, entonces tendremos una real noción de por qué votan como votan. No quieren ver otra cosa que no sea dinero y eso es lo que le muestran estas corporaciones y la derecha neoliberal. La zanahora delante del carro, claro está, pero se la muestran y le dibujan la posibilidad de tener el dinero tan ansiado y luego le hablan de forma religiosa en cuanto a que el dinero los está esperando en el paraíso tan ansiado y que allí van a llegar si hacen, votan o piensan como ellos les dicen que lo hagan. Muchos sabemos que esto es un engaña pichanga y que sirve sólo por un poco tiempo y luego todo estalla en mil pedazos, pero en ese tiempo logran robar a mansalva y se ríen de los incautos pobres nuevos creyentes, porque siempre son “nuevos” ya que las generaciones cambian las personas y quienes vivieron otros períodos neoliberales ya no son mayoría y los jóvenes nuevos votantes quieren salir, divertirse, comprar cosas, tener, poseer, ser parte, tener dinero en los bolsillos, nada más. Ninguna otra cosa les importa, sino sólo el hoy, el aquí, el ahora, el ya mismo.
    Entonces nuevamente pregunto ¿por qué votan lo que votan quienes votan?

  3. patricia

    5 febrero, 2018 en 1:05 am

    Gran trabajo de Cintia,muy apreciada por Correa desde aquella nota en Pagina denunciando al banquero Lasso.Ganó el si de la corporación mediática contra el no que para ser escuchado tuvo que recorrer pueblito por pueblito y radio barrial por radio barrial. Como pasa siempre,la agenda la siguen manejando los grandes mas allá de las buenas intenciones de la “comunicación alternativa”, muy marginal siempre.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Cohete en Ecuador

“Ecuador ha sido entregado en prenda a las élites”

Cynthia García

Publicado

en

Con el país bajo la mira del sistema interamericano de derechos humanos, el destituido vicepresidente Jorge Glas habla desde la cárcel.

(más…)

Continúa leyendo

El Cohete en Ecuador

Odebretch en Ecuador

Cynthia García

Publicado

en

La prisión del vicepresidente de Ecuador Jorge Glas Espinel por la causa Odebretch. (más…)

Continúa leyendo

El Cohete en Ecuador

“Hay una arremetida brutal de la nueva derecha en la región”

Publicado

en

Conversatorio con el ex presidente de Ecuador frente al referéndum de la próxima semana. (más…)

Continúa leyendo

Trending