Buenos Aires Managua

Las organizaciones que acompañaron a Thelma Fardín en Nicaragua son perseguidas por Daniel Ortega

 

Apenas fue contactada por Thelma Fardín, la abogada Sabrina Cartabia levantó el teléfono para buscar maneras de viajar a Managua, Nicaragua, donde debía radicarse la denuncia. La red feminista transnacional respondió de inmediato, se garantizaron los fondos para viajar y una red de cuidados y un acompañamiento solidario sostenido. Era necesario denunciar para protegerse de la maniobra que Juan Darthés ya había puesto en marcha contra la denuncia pública de Calu Rivero, una estrategia que hoy se evidencia fallida. La denuncia en Managua era indispensable para poder pronunciar «Juan Darthés» sin temores.

En abril de este año Thelma se reunió con Mariela Labozzeta, fiscal de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM). La UFEM fue creada por la Procuradora General de la Nación el 29 de junio de 2015, apenas semanas después del reclamo masivo de Ni Una Menos. A través de feministas nicaragüenses Thelma y las abogadas y periodistas feministas que la acompañan se contactaron con la Corriente Feminista, y ellas con el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

Una vez en Managua, Thelma se presentó ante la Unidad Especializada de Delitos Contra la Violencia de Género del Ministerio Público acompañada por ambas organizaciones. Esos organismos que acompañaron a la actriz, hoy están amenazados por el gobierno de José Daniel Ortega.

«En Nicaragua hay una situación institucional delicada», dijo la actriz el mismo día que en el Multiteatro de la calle Corrientes denunció públicamente el abuso sufrido 9 años atrás. Thelma fue acompañada y contenida por Vilma Núñez, quien lleva 30 años a la cabeza del CENIDH. «La acompañaron de una manera muy amorosa. Es una organización con muchísimo prestigio y respaldo popular y de la CIDH», relata a El Cohete una activista nicaragüense. El 12 de diciembre, un día después del anuncio de la denuncia de Thelma en Buenos Aires, por decisión de la Asamblea Nacional de Nicaragua, el gobierno de Ortega canceló la personalidad jurídica la CENIDH, «por las denuncias de violaciones a los Derechos Humanos», según dicen  sus redes sociales.

Otra de las organizaciones que acompañó a Thelma es el Programa Regional Feminista La Corriente. Según María Teresa Blandón, miembro de esta reconocida articulación feminista que junto al CENIDH acompañó a Thelma, es muy posible que la próxima semana sigan ellas, «según lo que ha ocurrido las últimas semanas, es de esperar que continúen las pasadas de cuentas a organizaciones feministas que han tenido una voz crítica», reconoce.

El modus operandi es repetido en Nicaragua. Según denuncian diversas organizaciones, primero se quita la personería jurídica y se acusa de financiar el terrorismo y comprar de armas de destrucción masiva y luego se procede a entrar por la fuerza y por la noche a las oficinas.

El movimiento feminista de Nicaragua es perseguido. El 25 de noviembre, Día internacional de eliminación de la violencia contra la mujer, el gobierno no permitió que se realizara la tradicional movilización. Según la policía, la marcha tenía como propósito promover actos vandálicos y terroristas.

El marco institucional del país centroamericano repercute directamente en el proceso de la denuncia de Thelma Fardín contra Juan Darthés, pero ante las amenazas, mirá como nos ponemos: la solidaridad feminista está más fuerte que nunca.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

7 Comentarios
  1. Socorro dice

    No sigamos justificando gobiernos que dicen ser de izquierdas. Todo lo actuado por Ortega es de lo neoliberal, conservador.
    ¿Qué gobierno de izquierda penaliza el aborto?, pues lo hizo este gobierno en cuanto asumió nuevamente la presidencia.
    ¿Quién firmó un acuerdo con un gran empresario chino para construir un canal interoceánico?, este fue una de las razones por las cuales el movimiento campesino se levantó porque las implicaciones de expropiación de tierra, deforestación, etc eran altísimas. Aun este proyecto que es ley, sigue vigente.
    Ortega está acusado de violación a su hijastra, pactó con el partido de derecha y sacó de la cárcel al ex presidente liberal, controla todos los poderes del Estado, ahora son una de las familias más ricas de Centroamérica, por muchos años trabajaron de la mano con el gran capital. A todo esto sumemos lo que ha pasado desde abril, todo lo que aquella revolución consiguió ahora se vuelve delito reclamar o hacer. Si protestas, si piensas diferente vas a la cárcel. Está prohibido marchar y hasta por cantar el himno te pueden llevar a la cárcel. Tenemos que ser críticos con la corrupción venga de donde venga.

  2. Ramon Ortega dice

    Nadie es culpable hasta que no se demuestre lo contrario. Se presume inocente!

  3. Susana dice

    Que detrás de las revueltas están también agazapados los mercenarios que fogonean las guarimbas en Venezuela, no cabe duda. Pero sandinismo no es orteguismo.

  4. daniel rico dice

    Otega cometió el mismo error que en tiempos de la revolución sandinista : desoír las propuestas de asesoría en inteligencia de los rusos pensando que así evitaba una escalada aun mayor del conflicto con os yanquis. Funciona al revés, claro : los yanquis ya habían decidido su caída.

    Hoy repite el error al creer que los yanquis aceptarían graciosamente un segundo canal en centroamérica que les arrebate el control estratégico interoceánico. Ahora está bajo ataque en las mismas condiciones que los demás lideres progresistas de américa latina : revueltas en las calles y falsas causas judiciales.

  5. Susana dice

    MUJER

    …Un ser que aún no acaba de ser
    no la remota rosa angelical
    que los poetas cantaron,
    no la maldita bruja
    que los inquisidores quemaron,
    no la temida y deseada prostituta,
    no la madre bendita,
    no la marchita y burlada solterona
    no la obligada a ser bella,
    no la obligada a ser mala,
    no la que vive porque la dejan vivir,
    no la que debe siempre
    decir que sí.

    Un ser que trata de saber quién es
    y que empieza a existir.

    ALAIDE FOPPA
    DESAPARECIDA DE GUATEMALA

  6. patricia dice

    El tema Nicaragua es muy complejo y no me parece que se deban emitir afirmaciones tan descalificadoras hacia el gobierno de ese país,sin ponerlas en contexto. Nicaragua es objeto desde hace un tiempo de operaciones políticas,mediáticas y de todo tipo basicamente financiadas por organizaciones, «ONG’s» ,etc que siguen el camino que se les marca desde Washington y desde la poderosa UNED. Decir ésto no significa decir que Daniel Ortega no pueda hacer cosas mal. Aqui en Argentina vimos como muchas ONGs «prestigiosas»,intelectuales «prestigiosos» y «progresistas» se subían al carro desestabilizador del gobierno de Cristina,que encabezaba Clarín. En Nicaragua hay elecciones que son vigiladas por innumerables observadores internacionales y medios(que no van a otros países,sino sólo a «los problematicos» como Venezuela,Nicaragua y en general aquellos países que no se alinean con EEUU. Nicaragua esta siendo atacada,entre otras razones, porque tiene buena relación con China y está trabajando en construir un canal bioceanico alternativo al canal de Panamá,lo cual no es bien visto por EEUU. Los «rebeldes» principales son los «inocentes» jóvenes universitarios que luchan por la libertad y la justicia y dan su vida y bla,bla,bla. Ahora bien, ¿que hacen los románticos «Líderes» universitarios reuniendose en Wahington con la extrema derecha republicana (los senadores Ted Cruz,Marco Rubio e Ileana Ross Lehtinen) ?https://grayzoneproject.com/2018/06/19/ned-nicaragua-protests-us-government/
    Darthés es un delincuente convalidado socialmente por un sistema patriarcal machista como el argentino y por eso lo apoyan los grandes popes de «la Industria» (como los Suar). Pero si lo vamos a mezclar con Nicaragua nos estamos equivocando.

  7. Susana dice

    Hace muchos años Zoilamérica Narváez, hija de Rosario Murillo, pareja de Daniel Ortega denunció que su padrastro comenzó a acosarla desde los nueve años hasta violarla. Recuerdo haber leído su relato puntillosamente. Imbuídxs en la heroicas lucha del FSLN; y como quien más arremetía con un oportunismo execrable era la prensa de la gusanera, muchxs quedamos incrédulxs, erradamente confusxs. Tal parecía que un legendario protagonista de la valiente guerrilla que derrotó a la dictadura somocista tenía, sí o sí que ser poco menos que un ser impoluto.

    Los cambios y también desaciertos que se fueron dando en el gobierno de Ortega, no pasaron desapercibidos para sus ex compañerxs de lucha, muchxs de lxs cuales se alejaron o, cuanto menos, le dieron un apoyo crítico. Aún así, resultó poco. Pero en el caso de Thelma, son precisamente ex guerrilleras quienes más la acompañan. Y también es el Poder orteguista quien pone palos en la rueda, desarticulando las organizaciones de DD HH.

    Pienso y me pregunto ¿qué actitud hubieran tomado las heroínas sandinistas caídas en combate Lidia Maradiaga, Luisa Amanda Espinoza, Mildred Abaunza? Seguramente habrían abrazado a la joven y desenmascarado a quien ya ha bastardeado los principios revolucionarios de Augusto César Sandino. Un ser repulsivo no muy diferente a Juan Darthés.

    Error en «neutralizar» y olvidar el relato de Zoilamérica. Porque dista mucho del hijo inventado a Evo, pergeñado por la derecha y el imperialismo yanki para derrocar el proceso de cambio boliviano; donde las mujeres indígenas juegan un rol preponderante.

    Cierto es que las estratagemas del imperialismo agazapado no trepidan en urdir arteras falacias para lograr sus fines; como así también, aprovecharse de la baja catadura moral de un héroe con pies de barro. Pero que ex guerrilleras luchen y acompañen a quien fue víctima de un energúmeno producto de un modelo machista que se cae a pedazos, permite diferenciar la paja del trigo. Para que el terrorismo mediático financiado por los eternos enemigos de los pueblos, no se restriegue sus siniestras manos ilusionándose hipócritamente con «el río revuelto». De éste, sólo logrará que lo cubra el fango. Como la lacra bolsonarística que apunta qué mujer no es «violable» para su gusto. No muy distinto ni a Ortega ni a Darthés. Cada uno en la inmunda cloaca que eligió sumergirse. Y de las cuales, más temprano que tarde, el tiempo demostrará que nunca saldrán.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.