Buenos Aires Managua

Las organizaciones que acompañaron a Thelma Fardín en Nicaragua son perseguidas por Daniel Ortega

 

Apenas fue contactada por Thelma Fardín, la abogada Sabrina Cartabia levantó el teléfono para buscar maneras de viajar a Managua, Nicaragua, donde debía radicarse la denuncia. La red feminista transnacional respondió de inmediato, se garantizaron los fondos para viajar y una red de cuidados y un acompañamiento solidario sostenido. Era necesario denunciar para protegerse de la maniobra que Juan Darthés ya había puesto en marcha contra la denuncia pública de Calu Rivero, una estrategia que hoy se evidencia fallida. La denuncia en Managua era indispensable para poder pronunciar «Juan Darthés» sin temores.

En abril de este año Thelma se reunió con Mariela Labozzeta, fiscal de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM). La UFEM fue creada por la Procuradora General de la Nación el 29 de junio de 2015, apenas semanas después del reclamo masivo de Ni Una Menos. A través de feministas nicaragüenses Thelma y las abogadas y periodistas feministas que la acompañan se contactaron con la Corriente Feminista, y ellas con el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

Una vez en Managua, Thelma se presentó ante la Unidad Especializada de Delitos Contra la Violencia de Género del Ministerio Público acompañada por ambas organizaciones. Esos organismos que acompañaron a la actriz, hoy están amenazados por el gobierno de José Daniel Ortega.

«En Nicaragua hay una situación institucional delicada», dijo la actriz el mismo día que en el Multiteatro de la calle Corrientes denunció públicamente el abuso sufrido 9 años atrás. Thelma fue acompañada y contenida por Vilma Núñez, quien lleva 30 años a la cabeza del CENIDH. «La acompañaron de una manera muy amorosa. Es una organización con muchísimo prestigio y respaldo popular y de la CIDH», relata a El Cohete una activista nicaragüense. El 12 de diciembre, un día después del anuncio de la denuncia de Thelma en Buenos Aires, por decisión de la Asamblea Nacional de Nicaragua, el gobierno de Ortega canceló la personalidad jurídica la CENIDH, «por las denuncias de violaciones a los Derechos Humanos», según dicen  sus redes sociales.

Otra de las organizaciones que acompañó a Thelma es el Programa Regional Feminista La Corriente. Según María Teresa Blandón, miembro de esta reconocida articulación feminista que junto al CENIDH acompañó a Thelma, es muy posible que la próxima semana sigan ellas, «según lo que ha ocurrido las últimas semanas, es de esperar que continúen las pasadas de cuentas a organizaciones feministas que han tenido una voz crítica», reconoce.

El modus operandi es repetido en Nicaragua. Según denuncian diversas organizaciones, primero se quita la personería jurídica y se acusa de financiar el terrorismo y comprar de armas de destrucción masiva y luego se procede a entrar por la fuerza y por la noche a las oficinas.

El movimiento feminista de Nicaragua es perseguido. El 25 de noviembre, Día internacional de eliminación de la violencia contra la mujer, el gobierno no permitió que se realizara la tradicional movilización. Según la policía, la marcha tenía como propósito promover actos vandálicos y terroristas.

El marco institucional del país centroamericano repercute directamente en el proceso de la denuncia de Thelma Fardín contra Juan Darthés, pero ante las amenazas, mirá como nos ponemos: la solidaridad feminista está más fuerte que nunca.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

7 Comentarios
  1. Socorro dice

    No sigamos justificando gobiernos que dicen ser de izquierdas. Todo lo actuado por Ortega es de lo neoliberal, conservador.
    ¿Qué gobierno de izquierda penaliza el aborto?, pues lo hizo este gobierno en cuanto asumió nuevamente la presidencia.
    ¿Quién firmó un acuerdo con un gran empresario chino para construir un canal interoceánico?, este fue una de las razones por las cuales el movimiento campesino se levantó porque las implicaciones de expropiación de tierra, deforestación, etc eran altísimas. Aun este proyecto que es ley, sigue vigente.
    Ortega está acusado de violación a su hijastra, pactó con el partido de derecha y sacó de la cárcel al ex presidente liberal, controla todos los poderes del Estado, ahora son una de las familias más ricas de Centroamérica, por muchos años trabajaron de la mano con el gran capital. A todo esto sumemos lo que ha pasado desde abril, todo lo que aquella revolución consiguió ahora se vuelve delito reclamar o hacer. Si protestas, si piensas diferente vas a la cárcel. Está prohibido marchar y hasta por cantar el himno te pueden llevar a la cárcel. Tenemos que ser críticos con la corrupción venga de donde venga.

  2. Ramon Ortega dice

    Nadie es culpable hasta que no se demuestre lo contrario. Se presume inocente!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.