Cambiemos la resolución

El Ministerio de Agroindustria tuvo que suspender el permiso para fumigar cerca de escuelas y cursos de agua

 

La Resolución 246 que el Ministerio de Agroindustria dio a conocer el 17 de diciembre en el Boletín Oficial cosechó un repudio general de diversos colectivos: profesionales de la salud, docentes, gremios y organizaciones como la de los pueblos fumigados de la provincia de Buenos Aires, entre otras voces difundidas en El Cohete https://www.elcohetealaluna.com/antes-de-que-toque-la-campana/. Tanto es así, que el gobierno de María Eugenia Vidal dio marcha atrás, forzando a Leonardo Sarquis a dictar una nueva Resolución publicada con fecha 14 de febrero que suspende por un año la anterior y también modifica el artículo 5 de la 246 que ahora expresa: “Abstenerse en forma total de realizar aplicaciones y pulverizaciones de fitosanitarios en los lotes que linden con establecimientos educativos, campos de bombeo o baterías de pozos para el abastecimiento público, cuerpos y cursos de agua emplazados en el área rural”.

Igual Sarquis en su artículo quinto no pierde su fluido diálogo con el sector de los agronegocios y les dice que en caso de que tenga que realizarse una fumigación “estrictamente justificada”, se ocupa de remarcar “fuera y lejos de los horarios de clases”, y “sin presencia alguna de personas y animales”, las autoriza, aunque sacándose el lazo y haciéndolas responsables ante autoridades locales.

 

 

La Resolución 246 quedó suspendida por el término de un año y se argumenta tal decisión “a fin de poder trabajar –durante este tiempo— en forma precisa, eficiente y detallada, y a su vez optimizar las condiciones de operatividad con los Municipios suscriptores del convenio de colaboración y asistencia que permita su implementación, y poder con ellos y los próximos suscriptores definir un plan de acción de complementación, a efectos de lograr la mayor eficiencia y puesta en marcha de esta normativa”.

De todas maneras Sarquis no se da por vencido y sigue invocando “las buenas prácticas”, para seguir aplicando agrotóxicos en las zonas de amortiguación. Su trabajo del otro lado del mostrador representando a los agronegocios lo lleva a querer representarlos también desde el Estado, por eso sigue pensando a las zonas de amortiguación desde la lógica de los negocios y no de la salud como está contemplada en muchas ordenanzas municipales. “Crear dentro de los 60 (sesenta) días en el ámbito de la Dirección Provincial de Fiscalización Agropecuaria, Alimentaria y de los Recursos Naturales un equipo de trabajo técnico multidisciplinario e interinstitucional con el objeto de elaborar un protocolo específico de aplicación en la zona de amortiguamiento”, dice su artículo tercero invocando que todo se hará “en el marco de las Buenas Prácticas Agropecuarias, de Aplicación de Fitosanitarios”. El cuarto establece que “el equipo de trabajo deberá presentar –finalizado, pudiendo presentar en formas parciales durante este período— el protocolo de aplicación en un plazo de 180 (ciento ochenta) días desde su integración”.

Fumigar escuelas y cauces de agua no era cuidar la salud de los bonaerenses. Cambiemos pretendía venderla cambiada pero no fueron pocos los que advirtieron y repudiaron la Resolución del ministro de Agroindustria y vino el cambio. “¡Gracias! A todo mi equipo de Agroindustria, Sergio; Luis María; Techi; Eduardo, Jorge y todos los que trabajaron a full; hoy tenemos esta resolución de fitosanitarios para llegar a la gente para ordenar y controlar”, había escrito el 11 de diciembre Leonardo Sarquis en su cuenta de Twitter festejando la Resolución presentada en el Parque Pereyra. La marcha atrás que se conoció no fue festejada en su cuenta. La presión colectiva tuvo su efecto, brindando una nueva prueba de que luchar tiene sentido.

 

 

 

 

4 Comentarios
  1. Alfred Henkel dice

    ¡¡HIPÓCRITAS, SIEMPRE TAN INMUNDAMENTE HIPÓCRITAS!! Vendiéndose al capital sin importarles absolutamente nada de lo que le pase a hombres, mujeres y niños expuestos a los agrotóxicos. Pero tan culpables como ellos son los “legisladores” que de una buena vez por todas no los prohiben. Tan vendidos unos como otros. Mientras tanto, “el pueblo” asiste al desastre bovinamente. ¿Cuántos Fabian Tomassi harán falta para que se den cuenta de la realidad? ¿Cuántos NN, con su salud destruida y condenados a una agonia y muerte atroz harán falta para que se den cuenta “el pueblo” y los” legisladores” y reaccionen? Pronto a cumplir 73 años, mi escepticismo ha crecido tanto como ha envejecido mi cuerpo…

  2. Lujan dice

    La literatura,- tan alejada de ciertos funcionarios-, aporta, aún formateada como ficción, al tema ambiental que aquí se trata. Tal es el caso de la primer novela de Samanta Schweblin ” Distancia de rescate” hipnótica, atrapante e incómoda para la resolución 246 de diciembre pasado de un ex gerente de la multinacional Monsanto y demás del sector interesado que el gobierno provincial, forzado ante la presión colectiva ha dado marcha atrás…
    Bien el ministro de Salud de la Provincia podría tomar nota para considerar pueda llegar su lectura a la Educación Secundaria.

  3. Gastonblues dice

    Grande Latri! Excelente informe. Abrazo grande!

  4. Maria Ema dice

    En la mesa paritaria docente el ministro Sanchez Ziny se puso “colorado” con el reclamo

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.