Cerrado por reformas

El gobierno para ricos sigue ajustando y la que sufre es la justicia social

 

Detallo a continuación el “ahorro” que hace el gobierno a expensas de los programas sociales.

 

Conectar Igualdad

Bajo la gestión de Esteban Bullrich en el Ministerio de Educación, durante 2016 sólo se repartieron 200.000 computadoras y no llegó a cubrirse la totalidad del alumnado. Estas computadoras eran un remanente de 2015.

El programa Conectar Igualdad, renombrado como Plan Nacional de Educación Digital, viene siendo desmantelado año a año por la gestión macrista.

En 2016 el gobierno desactivó el Plan Nacional de Inclusión Digital Educativa (Pnide), que es el área pedagógica del programa de distribución de computadoras a los alumnos de escuelas públicas.

En 2017 recortó parte del presupuesto asignado a este programa y en 2018 volvió a podarlo, reduciendo en un 43 % sus fondos.

 

FinEs

Si bien este programa, a través del cual se puede finalizar los estudios secundarios, continúa vigente, el Ministerio de Educación y Deportes decidió trasladarlo a la órbita de las provincias. Debido al escaso presupuesto con el que cuentan, las provincias tuvieron que ajustar el programa y abrir menos comisiones. Más grave aún: a través de una resolución publicada en abril de 2017, la gestión de Esteban Bullrich dio de baja el FinEs en las Universidades, donde ya no se podrán inscribir nuevos alumnos.

En el 2018 se cerraron un total de trece sedes, lo cual perjudicó directamente a 500 alumnos y dejó sin continuidad laboral a 80 docentes.

Entre ellos cerraron los centros que funcionaban en las villa 20, de Lugano y La Carbonilla, de Paternal.

 

Coros y Orquestas para el Bicentenario

Coros y orquestas del Bicentenario, dependientes del Ministerio de Educación, fueron transferidos a los municipios pero sin transferencia de fondos.

 

Danza por la Inclusión

El Ministerio de Cultura de la Nación informó el cierre del programa en enero de 2018.

La compañía había comenzado en el área de Desarrollo Social y se mantuvo en esta cartera hasta el 2017, cuando pasó a la órbita de Cultura.

 

Argentina Sonríe

El gobierno de Mauricio Macri derogó el decreto por el cual fue creado el programa Argentina Sonríe.

Hasta diciembre de 2015, ese programa tenía 2.316 personas en tratamiento y 3.300 prótesis instaladas. Además había 626 talleres de prevención de salud bucodental con 11.638 participantes. Se hacían limpiezas de dientes, arreglos de caries, tratamientos de conducto, extracciones dentales y colocaciones de prótesis. Según la resolución publicada en el Boletín Oficial el 21 de octubre, que lleva la firma del ministro Jorge Lemus, la decisión fue tomada por cuestiones técnicas.

 

Programa de Salud Sexual y Reproductiva

La gestión del ministro de Salud, Jorge Lemus, cesanteó a 55 profesionales que pertenecían a este programa. Sólo 19 conservaron el puesto, pero reubicados en otros sectores. Así se redujo la capacidad de acción y abordaje territorial de este área que, en 2015, distribuyó en centros de salud de todo el país 33.212.649 métodos anticonceptivos.

Quedaron muy afectadas las Áreas de Monitoreo y Evaluación, Fertilidad, Diversidad, Comunicación y Promoción Comunitaria.

 

Plan Qunita

Mediante la resolución 454, publicada en abril de 2016 en el Boletín Oficial, el Ministerio de Salud dio de baja el plan Qunita con el pretexto de que los elementos que acompañaban las cunas eran «muy riesgosos”.

Tras la entrega de 67.000 kits, el juez Claudio Bonadío rechazó acondicionar los objetos y, pese al repudio de neonatólogos y pediatras, ordenó la destrucción de 60.000 kits. UNICEF cuestionó la decisión y pidió que se revean los aspectos técnicos. Bonadío cambió de opinión y dijo que reutilizar los materiales del Plan Qunita sería decisión del Ministerio de Salud.

 

El Plan Remediar

Este plan, dependiente del Ministerio de Salud y vigente desde 2001, fue reemplazado por la Cobertura Universal de Salud (CUS). Los botiquines del Remediar contenían 74 medicamentos esenciales en su vademécum y garantizaban el acceso a ellos a 16 millones de argentinos en cualquier punto del país. Según un informe realizado por la Fundación Soberanía Sanitaria, que conduce el ex ministro de Salud, Nicolás Kreplak, el gobierno bajó el número de remedios en stock a 7 porque busca que las provincias se hagan cargo de la compra de los mismos.

 

El PAMI

Fue uno de los organismos puestos en la mira de Cambiemos desde el inicio de la gestión. Los jubilados sufrieron en enero de 2016 restricciones en la cobertura de medicamentos que tenían al 100%.  En 2017 se resolvió dejar afuera del beneficio a quienes cobraran más de 8.500 pesos o tuvieran un auto con menos de diez años de antigüedad, más de una propiedad o yates o aviones. El cambio afectó a 200.000 afiliados. Luego, con la llegada de Sergio Casinotti desde IOMA al PAMI, arrancó la segunda parte del ajuste. Para reducir costos, se resolvió cambiar el sistema de facturación en la obra social de los jubilados y volver al llamado sistema de cápitas, en el que se paga una suma determinada por un número fijo de afiliados. La idea oficial es ajustar $1.600 millones. El resultado: resentir las prestaciones y la atención de los abuelos. Sumemos a estas decisiones la Reforma Previsional que disminuyó la fórmula de actualización del haber jubilatorio.

 

Asistir

El gobierno de Macri recortó fuertemente el programa Asistir, que depende del Ministerio de Trabajo, a través del cual se brinda información y asesoramiento sobre derechos laborales.

Hasta diciembre de 2016 contaba con 20 abogados, dos psicólogos y tres administrativos.

Hoy Asistir funciona con 10 abogados y sin asistencia psicológica.

 

Programa de Recuperación Productiva (REPRO),

Este programa significaba una ayuda para proteger los puestos de trabajo al subsidiar parte de los salarios. En 2016, en plena ola de despidos, el Ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca redujo la inversión en esa herramienta contra el desempleo en un 30% respecto de 2015. Esto es: sólo 123.056 recibieron el beneficio en 2016, contra los 756.487 que lo habían cobrado un año antes, lo que significó una reducción de 814 millones de pesos.

 

Jóvenes por Más y Mejor Trabajo

Hasta diciembre de 2016 el programa contaba con 21 trabajadores y ahora solo quedaron 7 debido a despidos y reubicaciones.

 

Centros de Atención Judicial (CAJ)

Hasta diciembre de 2016 existían 82 CAJ, pero Cambiemos cerró al menos 30, en su mayoría en el conurbano bonaerense, dejando no sólo a la gente sin este servicio sino también a 200 trabajadores en la calle.

 

Consejo Nacional de las Mujeres.

Por medio de la Decisión Administrativa 12/2017, Peña resolvió recortar 67 millones de pesos asignados al Consejo Nacional de las Mujeres (CNM) y a la implementación del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (PNA).

De esta manera el gobierno de Macri dejó sin efecto el presupuesto para el área debatido y aprobado en el Congreso Nacional, en noviembre pasado.

 

Argentina Innovadora 2020

Luego del recorte de 3.000 millones de pesos en el presupuesto del Ministerio de Ciencia y Tecnología para 2017, las consecuencias se empezaron a observar en los programas de la cartera que conduce Lino Barañao. Desde el CONICET denunciaron que para 2018 ingresarán un 60% menos de investigadores al organismo, lo que representa la cifra más baja desde 2004.

Esto choca con el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva «Argentina Innovadora 2020», que se lanzó hace tres años y que fijaba el objetivo de alcanzar 5 investigadores por cada mil habitantes de la población económicamente activa.

 

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.