Construir sobre los escombros

Las luchas sociales y movilizaciones recrudecen, camino al paro general

 

La declaración de emergencia con la que el presidente Mauricio Macri abrió la semana no es otra cosa que la consecuencia directa de sus políticas. Todos los índices económicos resultan negativos. Es el peso histórico de una deuda impagable cuyos intereses condicionarán a cualquier gobierno que lo suceda. El país nuevamente está en ruinas y quienes se propongan habitar su suelo tendrán que reconstruirlo sobre sus escombros.

La única política del gobierno actual es el ajuste. Sus consecuencias se traducen en recortes a la salud, la educación, las provincias, la presión para cerrar las paritarias por debajo del 30 % con una inflación calculada en un 42% con los actuales valores de la verde divisa. La evolución de este panorama depende de la voluntad colectiva de quienes están en la vereda de enfrente protestando todos y cada uno de los días.

A la enorme movilización de la semana pasada protagonizada por los docentes universitarios acompañados por sindicatos docentes y la comunidad educativa en su conjunto, con delegaciones de todo el país, le siguieron tomas de universidades y colegios secundarios dependientes de las casas de altos estudios y un estado de asamblea permanente que volverá a expresarse el próximo 13 de septiembre bajo la consigna “La Universidad va al Congreso”. La memoria de la coordinadora de relaciones obrero estudiantiles de la época del pequeño dictador Onganía retorna ante la similar sensación de aquel agobio que genera hoy el macrismo. Como entonces, más fuerte que el hambre es el hartazgo.

El día lunes, convocados por la combativa ATE Capital, se movilizaron los empleados públicos contra los despidos en el Estado. Estaban todos los sectores nacionales, como el Enacom, Justicia, Desarrollo Social, Cultura, Salud, y masivamente presentes los trabajadores de los Ministerios que pretenden desaparecer. La conducción de la CTA de los Trabajadores y la Autónoma, junto a dirigentes de la Corriente Federal, diputados y legisladores y referentes de organizaciones sociales, acompañó la marcha. La composición mayoritaria de los manifestantes era de empleados públicos y superó largamente las 10.000 personas. Llamó la atención la presencia de ATE San Fernando, Avellaneda, Merlo y Luján, el conurbano de los trabajadores del Estado se va reflejando cada vez más en la conducción de Daniel Catalano y su posición frontal frente al gobierno nacional. Hay que considerar también la vocación unitaria de todo el movimiento sindical que expresa Catalano.

El martes hubo un numeroso abrazo simbólico al Ministerio de Ciencia y Tecnología, el ministerio más movilizado durante la etapa macrista, porque fue objeto de recortes desde el primer día de gestión: reducción de programas, recorte de ingreso de investigadores al CONICET, atraso en los subsidios, congelamiento salarial. Todo ello hizo afirmar que en Ciencia y Tecnología no es el comienzo del ajuste sino el final. Llama la atención la pluralidad de origen de quienes asistieron al duelo de la investigación como vía de desarrollo autónomo. Hay conquistas históricas que solo cobran valor cuando se pierden.

El miércoles fue el turno del abrazo al Ministerio de Salud, hoy degradado al rango de Secretaría, en este caso más visible porque caotizó el tránsito en la 9 de Julio y Moreno en pleno mediodía porteño. La indignada reacción se hizo carne en centros de atención médica, en médicos, enfermeros y los propios trabajadores de salud y estudiantes de medicina, que se transformó en un abrazo al histórico edificio situado dentro mismo de la 9 de Julio. La semana culminó el viernes con el abrazo al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. El último peldaño de la escalada personal de Mauricio Macri contra los derechos laborales, los jueces del trabajo, los abogados laboralistas, los dirigentes sindicales, se dio contra el propio Ministerio de Trabajo. El personal de ANSeS movilizado hacia su sede central de la Calle Córdoba reclamó por la intención de hacerlos depender del Ministerio de Desarrollo Social. Esta decisión es la que más retrata ideológicamente al presidente Macri y su relación personal con el mundo del trabajo a lo largo de su vida. Patrón de Estancia que nunca pudo dominar a los trabajadores sindicalizados.

A la enorme movilización de Berisso de la semana pasada que congregó a todos los sectores de la comunidad en una marcha de más de 20 cuadras en defensa del Astillero Rio Santiago, reaccionando de esa manera a la salvaje represión de la gobernadora María Eugenia Vidal, se sumaron otras en el interior del país

El martes fue el turno del cordón industrial de San Lorenzo. Convocados por la CGT local, con el apoyo de ambas CTA, el movimiento obrero santafecino y con la presencia de delegaciones de toda la provincia de Santa Fe se realizó un paro de 24 horas que comenzó con seis piquetes estratégicamente emplazados que bloquearon todos los accesos a las plantas aceiteras y al puerto, paralizando toda la actividad. En el acto realizado en la rotonda de los trabajadores hubo oradores de todos los sectores y una fuerte presencia estudiantil. El reclamo más reiterado fue el de un plan de lucha nacional y la unidad del movimiento obrero. Estos paros regionales que se suceden semanalmente están supliendo el vacío de convocatoria de las cúpulas nacionales.

El viernes fue el turno de las dos CGT y ambas CTA en Córdoba. El diario sindical afirma que “el movimiento sindical cordobés protagonizó una de las movilizaciones más contundentes de los últimos años en rechazo a las políticas de ajuste del gobierno nacional”. Alrededor de 30.000 trabajadores de  toda la provincia. Una larga lista de oradores de las distintas regionales del interior de la provincia y por la CGT regional córdoba hablo José Pihen rescatando la unidad obrero estudiantil y  Mauricio Saillen por la CGT Nacional y popular Rodríguez Peña reclamando el adelantamiento del paro y un plan de lucha continuado. El cierre estuvo a cargo del miembro del triunvirato Nacional Juan Carlos Shmid. Respondiendo a los reclamos de los oradores locales que reiteraron el llamado a la unidad para resistir el plan económico del gobierno, reafirmó el paro del 25 con una posterior convocatoria a un Comité Central Confederal para definir un plan de lucha para seguir en la calle resistiendo el ajuste. La presencia de Schmid en el cierre del acto marca la diferencia con los otros triunviros y su postura más combativa da cuenta de esa misma diferencia. En Córdoba este viernes todos los sectores sindicales y los movimientos sociales han demostrado una fuerte voluntad de unidad y reflejan lo más profundo que se está incubando entre los trabajadores organizados. La vieja mística del movimiento obrero cordobés en acción en cabeza de una nueva clase obrera que honra su propia historia.

El miércoles unos 5.000 manifestantes se congregaron en el Obelisco y marcharon hasta el CCK convocados por el SIPREBA, acompañados por los sindicatos de prensa de todo el país. En respuesta a la cautelar presentada el SITRAPREN, el juzgado laboral Nº 15 a cargo de la Jueza Silvia Beatriz Garcini resolvió favorablemente el pedido y ordenó la reincorporación de 93 trabajadores. Hay que sumar a ello los primeros 27 con fallo favorable por problemas de salud o fuero sindical. Además se hallan en curso en los mismos juzgados que ya fallaron favorablemente alrededor de 160 cautelares más. Sumado a ello el fallo de la Cámara Nacional del Trabajo ordenó al gobierno resolver la situación de los trabajadores de Télam. El ahora degradado Ministerio de Comunicación sigue sin dar respuesta. La resistencia sigue firme y la solución en espera.

En Zárate la Multisectorial encabezada por los sindicatos locales realizó un plenario para determinar la acción a seguir en defensa de la producción energética del proyecto Atucha y convocó a una concentración para el próximo miércoles en la tradicional rotonda de acceso a esa ciudad, exigiendo la continuación de la obra que significó la pérdida directa e indirecta de cerca de 5.000 puestos de trabajo.

La multitudinaria marcha de los movimientos sociales a la sede del ANSeS plasmó la imagen que faltaba al panorama de movilización permanente que ofrece hoy nuestro país.

En este marco se realizó la elección de la conducción de la CTA de los Trabajadores, consagrando a Hugo Yasky (foto principal) como secretario general por el término de cuatro años. El mandato masivo legitima la política de esta central en cuyo centro está el compromiso de bregar por la unidad del movimiento obrero. El respaldo logrado por el veterano maestro lo convierte en un actor principal para hacer posible esta demanda del conjunto de la clase trabajadora. Frente a un triunvirato crecientemente aislado, la unidad que impone la hora es superior a cualquier condicionamiento que se le pretenda anteponer. Cerca del 40% de los empadronados votaron y de ellos el 90% lo hizo por la lista 10 que encabezaban Hugo Yasky, Daniel Catalano y Edgardo Llano.

El ascenso sostenido de las luchas sociales y las movilizaciones obreras y populares seguirá creciendo hasta el paro del día 25. El gobierno especula que este será el techo y luego vendrá el desgaste, así lo explican en inglés a los desconfiados burócratas del FMI. Para los resistentes luchadores del campo popular será apenas un hito para tomar un nuevo impulso.

 

 

 

1 comentario
  1. Marta dice

    Ha sido de gran utilidad esta cronica de actos sindicales y reconfortante su analisis

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.