#CortosDeMujeres

El Estado debe implementar políticas públicas que permitan la participación de mujeres en mejores empleos

Las designaciones de 2017 y 2018, hombres en verde. 
Fuente Ministerio de Justicia. Visualización Ignacio Ferreiro.

 

Si tomamos los puestos de poder en Comodoro Py como un ejemplo de lo que pasa en todo el Poder Judicial, la fotografía es triste: de los doce fiscales federales de primera instancia, hay solo dos mujeres: Paloma Ochoa y Alejandra Mangano. Y de los doce jueces federales hay una sola jueza: María Romilda Servini. En la Corte Suprema de Justicia es aún peor: de los cinco jueces de la Corte, hay una sola mujer: Elena Highton de Nolasco.

En este contexto, según un informe del Ministerio de Justicia al que accedió en exclusiva el newsletter Dos Justicias de A24.com, de los 120 nombramientos para ocupar vacantes de jueces en los últimos dos años, 70 fueron para varones y 50 para mujeres. En 2017 nombraron a 17 mujeres y 32 varones. En 2018, 32 mujeres y 38 varones. Aunque aumentó la cantidad de designaciones de mujeres, la brecha sigue siendo grande. Basta caminar por cualquier tribunal del país.

En las fiscalías sucede algo similar. De acuerdo con un informe elaborado por la Dirección General de Políticas de Género del Ministerio Público Fiscal, del total de fiscales designadas/os por concurso entre 2000 y 2016 (187 nombramientos), el 27% son mujeres (51) y el 73% (136) son varones.

Esta foto se inscribe en un contexto preocupante de desigualdad laboral entre los hombres y las mujeres. La participación de las mujeres en el mundo del trabajo creció del 36,8% al 48,1% entre 1990 y 2017. Pero la brecha con los varones sigue siendo de más del 20%.

Si bien las mujeres representan la mitad de la población, su tasa de empleo sigue siendo más baja que la de los varones: 43,1% para las mujeres y 66,3% para los varones. Así lo reflejan un informe del ministerio de Trabajo y la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC.

El Ministro de Justicia Germán Garavano habló con este espacio y dijo: “Estamos impulsando la designación de un mayor número de mujeres en los cargos de jueces, fiscales y defensores tratando de llegar a niveles de igualdad. A diferencia de otras áreas, en este caso hay distintos criterios que pesan y hay internas que quedan compuestas solamente por hombres pero es un elemento que el Presidente Macri tiene en cuenta a la hora de efectuar las propuestas de los jueces”.

Por su parte, ante la consulta de Dos Justicias sobre la desigualdad de jueces varones y mujeres, Natalia Gherardi, Directora Ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género e integrante del Observatorio de Defensoras de Derechos Humanos de las Mujeres para el G20, sostuvo: “Hace ya muchos años que son más graduadas mujeres que varones en las Facultades de Derecho en Argentina. Contar con más mujeres en todos las jurisdicciones del Poder Judicial, con acceso a los lugares de decisión de sus diversas competencias, sería avanzar hacia un Poder Judicial más representativo de la sociedad para la cual deben administrar justicia. Sería importante analizar si hay sesgos inconscientes de género en los concursos para cubrir cargos de de la Justicia, que puedan estar obstaculizando una mayor igualdad en el acceso a esos cargos”.

Si bien la tendencia se va revirtiendo de a poco, todavía falta mucho para lograr la igualdad. El Estado debe implementar con urgencia más y mejores políticas públicas que permitan la participación de mujeres en mejores empleos en todos sus ámbitos.

 

 

 

Publicado en el newsletter Dos justicias de A24.com

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.