Cuadros de situación

Las obras de arte secuestradas a Cristina no valían 4 millones de dólares sino de pesos

 

El gobierno se propone hacer girar el proselitismo sobre la denuncia de la corrupción kirchnerista, para lo cual cuenta con un nutrido calendario judicial y un desprejuicio superior a todo lo conocido en la manipulación de los tribunales. Desde el otro lado, entienden que los temas insoslayables serán la economía y la inseguridad, considerada como un epifenómeno de la catástrofe social inducida por la política económica. Si esa es la trama del telón electoral, la urdimbre pasa por el desdoblamiento o no de los comicios en las provincias de Buenos Aires, Mendoza y Jujuy, donde los candidatos de Cambiemos temen ser arrastrados por el desplome presidencial, y por la posibilidad de internas enconadas en Córdoba, que fue la provincia clave en el desenlace de 2015. Sin Córdoba, la noticia de hoy serían las denuncias de viajes de lujo y violencia doméstica contra el presidente Daniel Scioli.

 

Gracias a Schiaretti, esta es una noticia menor.

 

Y el bordado final es la informatización del escrutinio, que Cambiemos imagina como un discreto rubor en las mejillas, suficiente para resaltar los rasgos de un rostro menos rozagante de lo que hubieran deseado. Si la elección se define en un balotaje, promete ser reñida, de modo que no hacen falta demasiados retoques para forzar la sonrisa. La insistencia de Cambiemos en estos sistemas, controvertidos en todo el mundo, es conmovedora. Se desesperan por la modernización y la velocidad. El ministro del rubro, Andrés Ibarra, es rápido y confía en encargar la modernización a una empresa venezolana patrocinada por Jorge Born IV, uno de los financistas de Cambiemos, bajo el lema cooperativo Hoy por tí.

Tratándose de Maurizio Macrì, ni Durán Barba puede asegurar que el debate sobre la corrupción se dirija única y principalmente contra los adversarios de su pupilo. Por más fonoaudiólogos que hayan mejorando su dicción, cuando el Presidente dice transparencia, se escucha tramparencia.

No sólo desplazó a los tres camaristas que lo procesaron a él por las escuchas desde el gobierno porteño y dejaron en libertad por unos días a Cristobal López (uno destituido en juicio político, otro jubilado y el tercero transferido a otra jurisdicción) y los substituyó por dos leales trasladados de una sede a otra sin seguir los requisitos constitucionales. Además recibió a uno de esos jueces en la Casa de Gobierno, en presencia del ex secretario de Energía Javier Iguacel, quien indicó que Gerardo Ferreyra debía ser excluido del generoso giro de esa Sala en favor de los empresarios encuadernados. Todos debían ser extraídos de la asociación ilícita, que sólo debe incluir a los ex funcionarios, con Cristina a la cabeza. Como dijeron ellos mismos en sus primeras declaraciones (e igual que sus homólogos italianos ante el Mani Pulite), fueron víctimas de la extorsión de los políticos y debieron pagar para seguir trabajando. Todos menos el accionista de Electroingeniería. Desde que asumió hasta el último día, Iguacel intentó correr a esa constructora de las represas de Santa Cruz, que constituyen la mayor obra pública financiada por China en todo el mundo. Esa cuota Hilton de la obra pública debe ser deglutida por paladares más finos, que frecuenten Cumelén.

Esa disculpa es falaz, ya que la cartelización de la obra pública y la formación de clubes de empresas para cada licitación existe desde hace no menos de medio siglo, sin necesidad de que ningún funcionario les indicara cómo hacerlo. Pero además debe ser perfeccionada, porque en algún momento vendrá el juicio oral y si no se encuentra antes una solución, será un desfile de arrepentidos de haberse arrepentido que culminará en un festival de nulidades y el enjuiciamiento de los jueces y fiscales actuantes. Lo que el gobierno transmitió a los jueces es la posibilidad de una probation y un juicio abreviado, de modo que los ejecutivos paguen una multa y las empresas sigan haciendo lo suyo como siempre. El Poder Ejecutivo, algunos prohombres de Comodoro Py y los defensores de los imputados trabajan en conjunto esa salida.

En Estados Unidos, que Macrì pone siempre como ejemplo, el periodista David Montero desmitificó esa pretensión en su libro Kickback: Exposing the Global Corporate Bribery NetworkEn una entrevista recordó que los sobornos constituyen un delito con 400 años de antigüedad entre las grandes empresas, desde la British East India Company en la India, y que sólo son condenadas por no llevar libros y registros precisos, sin hacerlas responsables de las consecuencias de sus actos. «Las corporaciones se salen con la suya porque a menudo argumentan que son extorsionadas y, a veces, admiten que han sido participantes pasivos en estos esquemas. Lo que no es verdad. Si nos fijamos en los cientos de casos que el Departamento de Justicia ha presentado solo en los últimos 10 años, se trata de soborno activo. Algunas compañías tienen un departamento completo en su operación que maneja estos pagos. Es muy elaborado, y es muy activo. Esta idea de que están siendo extorsionados de forma pasiva, y no podríamos hacer negocios de otra manera, y ese tipo de argumentos, definitivamente no es válido».  El autor también señala la complicación que implica que el Presidente sea ahora un empresario que participó de esas prácticas. Se refiere a Trump, claro.

El gobierno confía, eso sí, en el desinterés de los grandes medios por la corrupción estructural, tan bien representada por esta negociación entre fulleros oficiales y privados, y en el interés excluyente que manifiestan por ex funcionarios o personas próximas a la ex presidente CFK.

 

Cristina con Héctor Timerman, la creación de la realidad

Un pequeño detalle

El último de una serie interminable de ejemplos: cuando el doctor Glock secuestró los cuadros del domicilio de Cristina, el título que se repitió de medio en medio fue que estaban valuados en 4 millones de dólares. Pues no, eran 4 millones de pesos, es decir, 38 veces menos, según el inventario y la valuación judicial. Y más de la mitad corresponde a un cuadro de Roberto Aizenberg adquirido antes del 25 de mayo de 2003, tal como más de la mitad de las 31 obras secuestradas. Nadie lo aclaró, aunque en la causa judicial consta. No todas las fojas tienen el mismo interés, por lo visto. «Así se construye la mentira, para generar indignación, marca registrada del gobierno de Cambiemos», sostuvo la ex presidente.

 

Pequeño detalle: eran pesos.

 

 

Seguro que no

El gobierno decidió machacar también con el tema de la seguridad como oferta de campaña e incluso contempla la posibilidad de desmontar a Gabriela Michetti de la fórmula y reemplazarla con la provocativa Patricia Bullrich, la montonera buena de Cambiemos. Pero este es otro arma de doble filo. Afirmar que bajaron los niveles de criminalidad (sin ofrecer indicadores claros para medirlo) y que se necesitan medidas más firmes, son términos contradictorios.

Eso puede subsanarse con la hipnósis publicitaria, que repita estereotipos y prejuicios arraigados. Pero en los conurbanos pauperizados, hablar de inseguridad es mentar la soga en casa del ahorcado. Todavía rebotan por las redes las declaraciones que hizo hace un semestre el jefe de la policía bonaerense, Fabián Perroni, cuando dijo que «hay gente que delinque y que antes no lo hacía, por una necesidad, por un apremio económico». Tampoco es necesario que lo diga un funcionario, porque es una vivencia cotidiana.

El asesinato del empresario de Bernal, torturado para que revele dónde guardaba el maletín con los dólares que alguien había indicado que tenía, es impactante por la crueldad y la presunta traición. Pero el mayor impacto proviene de las declaraciones de los vecinos que cuentan que hasta hace poco ese fue un vecindario tranquilo, hasta que desde hace unos meses comenzaron los hurtos callejeros. Lo mismo puede decirse de un par de casos recientes de motochorros: uno le arrebató la mochila a un estudiante, que lo persiguió en su bicicleta y la recuperó. Cuando TN lo entrevistó, el héroe no pidió mano dura, sino trabajo y educación, que es lo que el gobierno escatima. Otros dos se acercaron en una vieja moto a un hombre mayor que pedaleaba en la calle y le robaron la bicicleta. Eso tiene poco que ver con la criminalidad organizada, el narcotráfico o el terrorismo, que el gobierno agita como fantasmas que obstruyan la visión de los acuciantes problemas de la martirizada vida cotidiana.

 

El avión oficial para la política

El viernes, Macrì interrumpió sólo por un rato su descanso. Como hace Trump con su residencia de Palm Beach, Mar-a-Lago, el Presidente argentino hizo ir hasta Cumelén a los jefes de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mendoza y Jujuy, y la única foto del encuentro fue distribuida por la Presidencia. Sin embargo, Macrì no trató una cuestión de Estado con Horacio Rodríguez Larreta, Alfredo Cornejo y Gerardo Morales, sino los intereses electorales de la alianza Cambiemos, que los cuatro integran. Hay también asuntos de negocios: Morales reveló  que la instalación del Parque Solar Caucharí (que los expertos objetan por el costo astronómico de la energía) se debió a un pedido del entonces candidato presidencial en marzo de 2015. Y con Cornejo, Macrì intenta abrir Mendoza al fracking y la explotación del gas y el petróleo no convencional, que tampoco es rentable y se financia con subsidios y endeudamiento, como cuenta Félix Herrero en otra nota de esta edición.

 

Foto de Presidencia

 

Morales usó para este viaje político el avión de la gobernación. De ida y de vuela, Morales hizo escala en Mendoza para recoger a Cornejo. Así lo muestra la planilla de  Tams.aero, el software que utilizan todos los aeropuertos de AA 2000. Aeropuertos Argentina 2000 es la empresa que preside el ex ministro de Néstor Kirchner , Rafael Bielsa,  hermano de la precandidata de Unión Ciudadana a la gobernación de Santa Fe

 

El lunes 14, el Tribunal Oral en lo Criminal 3 jujeño leerá el fallo contra Milagro Sala en la causa por la construcción de viviendas sociales. Una versión que circuló con insistencia en la provincia es que Morales personalmente se reunió con la presidente del tribunal, María Alejandra Tolaba, para que la condenen a 12 años de prisión por asociación ilícita, defraudación y extorsión. Las tres juezas no estarían convencidas de la contundencia de la prueba, pero para Morales es fundamental la condena, porque el miercoles 16 se cumplen tres años de prisión preventiva, que es el plazo máximo y necesita dar apariencia de legalidad a esa escandalosa privación ilegal de la libertad de su principal oponente política.  Tolaba fue designada a dedo en ese tribunal, luego de ser bochada dos veces en el examen para ocupar el mismo cargo que ahora subroga, y cuya confirmación depende de los entenados del gobernador en el Superior Tribunal).

 

El faltazo del Hada Buena

La gran ausente en Cumelén fue el Hada Buena, quien prefirió continuar su descanso en las playas de la provincia que gobierna, donde ya obtuvo el visto bueno de la Justicia (en una consulta informal, claro) para hacer aquello que Macrì trata de impedir: el desdoblamiento de las elecciones. Tampoco Morales y Cornejo hicieron un pronunciamiento público al respecto.  Sólo el gobierno nacional dejó saber que Macrì les había pedido que fueran todos juntos. Los radicales no asintieron. Sólo dijeron que lo decidirán en marzo atendiendo al interés común, que es una linda frase hecha. El único que no dijo tener mayor problema en acatar los deseos presidenciales fue Rodríguez Larreta.

Se comprende, porque en la Ciudad Autónoma es donde reside el más alto porcentaje de aquellos que aún descontentos con la política oficial se inclinarían por darle una segunda oportunidad a Macrì, cualquiera sea la fecha de la elección. Tampoco aparecen fórmulas alternativas que pongan en riesgo el triunfo local. Sobre todo desde que el único candidato competitivo, Martín Lousteau, ya anunció que no le apetece el sillón del alcalde sino el de Macrì, con quien desearía competir en las PASO de Cambiemos, para lo cual espera arrastrar a sectores de la UCR más robustos que los que se identifican con el hijo de Alfonsín.

Toma de distancia

Por más argumentos que se les ofrezcan, Macrì y sus operadores electorales, Durán Barba y Marcos Peña Braun, sienten que lo que se procura adelantar es la toma de distancia del cuerpo político en descomposición del Presidente. Con ese gusto infantil de jugar con fuego que caracteriza a los jóvenes CEOs del macrismo, el ministro Nicolás Dujovne dijo en noviembre ante la CNV que «nunca se hizo un ajuste de esta magnitud sin que caiga el gobierno». El consultor ecuatoriano, su ejecutor Peña Braun y sus poleas de transmisión confían en que las rencillas de quienes en la oposición rechazan a Cristina basten para modificar esa historia. Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal están entre quienes no comparten ese optimismo, de ahí el faltazo de la gobernadora a la cita frente al lago. Si el Hada Buena desdobla, ni siquiera es seguro que Macrì sea candidato.

La fecha posible es junio, que con alta probabilidad coincidirá con lo más profundo del proceso estanflacionario y de la paralización productiva. Macrì se lo hizo saber a los gobernadores, aduciendo que en octubre habrá un segundo semestre con brotes verdes y sin fenómenos meteorológicos. En público aprendió a abstenerse de los pronósticos, en privado es lo poco que le va quedando. Si la gobernadora perdiera, todo habría terminado para Cambiemos. De imponerse, sería muy difícil impedir que luego apostara por el cargo que dijo que no buscaría. En cualquier caso, en el horizonte de Macrì siguen pasando cosas.

 

 

 

El cuadro de Roberto Aizenberg que ilustra 
esta nota no es el secuestrado por el doctor Glock
5 Comentarios
  1. arturo langton dice

    H. V. no desmiente su categoría de Maestro.
    Un chisme que circula por ahí dice que hay varios que desean una segunda presidencia para el gato colicorto, al sólo efecto de ver cómo la pedalea el y sus innumerables soplaorejas & adivinos varios.

  2. cacho dice

    simplemente advierto que los argentinos podemos digerir cualquier cosa, incluso hasta un gobierno de Macrí.

  3. Lev Yashin dice

    HV, muy clara la nota. Pero yo digo, acaso tienen algun peon de ajedrez ( x ej. el hada buena), la libertad de insolentarse con su torre ( mmlpqtp) como para disentir en la fecha de elecciones o no ir al encuentro de los alfiles? no es acaso importante lo que decida el rey manganetto? en este ajedrez corrupto y podrido, aparte de usa , quien decide? manganetto, quienes mas?. Un abrazo

  4. marcelo daniel cosin dice

    «La hipnosis publicitaria» es la capacidad de producir una conducta de consumo. En este caso es de consumo cultural. Cambiemos, y más precisamente el PRO, combina las técnicas del Focus Group con las estrategias creativas de persuasión para generar aspiraciones difíciles de alcanzar. La hipnosis publicitaria genera valores de individualidad, de acaparar, de diferenciarse, e identificarse con supuestos ganadores en la vida. Los comerciales de Ford, son una muestra de estas formas de hipnosis que Joaquín Mollá, publicitario que vive en Miami, conoce bien y aplica para intentar salvar a Macri.

  5. willy maglia dice

    Gracias por la claridad de siempre Horacio

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.