Cuatro décadas después

Cuando la memoria ilumina es más fácil comprender el presente

Eduardo Basualdo durante su testimonio en la causa Ford.

 

Cuando la memoria ilumina es más fácil comprender el presente.

Entre el sábado 13 y el martes 16 viví dos episodios vinculados con la memoria, la militancia, el Terrorismo de Estado, la Responsabilidad Empresaria en los delitos de Lesa Humanidad que ayudan a entender la actualidad de otra manera.

El primero de ellos fue en el Sitio de la Memoria que funciona en el ex centro clandestino de detención de Córdoba La Perla. Ahí Sebastián Micolo, un cordobés de la época, militante de la columna Sabino Navarro, inauguró una escultura en el predio con los rostros de mujeres ligadas en la obra a Evita, en memoria de la vieja consigna: “Ustedes levantarán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria”. María de los Milagros Doldán (La petisa), Rosa Maureen Kreiker (Murina) y Elsa Alicia Landaburu (Nené). La petisa, abogada, junto a Murina, arquitecta, fueron secuestradas en pleno centro de Córdoba y trasladadas a La Perla. Nené, médica, fue asesinada por las patotas de Luciano B. Menéndez en un simulacro de enfrentamiento. Según los relatos de los sobrevivientes contemporáneos, durante los meses que estuvo ahí secuestrada se convirtió, junto a Tomás Di Toffino, el lucifuercista secretario adjunto de Agustín Tosco, en un puntal donde se sostenían los secuestrados en medio de aquel infierno. Cuentan algunos sobrevivientes que cuando la sacaron para fusilarla reclamaba la presencia del Nabo Barreiro, que venía casi diariamente a discutir políticamente con ella. Dijo un gendarme presente en el pelotón de fusilamiento que sus últimas palabras fueron: “En ustedes me despido de la humanidad”, mirándolos a la cara, ya que había pedido que le quitaran las vendas y la mataran de frente. Más de un centenar de viejos militantes familiares y compañeros dieron marco a la inauguración de la obra.

El martes 16, en el tribunal oral de San Martin en el marco de la Causa Ford, ya en el epílogo de las audiencias, fue el turno de los testigos de contexto, que dieron el marco de la época en que fueron secuestrados delegados, comisión interna y activistas de la multinacional con sede en General Pacheco. Eduardo Basualdo, economista de FLACSO y CONICET de muy reconocida y prestigiosa trayectoria además doctor en historia; Federico Vocos, sociólogo de la UBA, especialista en relaciones laborales y organización sindical, y Victoria Basualdo, historiadora cuya tesis doctoral en la Universidad de Columbia, Estados Unidos, trató sobre el rol de las comisiones internas en la Argentina, y además es participante en la coordinación del estudio de FLACSO, el CELS, el Programa Verdad y Justicia y la Secretaría de Derechos humanos sobre Responsabilidad Empresarial en delitos de lesa humanidad publicado en 2015. También intervino en ese estudio Elizabeth Gómez Alcorta, la abogada de los trabajadores de Ford reprimidos. Alejandro Jasinski, que viene siguiendo los juicios de Lesa Humanidad, particularmente éste por su enorme trascendencia internacional, da cuenta en su nota semanal del contenido de esta audiencia. Por ello me detendré sólo en dos aspectos: la atención del tribunal y la conmoción de los familiares.

En los juicios a los que asistí, que fueron varios, nunca vi tanta atención de los jueces a cada afirmación de los testigos. Cuando Eduardo Basualdo describía el funcionamiento de la bicicleta financiera de la época, el endeudamiento privado y su transferencia al Estado vía los seguros de cambios, los grupos ganadores y perdedores, la ida de la General Motors en el año 1978 y el récord de ventas que obtuvo la Ford por entonces, la concentración de los magistrados era llamativa. Repetía asiduamente: “Esto mismo ocurre ahora”. Cuando fue el turno de Victoria y narró cómo era la organización sindical en la propia fábrica, el rol de la comisión interna y su lucha reivindicativa, el papel determinante en la pelea de la Coordinadora de la Zona Norte, la estrecha vinculación de la Ford con las Fuerzas Armadas y de seguridad de la época, la utilización de los vehículos de la empresa en las tareas represivas, la provisión de alimentos y combustible a los militares, la detención de los delegados en sus puestos de trabajo delante de todo el turno para sembrar el escarmiento, no volaba una mosca en la sala y las miradas de los magistrados no se apartaban de la vista de la testigo. La intervención del defensor oficial que representa al genocida multicondenado Santiago Omar Riveros hizo estallar la audiencia en una carcajada, cuando le preguntó a Federico Vocos si el término “fordismo” lo habían impuesto los militantes de la época en referencia a la Ford de Pacheco.

Varios familiares de las víctimas presentes no podían disimular su emoción, porque el terror que les hizo vivir la empresa a través de la dictadura había sido objeto de estudio por lo más granado de la academia en materia de ciencias sociales y sentían que aquella pesadilla era ya un aporte invaluable a la historia del movimiento obrero. Dos jóvenes alemanes también siguieron las alternativas de la audiencia, a causa de la enorme repercusión que tienen en Europa y Estados Unidos las acusaciones hacia la Ford por complicidad con el terrorismo de Estado. El paso del fascismo y el nazismo en el viejo continente dejó heridas muy hondas en la memoria colectiva.

Estas vivencias ayudan a leer la realidad de otra manera y a interpretar las bravuconadas del gobierno en otra perspectiva. El fallo del juez Luis Carzoglio rechazando el pedido de detención para Pablo Moyano, denunciando aprietes, amenazas y carpetazos de parte del jefe de fiscales provinciales Julio Conte Grand, da cuenta de estado de tensión reinante en el Poder Judicial, que se resiste a actuar como tropa de infantería de los designios políticos de Mauricio Macri. Este fin de semana ganó el espacio de una de las noticias políticas más importantes y agitó todo el mundo sindical particularmente a los Camioneros, las CTA, la Corriente Federal y el Frente Sindical para el Proyecto Nacional. Los sindicatos que integran estos espacios han manifestado solidaridad con el joven Moyano. Si lo que busca el gobierno es intimidar para frenar lo que se viene en las próximas semanas, ha logrado exactamente lo contrario. Si ha montado una provocación para que el conflicto estalle antes y escarmentarlo a los palos, como ya lo reiteró desde el comienzo de su gobierno, encuentra enfrente una inteligencia colectiva que define el escenario de la protesta. En cualquier caso, el espanto por el momento económico va potenciando la protesta.

Lo más importante sucedió a última hora del día jueves, cuando se conoció que el juzgado Nacional del Trabajo Nº 22 consideró una vez más ilegal la forma en que se aplicaron los 357 despidos en la agencia Télam —por violarse el procedimiento establecido para el caso de desvinculaciones masivas— y ordenó la reincorporación de otra tanda de trabajadores en lucha. La acción había sido promovida por el SIPREBA y en caso  de ser apelada será resuelta por la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, que ya adelantó en casos anteriores el mismo criterio que el juzgado Nº 22. Los 115 días de resistencia de los trabajadores dieron como resultado este gran triunfo en defensa de los puestos de trabajo y de una agencia de noticias y publicidad pública, no gubernamental, plural y transparente. El viernes a las 14 se realizó una nutrida asamblea en el edificio de avenida Belgrano 347 con saludos al ministro Lombardi. Una lucha histórica y un triunfo ejemplar.

El jueves y viernes se reiteró el paro con movilización de 48 horas del Frente de Unidad Docente de la Provincia de Buenos Aires. Un paro más con mayor legitimidad y adhesión que da por tierra la pretensión oficial de cerrar la paritaria con una pérdida de dos dígitos en el maltrecho salario docente. Los agrupados en el sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba continuaron con su cronograma de abandono de tareas y movilización. Los trabajadores del Astillero Rio Santiago siguen resistiendo y exigen un aumento salarial del 40%. La marca del 6,5% en la inflación de septiembre es un desafío lacerante para el mundo de los trabajadores sindicalizados. El nuevo sindicato de los trabajadores de las plataformas (APP) hizo ya su presentación ante el gobierno y la sociedad. El binomio cegetista de Daer y Acuña recordó el 17 de octubre en Tucumán, y convocó ante la mucha presión de las bases, al parecer con escasa convicción, al quinto paro general contra las medidas del gobierno de Macri. Será en noviembre, dicen. Mientras, el “Cholito” García de los municipales y Roberto Coria del sindicato de Guincheros hacían saber que dejarán el Consejo Directivo de la CGT. Por su parte, el Frente Sindical para el Proyecto Nacional marcó presencia en el salón de actos del SMATA ahí junto a las CTA y la Corriente Federal reafirmó su vocación unitaria y su decisión de confrontar con el macrismo. La grieta entre los que luchan y los que dudan se sigue profundizando. En un marco de gran tensión, la oposición granate a Armando Cavalieri ocupó la sede sindical del SEC y se proclama triunfadora en las últimas elecciones. La justicia electoral suspendió las elecciones en la Unión Tranviaria Automotor. La UOM ha comenzado a protestar y el miércoles se movilizó exigiendo reapertura de las paritarias: denuncian 5.200 despidos y 9.600 suspensiones. Por su parte, los despedidos de la Metalúrgica Tandil realizaron una masiva movilización en defensa de la fuente de trabajo.

La masividad de la marcha-peregrinación a la basílica de Luján sacude el escenario político y el recuento de votos positivos para aprobar el presupuesto empieza a temblequear, por lo que se duda si la sesión del día 24 en la Cámara de Diputados se podrá sostener.

La resistencia sindical al gobierno de Macri ha logrado traer al presente la lucha del movimiento obrero en la década del ’70 y rescatar las viejas consignas que lo consagraron como protagonista de la historia.

 

5 Comentarios
  1. MOVIMIENTO DDHH CORDOBA dice

    HLVS.FUI AMIGO de MARIA de los MILAGROS DOLDAN ¡¡NO TE OLVIDAREMOS NUNCA ¡¡CECILIO MANUEL SALGUERO…

  2. Gilda dice

    Cómo trabajadora de zona norte,supe de los hechos de Ford en el momento que ocurrieron.Ahora asisto a las audiencias,y si emoción es lo que sentí al escuchar a tan brillantes estudiosos relatar el resultado de sus investigaciones y análisis. Poner luz en esa etapa,que se conozca la complicidad empresarial y se haga justicia es el deseo de todos los familiares y amigos

  3. Marcelo Giusti dice

    Es una época para aprehender la historia colectiva, tomar las mejores practicas de lucha, ir a las calles y luchar con inteligencia en las fabricas.

  4. Lorena dice

    Los Basualdo somos así.

  5. Alberto Moya dice

    ¿Qué haríamos sin la memoria de la generación de Uds, Victorio y Eduardo?

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.