Delitos aberrantes

Un juicio por prostitución de menores exhibe el entramado de poder en el Conurbano

 

El ex concejal Daniel Zisuela está siendo juzgado desde el miércoles 25 y hasta fin de mes por facilitar la prostitución de menores de edad. Integró el Concejo Deliberante de Florencio Varela, además de comandar durante 13 años el club de fútbol Argentino de Quilmes (donde una tribuna llevó su nombre) y de ser el secretario general del gremio gastronómico en esos dos municipios y en Berazategui.

 

Su nombre en el estadio Argentino de Quilmes ya fue borrado.

 

 

En esa última ciudad, el fiscal Daniel Ichazo, en una de sus tantas investigaciones contra la trata de personas, grabó conversaciones del concejal en las que decía:

“Negrita, haceme un favor. Mandame una fotito linda, bien sexy. Estoy con una amiga, acá, que te estoy vendiendo. A ver si te puedo vender. Te espero mañana, ¿eh? Livianita de ropa”.

“¿Todo bien, muñequita? ¿Cómo andan tus cosas en la escuela? Que eso no inhibe a otras cosas a nosotros. Preparate, mamita, que tenés que laburar ahí, ¿eh? Besito, mañana a las 3 te paso a buscar”.

“Te espero en Prince’s. ¿Ya estás depiladita?”

Los audios que trascendieron en diciembre de 2018 fueron propalados por la televisión y radios porteñas.

Zisuela es defendido por el Estudio Daer. Luis Daer (padre) fue el abogado del ex Presidente Carlos Menem en la causa por tráfico de armas. Hoy es conjuez de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, donde talla Luis Genoud, otro varelense de cuyos antecedentes dio cuenta El Cohete a la Luna. Otros de sus abogados son Mauro Russo y Daniel Brola, quien fue defensor del multidenunciado Fernando Geronés (UCR), intendente de Quilmes entre 1999-2003.

 

Daer, fuera de foco.

 

Daer respondió con amabilidad a la consulta de El Cohete, aunque sin formular declaraciones. Ese rol se lo deja a Brola, quien deja dudas de su capacidad al respecto en esta entrevista que le hizo José Haro para la FM Sur:

 

El abogado dice que a las chicas de 14 “les gustó”.

 

Las escuchas “están fuera de contexto”.

 

La fiscal es María de los Ángeles Attarian Mena, quien “está a la altura”, según confió a este medio el abogado José Luis Calegari. En la quincena pasada, por haber estado en contacto con un caso positivo de Covid-19, se postergaron las audiencias que llevarían adelante Pablo Pereyra y Félix Roumieu, del Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Quilmes. Recién esta semana se llegó al juicio oral y público. Aunque lo de “público” es sólo una formalidad, ya que se sesionó a puertas cerradas.

 

La detención de Zisuela.

 

A pedido de los abogados del político, se impidió el acceso a la prensa y hasta del abogado Calegari. El letrado pudo al fin ingresar sólo por la tenaz decisión de la primera declarante, Paula B., quien se negaba a abrir el juicio si no se le permitía el apoyo moral del representante del Centro Angelelli, el organismo de derechos humanos que se constituyó casi en única instancia de contención por parte de la sociedad varelense.

A ello habría que sumar la cobertura más abarcativa que dio el Obispado, desde una Vicaría especial que promovió un trabajo intenso contra la trata de personas, la cual incidió en el inicio del trabajo encarado por el fiscal Ichazo.

A pesar del hermetismo, fue posible conseguir los nombres de las personas mencionadas por las víctimas que ningún medio local publicó, a excepción del Centro Informativo Quilmes. La testigo describió los abusos sexuales que dieron cuenta del nivel de brutalidad a la que fueron sometidas. Señaló un departamento de la calle Beruti, en el Cruce Varela, y una casa amarilla alquilada con quincho, a la que iban Hugo Pereyra (hermano de Julio, ex intendente); Juan “Lagarto” Olmedo y el también sindicalista Darío Olmedo; Diego Giménez, candidato a concejal por la lista Hacemos (sector de Mario Kanashiro) y Marcelo “Cacho” Escobar, conocido por una causa de transporte ilegal en colectivos.

Diego Giménez ya había sido señalado por El Cohete por un intento de censura contra la prensa, ocasión en que trascendieron las muchas causas penales que lo tuvieron como blanco, hasta tener que pedir una eximición de prisión.

 

Amancia Baez y Hugo Pereyra.

 

La primera jornada de este juicio incluyó el testimonio que señala a Zisuela como quien “le ofrecía pibas para que se acuesten con Amancia Baez (histórica funcionaria comunal y hoy titular del ANSES varelense). Otra mencionada fue Mirta Rojas, candidata a concejal de Florencio Randazzo en Varela, a quien se vincula con estas actividades desde hace una década, como aportante de chicas por las que Zisuela le pagaba por mes. Según se denunció ante el Tribunal que guarda la filmación de la declarante, con dinero que “sacó de un maletín, al menos en una ocasión en que llevó diez pibas”.

 

 

Allí también se ratificó que un lugar de reclutamiento era el restaurante Prince’s, donde asistían el titular de Defensa Civil de Varela, Franco Risso, y su subordinado, el director de Seguridad municipal, “Negro”’ Barraza. Ahí elegían pibas que derivaban a los hoteles alojamientos: Susurros, de Federico Negri; Ruca Malen, a metros de avenida Calchaquí, en Quilmes Oeste; El Refugio y El Vergel, en Camino General Belgrano.

 

 

La red se extendía a un prostíbulo en Pinamar, que Paula describió, y cuyo nexo estaba “a cargo de Pamela Sosa, militante del PJ”. La militancia partidaria era un primer modo de contacto, confió Calegari.

Una joven que aún no declaró fue Wendy A., quien no había hablado con ningún medio, salvo con El Cohete, para relatar que había querido ser parte de la primera jornada de declaración, pero que no la dejaron. Agradeció el apoyo comunitario y adelantó que declarará la semana entrante.

Paula, luego de hacer declaraciones en las puertas de Tribunales (video) le dio otras precisiones a El Cohete: “Nací en 1988. Lo conocí a los 25 años. Tengo 33″. La de mayor edad, la más valiente, abrió una puerta por la que se animarán a pasar cada vez más chicas.

 

La principal denunciante agradeció al Centro Monseñor Angelelli.

 

Distinto fue el caso de las declarantes de la segunda jornada, que en el momento de las violaciones tenían entre 14 y 15 años. Ante la edad de las testimoniantes, y su crudeza, los abogados defensores no la tienen fácil. En los entretiempos de audiencias, cuando fueron al baño, Luis Daer le comentó a sus pares: “Varela es un despelote, todo es un quilombo, hay que ordenarlo. No puede ser que éste se lleve a todos puestos”.

 

 

La historia

Llevarse a “todos puestos” habla de la connivencia entre actores de distintas identidades partidarias. Esa transversalidad ya se había dado en la política que funciona como un coto cerrado en el que los mismos protagonistas cambian de roles como si estuvieran en una casa de Gran Hermano.

 

El carnet de concejal.

 

En 2013, Zisuela había sido el quinto concejal de los seis que ingresaron por el Frente Renovador, ganador de la elección con el ascendente Sergio Massa. En esa oportunidad, la mencionada “Mancy” Baez encabezaba la lista del Frente para la Victoria (FpV). La unidad entre ambos bloques permitió que, en 2016, Zisuela ascendiera a la Presidencia del Concejo, en una operación que buscó desplazar a Dardo Ottonello, de zigzagueantes postulaciones tanto por el Frente Renovador como por Cambiemos. Renovó en 2017 su banca ya como primer candidato de la Alianza 1 PAIS.

Para entonces, Zisuela no vivía en el distrito que decía representar sino en la capital provincial, en una enorme casa quinta (hay quien dice que es contigua a la de Luis Daer) con cancha y piscina en barrio El Peligro, de Arturo Seguí.

 

Allanamiento a la casa quinta.

 

Su detención, el 17 de diciembre de 2018, incluyó once allanamiento en el Club (porque había otra causa por estafa), en el Deliberante (en cuyo despacho le hallaron una máquina de contar dinero), en el sindicato y en la casa quinta donde vivía con sus tres hijos, además de en los cuatro hoteles. En uno de ellos, Susurros, habían matado a una mujer embarazada un par de meses antes.

 

 

 

Zisuela fue el primer apresado (quedó detenido en la Unidad 9 de La Plata) desde la denuncia de Thelma Fardin contra el actor Juan Darthés, que marcó una bisagra del movimiento feminista. Su caso fue uno más de la violencia machista que tuvo casos en el PJ, La Cámpora, la UCR y Cambiemos. Eso llevó a la diputada Mónica Macha (FpV) a evaluar que muchas empezaban a denunciar por “efecto de la movilización de las mujeres. Se animan a hablar porque hay un sostén colectivo».

A esa red se sumó el sector progresista de la Iglesia Católica, que en un comunicado de la Vicaría de Solidaridad de la Diócesis de Quilmes, expresó: “Ante el juicio en curso en el Tribunal Oral Criminal 2 de Quilmes, por promoción y facilitación de la prostitución de menores de 18 años (…) queremos expresar nuestro más cercano sentimiento de empatía y deseos de justicia para con las víctimas de abuso de menores captadas y utilizadas para este aberrante delito. Estos hechos no son aislados. Hace varios años, desde el Departamento de Trata y Delitos Conexos del Obispado, venimos asistiendo a numerosas víctimas atrapadas por las redes, reduciéndolas a objetos sexuales o con otros fines. Pedimos que se asista a las víctimas en su integridad física y psicológica, que con coraje y valentía han decidido contar lo que les hicieron vivir, develando este delito tan oscuro”.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí