Días Peronistas

 

Todas las fotos que ilustran esta nota fueron tomadas por Alberto Haylli, un reportero gráfico de Junín, amigo de Juan Duarte y su familia, rescatadas por el canal Encuentro en el documental Una memoria revelada, que podés ver aquí. Incluyen los primeros encuentros públicos del coronel Juan D. Perón, entonces de 49 años, con la actriz Eva Duarte, de 25. Tal vez debido a esa relación, el entonces Vicepresidente, Ministro de Guerra y Secretario de Trabajo y Previsión eligió Junín para anunciar la sanción del Estatuto del Peón, durante su primer viaje junto con su flamante pareja, el 14 de octubre de 1944. Esa ley fue una pieza fundamental en el reconocimiento de derechos a los trabajadores más explotados, que ayuda a entender tanto la movilización popular que un año después rescataría de la prisión y el ostracismo político a ese hombre, como su victoria electoral en febrero de 1946, hace 75 años, y la perduración del movimiento que creó. Contra esa herencia promete embestir el arco opositor que incluye desde Maurizio Macrì y Patricia Bullrich hasta Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió, Gerardo Morales, Martín Lousteau y Facundo Manes, si las urnas lo avalan. Los términos de la contradicción quedan bien definidos con

  • el proyecto de ley que autoriza el despido sin causa ni indemnización;
  • el cuestionamiento al proyecto de ley de creación de los Comités Mixtos de Salud y Seguridad de las empresas con más de 100 trabajadores, que la OIT recomienda como ámbito de diálogo bilateral de patrones y empleados;
  • la resistencia a la ley de etiquetado frontal de alimentos, y
  • el anuncio del Hada Buena de que van por todo. «Por todo, en el buen sentido», fue su risible aclaración posterior. El buen sentido quiere decir el de ellos.

 

Perón anuncia en Junín el Estatuto del Peón, el 14 de octubre de 1944

 

 

 

El 17

El próximo domingo, el Presidente Alberto Fernández se propone anunciar un megaplan quinquenal de construcción de medio millón de viviendas, en un acto que se realizaría en el Mercado Central o en el estadio del club San Lorenzo de Almagro, a uno u otro lado del límite entre la Ciudad Autónoma y la Provincia de Buenos Aires. Más simbólico, imposible: será tanto el Día de la Lealtad Peronista como el Día de la Madre. Al mismo tiempo, en la Plaza de Mayo habrá un festival de música con conjuntos populares. Al día siguiente, la CGT convocará a una movilización frente a su sede, que transcurrirá por la avenida Huergo, a espaldas del edificio, o sobre Paseo Colón, frente al Canto al Trabajo esculpido por Rogelio Yrurtia. En ese anhelado reencuentro con la calle, la CGT espera que concurran más de 100.000 personas, aunque sus dirigentes dicen 500.000. En los días que faltan terminarán de ajustarse los detalles, que quedaron a cargo del nuevo jefe de gabinete, el hiperquinético gobernador tucumano Juan Luis Manzur.

El modelo de desfile está inspirado en el que Juan D. Perón presidió frente a la sede de la calle Azopardo el 31 de agosto de 1973, único acto de la campaña electoral para los comicios que lo llevaron por tercera vez a la presidencia. Fue un intento de pacificar las furias desatadas dos meses antes en Ezeiza, esfuerzo vano, como se vería tres semanas más tarde.  Aquel recuerdo sirve para redimensionar las tensiones de hoy, que en comparación son desdeñables, lo cual no quiere decir que no existan. Alberto y Cristina se encuentran para discutir en un clima cordial las diferentes posiciones, como hicieron la semana pasada en Olivos.

En septiembre, Fernández había desalentado una iniciativa de Emilio Pérsico y Fernando Navarro, que concebía darle calor popular  a una ruptura estrepitosa con la Vicepresidenta CFK mediante un acto en la Plaza de Mayo.  El Presidente no olvida la paliza electoral que recibió en 2017, cuando cedió a la tirria antikirchnerista de quienes hoy intentan utilizarlo de vehículo hacia sus propias metas. Desactivó aquella provocación y el jueves 7, para asistir al encuentro organizado en el estadio de Nueva Chicago, puso como condición que también participara Máximo Kirchner. Para que no quedaran dudas llegó al acto junto con el presidente del bloque de diputados nacionales y con el ministro del Interior, Wado de Pedro.

Hasta Pérsico citó dos veces a Cristina: la primera con una referencia a los gobernantes de América, que en la década pasada se parecían a sus pueblos, y la segunda invitándola al acto de cierre de la campaña, buena muestra de autorreferencialidad. Pero en forma implícita la excluyó de cualquier candidatura para 2023, ya que postuló la reelección de Alberto u «otro compañero». Quien no resistió la tentación de hablar de las efectividades conducentes fue el ex radical y ex duhaldista Navarro, quien reclamó que los eviteros fueran consultados para la metamorfosis de planes en puestos de trabajo. Si lo dijo en público es porque no ha tenido mucho eco en privado. Kirchner repitió su arraigada convicción de que la militancia cara a cara debe desplazar a las pantallas y las redes, lo cual es tanto una propuesta como una crítica a los paladines mediáticos de esta campaña, de eficaz desempeño en estudios de televisión hostiles, desde los cuales el FdT no consigue un solo voto. Lo que los organizadores no parecerían haber hecho es solicitar la autorización para la cita y respetar los aforos de presencia y las medidas de distanciamiento, por lo que el estadio fue clausurado por un juez local.

 

 

Perón en Junín, en octubre de 1944, rodeado de mujeres, entre ellas Eva Duarte.

 

 

 

Y el 18

Cuando la CGT propuso el acto del 18, el Presidente opinó que no era conveniente y concentró sus esfuerzos en la preparación de los anuncios que hará el domingo 17, y que los ministros Jorge Ferraresi y Juan Manzur elaboraron en consulta con representantes sindicales e intendentes. El Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat administra nueve programas, con los que ya se han construido 60.000 unidades y tiene otras 115.000 en obra. A fin de año se entregarán 30.000. El Plan Quinquenal que Fernández expondrá el próximo domingo contempla la construcción de medio millón de viviendas en cinco años, mucho más allá del actual mandato presidencial, buena parte de ellas en terrenos propiedad de sindicatos, mutuales y cooperativas, que también intervienen en la planificación. La amplitud del objetivo requiere incorporar más trabajadores a los planteles existentes, lo cual requeriría programas de capacitación a cargo del Ministerio de Trabajo de Claudio Moroni, una forma de realizar la prometida conversión de planes de asistencia administrados por movimientos sociales a empleos formales. Sobre el mismo tema presentaron sendos proyectos de ley el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y la senadora santafecina María de los Ángeles Sacnun.

 

La diversidad del peronismo en esta foto de 1944, en Junín. A la izquierda, Rudi Freude, quien organizaría el traslado a la Argentina de técnicos alemanes y miembros del partido nazi. A la derecha, Héctor Cámpora.

 

 

El Poder Ejecutivo también intentó que la CGT postergara hasta después de las elecciones legislativas del  domingo 14 de noviembre la designación de sus nuevas autoridades, prevista para el jueves 11. Su relación con Héctor Daer es tanto política como personal. De hecho, el sello con el que integra el Frente de Todos es la formación Parte, que preside Daer. No obstante, ambos requerimientos presidenciales fueron desatendidos.

El temor de la dirigencia sindical era que una victoria del oficialismo en las urnas diera lugar a un reclamo de la Secretaría General, para el bancario Sergio Palazzo o la judicial Vanesa Siley. Los resultados de las primarias de septiembre diluyeron tal preocupación. Las negociaciones entre los distintos sectores y tendencias han avanzado hacia la conformación de un nuevo triunvirato, que Daer compartiría con el metalúrgico Antonio Caló y el camionero Pablo Moyano. Otro deseo presidencial que la CGT no consintió fue la unidad con la CTA que conduce Hugo Yasky. Alberto la respalda desde el 3 de octubre de 2019, cuando asistió a un plenario de la Central en Lanús, durante el cual Yasky expuso el mensaje unitario, en presencia de Palazzo, Hugo y Pablo Moyano y Máximo Kirchner.

Daer sostiene que él está en favor de la reintegración de los sindicatos que desde hace tres décadas formaron la central alternativa, pero atribuye la resistencia a Gerardo Martínez, Carlos Acuña de Barrionuevo, Armando Oriente Cavalieri,  Héctor Rodríguez y José Luis Lingieri. Lo que nadie admite es el regreso en bloque, sino sindicato por sindicato. La CTA tampoco desdeña esa alternativa, siempre que no se intente ejercer el derecho de admisión, levantando la barrera para algunos gremios y bajándola para otros. La negociación de la letra chica de ese convenio ha insumido ya dos años y una semana.

 

La Cholita Duarte, en una de sus primeras visitas a Junín, como compañera de Perón

 

 

 

En campaña

Estas actividades, más los actos con empresarios de la construcción y las recorridas por distintos barrios en las que dialoga con vecinos y militantes, contradicen la idea de que el gobierno de Fernández fue intervenido y de que el Presidente desapareció de la campaña. Por su parte Manzur mantiene una reunión tras otra con intendentes y gobernadores, en un toma y daca muy concreto, centrado en recuperar voto por voto. Cero ideología, pura gestión. Y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, viajó a La Pampa, donde sus encuentros con dirigentes gremiales mejoraron el ánimo del gobernador Sergio Ziliotto. Esa es una de las provincias clave en la elección de Senadores. De todos modos,la Vicepresidenta CFK no teme perder el control de la cámara que encabeza. Aun si los resultados de noviembre fueran tan malos como los de septiembre, con el aporte de un par de aliados de Misiones y Río Negro conservaría el quórum propio y, en caso de igualdad en alguna votación, ella desempataría.

Las burlas por el uso de un anotador para registrar lo que le cuentan al Presidente sus interlocutores son gratificantes para el animus iocandi de quienes las difunden, pero pierden de vista su sentido: un propósito de enmendar los errores cometidos tanto en el manejo de la pandemia como de la economía y de la campaña electoral. Juan Gelman le atribuyó a Lenin la frase: «Del banquete de nuestra autocrítica, los enemigos sólo recogerán las migas», que más parece obra de uno de sus heterónimos, y que es de aplicación a este caso. Una de las conclusiones contenidas en el anotador presidencial es que la pandemia generó un hartazgo equivalente al de una guerra y que todos los mensajes al respecto, aún los positivos por el avance de la vacunación, eran recibidos en el mejor de los casos con indiferencia.  Otra, que la discontinuidad de las clases presenciales creó graves problemas a las familias más humildes y a los hogares monomarentales, donde la divergencia entre los horarios escolares y los laborales generó un enorme stress. La economía no lo es todo, repite.

 

 

 

Algunos consuelos por las PASO perdidas son de doble filo. Por ejemplo, la constatación de que en todo el mundo afectado por el Sars-Cov 2, los oficialismos fueron batidos en las urnas. El último ejemplo fue el de Alemania, donde ni Angela Merkel pudo evitar la derrota de su Unión Cristiano Demócrata. Pero si esto fue así en septiembre, ¿por qué habría de cambiar en noviembre?

 

 

La caja de Pandora

Varios diarios del mundo, entre ellos tres de la Argentina, están publicando informes del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sobre los denominados Pandora Papers. Se basan en casi 12 millones de documentos, que llegaron al ICIJ de fuente anónima, que muestran los mecanismos por los cuales se crean empresas offshore en guaridas fiscales, con fondos que en alta proporción evaden impuestos en los países de origen.

Como de costumbre, la divulgación se centró en los dirigentes políticos con mansiones y autos de lujo. Entre otros:

  • El Rey Abdala, de Jordania;
  • el ministro de economía de Brasil, Paulo Guedes;
  • el ex ministro de Economía de Francia y ex director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn;
  • el Primer Ministro checo Andrej Babiš;
  • los Presidentes de Gabón, Kenya y el Congo, Ali Bongo, Uhuru Kenyatta y Denis Sassou-Nguesso;
  • los Primeros Ministros de Costa de Marfil, el Líbano y Emiratos Árabes Unidos, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, Patrick Achi y Najib Mikati;
  • los Presidentes de Ecuador y República Dominicana, Guillermo Lasso y Luis Abinader;
  • el Presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy;
  • el Presidente de Montenegro, Milo Djukanovic;
  • la princesa de Marruecos, Lalla Hasnaa;
  • los hijos del Presidente de Chile, Sebastián Piñera;
  • el ex Primer Ministro británico Tony Blair;
  • los ex jefes de gobierno de Hong Kong, CY Leung y Tung Chee-hwa;
  • los ex Presidentes de Colombia César Gaviria y Andrés Pastrana; los de Panamá, Juan Carlos Varela, Ricardo Martinelli y Ernesto Pérez Balladares; los de El Salvador, Alfredo Cristiani y Francisco Flores; el de Honduras, Porfirio Lobo; el  de Paraguay, Horacio Cartes; el del Perú, Pedro Pablo Kuczynski;
  • el ex Primer Ministro de Haití,  Laurent Lamothe;
  • el ex Primer Ministro de Giorgia, Bidzina Ivanishvili;
  • el fallecido ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz;
  • Mariano Macrì, hermano del ex Presidente;
  • Jaime Durán Barba, el consultor de Maurizio Macrì, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal;
  • el financista arrepentido Ernesto Clarens;
  • Zulema Menem.
Las fotos de Haylli reflejan el ascenso social de las clases subordinadas a partir del peronismo.

 

 

La justicia que investigó a Muñoz, quien dejó de asistir a Kirchner en 2009 y murió en 2016, no encontró un solo indicio que vinculara ese dinero con Cristina.

En 2005, el investigador Raymond Baker, que fundó Global Financial Integrity, estimó en su libro Capitalism’s Achilles Heel: Dirty Money and How to Renew the Free-Market System que sólo el 5,1% de los flujos ilícitos globales que fugan de países en vías de desarrollo provienen de corrupción gubernamental, mientras las actividades delictivas explican el 30,6% y las transacciones comerciales  entre filiales de la misma corporación, un 64,3%. La clave es la subfacturación de exportaciones y la sobrefacturación de importaciones, problema candente que la semana pasada llevó al gobierno a endurecer el cepo cambiario.

Un dato de primer orden que salió de la caja de Pandora es que delante de la Argentina, que tiene 2.521 beneficiarios finales de sociedades en guaridas fiscales, sólo están Rusia e Inglaterra, dos economías de mayor magnitud. Es decir que se trata de un rasgo estructural del funcionamiento de la economía argentina, como ya se observó hace 20 años la Comisión presidida por el diputado Eduardo Di Cola sobre fuga de capitales. La otra novedad absoluta es que la guarida fiscal con mayor cantidad de compañías fantasma es el estado de Dakota del Sur, en Estados Unidos. Sus registros más que duplican a los de Florida y Delaware y casi cuadruplican a los de Texas y Nevada. Esos estados, que quedaron tan atrás en el ranking, están entre los primeros sospechosos de la filtración. Estados Unidos ha dejado atrás de Suiza y Panamá, clama la izquierda demócrata que exige de Joe Biden más actos que palabras.

En todo el mundo se anunciaron investigaciones y muchos de los mencionados argumentaron que se trataba de sociedades inactivas que fueron creadas para realizar negocios que no se concretaron. Lo mismo dijo Maurizio Macrì en 2016, cuando su nombre apareció en los Panama Papers y repite ahora su hermano/enemigo, Mariano.

El Inspector General de Justicia, Ricardo Nissen, refutó esos argumentos. Una sociedad offshore «jamás puede ser considerada como un obrar legítimo, pues esconder la propia actuación detrás de la pantalla de una sociedad ficticia constituye siempre una simulación ilícita, sancionada con la nulidad».

Como señaló el Hijo de GO’D, «varios de los medios que difunden los Pandora Papers y otras megafiltraciones (…) tienen sus propias empresas inscriptas en guaridas fiscales».

Para la ONG británica Oxfam, los gobiernos del mundo deben combatir las guaridas fiscales, para lo cual recomienda

  • Poner fin al secreto fiscal sobre personas físicas, extranjeras y corporaciones multinacionales. Establecer un registro público de los verdaderos propietarios de cuentas bancarias, fideicomisos, sociedades fantasma y activos. Exigir a las corporaciones multinacionales que informen públicamente sobre sus cuentas donde hacen negocios, país por país
  • Incrementar el uso del intercambio automático, permitiendo a las autoridades fiscales acceder a la información que necesitan para rastrear el dinero.
  • Poner fin a la transferencia de beneficios corporativos a las guaridas fiscales mediante nuevas reglas y estableciendo un impuesto mínimo global en el marco del acuerdo BEPS de la OCDE, idealmente de alrededor del 25%.
  • Acordar una lista negra global de guaridas fiscales y tomar contramedidas, incluidas sanciones, para limitar su uso. Establecer una nueva agenda global para gravar la riqueza y el capital de manera justa. Abordar la competencia fiscal entre países sobre personas de alto patrimonio neto, ya sea en ingresos o riqueza, en contra de los estándares acordados.
Perón y Evita llegan en tren a Junín.

 

 

 

Cada dólar

En su mensaje en Nueva Chicago, Alberto Fernández eligió polemizar con Macrì y su ex ministro de Economía Nicolás Dujovne, quienes «brindan en Miami, mientras yo sigo acá peleando con el FMI, porque el año próximo vencen 19.000 millones de dólares de la deuda que nos dejaron y que condicionan nuestro crecimiento y el desarrollo». El discurso no es tan distinto del que pronunció Cristina en el acto de Tecnópolis, la semana previa a las PASO: «Cada dólar que tengamos que pagarle al FMI va a ser un dólar menos para pagar importaciones para que las pymes produzcan. Nuestras fábricas y empresarios necesitan dólares para comprar insumos». Allí también le dijo al Presidente: «Por eso, Alberto, no tenemos que permitir que Dow en San Lorenzo, provincia de Santa Fe, cierre esa fábrica tan importante que produce insumos plásticos difundidos para toda la industria”. Esta semana, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia ordenó a Dow no innovar, alterar ni modificar los activos productivos que posee en Puerto General San Martín. Cuando los dirigentes sindicales le plantearon el problema, el ministro Matías Kulfas respondió que no era posible imponer decisiones a una multinacional. Cristina intenta demostrar lo contrario y ahora los sindicatos felicitan al gobierno por la decisión. El viernes 22 la CGT Regional y el Movimiento Obrero Santafesino sesionarán en plenario frente a la planta, y comprometieron su asistencia dirigentes nacionales de todas las centrales y agrupaciones.

Tampoco se aprecia contradicción con lo que Kirchner dijo la semana pasada en una entrevista con la radio Destape: «Cada dólar que se destine al pago de la deuda con el Fondo Monetario Internacional es un dólar menos para el pueblo, menos recursos para salud, educación y el sector privado».  Y esas palabras, que tienden a presentarse como un apriete al ministro de Economía, parecen calcadas de las que Martín Guzmán pronunció en diciembre de 2019, al referirse a la deuda: «Cada dólar que se pague es más recesión para Argentina». Y el 26 de agosto último, ante la comisión parlamentaria bicameral, agregó: «La deuda en moneda extranjera es un ataque a la capacidad de implementar políticas públicas«. La cuestión es qué ocurre cuando se pasa de las palabras a los hechos. El Presidente dijo que el acuerdo con el FMI estaba prácticamente cerrado y Guzmán participará de su asamblea del otoño boreal. Pero restan muchos puntos a discutir e, incluso, está en duda la continuidad de la directora gerenta Kristalina Georgieva, sostenida por Europa pero cuestionada por Wall Street. Todo sería aún más complicado para la Argentina si prevaleciera David Lipton, el asesor de Janet Yellen que desde el FMI abrió el grifo de dólares en apoyo electoral a Macrì. La pulseada es global. La OCDE anunció hace dos días que a partir de 2023 un centenar de multinaciones que facturan más de 23.000 millones de dólares al año deberán pagar un impuesto global a las ganancias del 15%, a propuesta del G7 y sostenido por 136 naciones. La Argentina reclamaba que no fuera menor del 21% y de ser posible que llegara al 25%. No parece casual que la aprobación de esta nueva fiscalidad internacional, que se viene discutiendo desde hace seis años, sea simultánea con la apertura de la caja de Pandora, con la caída del servicio de Facebook y sus satélites y con el testimonio de la especialista arrepentida Frances Haugen. Esto generaría recursos adicionales por 125.000 millones de dólares al año. No es demasiado, pero tan malo no debe ser si la trifecta mediática ninguneó la información. Aún falta que cada país convierta el acuerdo en legislación interna.

 

 

Cristina y los buitres

Esta semana, el tribunal oral federal 8 absolvió a Cristina y a muchos de los funcionarios que la acompañaron en la presidencia en la causa por el memorándum de entendimiento con Irán, por inexistencia de delito, el mismo fundamento de su primera clausura por el juez Daniel Rafecas. Los fundamentos del tribunal sobre la falta de imparcialidad de los camaristas que reabrieron esa causa que Rafecas y la Cámara Federal habían cerrado, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, tienen mayor trascendencia que esta mera causa. La constatación de sus relaciones promiscuas con Macrì preanuncia la posible nulidad de todos los expedientes en que intervinieron contra la ex Presidenta y actual Vice. El fallo menciona cinco veces las revelaciones del Cohete sobre esos encuentros y el rol de Borinsky como asesor de la DAIA para la reapertura de la causa. Uno de los impulsores de esa causa política, el presidente de la asociación propietaria del edificio destruido en el atentado de 1994, Jorge Knoblovits, preguntó cómo se podía saber que no hubo delito si no se hacía el juicio. Para su conocimiento: los procesos penales no buscan determinar la existencia de un delito, sino la responsabilidad del acusado de cometerlo.

En el artículo ya citado del Hijo de GO’D se lee: «En los Panama Papers de 2016, (…) la información salió de un señor que se hacía llamar John Doe (algo así como “Juan Pueblo” en inglés), especialmente interesado en transmitir datos sobre una cuenta de Lázaro Baez supuestamente vinculada a Cristina Kirchner. (Pero) al final, Cristina no estaba vinculada a esa cuenta. (…) El dueño del estudio panameño acusó a Paul Singer, CEO de un fondo buitre que llevaba años querellando al estudio panameño para que entregue la cuenta de Baez que supuestamente podría comprometer a la entonces Presidenta, a quien trataba de cobrarle bonos en default del estado argentino a precio nominal». Los pagó con creces Macrì en cuanto asumió la presidencia, como punto de partida de un tercer ciclo de endeudamiento externo. Los mismos buitres financiaron la vida regalada del fiscal general Natalio A. Nisman, a quien le depositaron 282.000 dólares en una cuenta en Colonia, Uruguay, una guarida fiscal que en el lenguaje eufemístico de la OCDE se denomina «Zona Gris», porque fue el ariete de la embestida contra CFK, que ahora el TOF 8 clausuró.

 

La última visita de Eva Perón a Junín, con su maestra de primaria y el cura del pueblo

 

 

En su primer mensaje a la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández anunció que había pedido al Banco Central un informe sobre quiénes habían sacado del país el dinero que reclaman los acreedores externos. “Nunca más la puerta giratoria de dólares que ingresan por el endeudamiento y se fugan dejando tierra arrasada a su paso”, dijo el 1° de marzo de 2020. Cuando recibió el informe, en mayo de ese año, pudo constatar que entre las empresas que habían comprado dólares para atesoramiento figuraban en lugar destacado algunas de las que monopolizan los mercados de alimentos populares, como el azúcar, la leche y el aceite y se oponen a cualquier regulación estatal, así como al etiquetado frontal de alimentos para que cada cual sepa qué se lleva a la boca.

La realidad se conoce bien. Lo que falta es transformarla. Sólo será posible si las energías que se movilizan en estos días peronistas apuntan más allá del 14 de noviembre, a formular y respaldar decisiones políticas que beneficien al conjunto del pueblo y que sin dudas provocarán reacciones destempladas de los intereses afectados, tanto internos como externos, al estilo de las que, por haberse atrevido, padeció y resistió Cristina. La designación de Roberto Feletti como Secretario de Comercio va en esa dirección.

 

 

 

La música que escuché mientras escribía

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí