Distrito balas

13 hectáreas y 1.500 millones de pesos para el Tiro Federal en la Costanera

 

La actual coalición de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y los principales desarrolladores inmobiliarios han decidido sacrificar el entorno ribereño en aras de la especulación inmobiliaria que produce cuantiosos frutos verdes, principalmente con la tierra pública.

Hemos hecho referencia a la reprivatización del polo gastronómico de la Costanera en el marco del Distrito Joven, a la venta del predio de Costa Salguero y a los 13 mega emprendimientos inmobiliarios proyectados en este sector ribereño.

Pero existe una privatización que fue alimentada por las peores decisiones de política urbana que podría haber adoptado un gobierno en el actual contexto de crisis ambiental y sanitaria. Nos referimos al otorgamiento de 13 hectáreas de tierras públicas de la Costanera Norte, al lado del Parque de Los Niños, a la Asociación Civil Tiro Federal Argentino por 75 años.

 

 

Historia de un delirio urbanístico

El Tiro Federal ocupaba desde 1924 un predio de 130.000 metros cuadrados de propiedad de la ciudad, ubicado sobre la avenida Libertador, entre la cancha de River Plate y el CENARD.

El GCBA creyó conveniente liberar este predio para destinarlo a un proceso de reurbanización en mano de desarrolladoras privadas. El slogan fue cambiar “balas (Tiro Federal) por ideas (Parque de la Innovación)”.

 

 

El proceso comenzó en 2015 con la discusión sobre la creación de la Agencia de Bienes S.E. Mauricio Macri pretendió dejarle a Rodríguez Larreta, como sucesor en el cargo de Jefe de Gobierno, un presente, una Sociedad del Estado con la facultad de vender todas las tierras públicas de la ciudad sin necesidad de conseguir la aprobación de la Legislatura para cada una de las ventas. Una inmobiliaria estatal que gestionaría la venta de tierras públicas en una sola dirección, rematándolas a manos privadas.

La resistencia ciudadana no impidió que se creara la Agencia de Bienes (en junio de 2016 se aprobó la Ley 5.558) pero sí logró que no se aprobara con esas facultades inconstitucionales. La ley, además de crear la Agencia, trató específicamente en uno de sus capítulos el destino del predio donde se encontraba el Tiro Federal. Este inmueble fue dividido en tres polígonos (A, B y C) y se autorizó la subasta pública del A y del C.

El polígono A fue vendido el 20 de noviembre de 2018, por 151,5 millones de dólares, al Fideicomiso Financiero Privado Inmobiliario y de Administración Buenos Aires Landmark, que administra inversiones de las familias Werthein y Sielecki. La Legislatura aprobó una ley especial (Ley 6.037) para permitirle a este Fideicomiso pagar en cuotas, la sociedad porteña financió esta compra. Este polígono cuenta con una superficie de 17.000 m2 y se ubica sobre Libertador. Allí se construirán 150.000 m2 distribuidos en cinco torres de 100 metros de altura. Este emprendimiento junto con el que se está debatiendo en la Legislatura en Costa Salguero serán las futuras ofertas de residencias de lujo para quienes quieran disfrutar del río y del verde ya no en countries sino en plena ciudad.

El Polígono C (11,8 hectáreas) fue destinado al futuro Parque de la Innovación con el objetivo de que se transforme en un centro urbano que impulse la ciencia y la tecnología, la generación, atracción y desarrollo de la innovación, del conocimiento y del talento de la ciudad. En plena pandemia se vendió la primera parcela de este parque a Sancor Cooperativa de Seguros Ltda., también en cuotas durante dos años. Como cargo de la compra se estipuló que el futuro edificio deberá destinarse para “Coworking”, “Fly Desk” y “Space As a Service”. Las “ideas” resultaron mediocres en comparación con las expectativas generadas por el marketing que buscaba la aprobación de la venta de estas tierras.

La realización de estos dos negocios en los polígonos A y C requería que la Asociación Civil Tiro Federal Argentino acordara con el GCBA su relocalización.

 

 

Las balas se relocalizan

Una vez votada la Ley 5.558, las autoridades de la Asociación comenzaron a dialogar con el GCBA. En julio de 2017 el 86% de la asamblea de socios votó aceptar la relocalización del club como una oportunidad para darle “sostenibilidad” a la institución.

El acuerdo entre el GCBA y la Asociación fue plasmado en la Ley 5.940, votada tres días antes de navidad, el 22 de diciembre de 2017. Los legisladores de la coalición de gobierno siempre fueron muy laboriosos a fin de año.

Esta ley autorizó a otorgar en usufructo 13 hectáreas de la Costanera Norte (parte estaba zonificada como Urbanización Parque) a la Asociación Civil Tiro Federal Argentino por 75 años. Durante la negociación ambas partes habrán considerado que el plazo era exiguo y se estableció que el mismo fuera renovable. También le otorgó en usufructo por 75 años renovables el Polígono B del predio que ocupaba originalmente (3 hectáreas). En total, el Tiro Federal se quedó con 16 hectáreas.

Estos predios en la costanera, que ahora son la nueva sede del Tiro Federal, se encuentran entre la desembocadura del arroyo Medrano (sobre el borde sur), las instalaciones deportivas utilizadas por la Armada Argentina (sobre el lado este) y el Parque de los Niños.

Para no faltar a la verdad, el Tiro Federal no recibe estas tierras gratis. No paga un peso, pero se comprometió a ciertos cargos de onerosidad: becas a niñes de 6 a 12 años y bonificar la matrícula a personas mayores de 65 años.

El Tiro Federal no sólo recibió estas tierras sino que también firmó varios acuerdos en 2017 mediante los cuales el GCBA se hizo cargo de la construcción de las nuevas instalaciones del Centro Deportivo de Tiro y de su equipamiento.

 

 

¿En cuánto financiaron los porteños al Tiro Federal?

Con relación a la compra de equipamiento para enseñar tiro para el Centro Deportivo de Tiro, el monto gastado fue de 849.576 dólares y 451.938 euros.

La Subsecretaría de Obras nos informó que respecto a las Obras del Nuevo Centro Deportivo de Tiro el presupuesto destinado fue de 1.421.163.577 pesos. La empresa Construmex S.A. cobró 702 millones de pesos y la empresa Niro Construcciones S.A. otros 718 millones.

Para asesorías y consultorías especializadas, estudios de impacto ambiental y auditoría ambiental, se gastaron 13.961.083 de pesos.

Resulta un tanto infundado que para legitimar la venta y el emprendimiento inmobiliario de Costa Salguero nos digan que no hay recursos para crear un parque público en la totalidad del predio cuando se gastaron más de 1.500 millones de pesos para el Tiro Federal en la Costanera. En pandemia se destinaron 244.400 dólares para la adquisición de una Pista de Bowling para este Centro Deportivo comprada a la empresa QUBICAAMF SUDAMERICANA S.A.S (09/2020)

Ahora resulta más claro a qué se refería el Tiro Federal cuando hablaba de garantizar la “sostenibilidad”.

Pero las ventajas otorgadas no terminan allí. La Ley 5.940 también autoriza al Tiro Federal a conceder el uso o instalación de comercios o negocios en este predio a terceros. Los autoriza a hacer negocios con la tierra pública de la ciudadanía porteña. La privatización de la privatización. Están autorizados a conceder la explotación a terceros de actividades comerciales complementarias, en una proporción no mayor al 10% de la superficie total a construir, tales como bar, confitería, salón restaurante. Estamos en la víspera de un nuevo polo gastronómico privado en la Costanera.

El Tiro Federal tiene actualmente una cantidad aproximada de 3.823 socios. Según el Estudio de Impacto Ambiental presentado se estima que, de martes a jueves, la intensidad de ocupación por socios por día es del 5% (aproximadamente 190 socios), ascendiendo a 15% (573 socios) de viernes a domingo y feriados, siempre por día. Los de torneos y competencias olímpicas, la ocupación es de 25% (955 socios).

Las 16 hectáreas de tierras de la ciudad (13 de las cuales se ubican en la Costanera Norte) están destinadas al uso exclusivo de menos de 4.000 personas en vez de estar destinadas al uso común de los 3 millones de porteños y porteñas o de los 15 millones de ciudadanes del AMBA.

Estos hechos que se reproducen esencialmente en tantas otras políticas urbanas impulsadas por la gestión del PRO demuestran que los slogans de Ciudad Verde, Ciudad Integrada y Ciudad Inclusiva son carteles que tapan puros negocios inmobiliarios.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí