El aborto en la campaña

El intento de incluir el aborto en la campaña con minúscula

 

El derecho a la interrupción voluntaria del embarazo fue uno de los ejes del año 2018, pero comenzado el año eleccionario su gravitación en la esfera pública quedó por debajo de otros temas priorizados por las campañas electorales de los diversos partidos y frentes. La Campaña Nacional Por el Derecho al Aborto se propuso llevar el aborto hacia la campaña en minúscula y promover un debate entre candidatxs a senadores y diputadxs de la Ciudad de Buenos Aires. El resultado fue un intercambio de dos horas en la Facultad de Derecho de la UBA, que tuvo algunos momentos picantes.

La apertura del encuentro la realizó la abogada Nelly Minyersky, que en su breve discurso vinculó los femicidios —hubo cuatro resonantes durante el fin de semana— con la despenalización del aborto: “Con educación sexual integral ni los niños ni las mujeres somos objetos”, reflexionó.

 

 

Debajo del óleo fechado en 1948 del artista argentino Antonio González Moreno que representa la inauguración de la Universidad de Buenos Aires en la Iglesia de San Ignacio el día 12 de agosto de 1821, se sentaron Dora Barrancos (Frente de Todos); Luciana Romero (Consenso Federal); Jorge Adaro y Jessica Gentile (Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad), por las candidaturas al Senado nacional; y Fernando Solanas, Mara Brawer (Frente de Todos); Maximiliano Ferraro y Dolores Martínez (Juntos por el Cambio); Myriam Bregman y Vanina Biasi (Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad); Luis Zamora y Virginia Pey Vallarino (Autodeterminación y Libertad), representando las candidaturas a la Cámara de Diputados.

“La Campaña invitó a todos los candidatos que pasaron las PASO, quienes están acá sentados son quienes aceptaron la invitación”, explicó Noelia Barral Grigera, que moderó el debate junto con la también periodista Liliana Hendel. El debate se organizó en dos ejes: la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) y el proyecto de legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Respecto al primer eje, las preguntas fueron las siguientes:

¿Cuál es su opinión sobre las reformas propuestas para la Ley de ESI (su jerarquización como norma de orden público de aplicación obligatoria en todas las provincias, de sustento científico y laico e incorporación a la currícula escolar, sin que pueda adaptarse al ideario institucional)? ¿Considera que el Congreso debe tratarla de forma urgente? ¿Cómo va a votar usted y cómo va a votar su bloque? ¿A través de qué propuestas se puede garantizar su efectiva aplicación nacional?

Rompió el hielo Luciana Romero, candidata a senadora por Consenso Federal, que llamó la atención sobre el marco de aplicación de la ESI: “Necesitamos recuperar el Ministerio de Salud para articular ESI, y pensarla junto con la IVE dentro de los derechos de las mujeres”. Destacó, también, la necesidad de reformar el artículo 5 de la Ley 26150, que menciona “la adaptación de las propuestas a su realidad sociocultural, en el marco del respeto a su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros” y abre la puerta a que las instituciones de culto se abstengan de garantizar el derecho a la educación sexual integral.

Jorge Adaro, candidato del Frente de Izquierda-Unidad (FIT-U), mencionó el reclamo de la marea verde y la rebelión estudiantil que denuncia la falta de educación sexual y puntuó que “sin dudas hay una intervención política de la iglesia que hace que se frene la implementación de la ESI”.

El candidato del Frente de Todxs, Pino Solanas, manifestó la necesidad de que la ley de ESI se aplique integralmente y se construya un “frente unido para sumarnos a la marea de chicas y mujeres que forman parte de la revolución cultural más grande de los últimos tiempos”. Además dijo que tiene “la certeza” de que el Frente de Todxs será “una fuerza para que el año que viene se apruebe la ley de aborto y la reglamentación de la educación sexual”.

 

 

El candidato del oficialismo, Maxi Ferraro, manifestó su “posición personal y política” a favor de modificar la ley y que la ESI “es un derecho de estudiantes de establecimientos públicos y privados”.

Myriam Bregman, candidata a senadora del FIT-U, contrastó con Ferraro: “Son muy importantes las opiniones individuales, pero importan más las posiciones del conjunto”, dijo y relató que desde su bloque se impulsó que el dictamen que modifica la ley ESI llegue al recinto pero “no conseguimos las 10 firmas que necesitábamos”.

Por su parte, Luis Zamora, candidato de Autodeterminación y Libertad (AyD), señaló que “después de lo que pasó en 2018 con el aborto, en la campaña electoral casi no se toca el tema”, y preguntó si “no son prioritarios los derechos de las mujeres a decidir”. También señaló que la ESI no se aplica porque las instituciones estatales se oponen, porque “el Estado es patriarcal”, dijo. “El año que viene llega Bergoglio a la Argentina, ¿se creen que van a votar el aborto?”, agregó.

Dora Barrancos, candidata del Frente de Todxs, se refirió al “espectáculo de las instituciones que defienden ampararse en el ideario” y a la vez expresó que “con la ESI no basta”, porque la educación sexual convive con “otras articulaciones horribles de la currícula”. Señaló, además, que la única provincia que llevó adelante la ESI fue Santa Fe, a pesar de las resistencias de las escuelas confesionales, y que la existencia de ESI en todo el país depende de “la voluntad de los estudiantes y los docentes”.

 

 

Jéssica Gentile, también candidata a senadora por el FIT-U, dio números para entender la importancia de la ESI: “Hay 3000 niñas embarazadas por año por abuso intrafamiliar, 17% de los embarazos son de menores de 20 años y hay un femicidio por día”.

La candidata a diputada porteña por el Frente de Todxs, Mara Brawer, destacó también la necesidad de modificar la ley de ESI, que “es una ley binaria, tiene que ser de orden público, tener presupuesto y una comisión de seguimiento”. Mencionó el artículo 5, dijo que es necesario modificarlo para que los contenidos sean obligatorios y que considera que “los obstáculos a la aplicación no provienen solo de las iglesias, también de la sociedad”.

Dolores Martínez, candidata a diputada por Juntos por el Cambio, señaló que “hay un problema, y es que la educación y la salud están descentralizadas”, que faltan datos y monitoreo y que sin embargo no solo “hay déficit institucional, hay resistencia social: es el patriarcado”.

La candidata a tercera diputada por FIT-U, Vanina Biasi, se refirió a “la soledad” con la que su espacio político lucha desde 2006 para derogar el artículo 5, al que definió como “una cuña del Vaticano”. “Se le dio la última palabra al Vaticano —dijo—; en la Argentina siguen funcionando leyes de la dictadura que destinan 4.000 millones de pesos anuales a escuelas religiosas”.

Por último, la candidata de AyD, Virginia Pey Vallarino, habló de la marea y la rebelión de las mujeres y mencionó a los profesorados en riesgo, con el sistema UniCABA, que endilgó a la gestión Cambiemos y a Ferraro, presente en el panel, quien preside la comisión de Educación de la Legislatura porteña y se mostró visiblemente incómodo con la mención.

 

 

Luego, en la segunda parte, las preguntas fueron las siguientes:

¿Usted firmó el proyecto presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto? ¿Considera relevante que se debata el nuevo proyecto presentado en las Cámaras? ¿Cómo va a votar su partido o frente? ¿Usted piensa que hay artículos que deben modificarse?

Ferraro: “Estoy en lo personal a favor del proyecto de ley, es un tema de salud pública, un derecho de las mujeres y cuerpos gestantes”.

Romero: “Estoy de acuerdo con el proyecto pero sabemos que va a haber puja”.

Adano: “Hay un programa del FIT en torno al aborto, no son posiciones individuales; depositamos toda la confianza en la movilización”.

Bregman: “Este debate es de los que estamos de acuerdo, el Congreso no va a quedar conformado de esta manera. Ya hay proyección de que en Diputados va a estar peleado y el en Senado no saldría”. También mencionó candidatos “celestes” que entrarían al Congreso en representación de las otras tres fuerzas presentes.

Zamora: “Entre el año ’93 que el MAS presentó el primer proyecto hasta 2018 pasaron 25 años, ¿qué pasó en el medio? Ni una menos, la mayor movilización autogestionada de mujeres”.

Barrancos: “Apoyo el proyecto, que el Estado nos devuelva la autonomía respecto a la sexualidad. Creo que en los cabildeos puede haber alguna modificación”.

Gentile: “Nosotros con las antiderechos no vamos a ningún lado, impugnamos lo que dijo Cristina Fernández sobre los celestes, no vamos a ningún lado con ellos”. “Alberto (Fernández) ya dijo que llegábamos hasta la despenalización, eso no sirve para nada, marca que no es delito, no que sea legal”.

Brawer: “Alberto dijo que está a favor de la legalización y la despenalización, pero que si no hay consenso al menos avancemos en la despenalización”, contestó a Gentile; y le retrucó: “para discutir en el Congreso hay que meter diputados, es muy fácil hablar desde afuera, nuestra fuerza aportó el 42% de los votos en la Cámara de diputados”.

Biasi: “Hacía falta un solo voto, Mara, Silvina García Larraburu (senadora por Río Negro del Frente para la Victoria y candidata por el Frente de Todxs a renovar el cargo) se dio vuelta a las 5 de la mañana y eso cambió todo, le hicieron caso a la iglesia”, le contestó a Brawer.

El debate terminó picante, aunque la tónica general fue de respeto y equidistancia. Aun habiendo sido invitados todos los candidatos, hubo muchos ausentes: Juntos por el Cambio no mandó a nadie que apunte al Senado ni Consenso Federal envió representante de la candidatura a diputados. El intento de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto de colar el debate en la otra campaña, no consiguió incluir la voz de los detractores del derecho, presentes en todos los espacios políticos a excepción de la izquierda y AyL. Para terminar, la investigadora feminista María Alicia Gutiérrez dijo que la Campaña continúa e invitó a que se escuche “el grito unísono de la marea verde”. Así fue: el salón de actos de la Facultad de Derecho vibró con el clásico “aborto legal en el hospital”.

 

Fotos: Campaña Nacional x el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito en CABA

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.