El año que vivimos sin el INCAA

Asociaciones y colectivos del campo audiovisual cuestionan a la nueva gestión del Instituto de Cine

 

Luego de cuatro años de políticas regresivas tendientes a favorecer a los núcleos más concentrados de la producción audiovisual argentina, la gestión de Luis Puenzo comenzó con un amplio apoyo de todo el sector y promesas de diálogo. Un año después, la situación no puede ser más distante a esa realidad.

La pandemia obligó a interrumpir rodajes, cerrar salas de cine y dejó a miles de trabajadores y trabajadoras sin empleo, agravando la situación del sector que, ante semejante panorama, requería la intervención estatal para mitigar los efectos de la crisis. Sin embargo, el INCAA no impulsó políticas de emergencia y cerró muchos canales de diálogo y otros que abrió no tuvieron correlato con las decisiones tomadas por la gestión. En los momentos en que más se requería del Estado, nuestro Instituto se ausentó con falta de gestión y demostrando también su falta de sensibilidad.

El cierre de salas de cine repercutió significativamente en los ingresos del fondo de fomento cinematográfico, poniendo en riesgo la posibilidad de una rápida reactivación cuando las condiciones sanitarias permitan retornar a la actividad. Pese a la insistencia y al trabajo de gran parte de la comunidad, y pese a existir un proyecto en el Congreso, no se gravó a las OTT (Over The Top, las plataformas) para garantizar los recursos para la producción audiovisual en el mediano plazo.

Ignorando las diversas propuestas elaboradas por distintas asociaciones, la gestión lanzó, tardíamente, concursos insuficientes en cantidad y devaluados en sus montos, de los cuales aún no se conocen los resultados. En estas convocatorias se negaron a establecer cupos que contemplen equidad de géneros en los proyectos ganadores, desoyendo nuevamente múltiples reclamos y desligándose de la responsabilidad del Estado en impulsar políticas para ampliar derechos y superar desigualdades de género, clase y territorio.

En términos de exhibición, su política más visible fue poner en riesgo los festivales nacionales, claves para el acceso a un cine diverso en todo el país y para el intercambio profesional en las regiones. Ante la crisis sanitaria, salvo la publicidad de la plataforma Cine.Ar, nuestro Instituto no impulsó políticas de exhibición, no articuló con los Espacios INCAA, ni pensó políticas para el mediano plazo tendientes a impulsar la presencia de cine nacional en las salas cuando se supere la situación de pandemia.

La gestión demoró ocho meses en convocar a la Asamblea Federal, entre otras cosas para aprobar el último balance de la gestión anterior.

Además, a un año de asumida la administración, no se ha nombrado aún al Consejo Asesor que reúne a representantes de todos los sectores de la industria y de las cinco regiones del país, cuya tarea es, entre otras, designar los comités de evaluación de proyectos.

En síntesis, la gestión del INCAA abandonó a la comunidad cinematográfica en general y al cine independiente en particular en su peor momento. No acompañó al sector en la crisis, no se pagó o se pagó con retraso lo adeudado a las películas, no pensó políticas urgentes para la reactivación, no impulsó el pedido por la reapertura de salas ni el pedido para gravar a las OTT y ni siquiera tuvo la sensibilidad de recibir a sus representantes.

Esto no puede seguir así.

Queremos una gestión del INCAA que se comprometa a:

  • Impulsar un proyecto de ley que engrose el Fondo de Fomento Cinematográfico (FFC) a través de aportes provenientes de las plataformas de streaming.
  • Establecer un nuevo sistema de acceso a los fondos públicos que supere las restricciones e inequidades del actual sistema de puntajes.
  • Garantizar la distribución Federal del fomento del INCAA a través de, por ejemplo, la constitución de una ventanilla continua federal, concursos específicos por región, cupos provinciales en concursos y en la conformación de los jurados.
  • Garantizar la equidad de géneros en los proyectos seleccionados en todos los concursos y jurados. Que realice concursos específicos (atados a un porcentaje del costo medio y con presupuestos semejantes a las ventanillas continuas medias) para mujeres y diversidades.
  • Establecer incentivos económicos para las producciones de ventanilla continua que tengan equidad de géneros en equipo técnico, cabezas de equipo y aprendices.
  • Establecer herramientas de financiación para las producciones equivalentes a la Audiencia Media actual.
  • Actualizar semestral y automáticamente el Costo Medio de una Película Nacional (CMPN) atado al aumento de la inflación según el INDEC, permitiendo así sustentabilidad y previsión a las producciones.
  • Establecer el subsidio de Vía Digital como el 10% del CMPN, y actualizar las modalidades de Desarrollo al 1% del CMPN y de Post-producción al 3% del CMPN, sin ajustar su producción.
  • Establecer una línea de subsidio para el lanzamiento y la distribución de las Vías Digitales del 1,5 % del CMPN.
  • Crear una vía de fomento de ficción del 27% del CMPN, para producciones con esquemas alternativos de producción, que atienda las siguientes particularidades: equipos de rodaje acorde a las condiciones específicas de producción y a las normativas sindicales; rodajes discontinuos y narrativas no convencionales.
  • Fortalecer los Espacios INCAA existentes a través de recursos económicos, equipamiento y consolidarlos como sedes culturales, espacios de encuentro, formación y referencia del INCAA en los diversos territorios. Impulsar un programa de ampliación de la red incluyendo a los grandes centros urbanos.
  • Establecer un máximo de 20% de las pantallas existentes en el territorio nacional a la cantidad de copias con las que puede lanzarse una película contrarrestando la creciente tendencia a la concentración y garantizando al público una oferta cinematográfica diversa.
  • Establecer una cuota de pantalla del 25% de cine nacional por sala por trimestre calendario y controles necesarios para cumplimentarla. De igual modo para emisiones televisivas y en plataformas web (streaming), extendiendo el reconocimiento de estrenos a esas ventanas.
  • Realizar concursos a proyectos de exhibición, distribución y conservación de cine nacional que incentiven, promuevan y apoyen proyectos generados desde los Espacios INCAA y alienten el compromiso de privados en la generación de públicos para nuestro cine.
  • Mantener en la órbita del INCAA a los festivales nacionales garantizando su existencia y su valioso trabajo de formación de audiencias críticas y difusión en nuestro territorio de un cine diverso.
  • Impulsar a la Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional (CINAIN) para la preservación y conservación del Cine Argentino y que ponga en marcha el proyecto de Cinemateca.

 

ACCIÓN – Mujeres de Cine
ACCOR – Asociación de Cineastas de Córdoba
ADN – Asociación Argentina de Directores y Productores de Cine Documental
APIMA – Asociación de Productores Independientes de Medios Audiovisuales
APPAS – Asociación de productoras y productores audiovisuales de Santa Fe
ASA – Asociación Argentina de Sonidistas Audiovisuales
APAC – Asociación de Productores Audiovisuales de Córdoba
CAF – Coordinación Audiovisual Federal
CAAR – Corredor Audiovisual Argentino
CAIC – Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica
CIAT – Cámara de la Industria Audiovisual de Tucumán
CPA – Cineastas Patagónicxs Autoconvocadxs
CDC – Colectivo de Cineastas
Colectivo de Cineastas Córdoba
Colectivo de Cineastas de Neuquén
Colectivo de Técnicas de Cine y Publicidad
DOCA, Documentalistas de Argentina
DIC – Directores Independientes de Cine
FAVA – Federación Audiovisual Argentina
FILMANDES Cluster Audiovisual Mendoza
FOA Frente de Organizaciones de la Animación (Integrado por APA, RAMA, AOBA y RAR)
Ganadorxs Concurso Incubadora INCAA Autoconvocadxs
Mesa Audiovisual NOA
RAD – Red Argentina de Documentalistas
RAFMA – Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales
Realizadores audiovisuales pampeanos
Red de Exhibidores del Cine Argentino
Red de Realizadores de Misiones
RDI – Realizadores Integrales de Cine Documental.
TASJ – Trabajadorxs Audiovisuales de San Juan
Tucumán Audiovisual – Asociación Civil de Trabajadorxs Audiovisuales de Tucumán

 

* Este documento se leyó durante la movilización que se realizó el INCAA el 14 de diciembre pasado.