El arte de hacer mal

Anahí de la Fuente denunció a su jefe por acoso sexual y como respuesta fue despedida

 

Las Actrices Argentinas volvieron a realizar una denuncia pública. Como ocurrió en diciembre de 2018 con Thelma Fardín, Anahí de la Fuente recurrió al colectivo para visibilizar su denuncia penal por maltrato físico y acoso sexual hacia su ex jefe, Diego Pimentel, director hasta agosto del Centro Cultural San Martín, dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En este caso, la tónica tuvo un fuerte componente de denuncia por la situación laboral de Anahí y los demás trabajadores del Estado.

“Pensamos focalizar en que yo me quedé sin laburo mientras el agresor siguió teniendo beneficios”, reconoce Anahí, de 28 años. En marzo de este año Anahí y su compañera (quien decidió no exponer su figura y su nombre) enviaron un telegrama al C. C. San Martín y al Ministerio de Cultura de Ciudad, explicitando los motivos de la denuncia penal contra Pimentel y solicitando que las cambiaran de sector “y nos alejen de la persona que nos estaba agrediendo”. En ese telegrama decían que si no obtenían una solución, se darían por despedidas. Efectivamente nadie respondió la misiva “y nosotras no estábamos en condiciones físicas ni psíquicas de seguir yendo. Entonces dejamos de ir y recibimos el despido firmado por la misma persona que denunciábamos, el ex directivo del C.C. San Martín”.

“Lo recibí a los días de haber hecho la denuncia”. El despido express de Anahí y su compañera fue posible por el tipo de relación laboral que tenían con el Gobierno de la Ciudad. Ambas eran monotributistas y tenían un contrato de Locación de servicio. Esa fragilidad del vínculo laboral explica la vulnerabilidad ante el peligro constante de perder el trabajo y explica la impunidad con que cualquiera puede ser desvinculadx sin necesidad de dar cuenta de los motivos. Son contratos sin estabilidad laboral ni ART, ni licencias de ningún tipo. Sin indemnización en caso de despido, ni vacaciones pagas ni aguinaldo. 

“Es una relación laboral encubierta”, reconoce Iván Wrobel, responsable de DD.HH. de ATE Capital y parte del Consejo Directivo de ATE Capital. Según cálculos de ATE, de los 70 a 80.000 trabajadores del Gobierno de la Ciudad, cerca de 15.000 son monotributistas. “Es alarmante el nivel de precarización laboral que hay en el GCBA. Son víctimas de un fraude laboral que implica la contratación a través de contratos anuales de monotributo y que van de la mano de la ausencia de cualquier tipo de derecho laboral”, dice Wrobel a El Cohete. Una de esas 15.000 fue Anahí hasta que fue desvinculada por denunciar a su jefe de acosarla laboral y sexualmente, de maltratarla y hostigarla.

“La visibilización tiene que ver con el pedido de reincorporación”, dice Anahí, que al quedarse sin ingresos en marzo, debió cambiar por completo su forma de vida, volver a vivir con su familia paterna a los 28 años y reducir su autonomía económica, con todo el daño psicológico que implica un acoso a cuestas. “La circunstancia del despido que yo sufrí fue facilitado —por no decir sponsoreado— justamente por los contratos precarizados”, sugiere. 

 

 

En la conferencia de prensa de Anahí junto a Actrices Argentinas se mencionó a Cinthia Choque, la trabajadora de tránsito del Gobierno de la Ciudad que falleció trabajando el 8 de septiembre por la madrugada. “Ella tenía exactamente el mismo modo de contratación que teníamos mi compañera y yo, la diferencia es que ella trabajaba todavía más expuesta y yo terminé despedida pero ella terminó muerta”, señaló Anahí de la Fuente.

Hasta el momento nadie se ha comunicado con de la Fuente: ni autoridades de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ni del Ministerio de Cultura. El caso sigue su curso legal, asesorada por la Red de Abogadas Feministas y representada por Jimena Gibertoni y Yamila Carballido. Está asentado en la Fiscalía N° 16 especializada en violencia de género, a cargo de Claudia Barcia.

 

 

 

Foto: NA

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

2 Comentarios
  1. daniel rico dice

    la precariedad del vinculo laboral da al patron un poder sobre el trabajador que le permite todo tipo de abusos, incluidos sexuales, las trabajadoras domesticas han sufrido esto por generaciones.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.