El baile del domingo

La música que escuché mientras escribía, con el gobierno a mitad del río

 

Las elecciones del domingo 11 tuvieron, y tendrán, muchos efectos. El primero y más notable fue el agotamiento del stock de adjetivos. Una recorrida por los medios más conocidos del país y del exterior indica que la ventaja de les Fernandez sobre Macrì les pareció apabullante, severa, devastadora, inesperada, irreversible, brutal, contundente, negra, dura, sin atenuantes, explosiva, estrepitosa, irremontable, escandalosa, sorpresiva, inconcebible, desoladora, shockeante, abultada, humillante, tremenda,  demoledora, sorprendente, arrasadora, inapelable, aplastante, definitiva, decepcionante, perturbadora, impactante.

Tampoco alcanzaron los sustantivos para algo comparable a un cimbronazo, un terremoto, una paliza, una pesadilla, un desastre, un desplome, un castigo, un hundimiento, un tsunami, un Waterloo, un estado de pánico, una masacre.

Bien curioso, el mayor regodeo en la catástrofe provino de comentaristas partidarios del gobierno que hasta horas antes anunciaban con optimismo cierta paridad  entre ambas fuerzas.

Como es imposible competir con tanto despecho, y además no comparto esa tristeza, me abstengo. Sólo diré, en porteño antiguo, que fue un baile, y le pondré música para quienes deseen recrearlo: D’Agostino con Angel Vargas, Di Sarli, Pugliese y Lucio Demare con Raúl Berón.

Miau.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

24 Comentarios
  1. Gladys+Aurora+Goñi dice

    Cómo los disfruté. Gracias Horacio querido.

  2. Jorge dice

    Escuchar estos tangos y por esos intérpretes me lleva a mi adolescencia con mucha emoción. Un abrazo y todo mi afecto para vos y toda la gente que como yo, te sigue cada domingo. Lamento que no haya una frecuencia mayor. Pero es lo que hay.

  3. Aníbal dice

    En La Plata (en mi época) diríamos que les dimos un pesto.

  4. Isolda Victoria Iñiguez dice

    Los santafesinos decimos: «El que no sabe manejar las riendas, maneja el látigo» y…así le fue..personalmente renací a la vida…nacida un «17 de Octubre de 1930..no quería morir sin volver a ver alegría en mi patria…voté por primera vez con la ley de Eva…siento que Octubre es mío, mío y el tango también…

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.