El carro por delante

En Pergamino, al que piensa distinto, le aflojan la rueda de su acoplado

 

En su nota Pobres Ricos, Horacio Verbitsky reveló un audio de WhatsApp de quien participó de la reunión con el gobernador de la provincia de Buenos Aires y el ministro de Desarrollo Agrario el viernes 3 de enero, junto a otros representantes de productores de la provincia en el Parque Pereyra Iraola. En el audio se podía escuchar al productor, preocupado porque al marchar al trabajo al día siguiente del encuentro, encontró su acoplado agrícola con las cinco tuercas de la rueda delantera izquierda flojas. Se trata de Sebastián Campo, presidente de la Federación Agraria Argentina filial Pergamino, que realizó la denuncia en fiscalía, planteando su sospecha de que podría tratarse de un ataque a causa de su posicionamiento respecto al tractorazo que se llevó adelante allí el martes 7 de enero.

 

Denuncia de Sebastián Campo.

 

El tractorazo surgió de la reunión de productores autoconvocados del día viernes en la localidad de Guerrico, ubicada a diez kilómetros de Acevedo, donde Sebastián Campo tiene su galpón con sus maquinarias y herramientas de trabajo. Allí encontró las tuercas de la rueda de su acoplado aflojadas intencionalmente. Así lo explicó el presidente de la Federación Agraria de Pergamino en diálogo con El Cohete.

 

Sebastián Campo decidió no sumarse al tractorazo. Su intención era intermediar con el gobierno de Kicillof, porque entendía que existía un diálogo abierto a partir de lo manifestado por el propio Ministro de Desarrollo Agrario, que en la reunión del 3 de enero se comprometió a interceder y reunirse con el grupo de autoconvocados para escucharlos y brindar las explicaciones pertinentes. La respuesta al diálogo fue el tractorazo. Los autoconvocados interpretaron que la mediación del presidente de la Federación Agraria Pergamino era un intento de romper con la manifestación.

“Los canales de diálogo están abiertos —manifiesta Campo—, una protesta o reclamo es para visibilizar el problema que se pretende ignorar. Acá nada de eso sucede porque desde la campaña del gobernador Kicillof la Federación Agraria viene teniendo reuniones y eexiste un diálogo que no ha cesado”. Todo indica que otra posición ideológica y/o partidaria, distinta de aquella de Campo, prefiere poner el carro delante del diálogo.

El tractorazo del martes tuvo como consignas oponerse a las retenciones: el presunto «impuestazo», como lo bautizó Clarín. La idea prendió en los sectores radicalizados del agro que están por fuera de toda organización y alentados por funcionarios y partidarios de Cambiemos, enrolados detrás de la máscara Campo más Ciudad. Ese sector es el que prefiere ignorar que las retenciones estarán segmentadas y fueron quienes decidieron en Pergamino no escuchar a Javier Rodríguez, que se tomó el trabajo de explicar que la reforma trataba de mantener la recaudación en el mismo nivel del que la había desplazado la inflación, pesada herencia que dejó Cambiemos.

 

 

En Pergamino existe una multisectorial que está integrada por la Cámara de Comercio, la Cámara de Martilleros, la Federación Agraria y la Cámara de la Construcción, entre otros. Esa multisectorial llevó adelante una reunión el día 2 de enero para decidir la posición que iban a tomar frente a la gestación del tractorazo. Algunos se manifestaron a favor y otros en contra. Finalmente se decidió que la participación no sería como sectorial sino por las entidades que estaban de acuerdo en sumarse, como el Colegio de Martilleros y la Cámara de Comercio. Ciento veinte tractores participaron de la manifestación, según lo expresó quien ofició como maestro de ceremonia en el acoplado-escenario.

Ser socio de la Federación Agraria tiene un costo anual de 1850 pesos al año. La filial Pergamino cuenta con un poco más de 50 socios. El nivel de participación de los socios en todas las entidades del agro es muy bajo. Por eso existe un agite constante de partidarios y militantes de Cambiemos que apuestan a la presión que puedan realizar los autoconvocados, a quienes se utiliza como punta de lanza de un conflicto que pretenden generar para que las patronales del agro que integran la Mesa de Enlace endurezcan su posición frente al gobierno. Esa presión cuenta con la ayuda mediática de los socios de Expoagro, Clarín y La Nación. También los medios que siguen llamando campo a un sector, como Infobae. El interés de los partidarios de Cambiemos está en crear un conflicto que no quieren ni el gobierno de Alberto Fernández ni el de Axel Kicillof.

A través de los autoconvocados germina el caldo de cultivo para un conflicto que desean que aflore en próximos meses. En el palco del tractorazo en Pergamino estuvo Teresa Antonia Caldentey, conocida como Tony, referente de los autoconvocados de Pergamino e integrante de la Coalición Cívica de Elisa Carrió y concejal de Juntos Por el Cambio en Pergamino. “Acá no hay productores chicos, ni medianos, ni grandes. Acá todos somos productores y todos somos ciudadanos. Ciudadanos de Pergamino que no queremos que nos saqueen más”, dijo.

 

La concejal de Juntos por el Cambio Pergamino, Teresa Antonia Caldentey.

 

No faltaron otros legisladores de la Coalición Cívica (CC) de Elisa Carrió, como la diputada nacional de la CC por Santa Fe Lucila Lehmann, el diputado Pablo Torello de Juntos Por el Cambio y el legislador provincial CC-ARI, Luciano Bugallo. Orgullosos, se sacaron una foto-para el manual de buenas prácticas de fitosanitarios que se ofrecen en los pueblos,  junto al ingeniero y arrendatario pergaminense Luis Grattone, que fue detenido e imputado por la aplicación de agrotóxicos a tan sólo 90 metros de una vivienda. Bugallo compartió la foto con Grattone en su cuenta de Twitter.

 

 

Un twitt de Luciano Bugallo: los productores que nos gustan.

 

 

El Presidente de la Federación Agraria de Pergamino sabe de la importancia que tiene el sector y que las propuestas de segmentación son escuchadas. Por eso su planteo en la necesidad de mantener a los productores más chicos. “La manera de su devolución tiene que ser al CBU del productor, sin ningún intermediario y de libre disponibilidad. Para que el productor con ese dinero lo utilice para las cubiertas del tractor, la obra social de la familia o para lo que sea necesario. Al igual que se hace con el IVA de venta, cuando uno vende el cereal que va  a la cuenta del CBU, es el método más efectivo y debe ser a los treinta días de realizada la venta”, sostiene.

Sebastián Campo tiene 39 años, una hija de 9 y otro hijo de 2. Se resistió a irse de su pueblo Acevedo y por eso entiende mejor que nadie que las economías regionales deben ser apuntaladas por el Estado y así lo espera de este gobierno, porque nada podía esperar del anterior. Para que no exista el desarraigo, Sebastián sostiene que el Estado debe brindarle la caja de herramientas a los productores para que pueblos como el suyo no terminen convirtiéndose en pueblos fantasmas, porque sus pobladores una vez que crecen y ven la falta de oportunidades y desarrollo, migran hacia las grandes ciudades en búsqueda de una vida más próspera

 

El último crédito que puedo sacar del banco fue en 2015. Luego de eso vino un gobierno que apostó a la timba financiera y no a la producción, con créditos con tasas de interés del 70%. Una política agraria conjuntamente con un Banco Provincia que vuelva a estar al servicio de la producción permitirá el crecimiento y frenar el desarraigo. De eso se trata la política que trazará Javier Rodríguez en provincia de Buenos Aires, porque en el ejemplo personal de Sebastián Campo, que se puede multiplicar por los muchos productores y trabajadores de la tierra como él en la provincia de Buenos Aires, están los pequeños y medianos productores a los que hay que sostener para que se puedan desarrollar y recuperar la agricultura familiar.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

3 Comentarios
  1. Luis Juan dice

    Estimado Fernando:
    Excelente crónica.
    Una digresión, si me permite.
    Juan Bialet Massé, en su informe y refiriéndose a las leyes de Indias, refería: “…Cuando en las cumbres del Famatina he visto al apire4 cargado con 60 y más kilogramos deslizarse por las galerías de las minas, corriendo riesgos de todo género, en una atmósfera de la mitad de la presión normal; cuando he visto en la ciudad de la Rioja al obrero, ganando sólo 80 centavos, metido en la zanja estrecha de una cañería de aguas corrientes, aguantando en sus espaldas un calor de 57°, a las dos de la tarde; cuando he visto a la lavandera de Goya lavar la docena de ropa a 30 centavos, bajo un sol abrasador; cuando he visto en todo el Interior la explotación inicua del vale de proveeduría; cuando he visto en el Chaco explotar al indio como bestia que no cuesta dinero, y cuando he podido comprobar, por mí mismo, los efectos de la ración insuficiente en la debilitación del sujeto y la degeneración de la raza, no han podido menos que acudir a mi mente aquellas leyes tan previsoras de todos estos y otros detalles que se han reproducido en cuanto se ha creído que faltaba el freno de la ley.”
    “Por esto, en cada conclusión de este informe, encontrará V. E. la referencia de la ley correspondiente en aquella legislación, que fijó las cargas y jornadas máximas, el jornal mínimo, la asistencia en las enfermedades, la enseñanza, el descanso dominical, el alojamiento, las comidas y todo cuanto detalle debía y podía preverse en aquellos tiempos.”
    “No he podido tampoco prescindir de señalar la importancia relativa de muchas localidades como fuentes de la riqueza, y el modo de fomentarla. Aunque parezcan ajenas al objeto de la investigación que se me ha encomendado, las creo tan íntimamente ligadas, que he considerado un deber incluirlas en este informe; de todos modos, lo que abunda no daña, y muchas servirán para desvanecer prejuicios profundamente arraigados aún en personas dirigentes.”
    “Tal es, entre otras, la preocupación de la inferioridad del obrero criollo, cuando, en verdad, por su fuerza muscular y por su inteligencia, revela una superioridad notable, y la experiencia del taller, del ferrocarril y de la agricultura demuestran que no es extraño ni refractario a ningún arte ni oficio, y que sus defectos y vicios provienen de causas que le son perfectamente extrañas, y cesan con la causa que los produce; atreviéndome a afirmar, desde luego, que sin gran trabajo se logrará una raza original y bien caracterizada, de un orden superior en la historia de la humanidad.”
    “Tal es también la descripción del medio, que explica por sí misma hechos de otro modo incomprensibles.”
    “…Esta comprobación demuestra: 1.° el error y falta de fundamento del menosprecio con que se ha mirado al obrero criollo; 2.° el error gravísimo con que se ha procedido y procede en materia de inmigración y colonización, atendiendo exclusivamente el elemento extranjero, dejando de lado al criollo, mucho más eficaz y valioso; sin que esto importe decir que la inmigración extranjera no sea por todo título digna de atención y elogio; y 3.° la necesidad de legislar al hijo del país, mirando a su desarrollo y bienestar, haciendo partícipe al huésped de las ventajas acordadas al criollo, pero no dándole otras que a éste no se concedan, porque, además de ser odioso, es en último resultado, contraproducente, y a mi entender esta es la letra y espíritu de la Constitución: dar al extranjero un asiento en la mesa preparada para el hijo del país; no preparar el banquete para el huésped, quedando fuera el dueño de la casa.”
    “Y la primera y más grande afirmación que creo poder hacer es: que he encontrado en toda la República una ignorancia técnica asombrosa, más en los patrones que en los obreros. He visto maquinistas que no saben cómo actúa el vapor, carpinteros que no saben tomar la garlopa, electricistas que no saben lo que es la electricidad, planchadoras que se matan en un trabajo ímprobo y labradores que no saben agarrar la mancera ni graduar el arado; pero es mayor, si cabe, la ignorancia patronal, salvo rarísimas excepciones.”
    “Esa ignorancia es la causa que estaciona las rutinas y arraiga los prejuicios, extraviando los anhelos mismos de la codicia, y no deja ver que el obrero no es un instrumento de trabajo indefinido, sino que es un ser capaz de un esfuerzo máximo, en un tiempo dado, si tiene el alimento y cuidado suficientes, y que prescindiendo de toda consideración de humanidad y de caridad, por codicia, debe ser bien alimentado y cuidado. Son rarísimos los patrones que se dan cuenta de que el rendimiento del trabajo es directamente proporcional a la inteligencia, al bienestar y a la alegría, sobre todo del obrero que lo ejecuta, y no al tiempo que dura la jornada, cuando ésta pasa de su límite racional; y mucho menos los que alcanzan a comprender que manteniendo a sus obreros en la miseria, los mantienen en la tendencia al vicio y al delito, que ellos pagan en último término.”
    “…En San Cristóbal, una persona de alta posición cree que nada hay que estudiar en la cuestión indios; lo único que hay que hacer es exterminarlos, y si queda alguno llevarlo a la Tierra del Fuego. ¿Y si a Vd. le hicieran eso, qué diría? Es que yo no soy indio.”
    “Examinando bien el cuadro, y recordando las obras históricas de la conquista, se ven los mismos efectos engendrados por las mismas causas, sin un ápice de variación, aparte las fechas y los lugares.”
    “…Si tuviera el espacio y el tiempo suficiente, podría escribir capítulos que parecerían glosas del P. Lozano y del P. Diego de Torres, o copiados de memoriales dirigidos al Consejo de Indias.”
    “De un lado, la eterna codicia, la fuerza, la superioridad de la raza, el abuso y hasta el crimen; del otro, la barbarie, el salvajismo, con todos sus caracteres y consecuencias; y sobre las dos, la justicia, la humanidad y la Constitución heridas por tanto exceso, tanta ignorancia y contradicción.”

  2. Antauro dice

    Nada mas lejos de lo correcto. El gobernador Kicillof tiene que dar claras instrucciones a las fuerzas de seguridad para detener la usurpacion de las rutas y si tiene que hacer arrestos y poner multas ejemplarizadoras, debera hacerlo, debera IMPONER el imperio de la LEY. Cristina Fernandez no tuvo el coraje de multar y enjuiciar a los que prendian fuego a los campos y ni siquiera fueron demandados por perjuicios y daños, incluyendo muerte de personas dentro de ambulancias que no pudieron llegar al hospital. EL PODER HAY QUE EJERCERLO, con palabras y discursos NO ALCANZA.

  3. Roberto Pintos dice

    A estas lacras cuando se reúnen para desestabilizar gobiernos populares por defender sus mezquinos intereses y su avaricia insaciable habría que sobrevolarlos con un avión fumigador que les lance una buena cantidad de bosta de vaca como hace Ulises Dumonto con el Torito en la inolvidable película «No habrá mas penas ni olvidos» basada en la obra no menos inolvidable del querido Osvaldo Soriano.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.