El Conurbano, con CFK

La Primera y la Tercera Sección Electoral hicieron punta en la defensa bonaerense de CFK

 

Desde la semana previa a que el pedido fiscal contra Cristina Kirchner desatara las adhesiones populares a los pies de su ventana, los intendentes del Conurbano se la veían venir y actuaron en consecuencia. Si bien el pejotismo es verticalista y aguarda señales (más que órdenes) para movilizarse, algunos optaron por tomar la iniciativa.

Pocos dentro del Poder Judicial habrán reparado en que la alocución fiscal del lunes 22 de agosto coincidía con el “renunciamiento histórico” de Eva Perón, su acto de masas más recordado. En esa fecha de 1951, con el pueblo en la calle se discutió el lugar de la mujer en la conducción del Poder Ejecutivo Nacional.

En la poderosa Tercera Sección Electoral, donde siempre ganan las boletas azules K, la Vicepresidente venía de haber sido custodiada por dos barones durante el acto por el aniversario del fallecimiento de Juan Domingo Perón. Fue en Ensenada, junto a su intendente Mario Secco, y Juan José Mussi, de Berazategui. De ambos distritos partieron los primeros pronunciamientos.

 

 

Cristina con Secco y Mussi.

 

En Berazategui, ya el 18 de agosto, el oficialismo mandó a aprobar una resolución de “repudio al uso del lawfare contra nuestra compañera Cristina Fernández de Kirchner”.

Secco aprovechó las consultas de radio Splendid y Futurock para definir como “mamarracho” el pedido de prisión para Cristina que solicitó el fiscal Diego Luciani, al tiempo que asoció a otros miembros del Poder Judicial con el poder económico: “Son 48 empresarios que se ponen de acuerdo y hacen lo que quieren. Muchos de ellos son dueños de la comunicación. Encima, ahora tienen el partido judicial del lado de ellos. Veníamos viendo cómo se manejaba el show mediático (…) de una causa armada que genera antecedentes que no son buenos para la Argentina, ni la democracia. Esto va a terminar con una movilización. No tengan dudas de que va a haber una pueblada”, en la que se veía como el primero en marchar.

Una de las primeras en salir fue Mayra Mendoza. La jefa comunal de Quilmes fue acompañada por su secretario de Obras Públicas, Sebastián García, y otros funcionarios a manifestarse a las puertas de Juncal y Uruguay.

 

 

Mayra.

 

 

“Es grave, todos tenemos que apoyar”, deslizó un intendente más cercano al pejotismo que a La Cámpora, según pudo recabar Facundo Cottet para la agencia Télam.

Uno de los distritos administrados desde siempre por esos barones del PJ herederos del menem-duhaldismo, Florencio Varela, también reunió a su cúpula partidaria para declararse en “alerta y movilización” y señalar las “maniobras de los poderes fácticos contra las políticas nacionales y populares”.

Desde Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, en licencia de la Intendencia para ejercer como jefe de Gabinete bonaerense, compartió su mirada: “Con claridad y precisión, Cristina Kirchner ejerció el derecho a la defensa que esta parodia de Justicia le negó y demostró el trasfondo de la nueva persecución: disciplinar a quien defienda al pueblo argentino”.

 

 

 

La Primera

El intendente de José C. Paz, Mario Ishii, estaba en la Quinta de Olivos con Alberto Fernández viendo la exposición de CFK.

Desde Hurlingham, la web municipal guardó las formas y no publicó ninguna declaración de su intendente, Damián Selci, quien en sus redes reprodujo en tiempo real las declaraciones de CFK y los hilos de La Cámpora. Allí comparó: “Ellos son la proscripción. Cristina es Perón”.

 

 

Intendente Damián Selci, de Hurlingham.

 

 

Desde Tigre, Julio Zamora compartió en sus redes el comunicado de la Presidencia en el que Alberto Fernández recordó su crianza en la familia de un juez y transmitió “afecto y solidaridad” con CFK. Zamora había deslizado críticas a la administración nacional en septiembre de 2021 luego de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), en que evaluó que “el pronóstico ganador nos llevó a perder votos”.

Horas después del alegato de CFK, el intendente compartió un acto con referentes de su distrito y comunicó que “las mujeres han tomado un rol protagónico”.

 

 

Intendente Julio Zamora, de Tigre.

 

 

Desde Pilar, en diálogo con FM La Patriada, Federico Achával consideró que el objetivo del Poder Judicial es “evitar que Cristina se presente en las próximas elecciones. Sabemos que este proceso se ha orientado contra la Vicepresidenta de la Nación porque ha representado a las mayorías y ha ampliado derechos. Estamos viendo una persecución judicial. Nuestra posición es acompañar esa política que creemos como herramienta de transformación, ampliando derechos, banderas que Cristina nunca soltó y sigue sosteniendo. Es un apoyo a la forma de pensar y vivir la política en favor de los que menos tienen. Hay una gran cantidad de argentinos y argentinas que le reconocen a Cristina todo el amor que les brindó, el enorme esfuerzo para que nuestro país salga adelante, la ampliación de derechos, la Asignación Universal, la mirada de una Argentina de futuro. Y hoy tienen la vocación de salir a defenderla. Lo que también planteamos es que tenemos que defender a Cristina porque no queremos que la proscriban. Estamos en una Argentina a la que le costó mucho la democracia, y queremos seguir defendiéndola. Para que eso suceda, todos los dirigentes tienen que tener la posibilidad de presentarse en las elecciones”.

 

 

Intendente Federico Achával, de Pilar.

 

 

En San Martín iban a entregar notebooks del plan Conectar Igualdad con el Presidente Fernández y sus ministros de Educación, Jaime Perczyk, y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien asumió luego de tomar licencia de esa Intendencia, más el gobernador Axel Kicillof. Luego de la provocación evidenciada en Recoleta, el acto pasó a tener un perfil más local.

Por supuesto que todas aquellas abiertas defensas fueron rechazadas por los referentes de la oposición. Tal es el caso del intendente de Lanús, Néstor Grindetti, quien repudió los dichos del Presidente y se paró del lado del fiscal acusador.

 

 

 

 

Desde diferentes distritos del interior bonaerense también hubo manifestaciones públicas de sus jefes comunales o encuentros militantes en plazas públicas.

“La quieren proscribir porque les produce temor”, aseveró Pablo Zurro, a cargo de la Intendencia de Pehuajó, ante los micrófonos de FM La Patriada. A su juicio, el fiscal Luciani habrá de terminar como Sergio Moro, el ex juez brasileño procesado por los servicios prestados para condenar al ex mandatario Lula da Silva. A la vez, Zurro criticó al jefe de gobierno porteño: “Horacio Rodríguez Larreta es un energúmeno”, dijo, por el “vergonzoso” desempeño de su policía.

 

 

Una de las movilizaciones en los confines de la provincia de Buenos Aires.

 

 

Los legisladores

Tanto el Congreso nacional como la Legislatura bonaerense actuaron de caja de resonancia de las posturas contrapuestas. La oposición usó sus redes para reproducir el mismo exacto texto:

 

 

 

 

Desde la Legislatura bonaerense, los bloques oficialistas asociaron el inicio de la causa Vialidad a la campaña electoral de 2019, según lo consignaron en su comunicado de repudio al intento de proscripción:

 

 

 

 

Por sobre todos, Axel Kicillof fue el más claro respecto de lo que se busca, que va más allá de la proscripción o la cárcel: la obturación de cambios sociales y económicos que vayan contra los intereses del capital más concentrado. Así lo dijo por Radio 10: “Cristina demostró que el lawfare no sólo es un ataque a los dirigentes del campo popular (que) busca imponer a los dirigentes determinadas medidas económicas, desprestigiarlos para que se pierda la representatividad y sus nombres estén estigmatizados, sino que es un sistema de impunidad del macrismo”.

 

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí