El desafío de oxigenar Py

El Consejo de la Magistratura define nombres de jueces y camaristas federales porteños

 

La Comisión de Selección del Consejo de la Magistratura aprobó las ternas para cuatro concursos claves en la justicia federal. Son los destinados a cubrir las vacantes de los juzgados 6, 11 y 12, que ocupaban Rodolfo Canicoba Corral, Claudio Bonadío y Sergio Torres respectivamente, y los dos cargos en la estratégica Cámara Federal en los que el ex Presidente Mauricio Macri ubicó a dedo a Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi. La definición de los nombres de los futuros magistrados implicará la renovación de un cuarto (3 de 12) de los juzgados federales y un tercio (2 de 6) de los integrantes de la Cámara. Llegarán así caras nuevas –y no tan nuevas– a Comodoro Py 2002. La definición será el jueves 17, cuando se reúna el plenario del Consejo. Para aprobar las ternas se necesitan las dos terceras partes de los votos de los presentes. El Consejo hoy tiene 13 integrantes. El oficialismo cuenta con siete votos asegurados y está buscando los dos que faltan. “La idea es que esté en el tema del día y negociar”, confió a El Cohete a la Luna un consejero cercano a la Casa Rosada que asegura que dialoga “con todos”. Hay apuro. El 15 de abril vence el plazo que ordenó la Corte Suprema en su fallo para una nueva integración del Consejo de la Magistratura. A mediados de diciembre el Máximo Tribunal planteó la inconstitucionalidad de la actual conformación, de 13 miembros. La alternativa es completar los cargos con nuevos integrantes de los estamentos (jueces, abogados y académicos, que tendrían que surgir de elecciones) o bien que el Congreso apruebe una nueva ley. “Hay un estado de zozobra con este tema”, confió al Cohete otro vocero de la Magistratura.

 

 

En lugar de Bruglia y Bertuzzi

Hasta ahora, la Sala I de la Cámara Federal está integrada por Mariano Llorens, Bruglia y Bertuzzi. Los dos últimos llegaron a esos puestos por un traslado que ordenó Macri pese a que nunca habían concursado para esos cargos. Bruglia tampoco concursó para su cargo anterior, de juez de Tribunal Oral, porque fue nombrado antes de la reforma constitucional de 1994 que creó el Consejo de la Magistratura. Bertuzzi sí concursó para ser juez de Tribunal Oral de La Plata, adonde fue designado en 2008 por la entonces Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La historia de este concurso, el 461, se remonta a noviembre de 2020 cuando la Corte Suprema declaró inconstitucional el Reglamento de Traslado de Jueces que dos años antes había dictado el macrismo en el Consejo de la Magistratura. En ese fallo, firmado por Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, se ordenó que se convocara a un nuevo concurso para cubrir las dos vacantes en la Sala I de la Cámara Federal y que se garantizara el derecho de Bruglia y Bertuzzi a participar. El examen se tomó en febrero del año pasado en Tecnópolis. Bruglia no participó pero Bertuzzi sí: en el examen obtuvo 75 puntos sobre 100, resultado que de alguna manera selló su suerte.

 

El pabellón de Tecnópolis en la previa a los exámenes. Foto Consejo de la Magistratura.

 

 

Este lunes se votaron tres dictámenes con ternas para reemplazarlos: de mayoría, minoría y segunda minoría. En el dictamen de mayoría la primera terna quedó compuesta por Fernando Poviña, Cecilia Incardona y Javier López Biscayart y la segunda por Agustina Rodríguez, Gonzalo Viña y Julio Di Giorgio. Votaron por dicha propuesta la presidenta de la Comisión de Selección, Graciela Camaño, el representante del Ejecutivo Gerónimo Ustarroz, el presidente del Consejo Diego Molea, el vice Alberto Lugones y la diputada Vanesa Siley, que integró la comisión que evaluó los antecedentes de todos los postulantes.

Hubo una segunda propuesta, del consejero abogado Diego Marías –cercano al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta– y que sumó los votos de los consejeros jueces Juan Manuel Culotta y Ricardo Recondo, para conformar la primera terna con Poviña, Incardona y Bertuzzi, y la segunda con Rodríguez, Pablo Yadarola y López Biscayart.

Finalmente, Pablo Tonelli propuso para la primera terna a Agustina Rodríguez, Poviña y Yadarola y para la segunda a Diego Amarante, Di Giorgio y Bertuzzi. Sólo el diputado del PRO votó por su propuesta.

– Va a ser muy difícil conseguir mayoría si tenemos tres propuestas distintas, deberíamos unificar los votos de minoría – sugirió Lugones.

– Pasemos los tres dictámenes –insistió Tonelli, quien asumió que el suyo era de “recontra minoría”.

 

 

El valor de las entrevistas

Poviña es juez federal en Tucumán. Como subrogante en Jujuy procesó al empresario Carlos Blaquier en dos causas por delitos de lesa humanidad. Quedó primero en el orden de mérito con 186,75 puntos y obtuvo buenos puntajes tanto en el examen escrito como en los antecedentes. Cecilia Incardona es fiscala federal en Lomas de Zamora. Investigó la inteligencia ilegal que hacía la AFI durante el gobierno de Mauricio Macri, comandada por Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Sacó una de las máximas notas en el exámen de caso: 90 sobre 100, pero Tonelli calificó sus antecedentes académicos y le bajó la nota. Ella pidió una revisión. Sostuvo que la evaluación había sido hecha con «manifesta arbitrariedad». Obtuvo la revisión, quedó tercera en el órden de mérito, entró en dos ternas y no entró en la lista propuesta por Tonelli.  Javier López Biscayart es juez en lo penal económico. Tuvo a cargo inicialmente la investigación por el contrabando de armas a Bolivia pero declinó la competencia apenas pudo. Inicialmente, había quedado séptimo en la lista de mérito. Agustina Rodríguez es coordinadora general de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM). Entre el examen escrito y los antecedentes sumó 183,75 puntos, lo que la ubicó segunda en la orden de mérito detrás de Poviña. Gonzalo Viña es fiscal de la Ciudad de Buenos Aires y Julio Di Giorgio es juez del Tribunal en lo Criminal 4 de San Martín. Pablo Yadarola es, al igual que López Biscayart, juez penal económico y como secretario penal de Sergio Torres intervino en las causas de lesa humanidad.

En la reunión del último lunes, la diputada Siley, que integró la subcomisión que evaluó los antecedentes de los postulantes, cuestionó los dictámenes de minoría que incluyeron en las ternas a Bertuzzi, quien había quedado en el puesto 20º entre el exámen y los antecedentes y logró un súbito ascenso, en teoría por lo que habría aportado en la entrevista personal. “Subirlo al quinto o sexto puesto para integrar la terna desvirtúa alevosamente el sentido de una entrevista personal”, consideró la diputada, y recordó que el mismo Tonelli a fines del año pasado presentó un proyecto en el que alertó que no se podía “usar la entrevista para tener arbitrariedad en el armado de las ternas”.

“Lo que se debe evaluar es la idoneidad. En el proyecto de modificación de Tonelli justamente habla de objetivar las entrevistas personales. Hay que manejarse con transparencia, igualdad y objetividad”, manifestó Siley. Y advirtió: “Hoy lo hace uno y mañana lo puede hacer otro”. La legisladora indicó además que el dictamen de Tonelli no respeta el reglamento del Consejo, que indica que en cada una de las ternas debe haber como mínimo una aspirante mujer: en la segunda terna propuso a tres varones. “Me remito a mi disidencia”, respondió Tonelli y pidió que el proyecto sobre las entrevistas, que aún no se trató, se lleve a la comisión de Reglamentación.

 

Los reemplazantes de Canicoba, Bonadío y Torres

Esta semana la comisión de Selección también aprobó las ternas para cubrir los juzgados federales 6, 11 y 12 de Comodoro Py, que ocupaban Rodolfo Canicoba Corral, Claudio Bonadío y Sergio Torres. Canicoba renunció en julio de 2020 con fuertes críticas a Macri (“Lorenzetti me citó para decirme que Macri quería mi renuncia”, afirmó en una entrevista), Bonadío murió en febrero de 2020 y Torres dejó su cargo para asumir como ministro de la Suprema Corte bonaerense, nombrado durante el gobierno de María Eugenia Vidal.

Para los juzgados 6 y 11 se votaron por una holgada mayoría (7 votos sobre 8 integrantes) dos ternas. La primera está conformada por Gonzalo Rúa, Pablo César Cina y Mabel Castelnuovo; la segunda por Albertina Caron, Matías Latino y Raúl Alejandro Roust. En la complementaria, que se arma en caso de que los titulares renuncien o asuman otro cargo, quedaron Pablo Flores, Federico Gasipi, Javier Álvarez, Leandro D´Asenzo, Carlos Onetto y Santiago Sursuolo Suárez. Los siete votos fueron de Siley, Ustarroz, Camaño, Molea, Tonelli, Recondo y Lugones. En soledad votó el octavo integrante de la comisión, el juez Culotta quien hizo suyo un dictamen del larretista Marías. En la primera terna ubicó a Rúa, Latino, Castelnuovo y en la segunda a Caron, Gasipi y Roust. Rúa es juez penal e integra el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires. Cina es secretario de Tribunal Oral. Castelnuovo es secretaria del Juzgado Federal 12, que ocupaba Torres. Albertina Caron es secretaria desde hace años en el juzgado de Daniel Rafecas, Latino es secretario de Cámara y Roust del Juzgado Federal de Campana.

Para el juzgado 12, que se tramitó en otro concurso, también hubo dictamen de mayoría (6 votos sobre 8) y minoría (Tonelli). Culotta se excusó. El de mayoría propuso para la terna principal a Diego Fernando Arce, Leonel Gómez Barbella y Julio César Di Giorgio. Tonelli propuso a Diego Arce, Viviana Sánchez Rodríguez y María Elisa Gaeta. Arce es secretario del Juzgado Federal 7 a cargo de Ariel Lijo; Gómez Barbella es fiscal y tiene a su cargo la investigación por el crimen de Lucas González, asesinado por la Policía de la Ciudad; y Di Giorgio es juez del Tribunal en lo Criminal 4 de San Martín. Apoyaron esa terna los consejeros Camaño, Ustarroz, Molea, Recondo, Siley y Lugones.

 

Bertuzzi y Llorens suman denuncias

El jueves la Comisión Bicameral de Inteligencia del Congreso se presentó ante el Consejo de la Magistratura y pidió que se destituya a Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi, los camaristas que en diciembre del año pasado firmaron el fallo en el que rechazaron que haya existido un plan sistemático de espionaje durante el gobierno de Macri y convalidaron la teoría de que los espías actuaban por cuenta propia. Participaron de la reunión Leopoldo Moreau, Eduardo Valdés, Oscar Parrilli, Rodolfo Tailhade y Blanca Osuna. Es la primera vez que una Bicameral del Congreso presenta un pedido de juicio político. El pedido ya está en la comisión de Disciplina que preside la senadora oficialista María Inés Pilatti Vergara. Ahora se deberá sortear un consejero instructor.

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí