EL FUEYE DE TITONE

La música que escuché mientras escribía

 

El domingo escuchamos en El Cohete a la Luna Radio una de las últimas grabaciones de Francisco Fiorentino, que es uno de mis cantores preferidos de tango. Por la tarde recibí un correo de mi querido amigo y admirado teatrista Roberto Cossa. «Fiorentino es un grande pero el número 2 es el Polaco. El domingo que viene pasá Fueye, una joya. Abrazo, Titone», decía. Mi respuesta fue inmediata y estúpida: «No me copa el Polaco. Prefiero a Berón, Rivero, Floreal, el Tano, Vargas, Mauré, Vidal, Morán…».

El lunes me puse a escuchar. Primero, el pedido de Tito.

 

 

 

 

Después, el mismo tema por Fiore.

 

 

 

 

 

Primera comprobación: qué hermoso es ese tango de Charlo con letra de Homero Manzi. Segunda, ¿ por qué habrá que componer un ranking, con un primero y un segundo? El Polaco y Fiorentino son dos cantores de la Gran Puta.

Te repito El Motivo, que dos monstruos como Cobián y Contursi compusieron en 1914. El domingo escuchamos la versión que Fiore grabó con la orquesta de Alberto Mancione cuando ya habían pasado sus años de esplendor con Troilo y Piazzolla. Pero antes lo había cantado con Troilo, en un programa de radio. La grabación tiene bastante fritura, pero vale la pena. Escuchalo.

 

 

 

 

Y después, el mismo tema por Goyeneche.

 

 

 

 

Y después una recorrida por toda la obra del Polaco: con Salgán, cuando el Paya Angel Díaz lo encarriló con sus sabios consejos; con Troilo; con Pontier, que para mi gusto fue su mejor momento, cuando todavía le respondían los fuelles y la gola, pero ya había comenzado a aprender las mañas expresivas que luego lo harían famoso; durante una gira por Japón con el conjunto de Néstor Marconi, y con Pantaleón, en la célebre Balada para un loco.

 

 

 

 

Gracias, querido Titone. Tus órdenes son deseos para mí.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí