El ministro de las garrapatas

Un remate organizado por una empresa de Etchevehere fue suspendido, porque los animales estaban infestados de garrapatas

 

Etchevehere Rural SRL, es la empresa propiedad del Ministro de Agroindustria y su familia que organizó la feria en Ramírez, que debió suspenderse cuando se detectó la presencia de garrapatas en una tropa enviada desde Santa Fe. Así lo informaron Mariana Escalada y Agustín Ronconi en el blog El DisensoPeriodismo de Investigación por amor a la Patria, quienes citan como fuente a la junta de delegados de ATE  en el SENASA. “Los animales siguen cautivos en los camiones jaulas, atentando contra la Ley de Bienestar Animal, debido a que no hay personal de SENASA que pueda intervenir y realizar las actuaciones correspondientes” explicaron desde el organismo.

Los trabajadores que debían estar cumpliendo funciones para el manejo del brote de garrapatas fueron despedidos en el último recorte de personal ocurrido en el mes de abril. En esa oportunidad Etchevehere dio la orden de prescindir de casi la totalidad de los trabajadores de Sanidad Animal de la provincia de Entre Ríos, al tiempo que dispuso importante cantidad de nombramientos “con excepción” por no cumplir con los requisitos mínimos para el cargo, agrega El Disenso.

En la provincia de Entre Ríos los despidos casi extinguieron al organismo de control sanitario, donde la mayoría de las oficinas cerrará sus puertas debido a la adopción del DTE, Documento de Tránsito Electrónico, que se realiza por autogestión y que se sostiene con la asignación de un solo jefe veterinario para cada departamento. Un caso similar ocurrió en la localidad de Ceiba, también en Entre Ríos, donde los animales con garrapatas quedaron hacinados en jaulas todo un fin de semana por falta de personal para el manejo de la situación.

El artículo de El Disenso concluye: «Mientras Etchevehere reduce personal en SENASA, el contador Cunha, Gerente General del organismo, se hace autorizar por la contadora regional gastos que van desde tickets por almuerzos a compras de perfumería y supermercado, transformando la oficina de Rosario en un bunker de campaña desde donde Cunha espera llegar al Congreso en 2019 (eso si logra sortear la causa donde el otrora cajero de la campaña política de Del Sel en Santa Fe debe aún responder ante la justicia por violación a las normas de financiamiento partidario).

1 comentario
  1. Cristina dice

    Ni siquiera es un buen patrón que cuida su hacienda. Que pueden esperar los empleados del CENASA ni todos los demás que somos «adictos» a la carne. El poder destructivo de esta gente deja a Atila como un poroto
    Cristina

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.