EL MUJERAZO

Una agenda nueva, a pesar de la pandemia y de la crisis económica

El programa Acompañar brindará acompañamiento integral y asistencia económica a personas en situación de riesgo por violencia de género en todo el país. “No podemos tolerar que en el siglo XXI la desigualdad se manifieste en gestos de violencia y maltrato”, destacó el Presidente Alberto Fernández al presentarlo desde la residencia de Olivos, acompañado por la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; el ministro de Interior, Eduardo de Pedro;  la directora ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta, y por Internet los gobernadores de Santa Fe, Omar Perotti; del Chaco, Jorge Capitanich; de Río Negro, Arabela Carreras; y de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien el mismo viernes cumplió 49 años. Cada uno de ellos participó junto con sus colaboradores de género. En esas provincias se implementará la iniciativa de la cartera de Mujeres, Géneros y Diversidad.
El plan prevé la transferencia de valores equivalentes al Salario Mínimo, Vital y Móvil que se entregarán por un periodo de seis meses consecutivos a mujeres y personas LGBTI+ en situación de riesgo por motivos de género, quienes contarán con acompañamiento integral y acceso a dispositivos de fortalecimiento psicosocial.
Alberto recordó su acto fallido el día en que asumió la presidencia, cuando quiso decir Vamos a volver para ser mejores y sin saber por qué le salió Vamos a volver para ser mujeres. “Las mujeres protagonizaron un formidable movimiento social en la Argentina en la demanda de sus derechos, que fueron muchos, con el reclamo primero que es la igualdad”, dijo Fernández. La iniciativa “libera de los carceleros violentos a las mujeres, y les da la oportunidad de empezar otra vez con la ayuda del Estado. Una sociedad más justa solo se construye si todos los días inyectamos igualdad, si todos los días nos obligamos a dar derechos a los que hoy carecen de ellos”. La Ley Micaela, agregó, “nos reconstruye para entender los efectos nocivos de la violencia de género», y señaló que el Poder Judicial aún no ha avanzado en la implementación de esa norma. «Le pedimos al presidente de la Corte que active el tema, y sólo recibimos silencio. Es muy importante que la Justicia lo entienda, ya que los jueces van a  juzgar a los victimarios. Si no asumen la necesidad de deconstruirse que tienen algunos, estamos en problemas”.

 

Pocas horas después, la Corte respondió con un extenso comunicado en el que afirma que desde 2010 su Oficina de la Mujer realiza capacitaciones en la mayoría de los poderes judiciales de las provincias; que el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) evaluó que gracias a esos talleres «la problemática de género ingresó a la agenda de la población del Poder Judicial”, cosa que ha sido reconocida por el propio ministerio de las Mujeres. A última hora del viernes, la ministra Elisabeth Gómez Alcorta respondió que son los propios jueces de la Corte los que «incumplen con la normativa que establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública, en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación, incluidas las máximas autoridades». El presidente Fernández y sus colaboradores recibieron  la capacitación el 10 de enero, las máximas autoridades del Senado el 4 de marzo, y las de la Cámara de Diputados el 6 de mayo. «El único de los tres poderes que aun tiene pendiente realizar la capacitación de las altas autoridades es el Poder Judicial. A la fecha no tuvimos respuesta y vamos a reiterar la nota. Empezar por las máximas autoridades implica, además de cumplir la ley, dar el ejemplo al resto de las y los funcionarios públicos».

En el acto matutino, la ministra afirmó que “el Estado tiene que aportar recursos subjetivos, simbólicos y económicos, cumpliendo su rol de acompañamiento” de quienes lo necesitan.

“Somos un gobierno que siempre va a estar cerca de manera inteligente y empática de quienes lo necesitan. Una Argentina libre de violencias es sin duda nuestro objetivo”, dijo la titular de ANSES, Fernanda Raverta.
El programa Acompañar, que forma parte del Plan Nacional contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022, brindará asistencia económica y acompañamiento integral a personas que se encuentran en riesgo por situaciones de violencia por motivos de género. Para ello, se destinarán 4.496,8 millones de pesos y se constituirán unidades ejecutoras a nivel municipal que garantizarán la asistencia integral y el acceso a las transferencias monetarias a través de ANSES.
El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, expresó que la iniciativa “es una aspiración, un reclamo y una necesidad de todo el movimiento de mujeres, y empezar a materializarlo nos llena de expectativa. Estamos generando instancias transversales en todo el territorio y en todo el gobierno”, para fomentar “una perspectiva de género y acompañar de la mejor manera esta iniciativa”.
Jorge Capitanich agradeció desde El Chaco el acompañamiento del gobierno nacional en materia de políticas públicas en contra de la violencia de género, y señaló: “Tenemos en nuestro gabinete un compromiso muy fuerte y una agenda de trabajo permanente en el diseño de políticas con perspectiva de género. Este es un compromiso que debemos tomar todos”, dijo. Capitanich propuso erigir un centro de asistencia a las mujeres víctimas de violencia de género, con inversión compartida entre la Nación y la provincia: «Un peso cada uno», dijo.
La gobernadora de Río Negro subrayó la importancia de “este momento para la agenda de género del país”, y destacó: “Nos está dando una indicación no solo de que hay cosas que cambian en la agenda pública, sino también en la sociedad. Sin la enorme lucha de las mujeres y las militantes, definitivamente no sería posible para nosotras estar ocupando estos lugares”.
El gobernador bonaerense afirmó: “Este es un anuncio muy importante para nosotros, porque hemos hecho muchísimas cosas” en la provincia “en materia de violencia de género, con la creación del Ministerio de Mujeres, la reestructuración de la línea 144, la generación de mesas locales intersectoriales” en 120 municipios, la creación de “un fondo especial de emergencia en violencia, y la mejora de los hogares de protección integral”.

 

Para el Ministro del Interior es imprescindible atacar la relación de dependencia económica de muchas personas con su victimario o victimaria, y a eso se dirige ese programa, que debe resolver los problemas en el territorio, en la cercanía. De Pedro felicitó al Presidente por este programa, que es el de un frente político, para reparar a pesar de la pandemia el daño causado en los últimos cuatro años y el que genera una cultura prevaleciente en la sociedad.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. irma parentella dice

    Importantísimo programa., que se suma a leyes y otras acciones logradas siempre con los gobiernos populares.
    SOLO ME QUEDA LA PREGUNTA:
    NO ES VIOLENCIA DE GENERO LA DETENCION ARBITRARIA DE MILAGRO SALA Y SUS COMPAÑERAS? YA QUE NO LES DAN LA LIBERTAD DEBERIAN SER ASISTIDAS ELLA Y SUS [email protected] ECONOMICAMENTE.
    TAMBIEN OTRAS MUJERES QUE ESTEN EN CIRCUNSTANCIAS SEMEJANTES

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.