El negocio financiero de Mindlin

¿Dónde está la fortuna del accionista de Pampa Energía?

 

Durante los últimos años, Marcelo Mindlin se ha convertido en uno de los empresarios más exitosos, siempre y cuando midamos dicho éxito en los crecientes stock de activos y riqueza acumulada. Sin embargo, ¿qué mecanismos financieros utiliza dicho empresario local para acumular ingentes riquezas? Relacionado a esto, siendo la Argentina un país con una elevada fuga de capitales, ¿esta riqueza se encuentra en la Argentina?

Para entender la forma de acumulación y concentración de las grandes riquezas de nuestro país, debemos entender una máxima que Mindlin conoce muy bien: “Para ganar plata hay que comprar barato y vender caro”. Particularmente Pampa Energía comenzó adquiriendo firmas subvaluadas, fruto de la traumática salida de la convertibilidad. En 2006 expresó tal estrategia en las memorias de su balance: “[Se apuesta a adquirir] activos valuados a precios muy bajos generados por situaciones de apremio debido, entre otras razones, a un entorno regulatorio difícil y/o a una excesiva carga de deuda. A tal fin, creemos que en este momento algunas de las oportunidades de inversión más interesantes en la Argentina son las empresas de servicios públicos, especialmente en los sectores eléctrico y energético, que presenten un alto nivel de endeudamiento y cuyas tarifas se vieron afectadas por la sanción de la ley de emergencia pública que introdujo cambios sustanciales en el marco regulatorio y cuya recomposición tarifaria aún está pendiente”. Este fue el mecanismo a través del cual asumió un volumen cada vez mayor en las inversiones energéticas. Para el año 2019, Pampa Energía se constituyó en un grupo económico con una marcada integración vertical y horizontal al incluir firmas de sectores pertenecientes a la generación, transporte y distribución de electricidad, extracción y transporte de gas natural, etc.

Pampa Energía comprende una sociedad que cotiza en bolsa (tanto en la de Buenos Aires como en Wall Street). La propiedad de la misma se divide en pequeñas participaciones distribuidas entre diferentes accionistas. Mindlin la controla a pesar de que sólo posee entre un 12% y un 20% del capital accionario, dependiendo del año. Este control es ejercido a través de un conjunto de sociedades en Uruguay, denominadas Grupo Mtres S.A. (en alusión a su nombre completo: Marcos Marcelo Mindlin) y Mindlin Warrants S.A. Es decir, el mencionado empresario no controla a Pampa Energía directamente, sino que lo hace a cuenta y orden de estas sociedades en el extranjero. Estas últimas no sólo cumplen una función de control propietario. Por medio de las mismas, el empresario suele acumular liquidez tras realizar transacciones de compra-venta de acciones de Pampa Energía. Se trataría del mismo principio, comprar baratas dichas acciones a través de las mencionadas sociedades en el exterior y venderlas caras cuando su precio se encuentre por las nubes. El denominado Zar de la Energía conoce los pormenores de la dinámica del negocio y posee información privilegiada sobre su empresa gracias a su poder de lobby. Como resultado, puede anticiparse a los movimientos del precio de la acción.

 

El sentido de la oportunidad

Según informó la homónima Comisión de Valores norteamericana (SEC, Securities and Exchange Commission), a tan sólo menos de una semana de asumir el gobierno de Macri, Mindlin desembolsó unos U$S 73 millones adquiriendo el 10% del capital accionario de Pampa Energía por medio de las mencionadas sociedades en el extranjero, anticipándose de esta forma a los denominados “tarifazos”. En primer lugar, esta suma de dinero líquido nos permite dimensionar el nivel de riqueza de una persona dado que el pago fue efectuado en un solo día. En segundo lugar, debemos pensar que tal ingente patrimonio era detentado en el exterior ya que la compra fue realizada en la bolsa de Wall Street a través de las sociedades uruguayas.

En febrero de 2016 se produce el primero de los aumentos de tarifas en el mercado eléctrico. Las nuevas regulaciones habilitaron la revalorización del precio de la acción de Pampa Energía. Desde el 10 de diciembre de 2015 hasta el pico más alto en el valor de la acción a principio de 2018, la misma se incrementó un 240% (en dólares). A partir de la segunda mitad del 2016, se produjo el denominado blanqueo de capitales en el cual Mindlin exteriorizó una cifra cercana a los U$S 44 millones.

 

 

 

Una vez que Mindlin compró barato, en algún momento debía vender caro. Para el año 2017, comenzó a vender acciones de Pampa Energía en la bolsa de Wall Street por medio de las sociedades uruguayas. En total realizó ventas por U$S 78 millones. Nuevamente estos dólares en efectivo debieron figurar como activos de tales empresas en el exterior, configurándose como fondos fugados. Por último, luego de producidas las corridas cambiarias en el año 2018, el precio de la acción de Pampa Energía se desplomó. Era el momento de volver a comprar barato para en un futuro vender caro. En dicho año, realizó compras por U$S 38 millones.

La última movida accionaria se produjo al día siguiente de las elecciones de agosto del corriente año. En el trascurso del mencionado día, el precio de la acción se desplomó a la mitad. En ese momento, el amigo personal de Macri, Joe Lewis, adquirió el 8,7% del paquete accionario de Pampa Energía. La compra fue realizada a través de dos sociedades: Braslyn Ltd (Bahamas) y Hidden Lake S.A. (Argentina). Si bien Lewis mantuvo participaciones accionarias desde la creación de Pampa Energía, se fue desprendiendo de las mismas con el transcurso del tiempo.

En los momentos de crisis económicas se producen los negocios más importantes. Pensemos en los ’90 y principios del nuevo milenio, períodos en los cuales tanto las empresas estatales como los capitales “nacionales” transitaron reiteradas crisis. Como entonces, la extranjerización de las firmas locales comenzó por medio de compras minoritarias de participaciones accionarias. Los capitales especulativos del exterior se encuentran en este momento ávidos de comprar activos argentinos a un precio regalado. No sólo Joe Lewis lo ha hecho, diversos fondos de inversión como Capital World Investors y PointState Capital LP adquirieron en torno al 4% y el 7% del capital accionario de Pampa Energía, respectivamente.

 

Manejan la empresa como una financiera

Tras el cambio de gobierno en el año 2015, el nuevo modelo económico priorizó las ganancias financieras por sobre las productivas. Pampa Energía no se encuentra ajena a esta vorágine financiera. Tras los “tarifazos”, la empresa comenzó a amasar ingentes ganancias. Sin embargo, estos recursos no fueron destinados a la inversión productiva para mejorar la calidad de servicio. En cambio, las inversiones financieras —principalmente en títulos públicos— aumentaron al mismo tiempo que retrocedieron las productivas. Para el año 2018, las inversiones financieras superaron varias veces a las productivas, como se aprecia en este gráfico:

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

4 Comentarios
  1. Ezequiel dice

    La palabra ingente no posee sinónimos,?

  2. Daniel dice

    Eso sería como sostener que Eduardo Feinmann y José Pablo Feinmann son dos caras de la misma moneda, por portación de apellido y relación familiar… Parece más el piletazo de un troll que una opinión fundada…

  3. Alcides Acevedo dice

    ¿Mindlin no era primo hermano de Héctor Timerman, canciller ultra K? es así, despierten muchacho, los K y Macri son dos caras de la misma moneda.

    1. gerardo senderowicz dice

      Y que tiene que ver eso? yo tambien tengo un primo cura….o ahora tambien dudas de la integridad de H Timerman?

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.