EL PERONISMO Y LAS ELECCIONES

Si el nuevo gobierno acumula fuerza, la deuda puede ser un activo, por el posible efecto global de un impago

 

Un fantasma sobrevuela a la República. Sus ropajes traslúcidos llenan de terror a un Macri decidido a aferrarse con uñas y dientes al Poder. Ese fantasma es un peronismo que, insertado en un gran frente electoral, amenaza con desbancarlo en las próximas elecciones. Para impedirlo, Macri y su círculo íntimo apelan a una brutal manipulación del sistema judicial y a un periodismo de guerra que pretende succionar el alma de los argentinos.  Hoy este periodismo es la punta de lanza de un aparato mafioso que se propone anular el disenso fabricando noticias falsas, armando causas penales sin pruebas y utilizando la extorsión, el espionaje, las escuchas ilegales y la prisión preventiva para intimidar y desarticular a la oposición. Su relato y sus operaciones mafiosas inundan la escena política. Intentan naturalizar la destrucción del Estado de Derecho y la ruptura de la legitimidad institucional calentando la coyuntura política con los fuegos de artificio de la rosca electoral. Esto contrasta de un modo dramático con la disgregación social y la creciente emergencia alimentaria y sanitaria de los sectores mas vulnerables de la población. Hoy más de la mitad de los niños son pobres, un tercio tiene déficit e inseguridad alimentaria y 13% sufrió hambre. (UCA, Observatorio de la deuda social.) Lo que está en juego por estos días en la República, es algo más que una simple elección.

 

 

 

El Financial Times, importante vocero del capitalismo financiero internacional, instó hace poco a Macri a profundizar sus políticas y a ampliar su base de sustentación atrayendo al peronismo “verdaderamente moderado”, aquel que teme y se opone a un retorno de CFK al gobierno. Para este diario, el impacto del posible triunfo de la formula K en las elecciones trascenderá las fronteras del país pues está en cuestión el futuro del préstamo del FMI, el mayor en la historia de esta institución. El diario no se pregunta sobre el porqué de un crédito semejante a un país donde el FMI fracasó 22 veces en el pasado. Asevera que esta institución aprendió la lección de sus fracasos y hoy ofrece políticas que “protegen a los sectores mas vulnerables”. Se inquieta, sin embargo, porque estos últimos no parecen comprenderlas y han expresado su descontento paralizando al país con una huelga general (ft.com 31 5 2019).

Hoy estas políticas se aplican con una impunidad total, violando los estatutos del FMI y las leyes argentinas. El objetivo es claro: utilizar todos los medios posibles para obligar al próximo gobierno a aceptar la lógica del ajuste permanente y el endeudamiento ilimitado, que hemos analizado en otras notas. Hoy el BCRA utiliza el crédito del FMI y las reservas internacionales para financiar la campaña electoral de Macri manteniendo al dólar relativamente estable e impulsando la bicicleta financiera, la fuga de capitales y una recesión económica brutal que siembra el desamparo, la disgregación social y la tan buscada paz de los cementerios. Estos son los medios utilizados para erradicar al peronismo de la faz de la tierra.

Así, el periodismo de guerra tiene como contracara a una economía devastada por una guerra cuya lógica es el saqueo de los ingresos de la población, de la riqueza acumulada y de los recursos del país. Este saqueo no ha caído del cielo ni es solo el resultado de conflictos locales. En última instancia, encuentra su explicación en la lógica de la dependencia tecnológica y del endeudamiento ilimitado, inherentes al capitalismo global monopólico y en la agudización de las contradicciones que este genera globalmente tanto en lo económico, como en lo político y en lo cultural. Hoy estamos inmersos en un mundo donde lo viejo está decrépito y lo nuevo pugna por salir a la luz. En este claroscuro de confusiones y violencia, hay que analizar al monstruo que emerge con conceptos que fueron concebidos para analizar otras realidades. Los conceptos de Estado, nación y proteccionismo económico nos quedan hoy chicos para aprehender una realidad que se espiraliza en una creciente concentración del ejercicio del poder en todos los aspectos de la vida social, a lo ancho y a lo largo del planeta. Esta falta de conceptos dificulta la comprensión y atrasa la posibilidad de producir cambios, pero no los impide. Sabemos, desde los orígenes del tiempo, que el camino se hace al andar y que el mayor peligro reside en la confusión y la perdida esperanza.

 

Paradojas del endeudamiento ilimitado

El mundo que nos trasciende se caracteriza por una enorme interpenetración de la producción y de las finanzas internacionales, un crecimiento de la concentración del capital a niveles inéditos en la historia de la humanidad y una creciente intervención del Estado en la economía. En este mundo, la brecha entre el crecimiento del endeudamiento y el de la producción es cada vez mayor y la Banca Central de los países mas desarrollados, y en particular la Reserva Federal de los Estados Unidos, están encerradas en la trampa del endeudamiento ilimitado: carecen de una política capaz de reactivar la producción sin fomentar al mismo tiempo mas endeudamiento y con él, mayores burbujas especulativas, mayor inestabilidad financiera y por último, una crisis sistémica.

 

 

En las circunstancias actuales, la disminución de la tasa de interés de la Reserva Federal sólo puede estimular a la economía durante un corto lapso. El crecimiento económico norteamericano depende cada vez más de una acumulación de deuda que en el mediano plazo aumenta la fragilidad financiera y el riesgo de implosión a las burbujas especulativas. Al mismo tiempo, este tipo de crecimiento coarta la posibilidad de bajar las tasas de interés en caso de recesión, volviendo inefectiva a la propia política monetaria. Así, por ejemplo, cuando en 2007 la Reserva Federal empezó a bajar la tasa de interés para combatir la crisis que se avecinaba, lo hizo desde el nivel mas alto al que había llegado por ese entonces: 5.26%. Hoy, si quisiera hacer lo mismo partiría de un nivel que es menos de la mitad del que tenía en 2007. Este fenómeno se viene dando desde principios de los ’80, cuando la reducción de la tasa de interés de la Reserva Federal partió de un pico superior al 15%. Desde ese entonces la evolución de esta tasa siguió un sendero marcado por sucesivos picos, cada uno de ellos siempre mas bajos que el anterior: 11.3%, 9.73%, 6,02.6.52 y 5.26% en el 2007.  Este contexto explica la inquietud de Richard Clarida, vicepresidente de la Reserva Federal frente a lo que considera el principal problema de la Banca Central de los países desarrollados: al tener tasas de interés cercanas a cero o negativas, carecen de poder de fuego  para combatir una recesión. (zerohedge.com  4 3 2019.)

Janet Yellen y Ben Bernanke, dos ex presidentes de la Reserva Federal, también han expresado su preocupación ante este fenómeno y ante la evidencia de que cada ciclo se inicia con un pico de tasas de interés inferior al anterior, disminuyendo así la eficiencia de la política monetaria. Hoy este problema permea la discusión que sacude a la Reserva Federal en torno a la política de facilitación monetaria y bajas tasas de interés y a la posibilidad de que la misma ya no sea una solución no convencional y de carácter temporario.

Esta trampa en que se encuentra encerrada la política de la Reserva Federal ocurre en un contexto general de falta de liquidez global de dólares para afrontar una crisis financiera de envergadura. La interconexión del sistema financiero mundial es tan grande y profunda, que cualquier problema en un punto dado del planeta puede repercutir inmediatamente sobre el conjunto del sistema. Esto, sumado a la sofisticación creciente de los instrumentos financieros utilizados, al uso de algoritmos, y al enorme tamaño de la deuda financiera global en dólares comparada con la ínfima cantidad de dólares en circulación, hacen que la posibilidad de una corrida bancaria, por mas localizada que sea en sus inicios, multiplique su impacto negativo a nivel global.

En este contexto, la política de la Reserva Federal tiene un fuerte impacto sobre la fuga de capitales, la estabilidad de las monedas y la deuda en dólares acumulada por las economías emergentes. Estos fenómenos impactan a su vez, sobre el mercado financiero internacional. En este sentido, la máxima autoridad del BIS (Bank of International Settlements, el Banco Central que desde Basilea nuclea y coordina la política de todos los Bancos Centrales del mundo) ha reconocido que hoy no existen recursos financieros suficientes para combatir una crisis financiera que, desatada en un país determinado, se contagie a otra economía emergente seriamente endeudada (zerohedge.com 28 3 2019). Asimismo, las autoridades del FMI han admitido que la estabilidad financiera mundial no solo se ve amenazada por la deuda y las monedas de las economías emergentes sino también por el alto riesgo inherente a la situación financiera de la Union europea y a la estabilidad de su moneda (zerohedge.com 28 3 2019).

 

Cadenas de valor global: tecnología y guerra

El desarrollo mundial de las finanzas ha sido precedido por una integración de la producción mundial en cadenas de valor global, dominadas tecnológicamente por grandes corporaciones norteamericanas que en su avance no han encontrado limites territoriales. La expansión de la industria de guerra norteamericana, promovida por el Estado y centrada en el desarrollo de tecnología de avanzada, impulsó la expansión global de estas corporaciones desde mediados de la década de los ’60. Hoy la industria de guerra y su tecnología de punta constituyen la espina dorsal del capitalismo global monopólico e impulsan el desarrollo de la robótica y de la inteligencia artificial. Esto tiene consecuencias sobre el mercado de trabajo, la evolución de la guerra y el futuro del planeta. Por otra parte, en las últimas décadas las cadenas de valor global de las grandes corporaciones norteamericanas han penetrado al enorme mercado chino. Asimismo, y en paralelo con el desarrollo de un Estado de Seguridad Nacional en los Estados Unidos, la expansión de las corporaciones tecnológicas se desarrolló enormemente en las esferas del cyber espacio y de la estratosfera. (MPR IADE 2017.)

 

 

 

La crisis financiera de 2008 y la política de facilitación monetaria y tasas de interés cercanas a cero impulsada desde ese entonces por la Reserva Federal impulsaron la recompra de acciones por parte de las grandes corporaciones y el liderazgo de las acciones de las corporaciones tecnológicas en el mercado financiero. La década que se inicia en 2010 abre uno de los periodos de mayores ganancias logradas en el mercado de acciones norteamericanas en los últimos 100 años. En los últimos cinco años, seis corporaciones tecnológicas han contribuido en un 37% al valor creado en el índice S&P 500, y solo una, Amazon, explica el 10.1% de ese crecimiento (zerohedge 18.4 2019). Esta importancia de las acciones tecnológicas y la expansión de estas corporaciones tecnológicas dentro de la economía china explican que hoy estas se vean particularmente amenazadas por la guerra comercial desatada por Trump. La evolución de esta guerra comercial ya ha afectado negativamente al valor de sus acciones y ha provocado gran volatilidad e incertidumbre en el mercado financiero. (zerohedge.com 14 5 2019.)

La guerra comercial entre Estados Unidos y China tiene muchas aristas. La principal es la voluntad del gobierno de Trump y de sus Fuerzas Armadas de imponer el control norteamericano sobre la carrera armamentista y la tecnología de punta aplicada por China. Otro objetivo reside en el bloqueo del avance de la influencia china sobre vastos mercados de Eurasia y de otros países aglutinados en torno al desarrollo de la Ruta de la Seda.

Esto ha engendrado nuevos conflictos geopolíticos tanto con aliados y amigos de los Estados Unidos como con sus enemigos (i. e Alemania, Francia, India, México, Rusia China Irán, Venezuela y otros). También ha multiplicado los conflictos en Estados Unidos entre el gobierno de Trump y las Fuerzas Armadas, por un lado, y por el otro las grandes corporaciones tecnológicas. Trump, un pequeño grupo de funcionarios y las Fuerzas Armadas buscan poner fin a la penetración de las cadenas de valor de estas corporaciones dentro de la economía china con el fin de garantizar la seguridad nacional en el abastecimiento de partes y componentes, y evitar el robo tecnológico y el espionaje chino (defense.gov executive order 13806, September 2018; timesunion.com 17 11 2018).

Las corporaciones, en cambio, pretenden continuar por el momento con sus negocios lucrativos, que en ciertos casos incluyen acuerdos de cooperación con el gobierno chino en el desarrollo del espionaje local. (zerohedge 28 9 2018.)

Esta semana el gobierno ha dado un nuevo paso en su afán de controlar a las grandes corporaciones tecnológicas iniciando procedimientos destinados a limitar el poder monopólico que las mismas ejercen sobre sus mercados. (zerohedge.com 1 6 2019.)

La guerra comercial con China no solo golpea a las cadenas de valor global de las grandes corporaciones tecnológicas en China. Esta semana Trump la ha expandido al introducir aranceles a la importación de productos provenientes de países aliados y limítrofes como Canadá (zerohedge.com, 31 5 2019, 3 6 2019 y otros). Esto puede tener un impacto serio sobre la producción y el comercio mundial en la medida que afecta al tráfico de partes, componentes y productos terminados elaborados en diversos países del mundo que, de acuerdo con la lógica de la producción en cadenas de valor global, pueden entrar y salir varias veces de los Estados Unidos a lo largo de las distintas etapas de producción del bien final. Estas nuevas medidas arancelarias amenazan con agudizar los síntomas de recesión ya presentes en el comercio internacional y en las economías de los países desarrollados en circunstancias en que sus Bancos Centrales carecen de políticas monetarias que les permitan enfrentar a la recesión.

 

El país en la coyuntura económica internacional

El principal objetivo del FMI en el país reside en un ajuste que conduce inevitablemente a la recesión y al endeudamiento ilimitado y reafirma el control geopolítico norteamericano sobre la economía argentina. Estas circunstancias encierran al próximo gobierno en una situación interna insostenible y caótica y en un contexto financiero internacional con alta volatilidad y riesgo de recesión e implosión financiera. Paradójicamente, es posible que la gravedad de la situación financiera internacional otorgue fuerza a los reclamos argentinos contra una deuda insostenible ya que un default de la misma podría desencadenar un cimbronazo inmediato sobre el mercado financiero internacional con derivaciones imprevisibles y e inexistentes en otros episodios de default que vivió el país en el pasado.

Asimismo, el hecho de que el 61% del total de la cartera de crédito del FMI esté involucrada en el préstamo otorgado a la Argentina vuelve más vulnerable a esta institución ante la posibilidad de un default argentino y puede contribuir a brindar un mayor margen de maniobra para nuestro país. Sin embargo, para que esto sea posible es necesario que el nuevo gobierno haya acumulado fuerzas y presente una opción clara. Esto es algo que deberá ser trabajado desde ahora, organizando a la población desde abajo y hacia arriba para abordar inmediatamente la emergencia alimentaria y sanitaria y para poner fin al tarifazo y a la dolarización del precio de los combustibles y de los alimentos. Esto dará más fuerza a la campana electoral y contribuirá a provocar un cambio en la relación de fuerzas que impregna al momento actual.

 

 

* Todas las ilustraciones son obras del artista rosarino Aurelio García.
21 Comentarios
  1. Kurt Brainin dice

    Excelente artículo que por un lado da esperanzas de que nuestra desgraciada situación pueda colaborar para que todo el mecanismo opresor se vaya de una vez al diablo, después de todo es más que probable que la atenuación de la crisis del capitalismo por la globalización no sea más que transitoria. Lo cual sería muy bueno aunque no esté del todo claro qué podría venir después.
    Por otra parte, me surgen algunas preguntas de interés argentino y también general:
    – ¿Por qué la fórmula Macri-Pichetto ha hecho subir la bolsa y mejorar los índices económicos? ¿Creen de verdad que pueden ganar las elecciones, quizá con fraude, o lo que temían es que Macri no pudiera ni siquiera presentarse? ¿O se trata de una simple maniobra especulativa para vender algo más caro?
    – Parece claro que China representa para los Estados Unidos una amenaza económica como nunca llegó a ser la Unión Soviética. Y que, aparentemente, sobrevuela la crisis mucho mejor que el resto. ¿Es posible que con su capitalismo con control del estado hayan dado en la tecla para evitar las crisis? ¿O también van a caer al final?

  2. Ricardo Alberto Comeglio dice

    Ya que pensamos contrafácticamente podríamos suponer que quien gana es Macri y se encuentra con la misma situación aquí descripta. ¿En qué cambia nuestra perspectiva en tanto habitantes y ciudadanos argentinos? ¿Por qué Macri está feliz de poder continuar con este plan y la oposición, todos los economistas nacionales e internacionales, no lo están? ¿Qué tenemos que preguntarle a Macri para que nos diga qué sabe él que el resto no sabe?
    ¿Por qué el FMI es optimista al igual que Macri y, tal como ya dije, el resto del mundo económico y político no?
    ¿Por qué ante la misma situación de país para diciembre de 2019, los habitantes y ciudadanos argentinos vamos a estar mejor con Macri que sin él como Presidente? ¿Cuál es la condición fáctica de ese estar mejor si los hechos son sólo unos ya identificados, conocidos y determinados?
    ¿Por qué el determinismo de Macri cambiaría algo la vida de los argentinos?
    ¿Por qué el determinismo de Fernández cambiaría algo la vida de los argentinos?
    ¿Por qué se daría cualquier cambio benéfico de nuestras vidas si las cosas van a ocurrir como todos dicen que van a ocurrir y sin embargo para Macri y sus defensores eso que nos ocurrirá es lo que tiene que ocurrirnos para estar mejor y para los que se oponen a él, eso que nos ocurrirá no necesariamente es lo que tiene que ocurrirnos y estaríamos peor si así ocurriese?
    No entiendo a Macri, no entiendo al FMI, no entiendo a Trump, pero esencialmente no entiendo a todos los que me dicen que lo que dicen Macri, el FMI y Trump sólo sería para perjudicarnos, sobre todo porque tanto Macri, el FMI y Trump me dicen que es para favorecernos.
    ¿A quién y por qué le creo? ¿Cuál es el plan? No veo un plan en Macri y tampoco en los que se oponen a Macri, sólo veo un plan en el FMI y Trump ¿entonces por qué debería estar tranquilo si no tengo suficientes datos ni siquiera para pensar en que a lo mejor debo estar tranquilo?
    Yo creo que me pasa lo mismo que a la gran mayoría y esto es que ya estamos tan perdidos en la maraña de refranes, frases, eslóganes y mentiras, que ya no nos interesa más que el presente y vivir el día lo mejor que podamos. Creo que los argentinos hemos perdido por completo la capacidad de programación de la vida propia, comunitaria y nacional y nuestra razón se enfoca en lo inmediato y personal y ni siquiera sé si eso es bueno o malo. Sólo sé que está pasando.

    1. Victoria dice

      Se llama anomia, estimado Ricardo.

      Para salir de eso hay que simplificar.
      Yo me hago preguntas mas simples:
      Estaba pasablemente bien antes? Si y ahora? No
      Sentía amenazada mi libertad, mi propiedad mi futuro? NO, Ahora sí
      Sentía que se respetaban las garantías constituciones mas antes o ahora…a ver. Antes no era una maravilla pero ahora vamos hacia la década infame sin paradas intermedias.
      Bueno, es simple. Y créame que sigue siendo simple, se trata de elegir sin equivocarse, al menos a sabiendas, y tener en claro que el bacalao no lo corto yo.

  3. Luis Juan dice

    Estimada Mónica:
    Excelente como siempre.
    Una digresión.
    Zeitgeist es un término en alemán que traducido al español significa “espíritu de la época” o “espíritu del tiempo”. La palabra Zeitgeist está formada por “Geist” que significa «espíritu” y “Zeit” que expresa “tiempo”.
    en el año 2007, se publicó una película documental escrito, dirigido y producido por Peter Joseph con el nombre de “Zeitgeist”, en el año 2008, fue lanzado el segundo documental con el título «Zeitgeist Addendum» en el cual trata sobre temas de la globalización.
    Transcribo algunos párrafos:
    “Me di cuenta de que me había confundido de juego. Que el juego consistía en averiguar lo que ya era”. – Dr. Richard Albert
    Veremos lo importantísimo que es llevar a la mente humana una revolución radical. La crisis es una crisis de consciencia. Una crisis que ya no puede aceptar las viejas normas, las viejas pautas, las antiguas tradiciones.
    Y, considerando lo que el mundo es en estos tiempos, con toda su miseria, conflictos, brutalidad destructiva, agresividad, etcétera…
    “El hombre todavía es como fue. Todavía es brutal, violento, agresivo, codicioso, competitivo. Y ha construido una sociedad en estos términos. Estar bien ajustado a una sociedad profundamente enferma no es una medida de salud.»- J. Krishnamurti –
    La sociedad de hoy en día, está compuesta de una serie de instituciones. Desde instituciones políticas, instituciones legales, instituciones religiosas, a instituciones de clases sociales, valores familiares, y especializaciones ocupacionales.
    Es evidente la profunda influencia que estas estructuras tradicionalizadas tienen en formar nuestro entendimiento y nuestra perspectiva.
    Y sin embargo, de todas estas instituciones sociales en las que nacemos, en las que somos dirigidos o que nos condicionan, no parece haber un sistema más dado por sentado, y a la vez incomprendido, que el sistema monetario.
    Adoptando casi proporciones religiosas, el sistema monetario establecido existe como una de las formas de fe más incuestionadas que existen.
    Cómo se crea el dinero, los principios que lo gobiernan, y cómo afecta realmente a la sociedad, Son asuntos que no cotizan en los intereses de la mayoría de la población.
    En un mundo en el que el 1% de la población posee el 40% de la riqueza del planeta. En un mundo en el que cada día mueren 34.000 niños de pobreza y enfermedades evitables, y donde el 50% de la población mundial vive con menos de 2 dólares al día, una cosa está clara. Hay algo que funciona extremadamente mal.
    Y, tanto si somos conscientes de ello como si no, la sangre vital de todas nuestras instituciones establecidas, y por tanto de la misma sociedad, es el dinero.
    Por tanto, entender esta institución de la política monetaria es crucial para entender por qué nuestras vidas son como son.
    Desafortunadamente, a la economía se la considera un tema aburrido y confuso.
    Interminables torrentes de jerga financiera, asociados con matemáticas intimidantes, que rápidamente disuaden a la gente de intentar entenderla.
    Sin embargo, la verdad es que la complejidad asociada con el sistema financiero es una simple máscara. Diseñada para ocultar una de las estructuras sociales más paralizantes, que la humanidad ha soportado nunca.
    «Nadie vive más esclavizado que aquéllos quienes falsamente creen ser libres.» -Johann Wolfgang von Goethe-
    Hace unos años, el banco central de los EEUU, la Reserva Federal, publicó un documento titulado «Mecánica Moderna del Dinero». Esta publicación detallaba la práctica institucionalizada de la creación del dinero tal y como la utiliza la Reserva Federal y la red de bancos comerciales que soporta.
    En la página inicial el documento expone su objetivo.
    «El propósito de este documento es describir el proceso básico de creación de dinero en un sistema bancario de reserva fraccionaria.»
    Procede entonces a describir este proceso de reserva fraccionaria mediante diversa terminología bancaria, que podríamos traducir así.
    El gobierno de los EEUU decide que necesita dinero. Así que llama a la Reserva Federal y solicita, digamos, 10 billones de dólares. La FED responde diciendo: «Claro, les compraremos bonos del gobierno por ese valor.» Así que el gobierno toma unos trozos de papel, los pinta con unos dibujos con aspecto oficial, y los llama bonos del tesoro. Entonces les asignan un valor a estos bonos de 10 billones de dólares y se los envía a la FED.
    A su vez, la gente de la FED produce también un montón de impresionantes trozos de papel. Sólo que esta vez, les llaman billetes de la Reserva Federal. Dándole también a su papel un valor de 10 billones de dólares. La FED toma entonces estos billetes y los intercambia por los bonos. Una vez el intercambio se ha realizado, el gobierno toma los 10 billones en billetes de la Reserva Federal, y los deposita en una cuenta bancaria. Y, desde el momento de su depósito, los billetes se convierten oficialmente en moneda de curso legal, añadiendo 10 billones a la oferta de dinero de los EEUU. ¡Y ahí lo tenemos! 10 billones de dinero nuevo han sido creados.
    Por supuesto, este ejemplo es una generalización, ya que, en realidad, esta transacción ocurriría electrónicamente, sin usar papel en absoluto. De hecho, sólo el 3% de la oferta de dinero de los EEUU existe en moneda física. El restante 97% existe esencialmente sólo en computadores.
    Ahora bien, los bonos del gobierno son por definición instrumentos de deuda, y cuando la FED compra estos bonos con dinero que básicamente ha sido creado de la nada, el gobierno está de hecho prometiendo devolver ese dinero a la FED.
    En otras palabras, el dinero se ha creado de una deuda. Esta asombrosa paradoja, de cómo dinero o valor puede ser creado de una deuda, o una obligación, quedará más clara al continuar con este ejercicio.
    Así pues, el intercambio se ha realizado y ahora hay $10 billones depositados en la cuenta de un banco comercial. Aquí es donde realmente esto se pone interesante, ya que, basándose en el principio de la reserva fraccionaria, ese depósito de $10 billones pasa a ser instantáneamente parte de las reservas del banco.
    Igual que cualquier otro depósito. Y, en cuanto a los requisitos sobre reservas según aparecen en «Mecánica Moderna del Dinero»: «Un banco, por requisito legal, debe mantener reservas iguales a un porcentaje establecido de sus depósitos». Esto se cuantifica después declarando: «Bajo las regulaciones actuales, el requisito de reserva para la mayoría de las cuentas de transacción es del 10%».
    Esto significa que con un depósito de 10 billones, el diez por ciento, un billón, es retenido como reserva. Mientras los otros nueve billones son considerados reserva en exceso, y pueden ser utilizados como base para nuevos préstamos.
    Ahora, es lógico asumir, que estos 9 billones son literalmente sacados de los existentes diez billones depositados. Sin embargo, en realidad éste no es el caso. Lo que en realidad sucede, es que los nueve billones son simplemente creados de la nada, además de los diez billones de dólares depositados. Así es como la oferta de dinero se expande.
    Como se expone en «Mecánica Moderna del Dinero»: «Por supuesto los bancos no hacen realmente efectivos los préstamos con el dinero que reciben como depósitos. Si hicieran esto, no se crearía dinero adicional. Lo que hacen al conceder préstamos es aceptar pagarés -contratos de préstamos-, a cambio de créditos -dinero- para las cuentas de los prestatarios.»

  4. Daniel dice

    Hace poco tiempo el FMI incluía inexplicablemente a Argentina (menos del 1% del PBI mundial) como un factor relevante a tener en cuenta en las dificultades de la economía mundial. La concentración del riesgo del propio FMI ilumina un panorama donde el mismo se encontrará disminuido para afrontar cualquier escenario de inestabilidad internacional. El problema ahora es si ante el surgimiento de una crisis, Trump seguirá profundizando su estrategia de loco desbocado, o elegirá ser más prudente.

  5. Roberto Esteban Pintos Sánchez dice

    La burguesía trasnacional está atrapada en el Capítulo 4to. del tomo I de El Capital donde Marx analiza la inexorable caída de la tasa de ganancia, contradicción insoluble en la que, desde entonces, está atrapado el sistema. Desde que Nixon decretó la inconvertibilidad del dólar respecto al oro comenzó el ocaso inexorable de los «treinta gloriosos», ocaso cuyos estertores siguen hasta hoy. Están atrapados sin salida y solo pueden huír hacia adelante porque como magistralmente explica Marx en La Dominación Británica en la India: «¿Es que acaso la burguesía ha hecho otra cosa que arrastrar a individuos aislados y pueblos enteros por la sangre y el barro, la miseria y la degradación?». Y así seguirán hasta que el sistema se derrumbe por completo. Artículos siempre brillantes, concisos y claros como el tuyo Mónica, contribuyen grandemente a aclarar este complicadísimo panorama mundial que estamos viviendo.

    1. Victoria dice

      Excelente columna como siempre y muy buena y oportuna su acotación, Roberto. El sistema de acumulación capitalista global está tambaleando en una crisis terminal, víctima de sus propias contradicciones. Quizá la historia inscriba lo que hoy ocurre como el principio de la caída de este paradójico «otro comunismo».

  6. Luis Alberto Rodríguez dice

    La nota no tiene desperdicio. La estoy recomendando a mis conocidos. Gracias Mónica.

  7. Daniel dice

    los dibujos de Aurelio García son de altísima calidad, de lo mejor del pop/art y una bocanada de aire fresco en el arte establecido , si incomoda es por que nos saca de lo preestablecido.
    Muy buena la nota, muy bueno el blog

  8. Ruben dice

    Muy psicodelicos

    1. Svenska dice

      Simplemente horribles los dibujos

    2. Victoria dice

      El tercero es muy interesante

  9. Carlos dice

    El panorama es aterrador y si la posición de Argentina ya era débil, como casi todas las economías emergentes, Macri se encargó de convertirla en una hoja en la tormenta. El margen de maniobra de la próxima administración no es despreciable pero tampoco para grandes conquistas, más bien una resistencia eficaz. Y eso, si se juegan con mucha inteligencia todas las fichas.

    1. Victoria dice

      A lo mejor la respuesta , no está en temblar junto con el sistema, sino en hacer de su debilidad una oportunidad de fortaleza y dar un vuelco a nuestro favor. Pero para eso hay que ser valientes y estar monolíticamente unidos.

  10. Jose Maria Corredoira dice

    El mundo en ruta hacia una recesion y crisis de deuda generalizada. Los bancos centrales comprando deuda privada socializan el costo de eludir una debacle cantada hoy por indicadores financieros y de actividad. Fin de un ciclo en medio de la irrupcion de la IA. Que sera?

    1. Victoria dice

      La Inteligencia artificial, mirada hacia atrás fue un tiro en el pie del capitalismo. La búsqueda de rentabilidades crecientes bajando los costos de la mano de obra humana, unidos a la comercialización masiva de los desarrollos de la tecnología bélica como subproductos de mercado de consumo, han terminado generando un dislate económico donde cada vez hay mas oferta de productos, que masas cada vez mas numerosas y empobrecidas no pueden consumir, con el cual se profundiza el círculo vicioso. Agotando en esta vorágine, por si fuera poco, los recursos no renovables del planeta, y llevando a disputas sangrientas por apoderarse de lo que queda como recurso estratégico. Con ese mar de fondo, el atolladero del capitalismo global, se evidencia con mayor claridad en su expresión mas volátil, el capitalismo financiero.
      Pregunta Usted que será? En mi perspectiva, está siendo. El nuevo empleo indiscutido de la IA será el control masivo de la población, y no es un resultado colateral. Durante la Segunda Guerra y la Guerra Fría los desarrollos científicos de lo que se llamaba «investigación operativa» estaban orientados a eso, ecuacionar el comportamiento, anticipar y controlar tendencias de mercados y de fenómenos de masas en general.
      El desarrollo de la IA le permitió un salto cualitativo gigantesco, el de las redes el cuantitativo necesario. Nada es azar.
      Ya no se trata solo de robots que producen sin sueldo las 24 horas los 365 días del año, se trata de desarrollar también las herramientas que permitan controlar los resultados sociales de ese esquema productivo.
      Lo están aplicando desde hace bastante, y resultó extraodinariamente eficiente en la manipulación de las decisiones de las masas, y no solo en el ambito del marketing de productos de consumo, sino en materia de decisiones políticas, y ahora en la generación de patrones de pensamiento durables en el tiempo, reforzados permanentemente desde las usinas del poder financiero global, a través de ese virus del discurso que refuerza la anomia colectiva. La palabra crea realidades, las transforma y las destruye. Vivimos en la era de la postverdad.
      Parece una novela de ficción, pero a mi entender, no lo es. El mal que acabará con el capitalismo que conocemos es su propia desmesura. Nada augura que la cura sea mejor.
      Así es como lo veo

      1. Carlos Isa dice

        Muy interesante el comentario Victoria, aunque también muy pesimista. El mundo está cambiando aceleradamente y es posible que estemos cerca de una crisis terminal del capitalismo, aunque éste ha dado muchas muestras de su capacidad de sobrevivir. De todos modos, analizando la historia en perspectiva de largo plazo (donde como decía Keynes estaremos todos muertos), la humanidad ha ido progresando, pese a los retrocesos de algunas épocas. Creo que pasará lo mismo esta vez: se saldrá a una sociedad mejor, aunque no sé si llegaremos a verlo.

  11. Horacio dice

    Sos una genia. Gracias.

  12. Patricia Laría dice

    Mónica Peralta Ramos siempre una genia pero esta vez hay que felicitar al grosso que hizo los dibujos Otro troesma.

  13. Jorge dice

    Segun tu razonamiento; ¿ Estámos ante el principio del fin del Capitalismo Financiero?

  14. Marta Vassallo dice

    Esta nota inspira una esperanza bien fundada, que necesitamos como el aire para respirar. Gracias Mónica

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.