El placer de los ricos

Empresas prósperas disfrutan de tasas congeladas por el Intendente Hood Robin de Ramallo

 

En Ramallo las grandes empresas tienen la Tasa por Inspección de Seguridad e Higiene (TISH) congeladas desde septiembre de 2019, que fue cuando se otorgó el último aumento a los trabajadores municipales. La tasa que pagan las grandes empresas se calcula de acuerdo a los ingresos del empleado municipal Categoría I. Si hay aumento salarial, se incrementa la tasa. El intendente del PRO Gustavo Perie no otorgó desde su asunción ningún aumento salarial a los trabajadores y dejó congelada la tasa de estos grandes contribuyentes como lo son las empresas del grupo Techint de Paolo Rocca, que gracias a los millones que les ahorró tributar Perie, realiza beneficencia.

En diciembre de 2019 Siderar pagó en concepto de TISH $ 20.500.000. De haberse otorgado paritarias a los trabajadores municipales, incrementando el salario del trabajador clase I —por el que está calculada la TISH—, aplicando la inflación del 53,8% de 2019, Siderar debió estar pagando $ 27.684.000 por mes. Y si se le aplicara la suma del porcentaje del Alumbrado fijo que el intendente Perie aplicó para los vecinos del 80%, la empresa debió estar pagando por mes $ 32.400.000. Pero su TISH está congelada y es lo que le permite a la empresa de Rocca florearse con donaciones.

 

 

 

 

 

El siguiente cuadro muestra las grandes empresas que tributan en Ramallo y que tienen la TISH congelada. Se calcula el aumento de acuerdo a la inflación, algo que se tenía en cuanta en las paritarias y negociaciones que el último gobierno municipal peronista mantenía con los trabajadores para determinar el aumento salarial y que repercute en la TISH de acuerdo el  aumento que recibe el profesional clase I. Únicamente por inflación a  marzo de 2020 —sólo a los grandes contribuyentes—, se podría haber otorgado un aumento salarial a los trabajadores del 20%. Pero la última paritaria que tuvieron donde lograron un aumento salarial fue la de septiembre de 2019.

 

 

 

 

Los valores del cuadro son aproximados, pero necesarios para entender lo injusto de que sean los grandes contribuyentes los que tengan la TISH congelada, mientras el alumbrado público —atado en la boleta de las prestadoras energéticas para asegurar una alta cobrabilidad— sufrió un aumento del 80% que el intendente aplicó para todos los vecinos. Una política de Hood Robin que caracteriza al intendente del PRO Gustavo Perie. De esa manera los ricos aparecen en un lugar de poder en la sociedad, como señaló Alejandra Dandan en La Gula. Las donaciones que realiza en Ramallo la empresa de Rocca la descuenta de impuestos luego y además le es conveniente aparecer como benefactor ante los millones que debió cobrarles el Estado Municipal de haber actualizado la TISH.

La política que aplicó Gustavo Perie ni bien asumió fue la discontinuar los contratos de algunos trabajadores municipales. Su discurso fue siempre apuntar a que el problema era la cantidad de personal municipal y nunca la de buscar idear una nueva política tributaria. La TISH a las grandes empresas cubre entre el 60 y 70% de la masa salarial del personal municipal. Si se tiene una masa salarial estable, pero que no cubre los servicios porque están tercerizados, la situación se complejiza, por eso mientras gobernó el peronista Mauro Poletti se buscó que los servicios y las obras públicas se realizasen con empleados municipales. Así el servicio de mantenimiento de los espacios públicos y hasta la construcción de asfalto se llevó a cabo con empleados municipales.

Que el intendente Perie no haya otorgado paritarias a los trabajadores municipales en los meses antes de la pandemia trajo esta grave situación. No existe equidad tributaria si se dispone un aumento de tasas para los vecinos en un orden del 40% y de alumbrado público del 80%, y se deja a las grandes empresas con su TISH congelada. En el contexto de pandemia —donde el mercado interno se contrajo—, que el trabajador municipal haya recibido su último aumento salarial en septiembre de 2019, hace que su poder adquisitivo no sea el mejor. Las empresas de Rocca (4); el frigorífico ArreBeef; Bunge, Loma Negra, Refractarios Argentina; Fiplasto, etc radicadas en el distrito de Ramallo, son parte de los beneficiarios del gobierno de Perie.

En Ramallo la alianza entre radicales y el PRO llevó a Gustavo Perie a la intendencia. El radicalismo está lejos de dar un debate serio para que sean las empresas que más se han beneficiado con las exportaciones —como el frigorífico ArreBeef—, ubicado en la localidad de Pérez Millán, quien realice un aporte extraordinario para solventar la crisis en tiempos de pandemia. Su preocupación a nivel local es por ser también correa de difusión de disparates.

 

 

 

 

 

 

La UCR parece estar lejos del Ricardo que presidió el país y más cerca de Ricky (Ricardo López Murphy). “El gobierno se dedicó a buscar excusas para liberar violadores”, expresó Ricky. Mientras más grande la mentira, más se propague y más se repita, más posibilidades de ser creída, parece ser la idea de sus propulsores. Los medios y operadores comerciales actúan como siempre. La historia de los ornitorrincos que circuló en su momento y que  Verbitsky publicó hace 7 años atrás se encuentra vigente. Cambian los nombres, la operación es la misma.

 

 

 

 

Las aventuras de Ricky

Lucila Lehmann, diputada nacional por Santa Fe, esposa del cacerolero y diputado provincial Luciano Bugallo, ambos del partido de la jubilada Elisa Carrió y activistas de Campo más Ciudad —sello creado antes de la asunción de Alberto Fernández—, que conglomera a ex funcionarios y actuales legisladores de la alianza Cambiemos para intentar revivir el conflicto de 2008 (sin éxito) por la suba de retenciones y debilitar al Presidente, invitó a Ricardo López Murphy a una charla virtual de análisis político y económico en tiempos de pandemia que brindó el martes 5 de mayo.

 

 

 

 

 

Ricky mostró su coherencia y aunque el modelo chileno estallara antes de la pandemia, porque crecimiento no significa igualdad, parece no haberlo notado. Él sigue proponiéndolo como modelo a seguir. “Si hubiéramos crecido como creció Chile entre 1974 y 2019, seríamos más ricos que Australia”, señala para “dar una idea del retraso”.

 

 

 

 

 

Es en este contexto donde Ricky propone un modelo de ricos para ricos. “El problema central de Argentina que hay ocho millones y medio de personas que trabajan y veinte millones que viven de los que trabajan. Tiene que cambiar el poder político a los que generan valor. Si el país no está liderado por esa expresión, por esa coalición, va a ser difícil la salida porque el otro sector lo que aspira es a cobrar más impuestos”, dice como si la propuesta de cobrar impuestos a las grandes fortunas fuera solamente una idea argentina, tontera que se derriba leyendo el excelente informe de especialistas del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) para El Cohete a la Luna.

 

 

 

 

Ricardo López Murphy.

 

 

Arrastrando las palabras Ricky pronostica una inflación de tres dígitos y la derrota del gobierno en el próximo año. Señala que “la idea de que los creadores de valor en Argentina van a estar subordinados a una masa que pretende vivir de ellos con impuestos extravagantes no va a funcionar”.

 

 

 

Pero no se queda en el pronóstico y decide marcar cuál es la salida y propone “tener un clima muy hospitalario a los negocios y a la inversión”. En el encuentro virtual organizado por la Secretaría de Relaciones Internacionales de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) en el «Impuesto a la riqueza que grave a las grandes fortunas» que tuvo como expositores a Hugo Yasky, Horacio Verbitsky, Pablo Manzanelli y Arnaldo Bocco, siendo moderador Roberto Baradel, Pablo Manzanelli se encargó de señalar que luego de analizar la tasa de rentabilidad, las utilidades sobre el valor de producción de las 500 empresas más grandes del país, que había aumentado en el medio de la crisis —entre 2017 y 2018—, de 8,5 a 11,7%, que mientras todos los argentinos tuvieron una pulverización del salario y que se incrementó la pobreza, las grandes empresas tuvieron incremento de su rentabilidad, pero ese incremento de la rentabilidad no se tradujo en inversión que cayó de 8,5 al 2,2% el valor de producción. Ahí se vio claramente cómo las empresas ganaron más pero invirtieron menos.

 

 

 

 

Ricky y su gente.

 

 

En La razón de mi vida, Evita explica la enorme distancia que la separaba de la concepción que tenían aquellas mujeres aristocráticas. Le indignaba que a la ayuda social se la calificaran de limosna, de beneficencia. “Porque la limosna para mí fue siempre un placer de los ricos: el placer desalmado de excitar el deseo de los pobres sin dejarlo nunca satisfecho. Y para eso, para que la limosna fuese aún más miserable y más cruel, inventaron la beneficencia y así añadieron al placer perverso de la limosna el placer de divertirse alegremente con el pretexto del hambre de los pobres”. Las empresas ricas que realizan beneficencia en Ramallo lo hacen porque el gobierno del intendente Perie no les cobra lo que debería cobrarles. Los ricos nacionales tienen en sus medios comerciales operadores que defienden sus millones ante el impuesto a la riqueza y a un Ricky que con la coherencia de siempre, se lanza en su defensa en la búsqueda de ese país para los pocos que la alianza Cambiemos intentó instalar para siempre y del que supimos volver.

 

 

 

6 Comentarios
  1. Eduardo Adolfo Martinez dice

    Por favor podrían decirme quién es el autor de la pintura que ilustra la nota.
    Muchas gracias.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.