El Senado frágil como porcelana

Un duelo entre la salud de las mujeres y el lado Albino de la vida

 

“No sé si hace falta, pero acá veo que sobrevuela permanentemente algún tema con la iglesia católica, y la verdad es, a los que tengan problema con la iglesia católica, no es algo con lo que nosotros vamos a juzgar en esta media sanción”, había dicho el senador Dalmacio Mera, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales unas semanas atrás en el plenario de comisiones en el Senado. El miércoles la Iglesia dejó de sobrevolar y un hombre con sotana, rosario en mano y pañuelo celeste en su maletín estuvo sentado entre el público durante toda la mañana en el sector de invitados e invitadas.

Cuando intervenían como expositoras las feministas al cura se lo veía ofuscado, en cambio a la ponencia del médico Abel Albino la siguió cómodo afirmando con la cabeza. Una escena quizás impensada en la primera etapa parlamentaria de la discusión de la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Es que después de la histórica media sanción la cúpula de la iglesia católica empezó a jugar como un actor más para defender dos de los valores que más protege: la glorificación de la maternidad como la experiencia femenina más importante y la reproducción de la familia heterosexual. Entre la intensidad de los fanáticos religiosos, los ataques y hostigamientos, al mismo tiempo crece la Campaña por la Separación de la Iglesia y del Estado que ya tiene sus respectivos pañuelos naranjas para simbolizar esa lucha.

Algunas crónicas y comentarios en las redes sociales recurrieron a la comparación de la Edad Media para describir lo que pasó en el Congreso esta semana. Sin embargo, son actores y actrices que juegan en el presente de manera muy concreta.  “El profiláctico no protege de nada”, mintió Abel Albino, presidente de Fundación Conin desde el estrado. En la sala, hasta el taquígrafo detuvo su trabajo frente a semejante falacia. El médico subió el tono y redobló la apuesta: “¡Escúchenme! El virus del sida atraviesa la porcelana”.

 

 

Es mucho más que un productor de memes. Su fundación y accionar están financiados por este gobierno. El propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su informe N° 108 ante la Cámara de Diputados, detalló los montos de  «los convenios celebrados» entre Fundación Conin y el Ministerio de Desarrollo Social, el de Educación y la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Sennaf). El gobierno de Mauricio Macri le pagó a la Fundación 9.520.720 pesos en 2016; 52.656.187 en 2017; y 14.861.885 previstos para 2018.

Si se compara el presupuesto asignado a Conin con el mismo monto dedicado a la Educación Sexual Integral durante 2017 los cálculos dan cuenta de que el gobierno le dio más dinero a la ONG de Albino que a la ejecución de la legislación que existe desde 2006 para que a las aulas de todo el país, en todos los niveles llegue la educación sexual integral. La cartera que está a cargo de Alejandro Finocchiaro para el año pasado ejecutó $ 43.211.136 pesos.

«El nivel de entrelazamiento del Estado con lo más rancio del aparato clerical se manifiesta en los múltiples convenios que los gobiernos provinciales y el propio Poder Ejecutivo Nacional han suscripto con la fundación que preside Albino», escribió la diputada Romina del Plá (PO) en el proyecto que presentó para que el gobierno nacional rompa con los acuerdos de la Fundación Conin esta semana. Al mismo pedido se sumaron las diputadas Victoria Donda, de Libres del Sur; Araceli Ferreyra, de Peronismo para la Victoria, y Natalia González, del PTS.  La agrupación 100% Diversidad y Derechos lanzó una petición pública en el mismo sentido. Tras la participación de Albino en el Senado circularon comunicados de repudio de docentes, colectivos de profesionales de la salud y científicos.

El proyecto de la legisladora del PO, cuyo expediente es 4478-d-2018, también pide que se cancelen los convenios que los gobiernos de Salta, Misiones y Mendoza mantienen con la Fundación Conin.

La ponencia de Albino debe leerse en contraposición con la intervención, el día anterior, del Ministro de Salud Adolfo Rubinstein, quien con seriedad defendió la necesidad de una ley desde la salud pública y aportó datos sobre los costos que enfrenta el Estado por la clandestinidad del aborto. Según Rubinstein, el costo por aborto en el escenario que hoy tenemos, con internaciones por complicaciones, es de $11.500 y $1.914 que es la estimación en el escenario si estuviera sancionada la ley de IVE.

El escándalo que provocó Albino y algunos titulares de diarios intentando instalar la denominada opción Córdoba quizás hayan minado el camino. El próximo 31 de julio a las 14 será la última reunión de comisiones y el 1 de agosto está prevista la firma del dictamen o los dictámenes que surjan de esa plenaria.

Desde que empezaron las plenarias de comisiones en el Senado cada movimiento es analizado bajo un microscopio electrónico de cara al 8 de agosto. El miércoles a la mañana, mientras los memes se multiplicaban y distintos profesionales de la salud salían a desmentir a Abel Albino, asesoras y asesores de senadores que vienen trabajando en el cabildeo tenían la mirada puesta en la senadora Inés Blas de Catamarca. La mujer del justicialismo, que hasta entonces estaba dentro de aquellos y aquellas que no habían expresado su voto, se sentó cerca del grupo de senadoras que articulan transversalmente para que la media sanción sea ley. Blas tomó la palabra e hizo preguntas.

La ruta ya entró en la recta final pero el final es abierto. Tan incierto como lo era la madrugada del 14 de junio antes de que diputados y diputadas votaran. Aun hay 8 indecisos e indecisas que no sentaron posición. Los pesimistas de La Nación son los únicos que parecen animarse a hacer pronósticos. “La interrupción voluntaria del embarazo no será ley en el Senado”, comenzaba una nota de Gustavo Ybarra. No hay dudas de que el camino es irreversible y que el aborto será ley. Que este acontecimiento suceda el 8 de agosto depende de la voluntad política del gobierno, en parte, y de la decisión de los y las senadores: quedarse del lado Albino de la vida o del lado de la salud y la autonomía de las mujeres y personas gestantes.

6 Comentarios
  1. Elida dice

    Excelente nota. Muy clarificadora de una realidad que denota el proyecto retrógrado de este gobierno que se disfraza de promotor de la lucha feminista.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.