El suelo y la salud

Informe sobre impacto ambiental y regulación del suelo en Ramallo

 

¿Cuál es la relación entre crecimiento urbano y el medio ambiente? ¿Qué trampas esconde la expansión de clubes de campo o barrios cerrados en torno a lugares sometidos a fumigación o radiación? Un estudio de la Universidad de Rosario sobre calidad de agua y ambiente en Ramallo, puso el foco en la regulación del suelo y la relación entre la expansión urbana y el impacto en la salud. El estudio detallado de la evolución de ordenanzas y el desordenamiento del territorio alerta sobre la necesidad de una planificación a largo plazo para permitir medidas de control sin el apuro ni los intereses de los negocios.

El estudio encargado por la comuna fue realizado por el Programa de Medio Ambiente y Salud (PROMAS) de la Universidad Nacional de Rosario y es una alerta sobre los problemas del crecimiento urbano desordenado. En sus recomendaciones señala que debe pensarse el ordenamiento territorial desde un enfoque ambiental y compatibilizar actividades rurales e industriales, actuales y futuras, con áreas urbanizadas, también con las de vulnerabilidad hídrica y de valor ambiental.

La semana pasada, El Cohete a Luna adelantó la primera parte del estudio de pureza atmosférica en cinco localidades de Ramallo. El documento daba cuenta de la existencia de agua de red con niveles de arsénico y nitratos, baja clorinización y presencia de microorganismos patógenos. También mortalidad por cáncer en varones en un porcentaje mayor a lo esperado en la región. Cánceres digestivos en un 65% por encima para ambos sexos. Y una población masculina con aumento en cánceres respiratorias (85%), los endócrinos (35%) y los reno-vesicales (66%), asociados a los niveles elevados de arsénico y nitratos, tal como contiene el agua del distrito analizada. Pero el informe también cuenta con un análisis territorial sobre nuevas urbanizaciones y sectores peri-urbanos.

Uno de los ejes es la relación entre urbanizaciones y espacios productivos, como la producción ganadera tipo feedlot. Uno de los casos más graves está en la localidad de Pérez Millán, debido a la cercanía de dos feedlots de categoría industrial. Uno está en el límite de Arrecifes, situación compleja debido a que no está alcanzado por la normativa de Ramallo pese a tener directa incidencia en lo local. El feedlot se encuentra en una zona que el INTA califica “de alto riesgo, con un drenaje imperfecto a pobre”. Y describe una situación similar en las inmediaciones del poblado Las Bahamas, de localidad de El Paraíso, “donde el feedlot no sólo está a menos de un kilómetro de la urbanización, sino que está ubicado en un área inundable de grave riesgo”.

En lo que respecta a los instrumentos que regulan el uso del suelo, Ramallo está en desventaja respecto de otros distritos. Sólo tiene aprobada la primera de cuatro etapas del ordenamiento territorial con la Ordenanza 493/81. Esa situación lleva al municipio a regular el uso de suelo vía resoluciones de excepción que impiden establecer un marco de referencia a largo plazo, para encauzar y controlar los cambios.

 

Negocios

En la costa sur de Ramallo, cruzando el arroyo Las Hermanas, hay una estancia histórica llamada Estrella Federal. Tiene un club de campo que no está aprobado a nivel provincial, según la información de ARBA que retoma el Informe. El predio de 400 hectáreas, con importantes áreas forestadas tenía definidos sus trazados generales en 2007. En la actualidad es comercializado por diversas inmobiliarias como sitio vinculado a la naturaleza en el cual cada chacra tiene una superficie promedio de 1 ha, y el lugar tiene 115 chacras en total.

El resto de la propiedad se reserva a la producción ganadera, agrícola y a la pastura de equinos. Publicitan puerto, amarras, canchas de tenis y polo que difunden acompañando un plano del supuesto masterplan del emprendimiento urbanístico.

 

 

 

 

Un caso similar es el club de campo El Solar en villa Ramallo. Tampoco está inscripto en el Registro Provincial de Urbanizaciones Cerradas. Sin embargo, desde 2015 comenzó a ser ejecutado un proyecto de 30 heectáreas que incluye una laguna artificial. A diferencia del anterior, cuenta con una ordenanza de 2014 que aprobó el cambio de uso de suelo de rural a «Zona de Desarrollo Turístico 2”. Sin embargo, el sector continúa siendo rural.

 

El Solar: Turismo en zona Rural.

 

A la luz del informe, esas urbanizaciones son un problema. Desde la década de 1980, diversas ordenanzas habilitaron usos distintos de suelo. Y hoy existe una lógica de contradicciones entre ocupación y ordenanzas que habilitan zonas urbanas cerca del área industrial, progresivamente más amplia.

También sucesivas ordenanzas autorizaron construcción de barrios cerrados en un sector de Villa Ramallo que tiene dimensiones similares al total de la planta urbana. El análisis permite ver que el crecimiento, desordenado y con normativas contradictorias, no hace más que acelerar conflictos, lejos de mitigarlos. Si la zona urbana choca con la industrial, si lo rural avanza hacia lo urbano, o viceversa, los problemas de salud simplemente, se agravaran. En ese sentido aparece como necesidad inminente regular el suelo desde el Estado por encima de negocios privados.

Según las conclusiones del Informe, las diversas normas habilitaron usos de suelo sin visión de conjunto “en vez de regular las tendencias de crecimiento de las localidades, considerando también la efectiva cobertura de servicios de infraestructuras básicos y los componentes ambientales próximos».

Entre los lugares con incompatibilidades, el Informe marca asentamientos recreativos y turísticos de la costa que está definida normativamente como industrial. Entre los ejemplos, está la zona próxima a la empresa de productos químicos XSTORAGE. A escasos kilómetros, se encuentra la Reserva Municipal Ramallo creada por la Ordenanza N° 952/91 que protege un área natural de bosques de tala con una superficie de 15 hectáreas que la misma normativa destaca como de alto valor ambiental.

Otro dato es la habilitación de suelo urbano en lugares atravesados por líneas de alta tensión. Existen dos líneas de alta tensión que pasan por el casco urbano de la localidad de Villa General Savio: una de TRANSBA S.A. de 132 Kv instalada en 1957 y otra de TRANSENER S.A. de 550 Kv existente desde 1981. Las líneas también atraviesan suelo de Villa Ramallo que según las ordenanzas podrían utilizarse como emplazamiento residencial tipo barrio cerrado. Pero eso no parece posible.

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) establece una franja de seguridad y determina restricciones. Prohíbe todo tipo de construcciones, lugares de esparcimiento y plantación de árboles. Si el municipio autoriza el cambio de suelo debería realizar una adecuación. El ancho de la distancia de seguridad depende de la tensión y también depende si el lugar es zona urbana o rural. Numerosos estudios sugieren adoptar como medida de precaución una franja de 30 metros a partir del eje de la línea como protección ante los campos eléctricos y magnéticos emitidos por las redes, destaca el informe.

Otra cuestión a ser revisada —remarca el informe— es la urbanización costera. Fue pensada para fomentar actividades turísticas pero el Código de Ordenamiento Urbano y Territorial agregó áreas complementarias de desarrollo turístico que habilitaron gran variedad de actividades. Y agregó una segunda zona turística sobre el arroyo Las Hermanas, cuya superficie es mayor a la suma de Ramallo y Villa Ramallo. En esa superficie no sólo se permite el emplazamiento de cabañas y hoteles, sino que se habilita la instalación de barrios cerrados y clubes de campo pese a ser sectores con alta vulnerabilidad ambiental.

Debatir democrática y abiertamente el Código de Ordenamiento Territorial y Urbano de cara al pueblo permitirá establecer un crecimiento armonizado. La regulación del suelo no puede darse de acuerdo al apuro y a los negocios inmobiliarios. Para eso el Estado debe atender las contradicciones que el estudio remarca y que le costó a Ramallo una inversión de 750.000 pesos, mucho menos que lo que le puede costar a la población seguir padeciendo los problemas de salud que ya tiene, porque crecer ordenado es también una mejora de salud.

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.