El trabajo y la desesperanza

Me matan si no trabajo y si trabajo me matan / Siempre me matan, me matan, ay, / siempre me matan

 

 

Seis millones de indigentes y ocho millones de pobres. Un tercio de la población, entre ellos más de la mitad de los niños y jóvenes, padece de hambre extrema en las grandes ciudades, con una población brutalmente empobrecida y una miseria creciente que clama a gritos soluciones urgentes. La muerte evitable, producto neoliberal por excelencia, se tirotea con las formas nutricionales, con sus epidemias por falta de vacunas, con enfermedades mal tratadas por hospitales multicarenciados. La precarización reina y el stress laboral degrada las relaciones humanas de conjunto.

El doctor Jorge Kohen es uno de los especialistas más formados en medicina laboral y su informe sobre la explosión del ingenio La Esperanza es lapidario: “Existían innumerables antecedentes de los incumplimientos de la empresa con las normas más elementales de la Ley de Higiene y Seguridad Nº19.587, el Decreto 351/79 y la reglamentación vigente. El Ingenio La Esperanza estaba al momento del accidente incluido en el Programa de Empresas de Alta Siniestralidad desde el año 2011 y en el año 2016 habían fallecido en accidentes cuatro trabajadores. Se encontraba al momento del accidente sin ART, porque la cobertura había sido dada de baja por Galeno en el mes de abril del presente año. La SRT transfirió en 2017 a la Autoridad Trabajo Local (ATL) la tarea de control e inspección, por lo cual la responsabilidad en este accidente recae sobre ambas instituciones de control, tanto la SRT como el gobierno de Gerardo Morales en Jujuy. Ambos organismos de control estatal han permitido continuar trabajando sin clausurar al Ingenio La Esperanza ante el incumplimiento de sus obligaciones y compromisos, en cuanto a la remediación de las condiciones inseguras como empresa de Alta Siniestralidad en materia de seguridad laboral”.

 

 

 

En otro pasaje de su documento el especialista afirma: “Un factor importante en la causalidad del accidente es el tema de la privatización del Ingenio, el despido de la mitad de los trabajadores y la precarización de los que quedaron, con ritmos de trabajo y jornadas extenuantes en un medio ambiente de trabajo donde no se cumplía ninguna de las normas más elementales de la seguridad laboral».

 

Una transición llena de agachadas

En el área petrolera de Vaca Muerta la flexibilización de los convenios colectivos se justificó con la promesa de la estabilidad laboral pero los 600 despidos de esta última semana demuestran que de nada sirve rebajar derechos para garantizar empleo. Habían prometido paz social y para eso limitaron el derecho de huelga. Bajaron los costos laborales y las empresas contestan con un plan que contempla mil despidos mientras llegan las nuevas autoridades al gobierno. De nada sirve escaparse de uno mismo.

Despedidos de una empresa que trabaja para AySA reclamaron sueldos atrasados e indemnización. Forever Piper echó en lo que va del año a unos 200 trabajadores, quienes además denuncian que durante los últimos 5 meses estuvieron “en negro”. Unos 25 trabajadores fueron despedidos este lunes, lo que suma un total de 200 en lo que va del año, de esta tercerizada dedicada a las obras públicas, mantenimiento de suministros, cloacas y limpiezas de sumideros.

 

 

 

 

Con la firma de un decreto de último momento el macrismo busca la permanencia de sus funcionarios políticos en cargos jerárquicos en la estructura del Estado. La maniobra fue denunciada por los representantes de ATE Capital en la figura de Daniel “el Tanito” Catalano y la recién nominada secretaria adjunta Agustina Panissa, continuadora de la gestión de Manolo Sueiro. La chicana en la curva del final venía envuelta en el celofán del silencio de UPCN de Andrés Rodríguez. Las cláusulas indemnizatorias les garantizarían a los militantes PRO una jugosa indemnización en caso de incumplimiento del contenido de la norma decretada por Macri. Les dirigentes de ATE prometen agotar las instancias para lograr un decreto contrafáctico que ponga las cosas en orden y como debe ser: los empleados precarizados y monotributistas deben ser efectivizados y los funcionarios afuera de las plantillas de sueldos. En la provincia de Buenos Aires, las huestes de “Cachorro” Godoy empujan medidas de fuerza por un inmediato pase a planta de 11.000 trabajadores contratados, poniendo un signo igual entre las administraciones Vidal y Kicillof. Con un escenario de confrontación y un orden de prioridades alterado, pretenden puentear la prioridad del salario, la reconstrucción del Estado y la política pública con foco en la atención de los sectores más vulnerables ante la crisis del hambre y las epidemias de salud.

Pendiente el semestre de las paritarias y con el respaldo del poder de fuego del poderoso gremio de Camioneros, Hugo Moyano aseguró que ya acordó el bono de 20.000 pesos de fin de año con la mayoría de las empresas. El monto se pagará en tramos, según las posibilidades que presente cada firma. Los tramos se harán efectivos en enero, febrero, marzo y abril, todos por 5.000 pesos cada uno. Días atrás, el gremio había manifestado a las puertas de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Transporte de Cargas (Fadeeac) para exigir el pago.

El Ministro de la Producción de la provincia de Buenos Aires, Javier Tizado, deja al futuro gobierno de Axel Kicillof una situación complicada en el área de los puertos de la provincia. La falta de aportes al fondo portuario ha resentido la cadena de pagos y ya son más de cien empleados que están cobrando sus salarios con demoras. El Ministerio de la Producción ha sido ocupado por sindicalistas del SUTAP que responden a la conducción de Adolfo Barja.

 

 

La “Paz en Riesgo” en las dos Colombias

En Colombia se realizó el segundo paro general con fuertes enfrentamientos con la policía y el ejército. El toque de queda permaneció en las principales ciudades debido a la persistente actitud de los manifestantes de controlar las calles y las plazas. El soldado Cely Páez Brandón que se quitó la vida, junto al joven estudiante Dylan Cruz, asesinado por la policía con una granada de gas lacrimógeno disparada a su cabeza, son las víctimas más notorias de la represión de Iván Duque. El soldado se negó a reprimir a su pueblo y fue violentamente reprendido como “izquierdista disociador” por sus jefes. El uniformado grabó un video de apoyo al paro y se quitó la vida. Pese a la segunda huelga general, el Presidente derechista asegura que va a seguir adelante con la reforma impositiva y se niega a desmantelar a las temidas Esmad.

 

 

En paralelo, un informe elaborado por la Confederación Sindical Internacional (CSI) denuncia que “cientos de líderes sindicales y de la comunidad han sido asesinados en Colombia desde la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016”. El informe “La paz en riesgo” revela el fracaso del gobierno del Presidente Iván Duque a cumplir los compromisos contraídos. Menos de la cuarta parte de las medidas acordadas han sido debidamente implementadas por el Gobierno, a pesar de diversos acuerdos contraídos con la Unión Europea y Estados Unidos, así como con la OCDE y la OIT. El anuncio por parte del Presidente Duque del inicio de un ‘diálogo nacional’ no puede considerarse fiable mientras persista la represión”, afirmó Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI.

Entre el 1° de enero de 2016 (11 meses antes de la firma del acuerdo) y el 8 de septiembre de 2019, 777 personas, líderes sociales y defensoras de los derechos humanos, han sido asesinadas en Colombia. El informe, una iniciativa conjunta de la CSI, las centrales sindicales colombianas CUT y CTC y la Escuela Nacional Sindical de Colombia (ENS), pone de relieve que la violencia continúa estando dirigida hacia los defensores de los derechos humanos.

 

 

Vuelven los gendarmes armados del capital

La creciente predilección norteamericana por las viejas fuerzas armadas en su rol de guardias pretorianos de sus intereses plantea nuevamente el dilema de que sólo en los países donde no controla a las fuerzas armadas (Cuba, Nicaragua y Venezuela) sus intentos intervencionistas no prosperan.

 

 

Chile está sobrepasando todos los pronósticos con una cuarentena de movilizaciones callejeras sin solución de continuidad a pesar de las crecientes amenazas. Una criminal represión del agónico Sebastián Piñera se ha convertido en una sistemática violación de los derechos humanos. Sus últimas, patéticas respuestas fueron para reivindicar la represión de las Fuerzas Armadas y los Carabineros. Este lunes 25 comenzó el Paro Nacional Sectorial con la movilización de trabajadores Portuarios, de la Salud y Comercio, para luego, el martes 26, sumarse un conjunto de sectores productivos del país en una gran Huelga General. De esta forma, el Bloque Sindical de la plataforma Unidad Social (US) convocó a las calles nuevamente para exigirle al gobierno y al Parlamento respuestas efectivas e inmediatas, a las demandas urgentes de la población tales como: Plan de Protección y Retención de Empleo, Salario Mínimo de 500.000 pesos, Pensión Mínima igual al Salario Mínimo propuesto, Salud y Educación garantizada. Todo ello, partiendo desde el NO a la impunidad y la exigencia de verdad, justicia y reparación frente a la violación de los derechos humanos acreditados por Amnistía Internacional.

En Bolivia, los golpistas parecen finalmente haber llegado a un acuerdo con los representantes parlamentarios del MAS para designar a un nuevo Tribunal Electoral y convocar a elecciones en 120 días con la proscripción de Evo Morales y Álvaro García Linera. Si bien siguen las tratativas que cuentan con el aval del propio Evo, los bloqueos están cediendo en intensidad y el abastecimiento vuelve lentamente a la normalidad. La ultraderecha cruceña y de la Media Luna parecen haber impuesto las condiciones. Un enclave nazi de vieja data, a la que estaba vinculado el criminal de guerra Klaus Barbie, encontró protagonismo en la coyuntura para acabar con 15 años de gobierno nacional y popular de fuerte arraigo en el campesinado y los pueblos originarios pero de débil vinculación con el histórico sindicalismo de la COB. El viejo santuario de los trotskistas bolivianos no estuvo para nada a la altura de las circunstancias en el momento de la confrontación.

 

 

Se va la derecha sin límites

La última semana del gobierno de Mauricio Macri puede sorprender con alguna medida que busque condicionar más aún al gobierno de Alberto Fernández. Lo cierto es que cuando gobernó la derecha revanchista en nuestro país no reconoció límites y descargó sobre la oposición toda su ira política sin atenuantes. Llega el momento en que los gobiernos populares dejen de discutir cómo mostrarle la civilización a los bárbaros y poner el eje en las respuestas que esperan las mayorías populares en tránsito de la indigencia a la desesperación.

Ayer vi a un hombre mirando / mirando el sol que salía. / El hombre estaba muy serio / porque el hombre no veía. (Nicolás Guillén)

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.