Enajenar la memoria

Macri habilitó la venta de un regimiento en Corrientes que fue centro clandestino

 

Mauricio Macri autorizó la venta o cesión de los terrenos donde hasta hace poco funcionaba el Regimiento de Infantería 9 de Corrientes, que operó como un centro clandestino de detención durante la dictadura y hace quince años está señalizado como sitio de memoria. Las tierras, que ya están tasadas en 31 millones de dólares, serán usadas para la construcción de un megaproyecto inmobiliario a la vera del Río Paraná, que entusiasma al radicalismo que gobierna la provincia de Corrientes y el municipio de la capital.

El 10 de mayo último el Presidente firmó el decreto 345/2019, por el que autoriza a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), que depende de la Jefatura de Gabinete a cargo de Marcos Peña, a “enajenar” varios terrenos, entre ellos los del Regimiento 9 de Corrientes. Enajenar quiere decir ceder o poner a la venta, en este caso, inmuebles que pertenecen al Estado nacional. El macrismo viene liquidando tierras del ejército con potencial inmobiliario. Ya lo hizo en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Neuquén, pero la novedad es que ahora avanza sobre un lugar declarado sitio de memoria, y promocionado como tal desde la propia página web del gobierno nacional.

El decreto de Macri se monta sobre la ordenanza 6635 que el Concejo Deliberante de Corrientes sacó el 23 de agosto del año pasado anunciando la creación del Plan Urbano Costero. Allí se hace una salvedad sobre los terrenos del Regimiento. Dice que deben preservarse únicamente tres: la capilla, el casino de suboficiales y el pabellón existente — que sería el galpón 9, donde los testimonios indican que fueron alojadas decenas de secuestrados durante la última dictadura.

Movidos por la incertidumbre sobre qué va a pasar con el lugar, los integrantes del “Espacio de Memoria Regimiento de Infantería N° 9” le mandaron una carta al secretario de derechos humanos Claudio Avruj, recordándole que todo el predio es sitio de memoria y, como lo establece la ley 26.691 de 2011 (la ley de sitios), debe ser preservado. Además, sobre el lugar pesa una medida cautelar, impidiendo que se altere el espacio que deberá funcionar como prueba para la segunda causa sobre el Regimiento de Corrientes que debe ser elevada a juicio en los próximos meses.

Avruj no les contestó —como tampoco lo hicieron desde la Secretaría de Derechos Humanos ante una consulta de este medio—, pero un funcionario suyo envió una cédula al juzgado federal de Corrientes para ponerse a resguardo de la decisión de Macri y Peña.

El encargado de remitir la notificación fue Sergio Kuchevasky, presidente del Archivo Nacional de la Memoria, de quien depende la dirección nacional de sitios de memoria. Kuchevasky le informó al juez Juan Carlos Vallejos que ya había mandado a la Agencia de Administración de Bienes del Estado una notificación pidiendo que “subsane” el decreto por tratarse de un sitio de memoria.

La nota en cuestión salió del Archivo Nacional de la Memoria el 15 de mayo, dos días después del decreto y un día después de la carta de los organismos de Corrientes, y estaba destinada a Ramón María Lanús, el presidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado. “Se torna importante poner de relieve que oportunamente se ha puesto en conocimiento a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) las medidas y restricciones que afectan el bien precedentemente citado y que su destino no puede ser diferente al previsto por la normativa que lo protege como un sitio emblemático”.

 

Carta de Sergio Kuchevasky al juez de Corrientes por el decreto de Macri.

 

Lo que surge de la nota del funcionario da especial relevancia al temor de los organismos y defensores de los derechos humanos correntinos. “En ningún lugar del decreto ni de la ordenanza se habla de un sitio de memoria, es una ausencia muy deliberada”, remarca la abogada Marisa Sanauria. El cuñado de Marisa, Rómulo Artieda, es uno de los desaparecidos del Regimiento de Infantería de Corrientes. Había sido secuestrado el 14 de mayo de 1977 en Burzaco, provincia de Buenos Aires, y fue llevado hasta Corrientes. Sus restos fueron hallados en 2007 por el Equipo Argentino de Antropología Forense a unos 60 kilómetros de la capital correntina mientras se hacía el juicio por secuestros y torturas en esa guarnición militar.

 

El regimiento

El Regimiento de Infantería 9 de Corrientes ocupa casi 18 hectáreas en una zona de lo más selecta de la capital provincial. Los más memoriosos recuerdan que el terreno fue cedido por la familia Torrent para uso del Ejército.

En 2008, el Tribunal Oral Federal de Corrientes dio por probado que el Regimiento funcionó como un centro clandestino y como un punto nodal de la represión en la provincia mesopotámica.  Según los jueces, el grupo de inteligencia del regimiento —con la ayuda del área de inteligencia de la Gendarmería Nacional apostada en la provincia— conformaron el “grupo de tareas que encabezaba la lucha antisubversiva”.

El Regimiento como centro clandestino empezó a funcionar en agosto de 1976. Según pudieron acreditar los jueces, los detenidos eran custodiados por conscriptos de otras provincias que eran enviados a Corrientes para hacer el servicio militar. Se calcula que pasaron por allí unas 100 personas.

El lugar de alojamiento de los secuestrados era un galpón con base de hormigón y paredes de madera. Sin la preservación necesaria durante todos estos años, como era de esperarse, se llenó de termitas. A oídos de los organismos de derechos humanos llegó que los referentes del Plan Belgrano —la unidad creada por Macri para supuestamente crear infraestructura en las provincias del norte del país y que está involucrada en el plan costero correntino— habían aconsejado que no quedaba otra opción que demoler el galpón porque no alcanzaba con fumigar para erradicar la plaga. Aunque nada de eso figura en los papeles, fue otro motivo de alarma. “Lo que intentan es borrar esos espacios y hacerse de todo el predio”, dice Daniel Cian, presidente del Espacio de Memoria Regimiento de Infantería N°9.

 

El negocio

El Plan Costero fue diseñado por el municipio de Corrientes, actualmente a cargo de Eduardo Tassano, con la asistencia del gobernador Gustavo Valdés —hasta ahora el único que le dio una alegría electoral a Macri en lo que va del año— y con la Agencia de Bienes del Estado, según surge de información que el propio Marcos Peña envió al Senado. Se propone intervenir 111 hectáreas de la zona que linda con el Paraná y, según informa el municipio y la Jefatura de Gabinete, 85 de esas hectáreas serán para uso público. El resto será destinado a torres y centros comerciales. Según las estimaciones del municipio, el proyecto urbanístico podría generar más de 3000 puestos de trabajo y generar viviendas para más de 13.000 habitantes.

En un video promocional, el municipio habla de poner en valor el sitio de memoria, pero nada de eso surge de la ordenanza ni del decreto.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

4 Comentarios
  1. Luis Juan dice

    Estimada Luciana:

    Una digresión.

    Juan Prada, en un artículo titulado: “La manipulación invisible: “El hombre moldeado” (En la sociedad actual). Cito textual:

    Nos preguntábamos la semana pasada, siguiendo los razonamientos de C. S. Lewis en su ensayo “La abolición del hombre”, si el poder del hombre para hacer lo que le plazca no es, en realidad, el poder de unos pocos hombres para hacer de otros hombres lo que les place. Inevitablemente, la principal vía para instaurar esta nueva dominación será, a juicio de Lewis, la educación.
    Los antiguos educadores acataban esa ley natural, común a todas las tradiciones culturales, a la que nos referíamos en un artículo anterior; no trataban, por lo tanto, de educar a los niños conforme a esquemas preestablecidos por ellos mismos.
    “Pero los que moldeen al hombre en esta nueva era –vaticina Lewis– estarán armados con los poderes de un estado omnicompetente y una irresistible tecnología científica: se obtendrá finalmente una raza de manipuladores que podrán, verdaderamente, moldear la posteridad a su antojo”.

    Los valores que estos nuevos manipuladores impongan ya no serán la consecuencia de un orden natural que inspira la Razón; por el contrario, generarán juicios de valor en el alumno como resultado de una manipulación.

    Los manipuladores se habrán emancipado de la ley natural, presentando dicha emancipación como una conquista de la libertad humana. Para ellos, el origen último de toda acción humana ya no será algo dado por la Naturaleza; será algo que los manipuladores podrán manejar. Los manipuladores de ese futuro aciago que Lewis vaticina “sabrán cómo ‘concienciar’ y qué tipo de conciencia suscitar”. Estarán en condiciones de elegir el tipo de orden artificial que deseen imponer. Podrán, en fin, crear ex novo motivos que guíen la conducta humana.

    C. S. Lewis no presupone que estos manipuladores sean personas malvadas, “pues ni siquiera son ya hombres en el antiguo sentido de la palabra. Son, si se quiere, hombres que han sacrificado la parte de humanidad tradicional que en ellos subsistía a fin de dedicarse a decidir lo que a partir de ahora ha de ser la Humanidad”.

    ‘Bueno’ y ‘malo’ se convertirán en palabras vacías, puesto que el contenido de las mismas, su significado, lo determinarán ellos mismos, a libre conveniencia, según las conveniencias de cada momento, según el dictado de sus sentimientos. No es que sean hombres malvados; es que han dejado simplemente de ser hombres, se han convertido en meros artefactos, dispuestos a convertir a quienes vienen detrás de ellos en artefactos hechos a su imagen y semejanza. Apartándose de la ley natural, han dado un paso hacia el vacío.

    Cualquier motivo cuya validez pretenda tener un peso más allá del sentimiento experimentado en cada momento ya no servirá. Y en una situación en que quien se atreve a calificar una conducta como buena o mala es menospreciado, prevalece quien dice: “Yo quiero”.

    La única motivación que los manipuladores aceptarán será la que se guía por su fuerza sentimental.

    ¿Podemos esperar que, entre todos los impulsos que llegan a mentes vaciadas de todo motivo ‘racional’ o ‘espiritual’, alguno de ellos sea bondadoso?

    Tal vez, pero desgajados de aquella ley natural que los explicaba y sustentaba, tales impulsos bondadosos quedarán abandonados a su suerte y no tendrán influencia alguna. Tampoco parece probable que una persona entregada al dictado de sus sentimientos pueda llegar a ser buena o recta; tarde o temprano, sus impulsos bondadosos perecerán ahogados ante la pujanza de impulsos caprichosos, liberados de todo freno moral.

    ¿Y qué ofrece –se pregunta C. S. Lewis– el manipulador a los hombres que pretende abolir?

    Lo mismo que Mefistófeles a Fausto: “Entrega tu alma, y recibirás poder a cambio”.

    Pero una vez que hayamos entregado nuestras almas, es decir, que entreguemos nuestras personas, el poder que se nos otorga no nos pertenecerá. Seremos esclavos y marionetas de aquello a lo que hayamos entregado nuestras almas. No podemos entregar nuestras prerrogativas y, al tiempo, retenerlas.

    O somos espíritus racionales obligados a obedecer los valores que se desprenden de la ley natural o bien somos mera materia moldeable según las preferencias de los amos. Lewis concluye que sólo la ley natural proporciona a los hombres una norma de actuación común, una norma que abarca a la vez a los legisladores y a las leyes. Cuando dejamos de creer en los valores que se desprenden de esa ley natural, la norma se convierte en tiranía y la obediencia, en esclavitud.

    Y en ésas estamos. No dejen de leer “La abolición del hombre”. -Raskolnikov.-

    Fuente: http://apocalipsisyactualidad.blogspot.com.ar/

  2. Ungué Ferreyra dice

    El Regimiento 9 también fue utilizado como ligar de detención durante la dictadura de Lanusse. En el estuve detenido junto con muchos estudiantes.

  3. manola dice

    Excelente nota…y la constitución en JAQUE..no solo en el poder judicial en el Marco de todos los poderes del estado …nos han bastardedos como ciudadanos Argentinos. 😢

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.