Entre barones y cacerolas

La fuerza de la palabra en la pesadilla orwelliana de la pandemia

 

El Conurbano caliente recalienta todavía más el teléfono de Teresa García, que no para de hablar con los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires. Ministra de gobierno de Axel Kicillof, es la articuladora del territorio, desde sueldos, alimentos, urgencias sanitarias, hasta las todavía temidas salidas recreativas. Esta entrevista se hizo horas antes de las cacerolas del jueves pasado. Teresa sabía que iban a ser fuertes. Pero esa dirigente caminadora de la provincia sostiene que la mejor salida contra esos fantasmas que vuelven a agitar el  menos común de los sentidos en el contexto orwelliano de la pandemia debe tener una respuesta desde la palabra.

“Hay que hablar —dice—. Nos tenemos que cansar explicando. El silencio es cómplice de los fantasmas que tiene la sociedad. Hubo un enorme porcentaje de la sociedad que creyó en la Justicia cuando metió presa gente injustamente. Milagro Sala está presa porque alguien le tiró huevos al gobernador de Jujuy, y sigue presa desde hace cinco años y la gente aplaude la prisión porque cree que está bien. Y esa misma Justicia está diciendo ahora que hay un tipo que tiene cáncer, que tiene 70 años, y le faltan dos para cumplir la condena. ¿Qué hacemos? ¿En qué Justicia creemos? Acá y en cualquier lugar del mundo una persona que esta próxima a obtener su libertad o una persona que no tiene condena y tiene proceso, o una persona que tiene enfermedades preexistentes, tiene todo el derecho del mundo a pedir la prisión domiciliaria, esto es así en todo el mundo”.

Pero esto y lo que ha sucedido con la Justicia, dice, hay que poder explicarlo.

 

 

Pandemias

Teresa repasa todos los temas picantes de la provincia. Sueldos. Discusión por la coparticipación. Y hasta el chat que tiene con 61 intendentes de la oposición, y del que se fue Jorge Macri. Anuncia un mapa digital con las actividades que se están abriendo. Cuenta el caso del intendente de Dolores que organizó una pueblada para no dejar entrar a uno de los vecinos que había recibido el alta. Responde sobre otro que está frenando a la gente que quiere marcar las casas de los liberados. Y cuando habla del futuro señala que así como sucedió en otras crisis, esta pandemia va a generar a una nueva generación de dirigentes. Lo dice y habla de las políticas de cuidado que se han trasformado en un nuevo lenguaje del Estado. Por eso también afirma que este tsunami sólo va a dejar en pie a los dirigentes que cuidan a su gente.

–Tema intendentes. ¿Cuales son las preocupaciones en este momento? ¿Pago de salarios?

–Hay tres preocupaciones centrales. Cubrir la masa salarial, porque sobre todo en el interior los efectores de salud son municipales, no hay sectores privados de salud, la mayoría son hospitales municipales, enfermeras, camilleros, médicos. Son salarios que paga el municipio. La intención del gobernador es cubrirlo totalmente para que no falten los trabajadores que necesitamos en esta emergencia. Otro problema es la demanda permanente de insumos sanitarios, para las regiones sanitarias y hospitales municipales y la otra cuestión es el refuerzo de la cuota alimentaría, porque ya nada alcanza. Ni la tarjeta Alimentar, ni el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), ni el refuerzo de la AUH, ni la compra de mercadería, ni el SAE (Servicio Alimentario Escolar).

–¿Cómo está el tema de alimentos?

–El Servicio Alimentario triplicó el monto de asignación y así y todo nada alcanza. Yo trabajo con los curas de Opción por los pobres y los curas villeros, la gente que tiene trabajo en los barrios mas humildes y que comedores o merenderos, en todos lados pasa lo mismo: unos pasaron de mil raciones a 3 mil; de 500 a 1.500; todo el mundo triplicó la asistencia, por lo tanto el tema alimentario es una preocupación. En síntesis: el tema financiero con los municipios, insumos sanitarios y alimentos son las tres preocupaciones con los intendentes.


Rotundo no

—Uno de los intendentes del interior dijo que ni siquiera él quería salidas recreativas, porque temía que funcionasen como habilitadoras de salidas masivas.

–El decreto 2020 de Nación insta al jefe de gabinete a que acuerde con las provincias excepciones para las actividades productivas, económicas, comerciales. Y el artículo 3, faculta a los gobernadores a elevar a Nación un listado con actividades que se encuentren por fuera de las que habilitó el decreto en el punto 1 a 9 (delivery y algunas actividades profesionales). A esas las tiene que solicitar el gobernador. Por lo tanto, Axel consultó a los intendentes cuáles son las actividades que quieren poner en pie. Eso es un tema. Luego hay otro. Muchos distritos tienen actividades productivas, algunos ligadas al agro. Otros, por ejemplo, Mar del Plata tiene 49 por ciento de la producción nacional de insumos electrodomésticos para calor: termotanques, calefactores. Viene la temporada de invierno, y del total de la producción nacional, 90 por ciento está en la provincia de Buenos Aires y 50 en Mar del Plata. Para esa ciudad, esa producción es importante y también para el país. Ahora bien, esta excepción particular, que pide el intendente, tiene que ser consultada con Matías Kulfas, el ministro de Desarrollo Productivo. Entonces para sintetizar, todas estas actividades tienen que ser consultadas con Nación. Aquellas del 1 a 9 son habilitadas por el jefe de gabinete de provincia. De todo ese proceso a mí me toca la parte final. Ahora pusimos un mapa digital de acceso público que irá mostrando lo que está habilitado en cada lugar.

–Por fuera de lo productivo, ¿cuáles son los pedidos que hacen los intendentes?

–Por ejemplo, piden pedicuría, peluquería. Eso no esta habilitado y los intendentes piden la excepción. Tienen que presentar un protocolo sanitario y un protocolo de control. Si es una peluquería, saber si abrirá una hora con tres turnos, por ejemplo. Además, cómo garantizan el cumplimiento y si el intendente controlará. Todo estará en el mapa. Pero ahora piden de todo: inmobiliarias, servicios profesionales, estudios de contaduría, escribanías. Y una preocupación común son las changas o trabajos de plomería, albañilería.

–¿Qué tienen en cuenta en la evaluación?

–Si en el distrito hay casos de Covid-19, si tiene circulación social. El intendente da un panorama, pide la excepción, dice cómo controla y el jefe de gabinete evalúa. Hay unos 60 municipios con habilitaciones cargados en el mapa.

–Las salidas recreativas generaron polémica. ¿Qué pasa con eso?

– El Conurbano es, en sí mismo, una unidad territorial que es un conglomerado de 7 millones de personas. En el interior, entre un distrito y otro, tenes 20 km o 5 km de distancia. En el Conurbano la distancia es de tres cuadras. Todos los intendentes del Conurbano —los llamé yo personalmente el domingo, a todos en persona—, ninguno quiso abrir la salida recreativa, ninguno. El Conurbano tiene hoy un crecimiento de contagio. Y los intendentes no dan abasto para controlar todo lo que ya tienen que controlar: precios, costos, colas de banco. Tienen muchos controles municipales para la circulación en vía pública. Agregarle salidas recreativas… Todos pidieron por favor, Teresa, esto no. O sea, el Conurbano ha tenido un rotundo no.

–¿El interior?

–Es distinto. Algunos lugares no tienen contagio ni circulación social. Es posible llevarlo adelante en localidades de menos de 500.000 habitantes. Un distrito de 40.000 habitantes puede hacerlo. Un distrito del Conurbano, que no hay distrito con menos de 300.000 habitantes, no puede controlarlo. Entonces, la realidad se separa en dos: Conurbano y Mar del Plata con 750.000 habitantes y todo el resto del interior. El intendente de Mar del Plata dijo que no lo puede controlar. Algunos distritos chicos dijeron lo mismo porque no quieren que esto se extienda. Y tiene lógica. Pero eso lo decide el intendente. Y como el decreto dice que en esos lugares todo el mundo puede salir a caminar una hora, el gobernador pidió a los que no quieran ese beneficio de excepción, que lo digan por nota: 40 distritos pueden tener la salida recreativa, y el resto no quiso.

 

 

Partidas y partidos

–Provincia giró partidas pero existen diferencias. Uno de los intendentes de Cambiemos tiene cuatro meses de salario depositados en un fondo, no quiere usarlo y recurre a la Provincia. La Provincia le dice que sea solidario. Pero no es tan claro que quienes patalean sólo sea la oposición. Al parecer algunos intendentes del Frente de Todos usan esa vía para trasladar sus propios reclamos.

–Sobre 135 municipios, tenemos 61 intendentes de la oposición y el resto del oficialismo. Los 61 intendentes de la oposición tienen una representación política: hay un foro de intendentes con un presidente y hay intendentes que actúan por sí mismos, como Jorge Macri, como jefe de algo que quiere ser. Todos los intendentes reciben mensualmente fondos de co-participación en un porcentaje, a través del CUD. Si miras el ingreso de un municipio, algunos tienen 70 por ciento de coparticipación y 30 de recaudación propia. Y otros al revés. La primera discusión es con qué índice se distribuye. El gobernador encontró una fórmula medianamente equitativa para que ningún intendente pierda y todos tengan colaboración de la provincia. Porque lo que no dicen algunos representantes de la oposición es que esto es una ayuda de la provincia. La provincia les manda la coparticipación y ademas ellos tienen recaudación propia. Producto de la pandemia y la emergencia, la provincia decidió asistirlos. Primero, con 300 millones para compra de insumos hospitalarios; la semana pasada con 1.000 millones a distribuir por CUD, que es el código único que repite la fórmula de coparticipación; y luego con 3 mil millones que se estuvieron pagando en la semana a quienes tienen problemas de masa salarial.

—¿Cómo son las quejas?

–Hay intendentes que tienen cuatro presupuestos en el banco, tienen mucha espalda, producto de la gestión anterior. Les han facilitado enorme cantidad de cosas y por supuesto tienen reservas y hay intendentes que tienen el municipio quebrado. La decisión es asistir a todos para sueldos de abril, la primera semana de mayo. Luego, en 15 días, habrá otro aporte para sueldos de mayo. Aportes que, por supuesto, ha conseguido Axel de Nación. Este es el esquema. Hay intendentes, no propios, que hacen declaraciones altisonantes como Gustavo Posse.

–Dijo que el gobernador es injusto porque no distribuye entre los intendentes de Cambiemos.

–Yo digo: llamen a cualquier intendente de Cambiemos, cualquiera, y pregunten si Axel ha sido arbitrario en la asignación de los recursos. Posse, o cualquiera que diga lo contrario, estará mintiendo. Yo estoy sobre esa tabla. Vi lo de los 1.000 millones y estoy viendo los 3.000, no hay nadie que te pueda decir que ha sido arbitrario. Y sugiero que preguntes a los intendentes del peronismo cómo la pasaron con Vidal.

–Jorge Macri se fue del chat con los intendentes de Cambiemos. ¿Qué pasó?

–Tengo chats separados y el jueves 23 se fue Jorge Macri producto de discutir el tema de la plata, cuando tiene cuatro presupuestos en el banco. Se quiere arrogar la representación de toda la oposición y lo que yo recibo es la negativa de los intendentes de la oposición, que no quieren que los represente Jorge Macri. Cada uno tiene su propia necesidad, no es lo mismo el intendente de Bragado, que viene en baja, o el intendente de Rivadavia; que el intendente de Vicente López, que tiene cuatro presupuestos en el banco. No es lo mismo. Y además, entre ellos, lo saben. No son de nuestra fuerza política, no los conozco, pero ellos me lo dicen y la decisión de Axel es que se paguen los sueldos municipales. Esta es la determinación por la cual yo hablo con ellos.

–Tres de Febrero es de la oposición. Diego Valenzuela decidió bajar los sueldos de los empleados municipales. Hay un escándalo ahí.

–Valenzuela tuvo todas la prorrogativas en el gobierno de Vidal. Conozco incluso lo que se le ha girado de Nación, y ha tomado la decisión de bajar sueldos municipales con un gran conflicto, incluso creo que intermedió el ministerio de Trabajo para una conciliación obligatoria. Me parece una barbaridad que en el medio de una emergencia estemos diciendo que Techint no puede echar gente, y que el mayor empleador de Tres de Febrero, que es el municipio, baje los sueldos. La decisión del gobernador, y Valenzuela lo sabe, es garantizar la masa salarial y además conocemos los números de los municipios. No nos pueden engañar. Es una decisión política que ha tomado Valenzuela.

 

 

Cacerolas

–Conocí dos situaciones. Un intendente que busca el número de liberados en Dolores. Y otro que pidió a Seguridad las direcciones de los liberados para protegerlos porque temía que los vecinos organicen una quema de casas.

–Es un tema muy delicado. Como sabés, ni Alberto Fernández ni Axel, ni ningún gobierno, ha instado a liberar personas. Ese es el título. Después yo tengo una interpretación personal. Creo que hay un Estado que se esta poniendo cada vez mas fuerte y eso cuestiona el egoísmo de los sectores económicos. Y creo que la oposición comenzó a cuestionar las decisiones del Estado con el formato de siempre: mentira y denuncia. Es Arroyo con el alimento, Larreta cobró en la volteada, y como eso tampoco alcanzó —porque la ferocidad de la emergencia es muy grande y el Estado actúa correctamente—, arrancan con la simbología de lo que podemos llamar como sentido común, el tema de las prisiones. Acá y en cualquier lugar del mundo una persona que esta próxima a obtener su libertad o una persona que no tiene condena y tiene proceso, o una persona que tiene enfermedades preexistentes tiene todo el derecho del mundo a pedir la prisión domiciliaria, esto es así en todo el mundo.

–Saliste a contestar algo en estos días.

– ¿Qué paso? ¿Quién empezó esto? A comienzos de abril, Carolina Píparo hace la denuncia en la que dice que recibió una amenaza de la persona que la atacó y mató a su bebe. No hay cosa mas horrible que maten a un bebé de una mamá embarazada, yo creo que la configuración de ese discurso es letal. Ahora, cuando se investigó el llamado se descubrió que no lo hizo la persona que la atacó porque la llamada no salió de la cárcel. Ella se anticipó, hizo una denuncia terrible, fueron todos los medios y ahí empieza el lío.

–Píparo dijo que había recibido amenazas porque la Casación bonaerense había autorizado el ingreso de teléfono a las cárceles. Sin embargo, Casación dijo que el número no era de su atacante que tenía autorizado otro teléfono.

–El punto es que ese episodio es coronado el martes con el video de Felicitas Beccar Varela, con el giro espantoso de un audio. Yo esperé un rato que respondan los senadores, nadie lo hizo y respondí: Señora, si usted tiene una denuncia, porque cree que va a haber brigadas de liberados, por favor haga la denuncia, porque sino la voy a denunciar yo, porque usted es funcionaria pública y tiene la obligación de denunciarlo. Esto no es un programa de Chiquititas. Es serio.

–La oposición está. Cualquiera de estas cosas la toman como bandera. Agitan fantasmas. Digamos que estas son las condiciones ideales de La guerra de los Mundos.

– Yo creo que esto es delicado. El cacerolazo de esta noche va a ser grande. Luego se suman Luis Juez, Patricia Bullrich. Me parece que para ellos es una ocasión: como hasta ahora no han podido pegarle al gobierno, ni en los primeros meses, ni con las acciones tomadas por la pandemia porque son correctas, asistidas por investigadores y admiradas en el mundo, buscan permanentemente algo que haga ruido en el sentido común. A nadie se le va a ocurrir soltar un violador o un asesino serial, y si a alguien se le ocurrió la responsabilidad es del juez que lo soltó. La Justicia tiene una gran responsabilidad en esta historia. Se acusa al gobierno porque eso parte de la campaña del PRO de detracción. Pero, ¿cómo respondemos nosotros? Esto es una decisión de la Justicia, ¿alguien conoce el estado de las cárceles? Poca gente. Se la pasan en la tele diciendo, señora, usted que vive en el barrio tal, a 20 cuadras de su casa está el violador de la chica… Obviamente la gente se altera. Pero el gobierno no le dio la libertad. La justicia accedió a la prisión domiciliaria, que no es libertad, es otra cosa. Y ademas, solamente la Justicia, hasta donde se, habilita a aquellas personas que están cerca de obtener la libertad, los grupos de riesgo.

– Recién dijiste que era necesario hablar. Y que hay responsabilidad de la Justicia. No solo por lo que decide ahora. O no decide. Sino por lo que decidió en los últimos años.

– Es la misma justicia. No es otra. La misma que en la Provincia de Buenos Aires cuando Vidal pidió la instalación de siete bases de inteligencia para espiar jueces, fiscales, y un día Cristian Ritondo se dio cuenta que lo estaban fotografiando a él, y pidió que se la lleven. La Justicia está cuestionada. Es innegable. Y no quiero que marque la agenda una decisión de la Justicia que hoy es la contracara de la que tomó cuando utilizó el producto de las escuchas ilegales que dependían de la Corte. Pero no podemos ir ahora a discutir hacia atrás. No podemos ir al 16 de enero a discutir Milagro Sala porque tenemos muertos esta noche por el coronavirus. Pero al menos podemos decirle a la sociedad que es la misma Justicia. Y que mire con los mismos parámetros.

 

 

 

4 Comentarios
  1. Marta fernandez dice

    Qué tarea,….dios mío……les deseo lo mejor y les pido que traten de aclarar públicamente todos estos entuertos porque la gente se engaña con las noticias falsas………un abrazo….

  2. Ricardo dice

    Compañera ,en Bragado el dinero que pidió prestado en el 2019 ,antes de las paso ,30millones no tenemos idea de dónde lo gastaron ,el intendente Vicente Gatica ,estafa al pueblo

  3. MARINA dice

    . » Y creo que la oposición comenzó a cuestionar las decisiones del Estado con el formato de siempre: mentira y denuncia. Es Arroyo con el alimento…….» ¡ Vaya ejemplo que te fuiste a buscar Teresa !. Así es difícil.

  4. Augusto Parma dice

    El tema de las salidas recreativas hasta 500 metros a la redonda desde el lugar donde uno reside también es un mito en algunos municipios del interior de la provincia. En mi pueblo, San Nicolás, el intendente (de Cambiemos) no se plegó al alegre anuncia de fernández con respecto a las salidas recreativas de una hora. Es más, la policía local hace cumplir con rigurosidad el aislamiento. comunican que en la ciudad «no están permitidas las salidas de esparcimiento» y andan con una pila de Actas de notificación al imputado (yo ya tengo la mía).

    Es decir, están combatiendo la violaciones al aislamiento más que al narcotráfico. Hace mucho que no veo tanta dedicación en las fuerzas de seguridad. Me da para pensar que: la propagación del virus en determinado lugar puede ser responsable de alguna caída de cabeza importante y esa es la verdadera preocupación. Si les interesara que no haya muertos ni se sature el sistema de salud, deberían proteger a la población en todo sentido ante los homicidios, femicidios, robos violentos, accidentes de tránsito, etc. y preocuparse que haya más instutuciones de salud (clínicas públicas y privadas) y en estado decente.

    El intendente de mi pueblo es un mamarracho a la cuarta potencia. Doy fe de ello cuando durante el año pasado, una tormenta derribó un árbol imposibilitando el paso por Avda. Illia, incluso cortando los cables del alumbrado. Esta avenida empalma con la Ruta 21 que es la que tomo para llegar hasta mi laburo. La caída del dichoso árbol se produjo a las 3 de la mañana, y para las 5:30 nadie del COE local ni la policía se dignaron a señalizar la caída del árbol, al que terminé embistiendo con mi moto. Entonces ¿que me vienen a vender que una autoridad local o nacional se preocupa ahora por la salud de la población? Insisto, la preocupación es que el virus se lleve puesta la cabeza de algúno de los «iluminados» que tenemos. Les importa un pito la salud o el bienestar de la población.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.