Conectate con nosotros

Tecnología

Espías (parte II)

Adrián Paenza

Publicado

en

Google y Facebook conservan la información de cada uno de nuestros movimientos

 

Hace unos días, en el Cohete, publicamos un artículo con el título: Espías. Si le interesó el tema, le sugiero que me siga con esta hoja de ruta. Usela como una guía, ya que es mi hoja de ruta. Esto seguro que usted tiene una propia. Acá voy.

1)    https://www.google.com/maps/timeline?pb

En este sitio queda registrada la actividad diaria, en términos geográficos: todos los lugares en los que usted estuvo, si fue caminando, en avión, en auto, en autobús. Además, el tiempo que permaneció en cada lugar. Al finalizar, hay una forma de recolectar toda la información diaria, de manera tal que usted pueda tener una lista con la frecuencia con la que usted visita cada sitio, y el tiempo que allí permanece. Naturalmente, el lugar en donde uno duerme (por poner un ejemplo), resulta ser un sitio de los más utilizados y donde permanece la mayor cantidad de tiempo. Lo mismo sucede con el trabajo, si es que usted tiene un trabajo fijo o le dedica una buena parte de su día, ya sea una oficina, una fábrica o un colegio, escuela o universidad. La diferencia es fácilmente observable cuando se trata de los fines de semana, cuando la rutina cambia.

2)    https://myactivity.google.com/myactivity

En este sitio está registrada toda su actividad en internet, ya sea las páginas que usted visitó, así como los correos electrónicos que usted recibió y/o envió. Si me permite agregar algo, “mete miedo”. En el título de la página dice que usted es la única persona que puede visitar estos datos. Puede que sea cierto, pero… si yo soy el único que puedo visitar esta página, ¿cómo sé yo (o sabe usted) que no hay otras personas que también tienen acceso a la misma información que aparece almacenada allí?

Algo más: aparecen también listadas todas las apps que usted utilizó, ya sea (por ejemplo), WhatsApp, ESPN, Snapchat, Instagram, Twitter, los diarios que lee, las que usa para averiguar el pronóstico y/o la temperatura, los lugares que usted ‘googleó’… ¿Hace falta que siga? Sí… una cosa más: en mi teléfono celular, yo puedo ‘dictar’ una frase para que, convertida a texto, la pueda enviar. En todo caso, permítame escribir que me impactó escuchar todo lo que fui grabando en el tiempo (y que luego fue traducido). ¿Quiere fijarse usted?

3)    https://myaccount.google.com/security

Esta página le permite establecer los niveles de ‘seguridad’ con los que usted quiere (y le pide a Google) que lo proteja. Aparecen también todas las plataformas que usted usa, ya sean los teléfonos celulares (si es que tiene más de uno), su(s) computadora(s), si es que tiene más de una, su(s) laptop(s), y también las tabletas que utiliza. Están todos. Más aún: aparecen las fechas en los que usted las usó por última vez (y la primera, claro está).

4)    https://www.youtube.com/feed/history.

En este sitio usted encontrará todas las veces que utilizó los servicios de YouTube. Aparece toda su historia. Como yo lo uso poco, aparecieron muy pocos ejemplos, pero mi amiga Erica, que estaba conmigo cuando ‘jugábamos’ a ver qué encontrábamos, se sorprendió por la enorme (y exhaustiva) lista de videos que ella tenía registrados en su historia. Una vez más, mi experiencia no le sirve a usted. Lo mejor que puedo hacer, es proponerle que sea usted misma (o mismo) que lo intente por su lado. Créame: se va a sorprender.

5)    https://takeout.google.com/settings/takeout

Este sitio también es impactante. Cuando usted llega acá, Google le ofrece la alternativa para que usted misma/o recupere todos los datos que Google tiene guardado sobre usted: ¡todos! Naturalmente, si usted ha utilizado mucho los servicios de Google, la memoria que va a necesitar para recuperar todo puede llegar a ser importante. Asegúrese que tenga suficiente espacio libre en su disco duro o procúrese un pendrive (o dispositivo equivalente) donde pueda almacenar muchos Gigabytes de memoria. Igualmente es increíble verse reflejado uno mismo en la cantidad de datos que ha compartido en el último tiempo: ¡impactante! Si puedo sugerirle algo una vez más, este es un lugar que uno no debería perderse. Eso sí: tómese tiempo. Lo va a necesitar. Aparecen todos los sitios que usted visitó, sus correos electrónicos, sus contactos, sus videos en YouTube… e incluso ¡las fotos que usted tomó con su teléfono! No sé si me entiende… ¡las fotos! Parece mentira… pero no, están allí… incluso las que usted descartó o tiró a la basura. Y por supuesto, también las fotos que usted recibió. Su calendario, los libros que compró, los grupos a los cuales usted pertenece, los números de teléfono de los contactos que o bien tiene hoy o que tuvo en algún momento…. ¡la cantidad de pasos que usted fue dando día por día! ¿Sigo?

6)    Acá tengo que hacer una pausa para una observación. Facebook ofrece los mismos servicios que acabo de describir para Google. El problema está en que como yo no uso Facebook, no tengo cuenta con ellos, no puedo revisarlos, pero por lo que me mostró Erica, están incluidos todos los mensajes que usted envió (o recibió), todos los archivos que usted envió (o recibió), todos los contactos que están en su teléfono celular, todos los mensajes de audio que usted envió (o recibió), todas las veces que usted se conectó en su cuenta de Facebook, desde donde lo hizo, el tiempo que estuvo visitando su cuenta y desde qué aparato lo hizo. De la misma forma que Google, Facebook sabe todos y cada uno de los pasos que usted dio en la última década.

7)    Un dato más: Facebook guarda todas las aplicaciones que usted utilizó mientras estuvo conectada/o con su cuenta, de manera tal que puede conjeturar cuán interesada/o usted está en cuestiones políticas o si lo que más le atrae es diseño gráfico. Sabe además si usted estuvo o es soltera/o, o bien si está interesada/o en cualquier servicio que coopere para que usted pueda encontrar pareja.

8)    Por último, al menos en este primer intento de advertirle lo que sucede, el rastrillaje que ellos (y usted) pueden hacer sobre su vida en la última década incluye las aplicaciones que usted instaló (y desinstaló) durante todo este tiempo, las razones por las cuales las usó (o usa), tiene acceso a su cámara web y su micrófono, y como dije más arriba, sus contactos, correos electrónicos, su calendario, la historia de todos sus llamados (entrantes y salientes), mensajes de texto enviados y recibidos, los archivos que usted bajó usando internet, incluyendo fotos, videos, audios, música, las estaciones de radio que usted escuchó (o escucha) y por supuesto, todas las búsquedas que usted hizo a lo largo de estos últimos diez años. 

Si uno pensara que cada vez (de nuevo: sí, ¡cada vez!) que uno se conecta con cualquiera de nuestros aparatos (computadoras, laptops, tabletas, teléfonos celulares, etc.) está engrosando la información que uno entrega sobre su privacidad… ¿seguiría haciéndolo, o no? Y lo planteo de esta forma porque aunque uno quisiera evitar dejar estos rastros desde hoy, sucederían algunos eventos que me gustaría compartir con usted.

Por un lado, ¿está segura/seguro de que usted podría vivir sin estar conectada/o?

Por otro lado, si Google (por poner un ejemplo) sabe en qué lugares ha pasado usted la mayor parte de su tiempo, dónde durmió, cenó, almorzó, a qué hora puso su despertador, dónde pasa sus fines de semana, qué música escucha, a qué hora se acuesta, qué medicamentos toma, qué bebidas, etc., etc… Usted, ¿lo cambiaría todo bruscamente? Aunque usted cortase todo contacto a partir de hoy, no solo debería hacerlo, sino que además debería cambiar de vida, de identidad, porque con los datos que hemos ido dejando hasta este momento, ¿no cree que Google podría rastrearla/o y encontrarla/o sin necesidad de saber exactamente dónde se encuentra?

Cuando uno cree que todo es y ha sido gratis, ha cometido (hemos cometido) un error: el producto somos nosotros. Más aún: yo creo que saben más de nosotros que nosotros mismos.

Tanto como usted, yo tengo múltiples preguntas, pero las más importantes serían: ¿qué podrían hacer con toda esta información? ¿Qué tipo de influencia tienen sobre nosotros al saber todos estos datos? ¿Qué pueden predecir? O mejor aún: ¿cómo han usado ya todos estos datos? ¿Qué hemos hecho nosotros hasta acá, creyendo que teníamos la libertad de elegir, sin saber que desde algún otro lugar estábamos siendo elegidos por otros?

¿Cuán peligroso es esto? ¿En manos de quiénes está toda esta información? Google y Facebook dicen que solamente nosotros tenemos acceso… ¿Seguro? ¿Y Cambridge Analítica de dónde salió? Si pudo tener semejante influencia en las elecciones de un país, y nada menos que Estados Unidos, ¿qué nos queda a nosotros?

Y si uno, por la edad que tiene/tengo, decide que ya no hay nada por hacer y que no hay vuelta atrás… ¿cómo proteger a los niños? Usted, ¿qué piensa?

CONTINUARÁ

Adrián Paenza es matemático, docente y periodista

Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tecnología

Espías

Adrián Paenza

Publicado

en

Cuando usted le garantiza acceso a una app en su teléfono celular, ¿qué está permitiendo que (le) hagan?

(más…)

Continúa leyendo

Trending