Este tipo no está del Coco

Coco Garfagnini habla de todo y de todos

 

Alejandro Coco Garfagnini es coordinador nacional de la Túpac Amaru. Desde la detención arbitraria de Milagro Sala articuló distintos espacios que fueron centrales para el reclamo por la libertad de la dirigente social pero, sobre todo, en la resistencia contra las políticas impulsadas por Mauricio Macri. El Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala contuvo y coordinó la acción de las organizaciones sociales que el gobierno dejó fuera de la discusión distributiva y que fueron los primeros en sufrir la represión con la que Cambiemos inició su campaña en las elecciones de medio término. El miércoles 21 de febrero participó de la masiva movilización contra el ajuste y el jueves visitó a la diputada del Parlasur en su prisión sui generis donde analizó el escenario político y social actual. En esta nota dialogamos sobre el nuevo panorama que se abre con la participación de Hugo Moyano en la calle, el rol de las organizaciones sociales y la presunta unidad del peronismo, entre otros temas

¿Qué análisis hacés de la movilización que se realizó el 21 de febrero?

Fue imponente. Contundente. Pero a mí me gusta pensar cómo llegamos al 21. Y llegamos producto de un proceso de resistencia de nuestro pueblo que se inició hace dos años cuando ya veíamos claramente, sobre todo con la persecución y la detención de Milagro y de muchos compañeros dirigentes sociales, que este era un gobierno represivo, que iba a gobernar para los ricos y que intentaría disciplinar a los sectores populares a sangre y fuego, con prisión y represión. En estos dos años se gestó lentamente un proceso de articulación de los movimientos sociales que pelean, de los organismos de derechos humanos, de la Corriente Federal de la CGT, de la CTA, de grupos de izquierda y de muchísima militancia que se fue integrando en espacios quizás más transversales. Creo que el momento más alto de ese proceso de resistencia fueron las dos marchas que hubo en diciembre que fueron multitudinarias y también muy contundentes, donde la CGT más clásica, por decirlo de alguna manera, no participó. Haber generado ese proceso enorme de lucha en diciembre permitió que hoy algunos sectores de la CGT perciban que hay espacio para confrontar contra este gobierno. Lo que nosotros llamamos la multisectorial más los sectores de izquierda fueron la fragua que generó el 21 F.

La participación de Moyano, ¿se puede considerar un punto de inflexión? ¿Cómo cambia el escenario político a partir de su incorporación en este espacio más combativo?

Primero, suma a más sectores de los trabajadores a esta nueva vertebración del movimiento sindical y social. Segundo, rompe la dinámica de una CGT maniatada por Macri y genera una discusión en su interior sobre la conducción y sobre cómo relacionarse con el gobierno. Tercero, le da mucho más vigor a las negociaciones paritarias donde algunos sindicatos tendían a negociar a la baja. Cuarto, le da un protagonismo sindical a las regionales de la CGT que antes no lo tenían. Y quinto, pone a un sector importante de la CGT en línea con su mejor tradición de lucha y defensa de los trabajadores que se había abandonado con el poder interno que lograron los dirigentes sindicales empresarios. Este proceso de articulación sindical y social tiene mucho más volumen para frenar las políticas de ajuste del gobierno.

 

 

Uno habla de la importancia de la unidad de los trabajadores, pero en las organizaciones sociales están por un lado las que conforman el Frente por la Dignidad y el Trabajo Milagro Sala y por el otro la CTEP, Barrios de Pie, la CCC. ¿Qué es lo que impide que vayan todas juntas o qué es lo que las diferencia?

Prefiero hablar de articulación y no de unidad. En el caso de los movimientos sociales quizás estamos un paso más atrás, porque ni siquiera tenemos niveles de articulación entre la CTEP, el Frente Milagro Sala, el FOL y las distintas expresiones de los movimientos sociales. Nosotros como Frente estamos avanzando en un proceso de articulación con otras organizaciones. Tenemos una franca discusión con la CTEP, Barrios de Pie y la CCC. Es la misma discusión que tuvo y tiene el movimiento obrero y que tiene que ver con cómo te relacionas con este gobierno. ¿Estás cerca para conseguir recursos para los tuyos? ¿Participás de diseños de políticas públicas con este gobierno porque creés que te da el poder de decisión y representación sobre la totalidad de los desocupados?  Nosotros llevamos el nombre de la primera presa política porque creemos que los intereses que representa este gobierno son tan antagónicos con los nuestros, que solo hay lugar para la confrontación; y que los compañeros encarcelados son los que expresan el más alto nivel de esa confrontación. Pero no sólo eso nos diferencia. Juan Grabois es un tipo muy inteligente, el FOL se solidarizó haciéndose presente en la comisaría donde teníamos ocho presos después de la represión que sufrimos en la 9 de Julio. Pero nos gustaría discutir sus notas en Infobae. Leemos que sistemáticamente define a la representación política en contradicción con la representación del movimiento popular. Nos parece por lo menos peligroso. Para nosotros la política es un instrumento fundamental que tiene nuestro pueblo para recuperar el Estado y ponerlo al servicio de los más humildes. A los únicos que beneficia esa concepción es a los que verdaderamente tienen el poder, que son los sectores ricos y poderosos de la Argentina. La participación política de miles de jóvenes, y no me refiero a ninguna organización en particular sino a los jóvenes en general, generada por el gobierno anterior al cual reivindicamos, es un aporte estratégico al sistema democrático del ’83 a esta parte. Hay que politizar hasta las piedras si queremos que esta patria la dejen de gobernar los ricos.

Esta semana estuviste en Jujuy, reunido muchas horas con Milagro. ¿Hablaron del encuentro de unidad de la UMET? ¿Qué opinión tienen respecto a la unidad del peronismo?

Es una foto, que expresa la toma de conciencia de un grupo de dirigentes, respetables por cierto, de que hay que ganarles a estos CEOs en el 2019. Punto y aparte. Ahora, ¿unidad? No. La unidad uno la hace con los que tiene coincidencias políticas e ideológicas. ¿Construir un frente opositor que gane electoralmente en el 2019? Totalmente de acuerdo. Un frente deja a las claras que es la sumatoria de espacios diversos. Por eso nosotros no hablamos de unidad, hablamos de frente opositor. No todos somos lo mismo, pero como primero está la patria nos integraríamos a un frente opositor que exprese distintas miradas. Obviamente queremos discutir los límites de ese frente opositor. ¿Va a estar Pichetto? ¿Va a estar Urtubey? No podemos integrar a un frente opositor a una parte del oficialismo. Y como no soy candidato puedo ser políticamente incorrecto y preguntar: ¿qué hacia Abal Medina coordinando una comisión en la UMET? No me refiero a Abal Medina como miembro del Movimiento Evita, en el cual tengo queridos y entrañables compañeros de los cuales estoy todavía esperando una autocrítica por haber llevado al Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires a la peor elección de toda su historia, sino al Abal Medina principal espada de Pichetto, que tiene como único mérito ser presidente del bloque de senadores sin haber ganado en toda su vida una elección en su provincia. No tenemos ni la capacidad ni la soberbia de vetar a nadie, solo preguntamos. Pero queremos discutir los límites.

¿Que significaron los comités en estos dos años de gobierno macrista y cuál es la particularidad en la forma de construcción de los comités?

Los comités fueron lugares de enorme solidaridad y de encuentro. Los primeros meses de este gobierno nos agarraron desprevenidos y hubo como un vacío que no se sabía qué hacer, cómo, dónde. Los comités plantaron rodilla en tierra y permitieron que muchísimos militantes, muchísimas organizaciones pudiéramos encontrarnos para pensar colectivamente qué hacer, cómo construir una resistencia y hacernos cargo de esa resistencia. Pero además generaron un nivel de protagonismo en un montón de militancia, y una forma distinta de toma de decisiones. En esos comités las decisiones empezaron a ser resueltas en forma participativa, horizontal y colectiva. Ahí se encontraron en el llano y como iguales ex embajadores, ex diputados, referentes de organizaciones sindicales, de derechos humanos, de organizaciones políticas, curas, intelectuales, artistas, militantes, vecinos, jóvenes con respeto, humildad, reflexión y acción. Los tupaqueros veníamos muy golpeados y cansados de acampar tantos días en Plaza de Mayo y la conformación del Comité fue como un oasis para nosotros. Nos rodearon de solidaridad y afecto. No nos van a alcanzar los días de nuestras vidas para agradecer tanta solidaridad.

 

 

Funcionarios del gobierno nacional fueron a inaugurar el comedor de Margarita Barrientos, se cayó un deck…

El ministro de Obras Públicas de este gobierno contrató a una empresa para hacer un deck de cuatro metros cuadrados y se le cayó. Era muy bonito, lo dijo Margarita Barrientos. Pero se cayó. Es el símbolo de este gobierno: es muy lindo, comunica muy bien, es muy prolijito, mucho globo, pero no tiene sustancia y se la pasa mintiendo. Está preso Julio De Vido. Para mí el mejor ministro de Obras Públicas que tuvo la Argentina. Julio De Vido puso satélites en el espacio, hizo centrales hidroeléctricas, hizo centrales atómicas y está preso, y a Frigerio se le cae un deck de 4 por 4.

 

  • Foto con Milagro Sala: Sabrina Roth
3 Comentarios
  1. Raul Martinez dice

    Hombre inteligente el Coco Garfagnini…

    Saludos.

    N.B.: ¿COMMENTS?

  2. […] Sabrina Roth en El Cohete a la Luna. Alejandro Coco Garfagnini es coordinador nacional de la Túpac Amaru. Desde la detención […]

  3. Ricardo Alberto Comeglio dice

    Hay que prepararse para gobernar, no sólo para ser oposición y lo digo desde el convencimiento que tendremos que gobernar más pronto de lo esperado. No sólo se le cae un deck de 4 x 4, sino que veo claramente la caída inexorable en pocos días de este gobierno. No dentro de pocos días, sino que la caída será en pocos días luego de un evento determinante, el que bien puede ser la caída de Nicolás Caputo por las offshore.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.