Por un fin de año en paz

Nuestros mejores deseos para 2018, sin los episodios vergonzosos del año pasado.

 

 

En una Nochebuena de la guerra fría, un programa de radio reunió a Anibal Troilo y Osvaldo Pugliese, dos gigantes de la música popular y dos buenas personas. Después de tocar con sus maravillosas orquestas, les pidieron unas palabras. Pichuco, sensible y sencillo como su música, respondió que su deseo para el inminente año nuevo era que hubiera paz. Pugliese, que era una de las joyas del Partido Comunista, vaciló porque con ingenuidad Troilo le había robado la consigna que tenía preparada. Pero se las ingenió para meterla igual: «Como dijo el Gordo, que haya paz. Y coexistencia pacífica». Emulando a los dos gigantes, extendemos nuestros mejores deseos para 2018, sin los episodios vergonzosos del año pasado. Y de paso les regalamos una de Pichuco y una de Don Osvaldo.

Aquí La mariposa, por Pugliese en el Colón.

 

Y aquí el dúo asombroso de bandoneones con que el peroncho Troilo y el gorila Piazzolla hicieron el gardeliano Volver.

 

Que haya paz y coexistencia pacífica.