Glock S.R.L.

Las empresas se gestaron en la Secretaría Legal y Técnica de Corach a partir de 1992

 

Las asociaciones de negocios del doctor Glock y familia se gestaron en la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia a cargo de Carlos Corach, entre 1992 y 1994. En su Secretaría de Asuntos Legales comenzó su carrera en la burocracia estatal el joven abogado Claudio Bonadío, recibido cuatro años antes, quien formaba parte de un grupo político que también integraban el presidente del bloque justicialista de diputados, José Luis Manzano, y el abogado Germán Moldes. Los guardianes.

En 1993, Corach consiguió que su colaborador fuera designado juez federal en Morón, pese a lo cual Glock permaneció en la Presidencia con Corach. Recién al año siguiente el Presidente Carlos Menem le confirió uno de los seis nuevos juzgados federales asentados en el boulevard Comodoro Py, frente a la sede de la Marina de Guerra, donde permanece hasta hoy. En ese cuarto de siglo acumuló 75 pedidos de juicio político, récord de la historia judicial argentina, con un promedio de tres por año.

 

 

En la misma secretaría de Asuntos Legales trabajaba la española Cecilia Sánchez de Moreno, quien llegó a la Argentina a sus 12 años, cuando la dictadura de Franco dejó en libertad a su padre republicano. Antes de recalar en la Secretaría de Claudio Bonadío, el recorrido de Cecilia Sánchez por la administración pública incluyó el ministerio de Economía, el Tribunal de Cuentas de la Nación y la jefatura de despacho y decreto de la Casa de Gobierno. Ella consiguió que su segundo hijo, Andrés Moreno, fuera contratado en la mesa de entradas de la Secretaría Legal y Técnica, en cuanto terminó el colegio secundario en el Nacional de Banfield. Luego Andrés pasó al área de informática de la Casa Rosada. Su jefe era Carlos Alberto Bonadío, el hermano. Ambas familias hicieron buenas migas.

Julián Moreno, hoy de 43 años, es el menor de los tres hijos de Cecilia Sánchez y Alberto Jorge Moreno. Es vicepresidente de la Asamblea de Pequeñas y Medianas Empresas, APYME. Ante consultas para esta nota, dijo que su hermano Andrés y Carlos Alberto Bonadío se conocieron en el departamento de informática de la Casa de Gobierno, donde forjaron “cierta amistad”.

Tan cierta que juntos emprendieron inversiones en energía y combustibles. Así lo relata Julián Moreno: su padre, Alberto Jorge Moreno, “desarrolló toda su carrera como ingeniero electricista en la empresa Segba. Las privatizaciones de los ’90 marcan el fin de esa historia. Previendo este final, comienza a construir junto a algunos amigos la primera Estación de Servicio de Gas Natural Comprimido, Gas Alsina, en el año 1992. En el año 1994 Juan Pablo renuncia al INDEC, donde realizaba tareas administrativas, y pasa a trabajar en Gas Alsina. Esa experiencia fue volcando a parte de la familia a esta actividad. En el año 1996 construyen (con los mismos socios que Gas Alsina) Gas Avellaneda, y luego Juan Pablo y Andrés continúan esa tarea como emprendimientos personales, buscando capitales dispuestos a invertir en un negocio que consideramos rentable a partir del conocimiento profundo forjado en éstas experiencias. En ese devenir es que Andrés propone a Carlos Bonadío sumarse a un emprendimiento de este tipo (construcción de una estación de servicio de GNC) el cual acepta y forman Luey Gas en el año 1998. Esta es la única empresa en la cual alguno de los mencionados en la nota se encuentra vinculado con Carlos Bonadío”. Afirma que “no formamos parte de ningún grupo económico vinculado a ningún poder del Estado y únicamente Andrés resultó casualmente socio de Carlos Bonadío a partir de una relación personal iniciada hace más de 20 años”.

 

 

Luey Gas fue constituida en 1998 para la compra, venta, importación, exportación, representación, comisión, envasamiento, distribución y transporte de combustibles, equipos, maquinarias, artículos destinados a la industria automotriz, sus partes o autopartes, accesorios y repuestos. También para la compra, venta, permuta, importación, exportación y consignación de automotores; instalación y explotación de estaciones de servicios de automotores para el aprovisionamiento de combustibles en general, gas, naftas, aceites, lubricantes y servicios complementarios, con anexos de servicios varios, como bares, restaurantes, kioscos; compra y venta de comestibles y bebidas y cualquier otro producto de venta al por mayor y menor en mercados y supermercados. Su primer presidente fue Andrés Moreno, vicepresidente Carlos Alberto Bonadío y directora suplente Cecilia Sánchez.

En su declaración jurada de 2016, Bonadío reconoció su participación como accionista en la empresa Mansué.

 

 

“A partir del vínculo en Luey Gas, la investigación intentó extrapolar el vínculo a partir de los miembros de nuestra familia y las distintas sociedades donde alguno de nosotros es socio, pero sin investigar certeramente la existencia de un vínculo real o no”, dice Moreno, quien atribuye a una mera casualidad la mudanza del estudio del contador, que es el domicilio legal de las empresas de los Moreno y de los Bonadío.

La casualidad permanente fue una ocurrencia de Menem cada vez que no podía explicar alguna actuación u omisión de su gobierno. Esta doctrina es de aplicación al caso de las 25 empresas del grupo vinculado con el doctor Glock.

 

El eslabón perdido

A lo largo de los años han tenido cinco domicilios distintos. El cuadro que sigue muestra cuántas empresas hubo en cada una de esas direcciones. Marcada en amarillo la que comparten Bonadío y los Moreno. En verde las de Bonadío, entre cuyos socios figuran Fernando Luis y Alejandro Vicente Climent. El resto, de los Moreno, con distintos socios en cada una.

 

Las mudanzas y las casualidades permanentes

 

Estas empresas comparten el contador, Marcelo Magnin, y el abogado, Javier Martín Galella, que para Julián Moreno es apenas el gestor que tramitó el cambio de domicilio.

Pero además hay un eslabón perdido: la empresa de Gas Natural Comprimido Estación Monteverde, en la que durante una década (2001 a 2010) Andrés Moreno fue socio de los Climent. En ese último año vendió su participación.

El 8 de octubre de este año, el registro del departamento de Estado de Florida, Estados Unidos, informaba de otras dos empresas de los Bonadío, con domicilio en 1900 SW 3rd Ave Miami, FL 33129:

  • Moustache Music  Corp, creada por el hijo del juez, Mariano Fulvio Bonadío y de la que también participa Ana María Di Gneo (esposa de Carlos y cuñada del Juez).
  • Via Veneto Corp, en la que Carlos Bonadío es director. Esta sería la única activa de ambas.

 

Un modelo opuesto al actual

Como vicepresidente de APYME, Julián Moreno es crítico de la política económica del actual gobierno conservador. “Vivimos del mercado interno, es decir del poder adquisitivo de los trabajadores, que sufren el ajuste. Esto nos perjudica en lo inmediato, pero también en el mediano y largo plazo, como ocurre con el endeudamiento astronómico del país y el ajuste en educación, en ciencia y tecnología. La apertura importadora y los deseos de cerrar tratados de libre comercio con distintos países y regiones, decretarán directamente nuestra desaparición. Entendemos que el actual modelo político económico dirigido por las corporaciones financieras internacionales nos lleva a la ruina, al igual que a la gran mayoría de la población. Necesitamos un modelo opuesto al actual, con espíritu industrialista y con aporte de valor agregado en todos los sectores de la economía, que nos permita mantener las esperanzas para llegar algún día a ser un país soberano con una sociedad justa y culta”.

Que así sea.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

16 Comentarios
  1. Ernesto dice

    Gracias, Horacio, por tu trabajo de educar al soberano. Quizás, tal vez, a lo mejor algún día tenga la suerte de poder darte la mano o un abrazo solidario y agradecido.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.