GRACIAS A USTEDES

La música que escuché mientras escribía

Entre las mejores cosas de esta sección está todo lo que aprendo gracias a los comentarios de quienes nos acompañan en la travesía. Hacia fin de año  estuvo dedicada al fado portugués y sus mejores intérpretes, actuales como Ana Moura y sin tiempo, como Amalia Rodrigues, y luego a Beethoven y su mejor intérprete, Wilhelm Furtwängler.

Gracias a los lectores supe que mi gusto por Ana Moura fue compartido nada menos que por los Rolling Stones y por Prince. Encontré unas pocas muestras de esa colaboración. Valen la pena.

 

 

Ambos la invitaron a compartir el escenario después de escucharla haciendo la música tradicional de su país. Y confieso que es lo que a mi más me gusta. Por ejemplo este recital grabado en la fortaleza de Trafaria, erigida en 1683 para contribuir a la defensa de Lisboa desde el sur.

Sobre Furtwängler hay mucho más, porque fue una de las figuras centrales del arte del siglo XX y la más desgarrada, por su contemporaneidad con el nazismo, de lo que ya hablamos un par de veces. Lo que no recordaba es que en 2001, el director húngaro Itsván Szabó había dirigido una película de ficción, pero basada en documentos y testimonios fieles, con una interpretación descomunal de Harvey Keitel. Quise subirla, pero los derechos no están autorizados para la Argentina. Tampoco hay un video decente de la puesta en escena del mismo texto que realizó Marcelo Lombardero. Una pena por partida doble.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

8 Comentarios
  1. Roberto Pintos dice

    Una prueba mas entre tantas Horacio, de que la buena música no tiene fronteras y que la fusión de géneros siempre enriquece a la música y a [email protected] intérpretes que se animan a ello.

  2. Juan Carlos dice

    Estimado Jorge: En cuanto a directores, hay una especie de continuidad que nace con Furtwängler y sigue con Celibidache y con Barenboim. Modestamente me permito sugerírselos. Y no casualmente se trata de personas íntegras, tan maltratadas por el pensamiento dominante y bienpensante, que desprecia a Furtwängler por nazi pero se encandila con Karajan, la joven promeza parda… y lo mismo con Barenboim, prohibido en Israel. Cosas de la vida, como ese odio hacia Jagger por los que se dicen nac&pop, como si el rock lo hubiesen inventado los tehuelches… En cuanto a Taking Sides, lo que me emocionó es el respeto que la gente sencilla sentía por Furt, frente a la brutalidad de los bárbaros de uno y otro lado…

  3. Graciela Bajo dice

    Hay que escuchar otras voces de fadistas, especialmente masculinas. Carlos do Carmo es una buena opción, porque canta a Saramago, canta Fados algo tangueros, y en especial porque tiene un tono de voz menos estridente que las mulheres. Murio el año pasado, a los 81 años. Es mi preferido.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.