GRITARÁN LAS PIEDRAS

Un homenaje a Orlando Yorio por quienes creen en la Memoria, la Verdad y la Justicia

 

El domingo pasado, al cumplirse veinte años de la muerte del sacerdote Orlando Yorio, se estrenó el documental Si callan, gritarán las piedras, sobre su vida y su obra. Allí se trata, con sutileza pero sin complacencia, el rol en sus padecimientos del entonces superior provincial jesuita, el actual Papa Jorge Bergoglio. Fue realizado «con el aporte de mujeres y hombres que entienden que la Memoria, la Verdad y la Justicia fortalecen el corazón de nuestra sociedad. Hacer memoria de Orlando Yorio es también hacer memoria de una época y de una opción».

 

 

 

 

Lo produjeron la fraternidad Charles de Foucauld, el Grupo por la Memoria de Orlando Yorio y el Espacio Interreligioso Patrick Rice. Federico Laffitte, Silvia Liaudat, Eduardo Caram y Luis Via son los responsables de la realización. El documental incluye testimonios significativos de Mercedes Mignone, Oscar Campana, Domingo Bresci, Enrique “Kiko” Lafforgue, Francisco Murray, Claudio Faivre Duboz, Rubén Dri,  Fortunato Mallimaci y la ex religiosa Norma Gorriarán, y contiene poco conocidas fotografías y filmaciones de Yorio, incluyendo una extensa predicación realizada en Uruguay poco antes de su muerte, en agosto de 2000.

Bresci, quien fue uno de los animadores del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, y a sus 82 años sigue lúcido y activo, cuenta que después del Concilio se planteó «la necesidad de una nueva imagen del sacerdote, de la iglesia y del mundo. Pero otros dicen, no, la Compañía de vanguardia es ir a la frontera de la Iglesia, lo que hoy Francisco llama las periferias geográficas y existenciales. Ellos lo practicaron, y Bergoglio en ese momento no estaba de acuerdo con eso». La relación del Provincial con los pobres se definía por lo pastoral y, a lo sumo, el asistencialismo, memora Bresci.

 

 

 

 

 

Fortunato Mallimaci recuerda un diálogo con Orlando sobre los interrogatorios que padeció cuando fue secuestrado junto con Francisco Jalics por un grupo de tareas de la Armada. Un día, Yorio le dijo:

—Te voy a llevar donde me torturaron. Me interrogaban sobre cosas que sólo conocía mi superior. ¿Te das cuenta que mi superior, en quien yo confiaba y le decía todo, después lo lleva… y cuando me torturan, son las mismas preguntas…?

 

 

 

 

Aquí podés ver la película completa.

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí