Guardado en la memoria

El triste rol de las Fuerzas Armadas fue ejecutar el proyecto de degradación de los intereses nacionales

 

Desde 1930 se han sucedido diversos episodios militares. Todos ellos respondieron a concretos intereses de sectores del poder económico.

A medida que avanzaba en distintos países la posibilidad de modificar los modelos vigentes en beneficio de una mejora en las condiciones de vida de sus poblaciones, se utilizaron las Fuerzas Armadas como instrumento para cercenar los efectos que se producirían en caso de realizarse dichos cambios.

Este crecimiento generalizado de la búsqueda de otras condiciones económicas y sociales, decidió a Estados Unidos, en el ejercicio de su poder, a extremar las medidas de sostenimiento de sus intereses, de modo que casi simultáneamente en toda la región, instó a las clases detentoras del poder a usar a las FF.AA. con un grado de crueldad que aún no había sido conocido en la región.

En nuestro país, el 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas derrocaron al gobierno nacional e instalaron una dictadura con un objetivo represivo. Solo basta mencionar que se utilizaron metodologías repugnantes y deshumanizadas, incluido el asesinato, la desaparición de personas, el secuestro de niños y niñas, el robo liso y llano de bienes, violaciones de todo tipo y torturas sin límite como estrategia de instalación del miedo dentro del pueblo, y así doblegar la posible reacción popular.

Una vez más podemos decir que las FF.AA. tuvieron el triste rol de ejecutoras del proyecto de degradación de los intereses nacionales.

Tal fue el poder consolidado por esas fuerzas que lograron con éxito la aplicación de políticas neoliberales que redujeron a nuestro país, y a parte de América Latina, al rol de proveedores de materias primas con las consecuencias de mantener la economía y las políticas sociales en el atraso.

Estos objetivos fueron exitosos a tal extremo que casi ninguno de los países de la región logró independizarse del sometimiento a los intereses del mercado internacional ni evitar el saqueo de sus bienes y recursos. Por eso, al referirnos a la acción de las Fuerzas Armadas, podemos decir que fueron la herramienta imprescindible para sostener privilegios de sectores minoritarios y, por ello, no debemos olvidarnos del papel que cumplieron en el atraso económico y social del país.

Una característica no desdeñable de ese accionar fue el incremento de la deuda pública externa que, de esta manera, fijó límites al ejercicio de la soberanía e independencia nacional, y que hoy es una limitante significativa para todo cambio estructural que se quiera instalar.

La realidad histórica posterior a esta fecha nefasta evidenció que la implementación de estas funciones, llevadas a cabo por las dictaduras militares, permitieron la instalación en nuestro continente de gobiernos neoliberales que tienen por objetivo afianzar las características de dependencia de las potencias hegemónicas y la consolidación de un sistema financiero que fue adquiriendo poder por encima de los intereses nacionales, incluso en los países centrales.

En la escuela, en nuestros comienzos infantiles nos ilustraron sobre las hazañas de improvisadas Fuerzas Armadas que lucharon por nuestra independencia e instalaron una actitud de respeto hacia ellas. Actitud que lamentablemente fue destruida por sucesos cuyo repudio hoy nos reúne multitudinariamente para ratificar el grito perenne de “Nunca más”.

 

 

 Publicado por acuerdo con IADE-RE

* Profesor Honorario de las universidades de Salta y de Buenos Aires.

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

4 Comentarios
  1. Luis Juan dice

    Estimado Profesor:

    A mayor abundamiento, viene bien recordar algunos fragmentos de lo que decía Noam Chomsky en su libro “Las intenciones del tío Sam” (1995), por supuesto, son apenas algunas de las tantas cosas de la que fue capaz el tío Sam:

    “…El libre comercio es un argumento magnífico para airear en departamentos económicos o para los periódicos, pero nadie en el mundo de las empresas o en el gobierno se lo toma en serio. Los sectores de la economía norteamericana que pueden competir internacionalmente, son sobre todo, los subvencionados: la agricultura intensiva en manos del gran capital (la agro-industria, como se la denomina), los productos de alta tecnología, los farmacéuticos, la biotecnología, etc…”

    “…Esto mismo sirve para otras sociedades industriales. El gobierno apoya con dinero público la investigación y desarrollo y garantiza, fundamentalmente a través de la industria militar, un amplio mercado para la producción. Si se obtienen beneficios y se puede aprovechar para otros mercados se traspasa al sector privado. Este sistema de subsidios públicos y beneficios privados es denominado libre empresa…”

    “…Tenía que ser restablecido el orden tradicional de la derecha, con una clase dominante industrial y financiera, los sindicatos divididos y debilitados, y con la pesada tarea de la reconstrucción descansando sólidamente en los hombros de la clase trabajadora y de los pobres…”

    “…Se puede tolerar alguna reforma social, como en Costa Rica por ejemplo, sólo si se suprimen los derechos laborales y si se preserva un clima favorable a las inversiones extranjeras. De esta manera al Gobierno de Costa Rica se le ha permitido llevar a cabo ciertas reformas sociales, respetando estos dos cruciales imperativos….”

    “…Otro problema incansablemente repetido en los documentos secretos es el excesivo liberalismo de los países del Tercer Mundo. (Esto constituye un verdadero problema en América latina, donde los gobiernos no están suficientemente comprometidos en el control del pensamiento y en las restricciones de viajes a particulares, y donde el régimen jurídico es tan deficiente que necesita pruebas y evidencias para condenar los crímenes)…”

    “…Estados Unidos no era, sin embargo, ajeno a sentimientos de compasión con los pobres. A mediados de la década de los cincuenta, por ejemplo, nuestro embajador en Costa Rica recomendaba que la United Fruit Company, que prácticamente gobernaba Costa Rica, introdujera «un relativamente simple y superficial interés humano por las condiciones de los trabajadores, que podría tener un gran efecto psicológico»…”

    “…El secretario de Estado, John Foster Dulles, estaba de acuerdo con esa política y le comentó al presidente Eisenhower que para mantener tranquilos a los latinoamericanos «es preciso darles una palmadita de vez en cuando, y hacerles creer que te gustan»…”

    “…Es debido a todas estas circunstancias que la política de EEUU en el Tercer Mundo es tan fácil de entender. Nos oponemos frontalmente a la democracia si sus resultados no pueden ser controlados. El problema con las verdaderas democracias es que caen fácilmente en la herejía de que los gobiernos deben satisfacer las necesidades de su pueblo y no las de los inversores norteamericanos…”

    “…Un estudio sobre relaciones interamericanas del Royal Institute Of International Affairs en Londres concluye que, mientras EEUU defiende verbalmente la democracia, el compromiso real es «con el capital privado y las empresas». Cuando los derechos de los inversores están amenazados, la democracia se puede olvidar; si esos derechos están salvaguardados se justifica la labor de los torturadores y los asesinos…”

    “…Ningún país se libra de este tratamiento, no importa su condición. De hecho suele ser el país más débil y más pobre el que alimenta la peor histeria…”

    “…Por ejemplo, tomemos Laos en 1960, probablemente el país más pobre del planeta. La mayoría de su población ni siquiera sabía que existiera algo llamado Laos; tan sólo sabían que vivían en una pequeña aldea y que cerca había otras de las mismas características…”

    “…Pero tan pronto como una revolución de baja intensidad empezó a desarrollarse, Washington sometió Laos a sangrientos bombardeos con una «bomba secreta», que devastó regiones enteras en operaciones que, fue reconocido, nada tenían que ver con la guerra que Estados Unidos estaba sosteniendo en Vietnam del Sur…”

    “…Granada tenía una población de poco más de 100.000 personas que vivían de la nuez moscada, y era difícil localizar la isla en un mapa. Pero cuando Granada comenzó una suave revolución social Washington se apresuró a destruir la amenaza…”

    “…Desde la revolución bolchevique de 1917 hasta el colapso de los regímenes comunistas de Europa Oriental de finales de los ochenta, era plausible justificar cualquier ataque estadounidense como una defensa contra la amenaza soviética. De manera que cuando los marines invadieron Granada en 1983, el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, explicó que en caso de un ataque soviético a Europa Occidental, una Granada hostil podría haber bloqueado los suministros de petróleo desde el Caribe a Europa Occidental, y no hubiéramos podido defender a nuestros asediados aliados. Ahora parece cómico, pero este tipo de patrañas ayudan a movilizar a la opinión pública para favorecer la agresión, el terror y la subversión…”

    “…La agresión a Nicaragua fue justificada con el. argumento de que los sandinistas no iban a parar ahí, sino que se iban a extender a través de la frontera, hasta Harlingen en Texas, a sólo dos días de coche. (Para la gente con un nivel de educación superior hubo variantes más sofisticadas y más plausibles)…”

    “…Por lo que concierne a la economía norteamericana Nicaragua podría no existir, así como El Salvador, y nadie lo notaría. Pero ambos países han sido agredidos por EEUU, con un costo de cientos de miles de vidas y muchos cientos de miles de dólares…”

    “…Y hay una razón para ello. Cuanto más pobre y débil es un país, más peligroso es como ejemplo. Si un pequeño y pobre país como Granada puede tener éxito en brindar a su población una mejor calidad de vida, en algún otro país con mejores recursos se podrían preguntar: ¿por qué no nosotros?…”

  2. Daniel Feld dice

    Muchas veces me pregunté qué grado de autonomía tendrá cualquier futuro gobierno no M, en vista de la «pesada herencia» de endeudamiento externo y de la omnipresencia del FMI.

  3. mariano dice

    la fotografía fue tomada en Bahía Blanca en 1971 por Luis Angel «el turko» Salomón.

  4. José dice

    No nos olvidemos de la iglesia dando la bendición y el brazo civil que sacó grandes ventajas del empobrecimiento del obrero, ese sector del poder civil que hoy nos desgobierna con el mismo fin.

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.