HA MUERTO UN HOMBRE LIBRE

Covid-19 acabó con la vida de Jorge Watts, un testigo esencial en el juicio de 1985

 

Fuentes del Partido de la Liberación, derivado de la maoísta Vanguardia Comunista, anunciaron la muerte por Covid-19 de su militante Jorge Watts, quien durante la dictadura fue secuestrado y torturado en el centro clandestino El Vesubio y luego formó una comisión de familiares, sobrevivientes y compañeros de las víctimas. Su testimonio en el juicio a las juntas de 1985 fue decisivo para el esclarecimiento de lo sucedido. En una de esas audiencias contó el blanqueo de treinta y cinco cautivos de El Vesubio en el invierno de 1978. En grupos de cinco o siete eran atados dentro de una camioneta que después de un trayecto variable se detenía. Luego de unos minutos, oficiales uniformados del Batallón Logístico 10 de Villa Martelli, del Regimiento de Infantería 7 de La Plata o de otras tres unidades militares, abrían el vehículo, cortaban las ligaduras con tijeras que previsoramente traían, tomaban del bolsillo de cada preso la declaración firmada bajo torturas en el chupadero y sobre esa base simulaban un Consejo de Guerra. Jorge Watts dijo que fue interrogado en El Vesubio a cara descubierta por el mayor Hernán Tezlaf, quien luego fingió sorpresa al encontrarlo dentro de la camioneta abandonada. Por lo bajo le preguntó cómo estaba de la rodilla golpeada.

Como Watts se negó a ratificar la declaración firmada bajo torturas en el simulacro de Consejo de Guerra, el capitán Arquímedes García llamó a un cabo del Batallón Logístico 10 y representó el juicio.

—¿Cómo se llama? —preguntaba Arquímedes.
—Jorge Watts —contestaba el cabo.

El testigo Alvaro Aragón escuchó otro original interrogatorio. Un jefe torturaba a un gendarme raptado en el edificio Centinela. Le hacía preguntas y el hombre contestaba: “Sí, mi comandante”.

En uno de esos tránsitos de la nada a la pena el testigo Juan Antonio Frega oyó refunfuñar a los uniformados por una distracción de sus camaradas de civil: “Estos boludos se llevaron las llaves de la camioneta”.

A 24 horas de su testimonio, Watts se sentó entre el público para asistir a la audiencia siguiente. El defensor del ex Presidente Roberto Viola, José Orgeira, que llamaba detenidos a los testigos, reclamó a la Cámara Federal por esa presencia. Luego de un cuarto intermedio, el tribunal rechazó esa pretensión, con un decisorio que comenzaba: “El testigo Jorge Watts es un hombre libre”. En aquel juicio sólo fueron condenados los ex comandantes en jefe, pero luego de la nulidad de las leyes de punto final y de obediencia debida se abrieron nuevos procesos contra los autores inmediatos de los crímenes.

Los condenados en 2011 por los crímenes del Vesubio, a penas que fueron desde perpetuas hasta 18 años de cárcel, fueron el general Héctor Humberto Gamen; el coronel Hugo Ildebrando Pascarelli; los funcionarios del Servicio Penitenciario Federal Ramón Antonio Erlán, José Néstor Maidana, Roberto Carlos Zeolitti, Diego Salvador Chemes y Ricardo Néstor Martínez. Pudo eludir la condena el ex jefe del Vesubio, coronel Pedro Alberto Durán Sáenz, porque murió durante el juicio. Su especialidad era violar a las detenidas-desaparecidas, aún embarazadas. A una de ellas, Elena Alfaro, la obligaron a bautizar al hijo de dio a luz y designaron a un coronel para que oficiara de padrino. Entre las víctimas que pasaron por allí se cuentan entre otros Haroldo Conti, Héctor Oesterheld, Raymundo Gleyzer, la joven alemana Elizabeth Kasseman, el niño de 14 años Pablo Míguez , Laura Feldman, Ana María Di Salvo, Luis Gemetro, mi concuñado Diego Guagnini, Elena Alfaro, Susana Reyes, Rosa Taranto, Teresa Trotta, Roberto Castelli y Elías Semán.

El tribunal que pronunció las condenas estuvo integrado por Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y José Gorini.

Watts fue uno de los testigos más articulados en ambos procesos, y además publicó un libro en el que narra el infierno del que sobrevivió.

 

 

Este empecinado hombre libre tenía 72 años.

 

 

 

 

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí