Hacia la Central única

El Frente Sindical anunció protestas coordinadas con la oposición en rechazo a la reforma laboral

 

Una importante reunión sindical trajo a la agenda política un poco de realidad ante tanta ficción electoral mediática montada sobre los acuerdos con Europa y los Estados Unidos. El Frente Sindical para el Modelo Nacional que agrupa a Camioneros, Bancarios, SMATA, los gremios de la Corriente Sindical Federal y ambas CTA, rechazó el acuerdo de libre comercio del Mercosur con la Unión Europea adelantado por el macrismo a la opinión pública. Se dirigió además a la propia CGT para señalar la necesidad de constituir una única central obrera que contenga a todos los gremios y sectores del trabajo para fortalecer los reclamos del gremialismo opositor y exigir la declaración de la emergencia ocupacional, que implica el cese de los despidos, la reincorporación de los cesantes y la instalación de la doble indemnización. Reclamó además que haya emergencia alimentaria y de salud para atender en lo inmediato a situaciones como las que han llevado a la muerte de cinco personas por la ola de frío. Se reclama la actualización del salario mínimo vital y móvil, aumento de jubilaciones y pensiones y el cese retroactivo del impuesto a las ganancias al medio aguinaldo.

El Frente Sindical anunció que habrá protestas contra el gobierno en julio como parte de un plan de manifestaciones y acciones coordinadas con la oposición parlamentaria  en rechazo a las iniciativas de reforma laboral. La Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur había condenado el acuerdo porque sería “el fin de las industrias” de la región. Brocha de trazo grueso para pintar una realidad dolorosa y señalar rectificaciones necesarias que ya se transforman en imprescindibles.

Mientras, desde las patronales del campo le piden al pueblo argentino que “consuma menos carne”.

A través de un fallo del juez Horacio Robledo, a cargo del juzgado en lo Comercial Nº 25, los empleados de Sportech recibieron el permiso para utilizar las maquinarias y la materia prima que había quedado dentro de la fábrica. Fernando Castillo, secretario general del Sindicato Unido de Costureros y Empleados del Vestido (SUCEV) de la CTA Autónoma, precisó: “Con este fallo de la Justicia salimos de un pozo: ya no tenemos encima la amenaza de desalojo. Pero somos conscientes de que vamos a salir a un mercado en retroceso por las políticas del gobierno nacional. Que encima ahora firmó el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea, que de ponerse en práctica va a abrir más la importación de productos textiles”.

La fábrica textil producía para las multinacionales Adidas, Nike y Puma. Según el relato de miembros del personal, desde la gerencia rechazaron sistemáticamente pedidos de trabajo de las marcas para luego justificar que la crisis generalizada del país afecta a la producción.

La recuperación de Sportech tiene mucho que ver con la historia reciente. Se trata de la experiencia de un empresario que prefirió la especulación financiera a la producción, dejó caer el negocio y trató de liquidar los activos para pasarlos a la timba financiera. No contó con la resistencia de las y los trabajadores (mayoría absoluta de mujeres), quienes ocuparon la fuente de trabajo para evitar el vaciamiento y siguieron produciendo en la vereda de la fábrica, sensibilizando a los vecinos y a las autoridades, logrando un fuerte apoyo del municipio. El intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, los acompañó a los tribunales, llevó al fiscal de la quiebra a recorrer la fábrica para confirmar la factibilidad del emprendimiento y tanto él como el juez autorizaron la continuidad de la fuente de trabajo bajo la forma de una cooperativa. Esta semana se cumplió el sueño y al calor de los triunfos de los mineros de Mina Aguilar, los trabajadores de la cementera Barker de Loma Negra y los periodistas de Télam, llegó el momento para los trabajadores de esta textil.

El gobierno juega a fondo. Hacer lo mismo pero más rápido, tratado de libre comercio con la UE (ahora agregaron libertad de intercambio con los Estados Unidos), timba perpetua y deuda sin fin. El gran ausente de todo este trabalenguas es el trabajo. La antítesis no es discursiva e impone ese escenario concreto de gente resistiendo por sus derechos, impidiendo desalojos de sus viviendas y de sus fábricas. Se exige un triunfo necesario que se logra con la prepotencia del trabajo. “Vuelva y luche” parece ser la consigna de la hora. Al imprescindible triunfo de octubre se acopla inmediatamente la necesidad de lograrlo resistiendo para acumular fuerza organizada para la etapa que viene. El gobierno nacional no solo no apoya estas iniciativas de los trabajadores sino que pone su empeño en destruirlas. El veto de Mauricio Macri a la expropiación del Hotel Bauen dejó a sus empleados cooperativizados a la intemperie y en estos días son nuevamente amenazados por la posibilidad del desalojo. Este enorme aguantadero democrático, cultural, templo de la defensa de los derechos humanos, ubicado a pocas cuadras del Congreso nacional, siempre estuvo en la mira del gobierno de Macri, que sueña con desalojarlo. Esta semana otros cooperadores han estado acompañando al Bauen: los ceramistas de Neuquén venidos con su reclamo a la capital, las publicaciones que tienen sus oficinas en el mismo edificio, como la revista Cítrica y decenas de adherentes han señalado su voluntad de sumarse a su resistencia. Nuevamente como en los años ’90, el poder real festeja la destrucción del empleo. Federico Tonarelli, vicepresidente de la cooperativa, explicó a BAE Negocios que “no es la primera vez que nos ofrecen dinero para que abandonemos el hotel. Hace tres años la propuesta fue de $ 15 millones y la rechazamos. Ahora la jueza nos volvió a reiterar el mismo monto de la oferta que propuso la Cámara Nacional de Apelaciones. Deberemos hacer una asamblea y resolver las medidas a tomar. Si en 16 años no nos pusimos de acuerdo, dudo que lo hagamos en una semana”.

Distintas formas de resistencia desplegaron los mineros de Río Turbio, los trabajadores del Astillero Rio Santiago, los mineros de Loma Negra, los periodistas de Télam, los maestros de Neuquén, Rio Negro o de la provincia de Buenos Aires. Hubo resistencias de largo aliento, conflictos contundentes con paros totales, marchas y acampes o recuperación de empresas cerradas. Todas llegaron al punto sin retorno y doblegaron a las patronales y a los gobiernos locales y al mismo gobierno nacional, logrando triunfos importantes que están a cuenta de lo que viene. Un entramado de acciones sindicales organizadas desde bien abajo con el apoyo de los sectores populares que los sostuvieron.

El protagonismo toca esta semana a los trabajadores aeronáuticos amenazados por el acuerdo del gobierno con los Estados Unidos sobre la política de “cielos abiertos” para sus negocios aerocomerciales. Según el Secretario General de APA, Edgardo Llano: “Los trabajadores de APA, junto a los demás gremios aeronáuticos, nos hemos declarado en estado de alerta y movilización e iniciamos un plan de lucha debido al acuerdo firmado por el gobierno con las empresas americanas que hace imposible la competencia para Aerolíneas Argentinas y LAN Argentina y las pone al borde de la desaparición, dado que tenemos trece aviones para competir contra 3.000, con libertad de tarifas para que cada empresa pueda poner las que quiera. Sabemos lo que pasó en México cuando se desreguló, lo mismo que nosotros decimos que va a pasar aquí: desaparecieron las empresas mexicanas. Por esa razón ayer estuvimos en la Cámara de Diputados reunidos con el bloque del Frente para la Victoria pidiendo la interpelación del ministro Guillermo Dietrich. Queremos hacer conocer al próximo gobierno y los partidos de la oposición que esto condiciona al próximo gobierno en cuanto a la soberanía aérea. Por ese motivo estamos llamando la atención de los partidos políticos y sectores gremiales para que se pongan al frente de esta situación, que es gravísima y no se ha vivido nunca y sigue precarizando las condiciones de trabajo de los empleados aeronáuticos”.

A su vez el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, repasaba el estado de cosas de los trabajadores estatales: “Tenemos despidos en agroindustria. Falta de condiciones de trabajo dignas por peligro de explosión en el museo de cine de CABA. El material es altamente inflamable. En el Archivo General de la Nación similar situación por peligro de materiales utilizados y exposición de los trabajadores. Reclamamos que no se tercerice el servicio de mantenimiento del ministerio de Justicia. Que se incremente la asignación familiar en la CABA. Es la más baja del país y equivale a $ 250 por hijo. Que se regularice a los educadores y talleristas de la ciudad que no tienen planta permanente, no tienen la antigüedad ni tienen otros derechos y todos los años se los recontrata quedando tres meses sin cobrar. Hay 900 profesores, 40 establecimientos sin mobiliario, más de 80.000 vecinos de todas las edades participando. Reapertura de las paritarias de CABA. 65% a estatales para superar la línea de pobreza. Paritarias nacionales, 35% a los estatales para no estar bajo de la línea de pobreza”. Una apretada síntesis que merece títulos catástrofe.

La principal empresa del transporte urbano de Córdoba, ERSA, fundamentó el pedido de procedimiento de crisis debido al “fuerte deterioro de la economía y a la eliminación de los subsidios nacionales”. Son 300 los empleados afectados, sólo en el transporte local. Una muestra más de que no hay ninguna actividad de la economía que no signifique amenaza para los asalariados sobre los que se desenvuelve. Por tratarse de la empresa local más importante es dable imaginar que al resto la encontraremos en situaciones similares o peores. Si de especulación patronal se tratara para recuperar subsidios o privilegios existe la solución Sportech y veremos cómo los patrones se acomodan a la realidad cuando la propiedad privada está en peligro.

“Cierres, despidos, suspensiones en Arcor, Fiat, Renault, Sancor, récord de locales vacíos, cae la coparticipación, crisis terminal en industria textil, cuero. Cierran fábricas de alfajores, pelotas de fútbol, etc. Pero al gobernador Juan Schiaretti (PJ) le da lo mismo cualquier candidato a Presidente”. Esto lo afirmó el ex diputado Eduardo Di Cola, cordobés y crítico del acróbata gobernador de la docta. Alineado con el puntano Alberto Rodríguez Saa, Di Cola presidió la comisión bicameral que investigó la fuga de capitales durante la crisis de 2001. Es notorio que los protagonistas políticos que actuaron en la debacle de fin de siglo aparecen públicamente sin ningún pudor. Aquella comisión emitió un dictamen contundente donde constaba la lista de todos los empresarios que fugaron divisas en ese tiempo. Los mismos que fugaron entonces blanquearon capitales en la era Macri.

La puesta en escena del gobierno del tratado de la Unión Europea con el Mercosur no es sino la relocalización del acuerdo del ALCA sepultado en Mar del Plata en tiempos de la presidencia de Néstor Kirchner. Le sirve al macrismo, amén de la campaña electoral, para traer a discusión los temas rechazados reiteradamente por el movimiento sindical. El errante candidato a vicepresidente Miguel Pichetto sugirió marchar hacia la reforma laboral sin llamarla tal.

 

Ministro Sica y tránsfuga Pichetto: cuestión de nombres.

 

Un mundo a dos velocidades: gente muerta de frío en las veredas de la ciudad más rica del país, fábricas cerradas todos los días, paritarias exhaustas corriendo detrás de una inflación planificada por el aumento de tarifas y combustibles y un gobierno obstinado en mostrar un paraíso promisorio donde todos seremos felices sin ofrecer ningún fundamento en la realidad. El futuro no es algo que viene hacia nosotros sino que sale de las entrañas mismas del pasado y es ahí donde explica su razón de ser. En un presente con tantas desgracias para la mayoría, no habrá nunca futuro digno a menos que nuestra historia dé una vuelta entera de página sobre los proyectos neoliberales de Macri.

 

 

--------------------------------

Para suscribirte con $ 250/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 500/mes al Cohete hace click aquí

Para suscribirte con $ 1000/mes al Cohete hace click aquí

1 comentario
  1. Alicia Ferrero dice

    Seguir en la lucha es el único camino

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.