Historia de una inf/AMIA (7)

Continúa la historia de la infamante causa judicial que surgió a partir de la denuncia del fiscal Alberto Nisman

 

El lunes 18 de julio de 1994 a las 9.53 estalló una bomba en la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en lo que es considerado el más brutal atentado que sufrieron civiles en nuestro país luego del bombardeo de Plaza de Mayo del ’55, al cual las crónicas oficiales —inexactas— le atribuyen 308 víctimas. En el atentado de la AMIA murieron 85 personas.

Pocas horas después, “el primer ministro israelí Yitzhak Rabin propuso al gobierno argentino de Carlos Menem coordinar una interpretación unificada de lo sucedido, que conviniera a los intereses políticos de ambas administraciones. Así se desprende de un cable emitido por el embajador argentino en Israel José María Valentín Otegui, a las 2.50 horas del 19 de julio de 1994”.

 

 

Comenzó entonces una historia que lleva casi 25 años y que debería avergonzar al Poder Judicial argentino y a buena parte del poder político.

En enero del 2013, luego de 19 años sin avances sustanciales en la causa AMIA, la Argentina suscribió un Tratado de Entendimiento con Irán, para obtener, finalmente la declaración de los iraníes imputados por el Poder Judicial argentino de haber participado en ese atentado, que a la fecha permanece sin resolver. Dicho Memorándum fue aprobado por ley en el congreso argentino. Luego fue declarado inconstitucional. El gobierno de Mauricio Macri no apeló la inconstitucionalidad y por lo tanto la misma quedó firme. El Memorándum con Irán, jamás entró en vigencia.

Esta es la historia de la infamante causa judicial que surgió a partir de la denuncia del fiscal Alberto Nisman, en la que acusó a Cristina Fernández de Kirchner, a Héctor Timerman (foto principal) y otros funcionarios y dirigentes sociales argentinos de haber utilizado ese Memorándum como herramienta para encubrir a los responsables del atentado.

Esta es la séptima nota de la serie, donde intento contar la historia de la causa judicial que se inició con la denuncia de Nisman. Y también es la historia de uno de los hombres que sufrieron esa causa en carne propia. Se llamaba Héctor Timerman. Junto con Alejandro Rúa, fuimos sus abogados en esa causa.

———————————————

En enero de 2015 el fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, estaba viajando por Europa con su hija mayor, como regalo por los 15 años de la adolescente. La fecha de regreso a la Argentina estaba prevista para el día 23 de enero. Sin embargo el día 12 embarcó en un abrupto viaje a la Argentina. Era tanta su prisa, que dejo a su hijita sola por más de 8 horas en el aeropuerto de Barajas, España, hasta que su mamá y ex pareja de Nisman, que también estaba viajando con la hija menor de la pareja, fue a buscarla. No sólo dejo sola a su hija en ese aeropuerto, sino que además la dejó sin ropa para afrontar el invierno europeo, ya que en las prisas no llegó a desembarcar las maletas de la nena, que viajaron con Nisman a la Argentina.

“Debí suspender intempestivamente mi viaje de 15 años con mi hija a Europa. Imaginarán lo que eso significa. Pero a veces los momentos no se eligen”, decía un WhatsApp que envió a sus amigos. [1]

Su ex mujer, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, contaría que Nisman le mintió respecto al motivo del súbito viaje, diciéndole que debía regresar para atender y acompañar una urgencia médica de la madre del fiscal, Sara Garfunkel.

Pablo Duggan, en su extraordinaria investigación ¿Quien mató a Nisman?, sostiene que el viaje de Nisman estaba ya organizado previamente , de modo tal que el fiscal pudiese viajar a la Argentina el día 11 de enero y regresar a Europa el día 19 de enero. Tal plan no era conocido por nadie más que por su secretaria, y el fiscal les miente a todos, incluida a su hijita.

El contexto del regreso de Alberto Nisman era complejo. Hacía pocos días, la entonces Presidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, había removido la conducción de la Secretaria de Inteligencia. El 18 de diciembre de 2014 había jurado como nuevo secretario de inteligencia Oscar Parrilli y al día siguiente había pasado a disponibilidad al hasta ese entonces Director General de Operaciones Antonio Horacio Stiles, mejor conocido como Jaime Stiuso.

Cuenta la leyenda que al momento de informarle a Stiuso que pasaría a disponibilidad, el agente secreto más famoso de la Argentina se rehusó. Se le señaló que si no aceptaba la orden, sería enviado a prestar servicios a algún país de Oriente Medio. Stiuso miró fijamente a su interlocutor y le dijo: “Si me mandan ahí, no voy a salir vivo. Es una condena a muerte”. Su interlocutor nada le respondió y le puso enfrente la notificación de su pase a disponibilidad. Por primera vez el agente se puso colorado y se quedo inmóvil frente a la hoja. Miró a su interlocutor fijamente y en silencio firmó el papel. Luego se levantó, le dio la mano al interlocutor y en silencio se fue de la oficina.

Nisman estaba preocupado, muy preocupado. Temía que luego de la salida de Stiuso, Alejandra Gils Carbó, entonces procuradora general de la Nación, lo despidiese a él. Los nulos avances en la investigación de la causa AMIA, las crecientes críticas de los familiares porque la fiscalía que dirigía Nisman no efectuaba su trabajo, el desorden administrativo de esa fiscalía y los desmanejos económicos efectuados por el fiscal respecto a los fondos millonarios que recibía la Fiscalía Especial AMIA eran cuestiones que lo preocupaban.

Desconozco los motivos de Alberto Nisman, ni por qué eligió la feria judicial de enero de 2015 para presentar su denuncia. Lo cierto es que el 14 de enero de 2015 presentó ese escrito ante el Juzgado Federal N° 4 a cargo de Ariel Lijo, quien había realizado la instrucción del primer encubrimiento del atentado a la AMIA, en el que estaban ya imputados el ex juez Galeano, sus fiscales, el ex Presidente Carlos Menem, el ex presidente de la DAIA Rubén Beraja y funcionarios de la SIDE menemista.

La denuncia de Nisman sostenía “la existencia de un plan delictivo destinado a dotar de impunidad a los imputados de nacionalidad iraní acusados en dicha causa, para que eludan la investigación y se sustraigan de la acción de la justicia argentina, con competencia en el caso”.

“Esta confabulación ha sido orquestada y puesta en funcionamiento por altas autoridades del gobierno nacional argentino, con la colaboración de terceros, en lo que constituye un accionar criminal configurativo, a priori, de los delitos de encubrimiento por favorecimiento personal agravado, impedimento o estorbo del acto funcional e incumplimiento de los deberes de funcionario público (arts. 277 inc. 1 y 3, 241 inc. 2 y 248 del Código Penal). Esto resulta de la mayor gravedad teniendo en cuenta que el hecho cuyo encubrimiento se denuncia, es decir, el atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA, ha sido judicialmente declarado crimen de lesa humanidad y calificado como genocidio por el Sr. Juez de la causa”.

“La decisión deliberada de encubrir a los imputados de origen iraní acusados por el atentado terrorista del 18 de julio de 1994, como surge de las evidencias halladas, fue tomada por la cabeza del Poder Ejecutivo Nacional, Dra. Cristina Elisabet Fernández de Kirchner e instrumentada, principalmente, por el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, Sr. Héctor Marcos Timerman”.

“Asimismo, las pruebas examinadas revelan la intervención activa en el plan encubridor de varios sujetos con distintos grados de participación y responsabilidad que la pesquisa deberá precisar, entre los que cabe mencionar a: Luis Angel D’Elía, Fernando Luis Esteche, Jorge Alejandro “Yussuf’ Khalil, el Diputado Nacional Andrés Larroque, el Dr. Héctor Luis Yrimia y un individuo identificado como “Alian”, que ha desempeñado un rol por demás relevante en los hechos, que responde a la Secretaria de Inteligencia de Presidencia de la Nación y según lo sugieren los indicios obtenidos, se trataría del Sr. Ramón Alian Héctor Bogado”.

Agregaba además la “existencia de un sofisticado plan delictivo, deliberadamente ideado para encubrir y dotar de impunidad a los acusados iraníes en la causa seguida por el atentado contra la sede de la AMIA, con el objeto de que eludan definitivamente a la justicia argentina y se sustraigan de ella”.

“Se verá también que, para la época en que se urdió e instrumentó el plan criminal, la urgencia energética que atravesaba y atraviesa nuestro país y el anhelo por restablecer plenas relaciones comerciales a nivel estatal, ligados a una visión geopolítica de acercamiento con la República Islámica de Irán fueron, según las pruebas con que se cuenta, los factores determinantes para que la primera mandataria, Dra. Cristina Elisabet Fernández, con la necesaria e inestimable participación y colaboración de Héctor Timerman, tomara la aciaga decisión de llevar adelante este plan de impunidad, sacrificando la justicia en el caso AMIA”.

Más adelante en su escrito señaló Nisman: “Asimismo, se expondrán los elementos de prueba que acreditan que la Sra. Presidente y el Sr. Canciller efectuaron aportes en la necesaria división de tareas que implicó esta compleja maniobra delictiva”.

“De las contribuciones concretas y específicas de la Sra. Presidente que se han podido acreditar con sólido sustento probatorio, surge con claridad que no solamente fue quien decidió la articulación de este plan criminal de impunidad, sino que, para ello, se valió de distintos actores para llevar adelante su ejecución, y en todo momento estuvo en control de la misma, ya sea impartiendo órdenes directas a sus cómplices, o bien encabezando la campaña discursiva y mediática necesaria para camuflar la perpetración del delito”.

“(…) En la misma línea, se demostrará holgadamente que el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, Héctor Timerman, ha sido —sin duda alguna— el principal instrumentador del plan de impunidad ideado y ordenado por la Sra. Presidente, Dra. Cristina Fernández”.

“Naturalmente, tratándose de un plan criminal que ha involucrado a un país extranjero, el Canciller ocupaba y ocupa el puesto clave para encargarse personalmente de muchos aspectos de este encubrimiento. Desde su función, transmitió a Irán la decisión del gobierno argentino de abandonar el reclamo de justicia en la causa AMIA; acordó la baja de las notificaciones rojas; signó acuerdos secretos con la parte iraní; participó de las negociaciones, de la redacción y de la firma del Memorando de Entendimiento, pieza central del plan de impunidad. Y se involucró personalmente en la campaña de descrédito y engaño, destinada a destruir la credibilidad de la causa judicial con el fin de, dolosamente, presentar al acuerdo con Irán como la única vía apta para solucionar el caso”.

Y agregaba: “Es decir, mientras la justicia nacional acusaba y acusa fundadamente a ciertos funcionarios iraníes de haber decidido, planificado y ejecutado el atentado terrorista contra la sede de la AMIA y mientras públicamente la Sra. Presidente y el Sr. Canciller aseguraban que sus acciones estaban exclusivamente motivadas en la búsqueda de justicia para la causa AMIA y que el Memorando de Entendimiento era única solución viable para el caso, uno de esos imputados, Mohsen Rabbani, secreta y clandestinamente negociaba con nuestras autoridades a través de intermediarios y canales ocultos, un intercambio de petróleo por granos, la venta de armamento, y lo que es más grave aún: su impunidad”.

Texto desprolijo, mal configurado y —sobre todo— sin pruebas. Algo que fue señalado por la Dra. María Romilda Servini de Cubría, interinamente a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 4, quien con fecha 15 de enero de 2015 dijo en su sentencia: “En razón del régimen de feria establecido para evaluar si corresponde dar curso a la presentación y peticiones que realiza el Dr. Nisman, debe considerarse que el caso no es de aquellos supuestos que habilitan a ser tratados en el transcurso de feria —aún por gravedad institucional—, en razón de que no se han acompañado las pruebas que le otorgan sustento a sus solicitudes”.

Para cuando Servini de Cubría emitió esta sentencia que denegaba tratar el asunto en feria judicial, Nisman ya había iniciado un prodigioso raid mediático dando a conocer su denuncia y explicándola. La misma noche del 14 había concurrido al programa “A dos voces” por el canal Todo Noticias y desde entonces no había cesado de dar entrevistas.

También el 15 de enero, el juez de la causa, Rodolfo Canicoba Corral [2] “planteó su sospecha de que el accionar del fiscal esté directamente relacionado con los recientes cambios ocurridos en la Secretaría de Inteligencia que le costaron el cargo a Jaime Stiuso, quien tenía una aceitada relación con Nisman”, y agregó: “La dirección de la investigación la tenía el fiscal, coadyuvaban en la investigación, entre otros, la Secretaría de Inteligencia. Acá, por lo que yo he visto, hay como una desviación. Me parece que los conducidos resultan ser los conductores”, sostuvo Canicoba Corral.

“Me parece que sucedió algo, que es que terminó conduciendo Stiuso la investigación y no al revés. El que debía conducir la investigación era el fiscal y no los servicios de inteligencia”, aportó en otro reportaje, en Radio Nacional.

Nisman continuó dando reportajes. En uno de ellos “ensayó una defensa a las críticas vertidas por Canicoba Corral y en el que dijo que no presentó las pruebas junto con la denuncia porque no tuvo tiempo “de copiar todos los CD con escuchas telefónicas de la investigación”, pero no aclaró qué o quién lo apuró para que presentara este escrito”. [3]

Menos cordial fue la respuesta de Nisman a Canicoba que reflejo el Cronista:

 

Mientras esto sucedía, Héctor Timerman exhibía en conferencia de prensa los documentos que daban cuenta de que la denuncia de Nisman era falsa. Entre ellos, copia de las comunicaciones de Interpol con Cancillería, que señalaban específicamente que el Memorándum con Irán no afectaba de modo alguno la vigencia de las alertas rojas de AMIA. Así se difundieron desde cancillería tanto la carta de Cancilleria a Interpol de fecha 15 de febrero de 2013, como la respuesta de Interpol, de fecha 15 de marzo de 2013.

 

Mientras tanto, Patricia Bullrich y Laura Alonso, diputadas del PRO, convocaban a una reunión en el Congreso de la Nación, pese a encontrarse en receso. Nisman comprometió su asistencia a dicha convocatoria. La reunión sería el lunes 19 de enero. Luego de múltiples discusiones, el peronismo informó que asistiría a dicha convocatoria y solicitó que fuese pública. Nisman señaló que consideraba más conveniente que los medios de comunicación no tuviesen acceso a la reunión. Extraño criterio para alguien que desde hacía días no dejaba de dar entrevistas a la prensa y de enviarle material a periodistas.

Fue en la tarde del 16 de enero que sucedió algo trascendente, Héctor Timerman convocó a aun conferencia de prensa y en ella leyó un mail enviado por Ronald K. Noble, ex secretario general de Interpol, en el que se desmentía la denuncia de Nisman.

En dicho mail, Noble expresaba: “Escribo para dejar en claro su posición y la del Gobierno argentino en relación con las notificaciones rojas de INTERPOL emitidas con relación al atentado terrorista de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que mató a 85 personas e hirió a cientos más”.

“Mientras era Secretario General de INTERPOL, en cada ocasión que usted y yo hablamos y nos vimos en relación con las notificaciones rojas de INTERPOL emitidas con relación al caso AMIA, usted indicó que INTERPOL debía mantenerlas notificaciones rojas en vigor. Su posición y la del Gobierno argentino fueron consistentes y firmes”.

“Recuerdo específicamente cuando hablamos por teléfono después de los informes de los medios de comunicación en Argentina e Irán que falsamente indicaban que el Memorando de Entendimiento firmado entre Argentina e Irán en enero de 2013 afectaba la validez de las notificaciones rojas de INTERPOL. He dejado claro a usted oralmente y posteriormente por escrito que INTERPOL dio la bienvenida a todos los esfuerzos de Argentina e Irán para cooperar en el caso AMIA. Usted pidió que INTERPOL exprese por escrito si las notificaciones rojas se mantenían sin cambios, válidas y vigentes. El 13 de marzo de 2013, el Consejero General de INTERPOL declaró inequívocamente por escrito que la validez y la situación de las notificaciones rojas no se vieron afectados”.

“En mayo de 2013, usted visitó la sede de INTERPOL para identificar formas en que INTERPOL y Argentina podían reforzar su cooperación en materia policial. Una vez más, usted trajo el tema de la AMIA y de las notificaciones rojas de INTERPOL. Usted pidió que INTERPOL deje en claro que cualquier esfuerzo por parte de Argentina e Irán para cooperar en el caso AMIA en formas concretas no deberían afectar a la validez de las notificaciones rojas de INTERPOL. Usted ha declarado expresamente que la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, usted como ministro de Relaciones Exteriores y todo el gobierno argentino se mantenían 100% comprometidos a que las notificaciones rojas de INTERPOL permanezcan en efecto”.

“El 26 de noviembre de 2013 usted visitó la sede de INTERPOL y me informó a mí y a INTERPOL sobre los últimos acontecimientos relacionados con la aplicación del Memorándum de Entendimiento firmado entre Irán y Argentina en enero de 2013. Usted reiteró que seguía sin cambios la posición del Gobierno argentino de que las notificaciones rojas de INTERPOL debían permanecer en efecto, y que las mismas debían permanecer válidas”.

“Por último, el pasado noviembre de 2014 durante la Asamblea General de INTERPOL en Mónaco, usted reafirmó que seguía inalterable su compromiso personal y el compromiso del Gobierno argentino en el sentido de que las notificaciones rojas de INTERPOL debían permanecer en efecto mientras que al mismo tiempo trataban de hacer todo lo posible para asegurarse de que haya un progreso real en la investigación en curso. Recuerdo con qué pasión habló una vez más de las víctimas y sus seres queridos que han sufrido tan profundamente y que merecen ver que la investigación avance y que los responsables de este ataque terrorista mortal sean llevados ante la justicia”.

“Un cordial saludo, Ronald K. Noble, Secretario General de INTERPOL. Desde noviembre de 2000 a noviembre de 2014”.

 

 

 

Nisman no dio nuevas entrevistas luego de la lectura de ese mail.

El domingo 18 de enero fue portada del diario Página 12 la entrevista que Noble le dio al periodista Raúl Kollman. [4]

 

 

Esa misma noche Nisman fue encontrado en el baño de su casa con un balazo en la sien. En su historial de navegación se comprobaría que la nota de Kollman fue una de las últimas cosas que leyó antes de morir. Otra lectura del fiscal antes de morir fue un artículo sobre la vida después de la muerte.

 

 

 

[1] https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/264718-71273-2015-01-25.html

[2] http://www.telam.com.ar/notas/201501/91984-canicoba-corral-nisman-escuchas-denucnia-contra-cristina-causa-amia.html

[3] http://www.telam.com.ar/notas/201501/91984-canicoba-corral-nisman-escuchas-denuncia-contra-cristina-causa-amia.html

[4] https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/264222-71187-2015-01-18.html

 

11 Comentarios
  1. Julián A. Alvarez dice

    Es evidente para cualquiera medianamente familiarizado con el dialecto judicial, que la “acusación” de Nisman carecía tanto de contenido y sustento como de estilo jurídico. En cambio, se nota la redacción típica de los “servicios” y se parece mucho a los borradores redactados para encarcelar a los Moyano.

  2. Lujan dice

    Graciana, como siempre, con la veracidad de datos fidedignos que la corpo de manera infame oculta y distorsiona las 24hs de cada día. Me permito aquí recomendar lo que en el mismo Cohete puede leerse del estimado Adrián Paenza.
    En los juegos de inteligencia que nos tiene saludablemente acostumbrados, él recomienda una película:
    “I como Ícaro” (Francia año 1979) donde el protagonista ,Yves Montand ,como fiscal se enfrenta a los jueces de la Corte Suprema acusándolos de haber impartido una “orden” que ellos niegan. Mientras él en la audiencia televisada en vivo con el periodismo presente les dice que tiene las pruebas en la carpeta en sus manos… En un momento determinado la cámara acerca su lente para que se pueda ver lo que dice ese “particular” papel… .Guión extraordinario extraído de ciertas realidades que afectan a la Justicia y al Estado de Derecho desde la tragedia del año 1994 hasta los muy difíciles días que hoy se atraviesan en el país.

  3. eduardo villanueva dice

    gracias graciana por la luz que nos brindas siempre

  4. Oscar Abudara Bini dice

    La Fiscal Fein probó que Nisman sacó doble juego de pasaje en diciembre. No seria verdad lo del regreso apurado. Con quién habló el fiscal en diciembre de su segundo viaje para hacer la denuncia en enero? Con nadie?

  5. Maria Ester Correa dice

    Excelente Graciana.

  6. Hernan dice

    Gracias Graciana una vez más por contar la verdad sobre lo sucedido! Un aporte sólido con pruebas y argumentos que desarma la infamia organizada por la alianza de poder judicial política mediática que sin dudas nos llevo al estado actual del país. En diciembre Laurita Alonso, P Bullrich y espero muchos que más actores responsables de la falacias que muy bien demostras den explicaciones ante la justicia

  7. Jose Murray dice

    El mail de Noble del 16/1/15 es de tal contundencia que no deja margen alguno para poner en duda la intencionalidad del gobierno argentino de ese entonces. Los que siguieron y siguen adelante con la acusación, de que había una intencionalidad de encubrimiento a los acusados Iranies, incurren en un acto de deshonestidad intelectual vergonzosa de enorme dimensión. Un juicio que no solo no tiene fundamentos, es mucho peor, todas las pruebas van en sentido inverso. Y en esta denigrante actitud están incluidos no solo jueces, fiscales y políticos que intervinieron en el caso en forma directa, sino lamentablemente muchos, muchísimos periodistas.

  8. cristina strifezza dice

    gracias …un placer leerte en estas épocas turbias

  9. Pablo Scolnick dice

    Informe extremadamente sesgado.
    El Memo estaba destinado a levantar las Notificaciones de Interpol y congraciarse con la República Islámica de Irán, régimen terrorista que arma y financia a Hezbollah. Ambos buscan la destrucción del país judío Israel.
    Por lo cual los bombazos no fueron contra ‘la Argentina’ sino contra el corazón de su Comunidad judía y la Embajada del único Estado Judío.

    En las escuchas aparecen también personajes SINIESTROS ligados a Hezbollah, como GALEB AHMAD MOUSSA, primo de Yussuff Khalil, y además padre y tío de extremistas islámicos, asiduos concurrentes de Al Tauhid, la mezquita de Floresta desde donde se amenazaba sistemáticamente de muerte al Fiscal Nisman.

  10. stella maris dice

    Extraordinaria !!Gracias por mostrar estas pruebas contundentes !!!El pueblo debe saber de que se trata.

  11. Gustavo dice

    Gracias!! Muchas Gracias Graciana, siempre es un gusto , que nos esclarezcan ….y aporten a que se conozca la verdad , los mafiosos van a terminar en la cárcel común, más temprano que tarde!!

Dejá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.